CARBON X 3

HOKA ONE ONE

DATOS TÉCNICOS

  • Peso (Mujer / Hombre) 188 / 222 g
  • Precio 180,00 €
  • Drop 5 mm
  • Distancias Largas
  • Peso corredor Medio (66 kgs - 79 kgs)  /  Elevado (>80 kgs)
  • Ritmo 3'45"/km - 4'30''/km

GALERÍA


CONCLUSIONES

Pros y contras

"Solventes y muy estables en distancias medias y largas"

Pros:

1 - La plataforma amplia en medio y retro pie mejoran la estabilidad del pie en carrera.

2 - Seguramente la alternativa con carbono más dócil de todas las que existen actualmente.

3 - La suela a pesar de no contar con caucho añadido, es segura y tiene una más que correcta tracción en diferentes superficies.

4 - La geometría de su mediasuela favorecen y mucho una pisada fluida y "fácil" para poder acumular kilómetros de manera solvente.

5 - Se mueve de forma bastante coherente a ritmos no tan rápidos.


Contras:

1 - Sensible movimiento en la zona del collar venido de la "complicada" sujeción.

2 - Ha aumentado unos gramos respecto su versión anterior.

3 - No es la opción ni mucho menos más reactiva o dinámica de las zapatillas que se encuentran dentro de su sector de competición.
 

Conclusiones

"Una zapatilla que en sus inicios nació para contrarrestar el efecto Nike"

¿De verdad es (tal y como dicen) la zapatilla más estable y segura de las que existen con placa de fibra de carbono? -Esta pregunta nos la habéis hecho muchísimas veces-.

La Hoka Carbon X3 se caracteriza por ser una zapatilla de competición que, a diferencia de muchas de sus competidoras, no requiere estrictamente una pisada tan depurada, un corredor muy concreto o incluso (aunque hay matices) una superficie específica.

La Carbon X3 de Hoka es la tercera generación de un modelo que, por encima de todo, destaca por su solvencia y seguridad en distancias largas.

Si alguno recuerda bien, este fue, en el momento de su primer lanzamiento, el considerado modelo competencia directa al efecto Varpofly. Todos las comparábamos porque ninguno sabíamos por aquel entonces, todo lo que la industria avanzaría en los años siguientes. La verdad, y ahora que ya han pasado prácticamente 3 años, la Carbon X3 y la Vaporfly Next% 2 no se asemejan en prácticamente nada, lo único, es que ambas comparten el dichoso carbono entre su mediasuela.

Volviendo a lo que es esta zapatilla de Hoka, estamos ante un modelo amplio de base con un efecto balancín muy pronunciado que facilita y mucho, la transición del pie en carrera cuando los ritmos que coges son constantes y moderados. Quizá no es la que aporte ese efecto energético o catapulta tan notable de primeras, pero lo que si es cierto es que por su buen hacer en según qué situaciones, son unas zapatillas que corredores incluso de peso más elevado, podrán compaginar durante entrenamientos de volumen y competiciones de larga distancia.


REVIEW

Tipo de corredor

"El upper cuenta por primera vez con un tejido Knit menos adaptable en carrera"

Tipo de corredor

"El upper cuenta por primera vez con un tejido Knit menos adaptable en carrera"

¿Te parece que la estrenemos durante un entrenamiento de calidad a ritmo de maratón? Dicho y hecho.

Nos las atamos, damos unos saltitos de calentamiento para notar primeras impresiones y arrancamos. Lo primero y más notorio sin duda alguna, la base ancha y la sensación del efecto barca (balancín) muy pronunciado.

Aunque de primeras puede parecer aparatoso e incluso voluminoso, hay que reconocer que a medida que adaptas el ritmo y la pisada a esta zapatilla de Hoka, la cosa se va poniendo interesante.

Claramente, aunque podrías llegar a servir, no sería la zapatilla que nos pondríamos para una competición corta o para un entrenamiento de mayor intensidad en la que los cambios de ritmo son intermitentes y probablemente nos terminaríamos decantando por algo más ligero y ágil.  Creemos que dentro de Hoka mismo, la Rocket X se defiende muchísimo mejor.

Pero volvamos al entrenamiento. Encaramos la línea recta del paseo marítimo y es justamente aquí donde tenemos que acumular más del 80% de los kilómetros del entrenamiento.

La espuma ProFly X de la Carbon X3, aunque en la web dice que es algo distinta respecto la de la Carbon X2, nosotros la percibimos prácticamente idéntica a la de su antecesora. Un tacto denso que estabiliza el pie perfectamente y que durante toda la transición del pie actúa de un modo fluido y “fácil”. El efecto o tecnología Metarocker que Hoka utiliza, permiten que, entrando de medio pie, incluso algo de retro pie, tengamos un “feeling” agradable y eficiente.

Van sucediendo los kilómetros y todo parece en el mismo sitio del que arrancamos. Parece que la Hoka Carbon X3 tiene poco margen de error si tu idea es acumular kilómetros a ritmos medios (no tan altos quizá como con Vaporfly, Endorphin Pro, etc) y no soltarlos ni, aunque te quemen los pies.

La Carbon X3 es un modelo fantástico para corredores que quieran por qué no su primer modelo con carbono y probar básicamente su rendimiento o bien, corredores un poco más experimentados que necesiten de un modelo algo más agradecido y seguro para las peores tiradas domingueras.

Ritmos

"Si cojes un ritmo moderado y no lo dejas ir, es una zapatilla perfecta"

Ritmos

"Si cojes un ritmo moderado y no lo dejas ir, es una zapatilla perfecta"

El único cambio que podrás notar, si has tenido la oportunidad de probar su anterior versión, será el que hay en el upper.

Por primera vez, el Knit se interpone al mesh en el upper de una Carbon X y a nuestra opinión, mejora según que zonas de ajuste, pero en líneas generales, empeora su fit.

La transpirabilidad no se ve demasiado afectada, ya que este Knit cuenta con varios paneles o ventanitas curiosamente repartidas por todo el tejido que favorecen la expulsión de la humedad también en días de verano.

La lengüeta y su estructura dan un pasito atrás a nivel de sujeción y comodidad. El ajuste tipo botín hace que la lengüeta vaya unida completamente al upper y que este sea un argumento de peso a tener en cuenta para comprar o no la Carbon X3 de Hoka.

Nosotros hemos tenido que jugar varias veces con ella para encontrarle el punto. Al inicio notábamos los cordones en exceso ya que su protección era escasa, así que tuvimos que aflojarlos un poco. La altura de esta tampoco es demasiado alta, lo que te obligará a dar importancia a la manera como te ates la zapatilla y sus cordones. Atento porque esta construcción mono botín imposibilita que haya un pasador más para los cordones en la zona alta que mejore así la sujeción…

Una vez dentro si que es cierto que problemas los justos. Por cierto, puede que te cueste meter el pie e incluso, si eres de empeine ancho, te sea verdaderamente dificultoso, con lo cual, paciencia. Una vez metido el pie, puede que encuentres demasiado espacio en la zona de los dedos…

En carrera el rendimiento es muy correcto. El corte que atraviesa la zona delantera diferencia el formato en el cual se ha configurado este upper. La zona interior cuenta con más rigidez para evitar que el pie se nos mueva y se tire hacia el interior. La cara externa, ha sido confeccionada con un tejido más flexible y aunque no es elástico, aporta un punto extra de comodidad.

Personalmente nos han gustado sus características y rendimiento en días o entrenos de volumen. Días en los que los ritmos pueden ser más o menos altos, pero aquellos en los que simplemente la zapatilla se siente cómoda y parece dejarse querer a pesar de que vaya pasando el tiempo y la distancia.

En entrenamientos de larga duración, o cualquiera de aquellos que puedan superar la barrera de los los 15-20km notarás que el pie queda recogido y aunque se vaya hinchando, no habrá zonas de presión que molesten. Quizá su material le sume gramos al modelo, pero como antes os comentamos en el anterior apartado, no creemos que la Carbon X3 de Hoka sea la opción para aquellos runners que prioricen la agilidad o la explosividad de días más específicos.

Distancias

"Zapatilla preparada para afrontar las carreras de mayores distancias"

Distancias

"Zapatilla preparada para afrontar las carreras de mayores distancias"

Seguramente los maratones o los ultramaratones (si señores, también existen) son las distancias en las que mejor se puede llegar a manejar la Hoka Carbon X3.

La zapatilla está más que protegida gracias al compuesto ProFly X y junto al uso del carbono y la placa entre toda su mediasuela, logran un efecto cíclico con el que parece relativamente fácil correr con ellas durante las peores distancias.

Si vienes de haber probado muchas de las otras super zapatillas del mercado, puede que la inestabilidad sea el punto a mejorar en líneas generales, pero en esta Carbon X3, la pisada es más segura y estable gracias a la amplitud de su plataforma tanto en la zona media como en la zona trasera.

La suela, que mantiene prácticamente el mismo dibujo y materiales que los empleados en la Carbon X2, transmite también relativa seguridad en giros laterales e incluso en pavimentos menos compactos que el asfalto.

El EVA se encuentra expuesto por toda la suela ya que no existe una goma extra en él. Este EVA  ha sido tratado específicamente para que tenga un tacto sensiblemente más suave sin que le penalice la durabilidad en exceso.

Esto promueve, aunque mínimamente, la sensación del terreno y liberación de algunos gramos. Tampoco te recomendamos usarla día si día también ya que podría verse afectada su durabilidad y rendimiento. Nosotros llevamos más de 100-120km con ellas y empezamos a ver el desgaste de algunas de sus líneas en la parte central de los metatarsos.

COMPARADOR

Vs.

Autor: Carles Nebot

ROADRUNNINGReview