Las zapatillas, cada vez más minimalistas

Las zapatillas, cada vez más minimalistas

 El running en constante cambio

Es evidente que durante las últimas décadas ha habido una gran evolución en relación con las tecnologías y materiales con los que las marcas de running dotan a sus zapatillas. Si echamos la vista atrás, veremos modelos  más evolucionados y mejorados, dotados de materiales cada vez más perfeccionados y dónde el fin común de todos ellos es, ayudar y favorecer la carrera del corredor. No hace falta remontarse históricamente a los 90 para darse cuenta de que estamos en un sector latente y en el que, el paso de un año a otro puede suponer un gran cambio en cuanto a materiales y tecnologías de cada uno de los modelos. Las marcas apuestan por principalmente, la reducción de peso. Los modelos topes de amortiguación ya no son aquellos pequeños tanques andantes dónde correr con ellos podía suponer un extra de carga durante las distancias más largas. Actualmente los materiales son más ligeros y parece que el minimalismo, la extinción de materiales extra, evitar costuras y eliminar placas plásticas son un claro guiño al futuro más próximo de nuestras zapatillas.

 

Los Uppers

 

Asics Gel Nimbus 21
New Balance 1080v9

 

 

 

 

 

 

         New Balance Fresh Foam Zante Pursuit, zero costuras                 New Balance Fresh Foam Zante v1, costuras y protecciones   

 

Más ligeros, más transpirables por lo general, y en muchos casos optando por nuevos materiales cómo el Knit (mucho más elástico y sensación de confort) e incluso el engineered Knit, lo último que hemos podido ver hasta el momento. Lo curioso no son los materiales en sí con los cuales se conforma a las zapatillas, sino que la eliminación de piezas laterales y costuras se está prácticamente eliminando del todo. Ya sea en el modelo que sea, vemos que las piezas exteriores tipo “esqueleto” que conformaban la estructura de la zapatilla en la parte media del pie, se han quitado para dar continuidad a los uppers con la menor cantidad de piezas posibles.

 

Asics Gel Nimbus 21
New Balance 1080v9

 

 

 

 

 

 

 

              Hoka One One Mach 2, upper muy simple y reducido                 Hoka One One Mach, upper más tupido (estructura)

 

Esto es sin duda uno de los grandes elementos que favorecen a la disminución del peso pero también, a la eliminación de posibles costuras o juntas de piezas que puedan provocar una fricción o incomodidad al corredor durante sus entrenamientos. ¿Es una clave de márquetin y venta? Upper limpios para actualizar los modelos a la sociedad actual. Rediseños mucho más limpios que hacen de los uppers, una de las piezas más “minimal” de las zapatillas running.

 

Compuestos de la mediasuela

 

Parece que la palabra ligereza se ha impuesto en el aspecto probablemente, más importante de una zapatilla de running. La amortiguación tiende a ser más blanda y a la vez intenta transmitir mejores sensaciones de impacto y suavidad al corredor. Pero ahora, aparte de generar mayor comodidad para el corredor, también lo que se busca es, por una parte, mayor reactividad y por la otra, un compuesto más duradero. Es el caso reciente del Boost, que nacido ya hace unos 7 años, de la mano de Adidas, fue el primer claro ejemplo de material más ligero y de mayor comodidad. A la moda se han unido otras marcas cómo Saucony con el Everun, Reebok con el Floatride Energy, o la más reciente Skechers con el flamante Hyperburst.

 

Asics Gel Nimbus 21
New Balance 1080v9

 

 

 

 

 

 

          Saucony Triumph ISO 5 con el Everun expuesto                         Saucony Triumph ISO 3, el Everun se encuentra encapsulado

 

Las marcas que siguen apostando por compuestos y materiales derivados del EVA, van adaptando sus modelos para incrementar la disminución del peso. El caso de ASICS por ejemplo, utilizan el ya conocido FlyteFoam Lyte en los modelos más premium, que, a parte de ser más amortiguado, es mucho más ligero que la EVA convencional. En el caso de New Balance se sigue apostando por el ya conocido Fresh Foam, jugando con los hexágonos de distintas densidades y formas, tiene el confort cómo eje primordial. Pero, por otra parte, el juego de alturas y tamaños de estas figuras geométricas, evita la incorporación de elementos con soporte adicionales.

 

Asics Gel Nimbus 21
New Balance 1080v9

 

 

 

 

 

 

 

          ASICS GEL NIMBUS 21, Flyte Foam Lite en amarillo               ASICS GEL NIMBUS 17, espuma EVA Solyte en blanco

 

Modelos con soporte

 

Aquí hay los que creen y los que no. Marcas dónde no quieren saber nada de materiales extras para corregir la pronación porque básicamente, no creen en ello, y otras que siguen optando por algún elemento, por pequeño que sea, que genera un extra de soporte en la parte interna de la zapatilla. New Balance y Hoka One One optan por jugar con distintas alturas y densidades del EVA en sus mediasuelas para dar un soporte no tan intrusivo y a la vez, generar mayor fluidez y dinamismo en el movimiento.

 

Asics Gel Nimbus 21
New Balance 1080v9

 

 

 

 

 

 

 

          Hoka One One Arahi 3, J-Frame en color azul                            New Balance Fresh Foam Vongo v3, geometrias en cara interna

 

Hay quien si que cree en el soporte. ASICS por ejemplo, y ya van muchos años (ni nos acordamos) que trabajan con el conocidísimo “Dynamic Duomax”. Un soporte que ha evolucionado muchísimo con el paso de los años. Aún recordamos las primeras ASICS GEL KAYANO y su pieza plástica de la cara interna que generaba peso y poca fluidez. Ahora éste Dynamic Duomax es más dinámico que nunca. Más dinámico, no tan plástico y que juega con la densidad del EVA cómo en el caso de las ASICS GT 4000.

 

Asics Gel Nimbus 21
New Balance 1080v9

 

 

 

 

 

 

 

           ASICS GT 4000, DuoMax indivisible                                                 ASICS GT 2000 4, placa interna DuoMax

 

Lo que está claro es que antes identificábamos rápidamente si una zapatilla era “pronadora” o no observando si la parte interior estaba pintada de gris (generalmente) y tenia un tacto mucho más duro. En la actualidad cuesta encontrar en muchos casos las diferencias, y es que mucho corredor de pisada neutra por este tipo de zapatillas ya que les generan un extra de apoyo en las distancias largas y además no suponen un extra de peso ni un obstáculo den la pisada.

 

Suelas

 

El agarre, la tracción y el grip depende de esta pieza tan significativa de una zapatilla. La parte dónde se descubre y se pone a prueba la durabilidad a la mayoría de modelos. Pues parece que las marcas están optando por extinguir cauchos extras, y es que, si nos fijamos en los últimos modelos, comprobaremos que la amortiguación empieza desde la suela. ¿Qué significa eso? ¡Pues que las suelas no llevan un caucho extra para proteger de la posible abrasión y el desgaste! Muchos os preguntareis como lo hacen… lo que se pretende es que el corredor encuentre el punto de amortiguación desde el primer impacto, sin que haya una capa extra de caucho que pueda limitar la sensación de comodidad. El EVA que se utiliza en estas suelas, a pesar de estar mucho más expuestas al desgaste, está fabricada en base a laboratorio y pruebas, lo cual las hacen mucho más resistentes y duraderas que el mismo EVA situado en la mediasuela. Lo más habitual es encontrar un termino medio que combine caucho convencional y zonas “despobladas” de contact EVA, lo cual dará el punto perfecto de suavidad y a la vez, garantizará durabilidad en los puntos dónde se produce el mayor impacto.

 

Asics Gel Nimbus 21
New Balance 1080v9

 

 

 

 

 

          New Balance FF 1080v9, suela contacto total superfície                 New Balance FuelCore 5000, prácticamente sin caucho    

 

Cómo decíamos al inicio del reportaje, no hace falta mirar 20 años atrás para ver que estamos en un mundo variante en todo momento. Los cambios aparecen para hacer las zapatillas más cómodas y más ligeras al corredor. Pero nuestra pregunta es... ¿La comodidad y ligereza son sinónimo de poco material y estructura?

 

Suunto Fitness 3