Las zapatillas de running más rápidas del momento

El carbono como elemento diferencial

Por suerte o por desgracia (para algunos), estamos metidos de lleno en una época en la que la innovación y la creación de nuevas tecnologías van unidas al running y más concretamente a las zapatillas de running.

El carbono es y será, al menos durante los próximos años, el elemento más diferencial que encontraremos entre las zapatillas de running y tanto es así, que parece que, si una marca no cuenta con uno o dos modelos con placa de fibra de carbono entre sus filas, se encuentra un paso por detrás de la competencia.

La placa de carbono y su efecto en carrera puede ser distinto según la zapatilla y sus perfiles, pero lo que parece evidente es que a nivel de retorno energético y efecto rebote, este elemento ha marcado un antes y un después dentro del sector.

Asics, New Balance, Nike o Hoka One One son algunas de las marcas de las cuales hemos tenido la oportunidad de probar sus modelos con placa de fibra de carbono y por primera vez, las enfrentamos y las ponemos cara a cara para compararlas y analizar para qué y para quién son cada una de ellas.

Asics Metaracer

De todas ellas, seguramente la más tradicional y conservadora estéticamente hablando. Las Metaracer de ASICS son el primer bólido con placa de fibra de carbono dentro de ASICS y la marca japonesa le ha querido dar un look de antaño.

Pero no os dejéis llevar por las apariencias. Menos de 200 gramos en un modelo que cuenta con una placa muy flexible y que a diferencia de las otras zapatillas, esta no ocupa la totalidad de la mediasuela sino que se dispone arras de su parte media y delantera.

Probablemente también sea una de las más técnicas, ya que con una entrada muy marcada en la zona media y delantera, busca la mayor eficiencia en carrera gracias a su tecnología Guidesole.

A nuestro parecer, un modelo para correr a ritmos inferiores de 3’45/km e ir fácil de piernas, con un cambio de ritmo tremendo y unas sensaciones de terreno mucho más marcadas que el resto de la competencia.

New Balance FuelCell TC

¿Es la más dócil de todas ellas? Pues siendo realistas, probablemente sí. Por sus acabados más protegidos tanto en la suela como en el upper, estas New Balance FuelCell TC pueden servir para muchos “mortales”, como zapatillas de entrenamiento y competición.

Pero ojo, con esto no queremos decir que un corredor que se plantee un maratón en 4 horas sean estas sus zapatillas ideales dentro de New Balance. 

Esta nueva incorporación dentro de la línea más rápida de New Balance, la FuelCell, ofrece un tacto tremendamente blando además de una suela que marca mucho la pisada con la zona de los metatarsos gracias a su amplitud y la especie de aleta lateral que sobre sale.

Las FuelCell TC te pueden servir para entrenar a ritmos constantes inferiores a 4’20/km durante un buen tiempo y además, gracias a su amplia dosis de amortiguación, permitirte competir en larga distancia sin poner demasiado impedimento.

Hoka One One Carbon X

Fueron las grandes competidoras contra el efecto Vaporfly y se ganaron el calor del corredor popular que buscaba carbono por primera vez. Las Hoka One One Carbon X son una magnífica opción si estás pensando en correr muy largo sin requerir además de una grandiosa técnica en carrera.

Evidentemente, habrá que tener piernas para conseguir dominarlas bien, pero sin duda es la opción, sino “la” opción, más estable del grupo que tienes en este reportaje.

Base ancha y otros detalles que dan la opción de ser calzadas por un amplio abanico de corredores que tiendan a entrenar muchos kilómetros semanales y que necesiten una zapatilla de running fácil de mover a ciertos ritmos y todavía más fiable si tus salidas son en línea recta y sin demasiados sobre saltos.

Nike Alphafly Next %

El último aterrizaje de Nike y uno de los más esperados. Las Alphafly Next % son una especie de extraterrestre llegado del espacio con la tecnología más avanzada.

Nike lanza al mercado el modelo probablemente más caro de la historia para la práctica del running y con el tiempo tendrá que convencer y hacerse valer por si misma.

La durabilidad puede ser una pega dependiendo por donde metas los “air pods” y la suela de estas zapatillas. El upper fabricado en el nuevo Atomknit es de los que cuesta meter el pie por primera vez debido al poco espacio que ofrece la bocana de la zapatilla, y además la poca sujeción puede pasarle una mala jugada a según quien.

Las Alphafly Next % son unas zapatillas con carácter de competición. Solo para el día de carrera, esta zapatilla no es para entrenar a menos que el día sea tremendamente intenso y debas correr a ritmos inferiores a 3’55/km.

Hoka One One Evo Carbon Rocket

¿Piensas en correr cortas distancias a ritmos explosivos? Las Hoka One One Evo Carbon Rocket son una de esas zapatillas con las que la técnica del corredor y su pisada pueden ser la clave para lograr los objetivos de cada uno.

Drop bajo con las características más importantes de la marca “maximalista”.  Sin contar con los super perfiles, esta zapatilla son estrictas por y para un tipo de uso y rendimiento.

La verdad es que además de sorprender por la estabilidad que generan, las Carbon Rocket transmiten una sensación de terreno muy particular. Su peso les puede jugar una pequeña contra respecto sus competidoras directas, pero sin duda estamos ante una opción rápida y amortiguada para el día de la competición.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Más información   Acepto