Las mejores zapatillas de running con soporte de 2020

La elección de tus zapatillas para la práctica del running es fundamental. Como algunos sabréis existen principalmente dos tipos de zapatilla según la pisada del corredor.

Entender la manera como se mueve y entra tu pie durante la carrera te ayudará a encontrar la zapatilla adecuada a tus necesidades.

De manera muy resumida, tenemos actualmente en el mercado zapatillas neutras y zapatillas con sistema de soporte y estabilidad. Estas últimas se asocian a corredores que sufren de pronación diagnosticada o bien corredores neutros que tienden a hacer muchos kilómetros semanalmente y que la fatiga del propio cuerpo les obliga a rotar el pie hacia el interior durante la fase de transición en la pisada de una forma más pronunciada.

Precisamente en este artículo hablaremos de las mejores zapatillas para correr son soporte. Distintos modelos diseñados para corregir la pisada mediante tecnologías o elementos que mejoren la corrección de la cara interna del pie, justamente en el punto o zona donde el pie gira de forma más acentuada durante la carrera.

ASICS Gel Kayano 27

Hablar de zapatillas de running para pronadores o zapatillas con soporte no tendría sentido sin nombrarlas. Las ASICS Gel Kayano llegan a su versión 27 para seguir ampliando la saga más mítica de los japoneses.

Repletas de protecciones, como nos tienen siempre acostumbrados, estas zapatillas son la opción más estable dentro de la marca a pesar de contar con un modelo todavía más “armario” como son las GT 4000.

Pero atentos porque las Kayano ya no son lo que eran antes. Su versión 26 nos demostró que el cambio hacia una zapatilla más dinámica y flexible era posible y en esta nueva versión todo apunta a que siguen el mismo camino.

Con uno de los talones más estables y sólidos del mercado, estas Kayano mantienen el heel counter (protección talonar) y el gel visibles para ofrecer seguridad en cualquier sesión de distancia que tengas planificada durante tu semana de entrenamiento.

Mizuno Wave Horizon 4

Mediante el juego de densidades y la disposición del nuevo X-Pop, Mizuno ha intentado dar el soporte necesario sin meter elementos intrusivos en su modelo con más amortiguación.

Las Wave Horizon 4 dejan de lado la placa de Wave y juegan con un material mucho más adaptable y suave en carrera, el Foam Wave.

La zapatilla con el soporte más marcado entre el catálogo japonés es candidata para corredores principalmente de pesos superiores a los 75kg. Base muy amplia en la que incluso algún supinador (otro tipo de pisada), podría tener cabida en sus pies para sentir el tacto del nuevo material que incorpora esta zapatilla en su mediasuela.

Para ir todavía más seguros, la zapatilla cuenta además con unos refuerzos y acolchados en el collar tremendamente marcados. Poca altura en el tobillo, pero mucha sujeción para evitar que cualquier corredor con o sin técnica sufra durante la pisada.

Altra Provision 4

No podíamos olvidarnos de la marca más representativa del natural running. Altra nos trae sus Provision 4, unas zapatillas que, a pesar de contar con distintas tecnologías para la mejora de la estabilidad, no se olvida de ofrecer la pisada más natural posible.

A nosotros nos fascinó que, incluso contando con dos elementos de soporte visibles exteriormente, una vez en carrera no los percibimos demasiado marcados. Los guide rails y el nuevo sistema innovarch (patentados por la marca), permiten que, a diferencia de los demás modelos que te mostramos en este reportaje, puedas “ajustar” de manera personalizada el nivel de sujeción en la zona del arco plantar.

Por cierto, otra de las cosas que muchos pedís en zapatillas de running es amplitud en la zona de los dedos. La horma de estas Altra Provision 4 es bastante espaciosa, con lo que podrás mover los dedos de forma libre y sin ninguna limitación.

Si quieres un primer paso “guiado” en esto del natural running y no quieres sufrir en exceso, esta es una de las zapatillas de running que mejor pueden irte si quieres empezar con ello.

New Balance Fresh Foam Vongo v4

Quizá han perdido un poco de pistón a nivel de reconocimiento popular, pero las Vongo y el Fresh Foam siempre se encuentran en primera fila. Estas zapatillas son ciertamente robustas pero unas excelentes compañeras para rodajes suaves que no impliquen demasiada técnica.

Las Vongo v4 cuentan con un Fresh Foam más firme de lo que inicialmente creíamos pero que se encarga de dar la estabilidad necesaria. ¿Por qué lo decimos? Básicamente por que esta zapatilla no cuenta con ningún plástico o densidad firme en su cara interna que corrija la pisada del pronador.

Este modelo de la colección Fresh Foam juega con las formas geométricas y los hexágonos para soportar el peso del corredor hacia el interior y ser capaz de guiar el pie a pesar de tener unos perfiles tirando a “maximalistas”.

Opción a tener en cuenta si eres un corredor popular con peso superior a los 80kg y necesite una zapatilla tanto para entrenar en días de diario como para competir en carreras de media o larga distancia.

Hoka One One Arahi 4

Seguro que todos conocéis a las Clifton de Hoka One One. Pues bien, su hermana estable son estas Arahi 4 y las incluimos aquí ya que son la opción probablemente más dinámica con soporte de todas las que aparecen en el listado.

Mediante una doble densidad llamada J-Frame que contornea gran parte de la media suela, las Hoka One One Arahi 4 buscan facilitar rápidamente la transición del pie durante la carrera.

Esta zapatilla te puede servir si quieres un valor seguro para la media y larga distancia, pero además, un valor que te permita por qué no, realizar entrenamientos más intensos como podrían ser series largas.

Ten en cuenta que su peso (es la más ligera de todas), y su geometría te permitirán correr, tal y como hicimos el pasado año, un medio maratón a ritmos medios por debajo de 4’30/km.

 

Nike React Infinity Run

Estas zapatillas Nike de running son de las que no debes dejarte llevar por la primera impresión. Al principio pueden llegar incluso a ser molestas, pero tranquilo, dales unas semanas de prueba y verás que la cosa vuelve a la normalidad.

Muchos estáis en contra de piezas de este estilo y la verdad es que nosotros estamos bastante de acuerdo con vosotros. Las Nike React nos gustaron más en su opción “neutra” mientras que estas Infinity nos han parecido por lo general, cómodas en muchas situaciones, pero quizá no tanto en muchas otras.

Ahora es cuando os preguntaréis… ¿En cuáles no? Pues resumidamente no nos encajaron muy bien por el fit de su upper en días más rápidos ni tampoco su sistema de estabilidad que es precisamente del punto básico que tratamos en este reportaje.

Las React Infinity son las candidatas con soporte dentro de Nike para corredores de peso medio, alguno elevado, que busque el tacto agradable de la tecnología react, pero esta vez de un modo más controlado y estable.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Más información   Acepto