El running en números

Escoger un tipo de zapatilla u otro puede suponer también un menor o mayor gasto económico.  ¿Eres amante de la competición ? Probablemente tendrás que gastarte algo más de dinero (176,10€) si quieres una zapatilla específica para el día D y la hora H.

Las placas de carbono se han hecho muy protagonistas en este selecto grupo de modelos para competir, con lo que adivinamos que el coste de fabricación también será más alto y por lo tanto, el precio final que veremos en tienda en estas zapatillas será más alto que el del resto de zapatillas.

Parece que, según este informe, las zapatillas más vendidas por las marcas y las que mayor grupo de corredores debería de consumir son las llamadas de entrenamiento. Da la casualidad de que además, si las comparamos con los otros 4 grandes grupos de zapatillas que en ROADRUNNINGReview clasificamos según su tipología, son las que tienen un precio medio inferior (145,67€).

En esta categoría encontramos clásicos como Pegasus de Nike (120€), Cumulus de ASICS (140€) o Clifton de Hoka ONE ONE (140€), entre muchos otros.

Entre lo más intensivo (competición) y lo más popular (entrenamiento), tenemos dos categorías conocidas también por el gran público; las zapatillas mixtas (160€) y las zapatillas de entrenamiento rodador (154€).

Las primeras son las que tienen un uso polivalente para corredores más técnicos que precisen de una zapatilla más dinámica y ligera con la que competir y entrenar. Y las segundas, más pensadas para los entrenamientos largos a ritmos más controlados, son las "rodadoras", zapatillas más estructuradas, también más pesadas, que se orientan principalmente al corredor que busque confianza semanal en una sola zapatilla.

El precio medio (€) según la categoría de zapatilla

 

¿Cuál es el precio medio de las marcas de running?

Ser “premium” tiene un coste. Correr con la singularidad de On Running (173,28€) y sus clouds supone un desembolso económico extra para cualquier corredor que quiera experimentar una filosofía tan particular. La marca suiza sitúa todos sus modelos un escalón económico por encima de la competencia, cosa que les da prestigio y mucha, mucha singularidad.

Por su parte Nike (166,81€) mantiene su estatus gracias a que sus zapatillas de running son mundialmente conocidas, principalmente por dos motivos. Primero tenemos el gran rendimiento de su zapatilla estrella en competición, las Alphafly Next % (el modelo más caro de toda la lista con 299,99€)  y por el otro lado, porque su modelo de “entrenamiento” más conocido y popular, las Pegasus 37, tiene un precio tremendamente competitivo (120€).

Los americanos posicionan sus bólidos con carbono (Alphafly y Vaporfly) a un precio para muchos, desorbitado y lo cierto es que la mezcla entre lo más caro y lo más económicamente competitivo sitúa a Nike como la segunda marca con un precio medio más alto.

Brooks no se queda atrás, y meter una zapatilla que es competencia directa al carbono de Nike, le supone aumentar mucho el precio medio de sus productos (164,17€). Las nuevas Hyperion Elite 2 de Brooks (250€) suponen una gran inflación económica para la marca, pero también les permite competir y ofrecer una alternativa contra el efecto Nike y del carbono en general.

 

¿Quieres correr muy rápido? Probablemente gastarás más dinero

Esa es la conclusión a la que llegamos después de ver que los 10-12 primeros modelos más caros en la actualidad están pensados para la competición.

Nombres ilustres como Endorphin Pro (220€), FuelCell RC Elite (230€) o Metaracer de ASICS (200€) son los que conforman los puestos más altos de la lista. Llama la atención que de las 8 primeras zapatillas del ránking, 6 cuentan con la placa de fibra de carbono

 ¿Tiene esta un coste de fabricación mucho más elevado? Probablemente sí.

 

Zapatillas para pronadores las más pesadas del mercado

Añadir dobles densidades, piezas extras o simples refuerzos en el upper, hace que aumente el peso total de las zapatillas. Muchos de los modelos que incorporan sistemas de soporte o estabilidad, cuentan con materiales o dobles densidades para prevenir y corregir el ángulo de pronación del pie a medida que los kilómetros y la fatiga se apoderan de nuestro cuerpo.

La gran mayoría de estas, superan con creces la barrera de los 300 gramos (en talla de muestra), y todas ellas, o la inmensa mayoría van destinadas al runner más corpulento que necesita un extra de seguridad durante sus entrenamientos.

Las nuevas Hurricane 22 de Saucony (335gr), las On CloudAce (335gr) , las 361 Strata 4 (330gr) o las Structure 23 de Nike (330gr) son ejemplos de zapatillas que cuentan con dichas tecnologías para guiar la pisada del corredor.

 

Gastar menos de 100 euros, un sueño prácticamente inalcanzable

Exceptuando el posicionamiento de mercado de la marca española Joma, parece difícil encontrar una zapatilla de running de gama media alta por un precio inferior a los 100€ (exceptuando promociones y ofertas).

En este amplio abanico de zapatillas que conforman la “clase baja” del running, encontramos modelos como las ASICS Excite 7, las Arishi v3 de New balance o las Astrarun de Adidas. Todas ellas son zapatillas con las que cualquier deportista podrá utilizar en muchos tipos de actividad, pero que no se centran ni se destinan al corredor intensivo (o habitual) que empieza a interiorizar el running como forma de vida.

 

 

MODELO PRECIO
Joma Titanium 20 54.99 €
Joma R 4000 69.75 €
Joma SuperCross 5 79.95 €
ASICS Gel Excite 7 80.00 €
New Balance Fresh Foam Arishi v3 85.00 €

Skechers GOrun Horizon

90.00 €
New Balance 680v6 90.00 €
Skechers GOrun Pure 2 95.00 €
Adidas Supernova 99.95 €
Nike Zoom Winflo 7 99.99 €

Advertisement Advertisement
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Más información   Acepto