BONDI 8

HOKA

DATOS TÉCNICOS

  • Peso (Mujer / Hombre) 252 / 303 g
  • Precio 160,00 €
  • Drop 4 mm
  • Distancias Largas
  • Peso corredor Elevado (>80 kgs)
  • Ritmo >5'15"

GALERÍA


CONCLUSIONES

Pros y contras

"Sobrada de amortiguación, comodidad y estabilidad "

Pros:

1 - Buen balance de pesos entre la zona delantera y trasera de la zapatilla a pesar de los 4mm de drop. Todo y ser una zapatilla aparatosa, no se percibe ningún desequilibrio entre ambas partes.

2 - La nueva geometría de la zapatilla facilita el despegue durante la fase de transición sobretodo en entrenamientos de carrera continua.

3 - Excelente zapatilla para andar diariamente.

4 - A pesar de ser algo estrecho, el upper es cómodo y tiene un tacto interior verdaderamente agradable.

5 - La suela funciona bien y se adapta a todas las superficies, incluso zonas de grava o terrenos pisteros


Contras:

1 - Zona del arco plantar muy marcada

2 - Material en el upper denso y en según que época del año, caluroso.

3 - Horma bastante estrecha. Seguramente no sería un problema si fuera una zapatilla de otras características más "performance"

4 - La espuma utilizada no es tan agradable o blanda como uno puede esperar cuando se imagina la Hoka Bondi.

Conclusiones

"El maximalismo queda perfectamente definido con esta zapatilla de Hoka"

¿Alguna vez has corrido con una zapatilla de tales características? La Hoka Bondi 8 es, para los que no seáis expertos en zapatillas de running,  el modelo del mercado que mejor define la palabra maximalismo.

Perfiles altos repletos de espuma y material para absorber el impacto de cualquier corredor…¡Incluso aquel más pesado! La Hoka Bondi 8 se postula como una de las zapatillas más amortiguadas sino la más, de las consideradas como rodadoras diarias.

La Bondi de Hoka es la clara opción para corredores que simplemente busquen una compañera de fatigas durante sus salidas diarias. Salidas que forzosamente no tienen por qué ser rápidas, y es que esta zapatilla es de esas aparatosas y robustas que no se prestan demasiado a apretar el acelerador.

Como a nosotros nos gusta decir, la Bondi es de esas zapatillas crucero. El uso que nosotros le hemos dado y el que consideramos como el ideal, ha sido en aquellas salidas fáciles a ritmos suaves durante distancias de cualquier tipo, aunque evidentemente donde más lucirá será en aquellas más largas.

Da igual donde pises, da igual que haya piedrecitas, que haya adoquines, que haya gravilla… Esta es de esas zapatillas que consume todo lo que le metas por delante.

La sensación al correr con la Bondi 8 es lo más parecido a ir subido a una especie de tractor capaz de meterse por sitios donde no imaginabas, pero con la gran diferencia de que aquí, la comodidad y la seguridad están garantizados.


REVIEW

Tipo de corredor

"Zapatilla preparada para afrontar los entrenamientos de los corredores más corpulentos"

Tipo de corredor

"Zapatilla preparada para afrontar los entrenamientos de los corredores más corpulentos"

Esta es de esas zapatillas que por lo menos de primeras, desprenden confort y suavidad desde que las ves. Un nuevo y reconstruido upper (sin extra termosellados) , una nueva y reformulada espuma EVA que según nos dicen desde la marca,  será sensiblemente más agradable y sobre todo y lo más importante, más ligera.

Aquí pocos van a encontrarle pegas (siempre que le demos el uso correcto a la zapatilla) a la Bondi 8 y sepamos cuando es el momento exacto para ser utilizada.

Este hecho es gracias también a una base ancha y generosa que transmite seguridad y sobre todo estabilidad en la zona delantera del pie y que al mismo tiempo, abre las puertas a prácticamente todos los corredores. Hemos corrido sobre superficies muy dispares, incluso calles en las que el asfalto parecía medio caerse, pero la verdad, tuvimos siempre la sensación de ir seguros y “guiados”.

Una cosa que, si deberás tener en cuenta, además de que la zapatilla no está pensada para ir rápido, es la geometría o estructura en la zona del arco. Parece que hasta la cuarta o quinta salida no nos hicimos a la Bondi 8… ¡Qué arco tan marcado!

Si la comparamos con la Bondi 7, vemos como Hoka ha hecho algunos recortes en esa zona concreta del arco para facilitar el movimiento de transición talón puntera y tener una zapatilla más corredera. Puede parecer que la sensación sea de mayor fluidez durante el ciclo de la pisada, pero cierto es también, y tenemos que reconocerlo, que al principio nos llegó incluso a incomodar… Este detalle puede que lo notéis todavía más los corredores con el arco plano o aquellos con problemas de amplitud en el pie.

Si hablamos de amortiguación, la Bondi 8 ha sido revestida con una espuma sensiblemente más blanda que la de su anterior versión pero que honestamente, no es tan blanda como inicialmente esperábamos. Para que nos entendáis, la espuma de la Clifton 8 por ejemplo, es mucho más blanda y a nuestro punto de vista, más agradable.

En carrera la Bondi 8 es una zapatilla cómoda para acumular kilómetros sin impedimentos, pero nos quedamos con la impresión de que el corredor más corpulento será el que mejor contento salga con ella. Y, ¿Por qué creéis esto?

Pues bien, es algo muy personal, pero nosotros que estamos alrededor de los 70-75kg apenas notamos la compresión de la espuma durante la carrera, dándonos incluso la sensación de ser algo durilla a ritmos suaves o incluso andando. Creemos que un corredor, por ejemplo, de más de 80kg (sin límite hacia arriba) comprimirá más el EVA de la mediasuela y como consecuencia, la percepción de suavidad durante la fase de amortiguación se verá acentuada.

Pero curiosamente, cuando íbamos a un ritmo algo más vivo, ni mucho menos ritmo de competición ni nada por el estilo, encontramos la Bondi 8 mucho más agradable y dócil en general. Esto puede ser percepción de cada uno, claro está, pero nosotros queremos contaros nuestra experiencia con ella durante nuestra prueba.

De hecho, como norma general, la Bondi siempre ha ido asociada al corredor más corpulento, incluso aquel de más de 90 kilos, mientras que la Clifton, ha sido desde siempre el arma de entrenamiento total para aquel runner de peso intermedio.

Ritmos

"Zapatilla de esas crucero con la que coger un ritmo controlado y no soltarlo durante un buen tiempo"

Ritmos

"Zapatilla de esas crucero con la que coger un ritmo controlado y no soltarlo durante un buen tiempo"

El feeling que transmite una Hoka Bondi, da igual la versión que sea, es de esos infalibles. Plataforma amplia, un upper sobrado de confort y evidentemente, la sensación de ir montado sobre una especie de transatlántico.

Si buscas o quieres una Bondi, es porque sabes cual puede ser su uso potencial. Esta zapatilla está pensada para rodar largo no, lo siguiente.

Además, notarás desde la primera salida que no es una zapatilla pensada para ir excesivamente rápido. Si nos centramos en dos de las salidas más largas que hicimos con ellas, podemos concluir que esta es de esas zapatillas con las que superas los 15-20 kilómetros, y la sensación de estabilidad y seguridad sigue siendo la misma que al inicio del entreno.

¿Zapatilla para recuperación? Quizá también puede ser buena alternativa, aunque el tacto no sea tan mullido y blando como el de, por ejemplo, la Invincible FK 2 de Nike.

En lo que si aprueba con un sobre saliente es en estabilidad y sensación de ir perfectamente asegurado. El upper además es uno de los contribuyentes a ese feeling tan y tan personal.

Una malla mesh muchísimo más cuidada que Hoka ha implantado en esta octava versión y que elimina materiales sobrantes y refuerzos termosellados a lo largo de su perímetro.

La parte delantera cuenta con una malla mesh densa, pero mucho más flexible que en cierta medida, nos permite mover bastante los dedos en su interior. Por su parte, el talón y la zona del tobillo cuenta con un acolchado bastante generoso, pero bien remachado que la verdad, evita en todo momento que el pie baile o se nos mueva.

Lo que si debemos apuntar es la impresión de contar con una horma algo estrecha. Tanto es así que, si hacemos un plano vertical, veremos como la mediasuela sobresale por los laterales del upper creando una especie de salientes. Digamos que Hoka ha aumentado el perímetro de la plataforma, pero ha mantenido la amplitud del upper, lo que genera una sensación de estrechez importante más todavía si lo comparamos con el ancho de la plataforma.

Si bien en este punto la comodidad del pie sale bastante reforzada, la transpirabilidad de la malla no lo sale tanto. En algún que otro día caluroso, el refuerzo y los acolchados del tobillo se hacen notar bastante limitando el paso del aire transmitiendo sensación de sofoco. No es que seamos fans del minimalismo ni mucho menos, pero consideramos que en esta Bondi 8 hay quizá demasiado material… Pero de lo contrario, estamos convencidos de que en épocas de invierno primavera no existirá ese problema.

Distancias

"Podrás afrontar distancias de todo tipo, incluso aquellas más largas"

Distancias

"Podrás afrontar distancias de todo tipo, incluso aquellas más largas"

Esta zapatilla es de las que va sobrada de todo. Sobrada de amortiguación, sobrada de comodidad, sobrada de estabilidad… Vamos, que estamos ante una zapatilla de esas para tirar largo sin mirar ni siquiera la distancia que llevamos encima.

La Bondi 8 es una zapatilla de cualquier distancia. Si eres alguien corpulento y la quieres para un 10k, a ritmo fácil, bienvenido seas. Si eres un corredor de peso intermedio y te estás planteando un maratón por ejemplo por encima de las 4 horas, la Bondi puede ser también una estupenda candidata.

Siempre que no busquen rendimiento ni performance en días especiales, la Bondi 8 de Hoka es una de esas zapatillas que rinden bien.

Al principio son un poco ladrillo, pero a medida que les coges el gustillo parece que la espuma va “rompiendo” y la sintonía con la zapatilla gana enteros. Ahora ya han pasado más de 90 km desde que las estrenamos y os prometemos que las sensaciones son totalmente diferentes a las que teníamos los primeros días.

La zapatilla en sí no tiene demasiada flexibilidad, pero es curioso porque la suela utiliza varios surcos en la zona delantera de la goma. La Bondi 8 juega con sus formas pronunciadas y encorvadas tanto en el talón como en la puntera para generar una transición agradable y controlada. Esto es lo que la marca llama tecnología Metarocker, y la verdad es que en carrera continua en terreno llano o en bajadas muy pronunciadas es un efecto muy palpable.  

En los metatarsos, el rocker elevado hace que, durante la fase de despegue, la zapatilla en sí no se perciba como un lastre. Prueba de rodar largo cogiendo un ritmo sostenido y notarás perfectamente esas sensaciones.

Finalmente, y llegando hasta la parte más en contacto con el terreno que es precisamente la suela, queremos hacer referencia a su buen hacer en prácticamente todos los sitios por los que hemos corrido.

La goma parece estar intacta y de hecho, no observamos apenas magulladuras en su perímetro. Las únicas magulladuras que vemos en la zapatilla las tenemos en la espuma, donde la compresión del material se va viendo afectada con el tiempo.

A diferencia de la mayoría de los modelos Hoka, la Bondi 8 cuenta con bastante protección en sus bajos. Por un lado, eso le suma peso a la zapatilla pero por el otro, le asegura más durabilidad y sobre todo mejor tracción en terrenos menos fáciles. No decimos ni mucho menos que esta sea una zapatilla específica para Trail running, pero sí que nosotros le hemos dado uso por la zona del Tibidabo aquí en Barcelona donde el suelo es grava y piedra suelta y la verdad, no hemos tenido ni un solo susto.

COMPARADOR

Vs.

Autor: Carles Nebot

ROADRUNNINGReview