ZOOMX STREAKFLY

NIKE

DATOS TÉCNICOS

  • Peso 170 g
  • Precio 149,99 €
  • Drop 6 mm
  • Distancias Cortas
  • Peso corredor Ligero (<65 kgs)
  • Ritmo < 3'45"/km

GALERÍA


PREVIEW

Seguro que todos sabéis de la zapatilla que hablamos si os decimos Vaporfly Next% o Alphafly, pero… ¿Recuerdas otra zapatilla de Nike que se llamaba Streak o su versión Streak LT?

Pues precisamente estas dos zapatillas de running de competición tienen mucho que ver en el desarrollo y diseño de la nueva Nike ZoomX Streakfly.

Dos conceptos o puntos de vista de ver una zapatilla de competición. Por un lado, el maximalismo actual de las súper zapatillas y por el otro la sensación de terreno y la explosividad de las zapatillas voladoras que hace no más de 5 años reinaban en el mercado.

La Nike ZoomX Streakfly ha sido una zapatilla muy esperada para muchos de nosotros y ahora por fin le podemos poner cara por primera vez.

Espuma ZoomX en toda su mediasuela pero fijaros que en esta ocasión con unos perfiles mucho más bajos de lo habitual entre las zapatillas de competir.

La ZoomX Streakfly se aleja por completo del maximalismo actual y abre la puerta a un nuevo grupo de zapatillas con la máxima tecnología, pero en esta ocasión, predestinadas a la corta distancia.

Con 6 mm de drop y unos perfiles mucho más bajos, seguro que perderemos algo de rebote y amortiguación, esto está claro, pero con este estilo de zapatillas vamos a tener mayor sensación de terreno y también mayor seguridad en giros o cambios de sentido como los que nos podríamos encontrar por ejemplo en una pista de atletismo.

Además de coger la espuma ZoomX de sus hermanas Vaporfly Next%2 o Alphafly, la nueva Streakfly coge también el elemento secreto para cualquier zapatilla de competición de hoy en día. Esta vez Nike ha dejado de lado el carbono y ha optado por una placa de Pebax en la zona de los metatarsos para dar la propulsión y la rigidez necesarias en carreras explosivas y de menor duración.


TIPO DE CORREDOR:

Tener perfiles altos y demasiada amortiguación en una carrera de corta distancia puede ser menos beneficioso que usar zapatillas como esta Streakfly y es por eso que Nike ha optado por lanzar esta silueta tan y tan particular.

Evidentemente nosotros no hemos tenido todavía la oportunidad de probarlas, pero como os podéis imaginar, nos morimos de ganas de poder calzar estas ZoomX Streakfly y aunque sea una vez en la vida, poder probarla durante una carrera de 5 o 10K.

Por sus menos de 190 gramos, sus acabados minimalistas en el upper y por la poca estructura que ofrecerán en el upper, además de la distribución de la placa de Pebax, parece claro que esta zapatilla requerirá de una pisada experimentada y por lo tanto de un corredor que sea capaz de mantener ritmos altos (<3’45”/km) en cualquier disciplina y que creemos funcionará todavía mejor para aquellos corredores rápidos y explosivos.


DISTANCIA:

Si observas bien la zapatilla verás que en la parte trasera del upper hay una pequeña serigrafía que pone 5K/10K. La misma Nike ZoomX Streakfly indica ya su uso recomendado y este es, el de la corta distancia.

Con una base en la zona de los metatarsos sensiblemente más amplia que la del retropié, esta zapatilla irá enfocada aquel corredor técnico que pueda mantener una cadencia altísima de ritmos en distancias más explosivas. ¿No os recuerda la suela al dibujo de las Vaporfly Next%? Nosotros diríamos que la distribución del material es exactamente la misma y lo único que apreciamos es un pelín más de perfil en la goma de la zona delantera que probablemente pueda venirle bien a aquellos que hagan competiciones de cross.

Con un uso muy específico y concreto, esta nueva voladora de Nike no será (por desgracia) para todo el mundo y solo aquel runner experto o élite será quien le pueda sacar su mejor rendimiento.

Si quieres conseguir un 5% en la compra de las Nike ZoomX Streakfly aplica el código RRR en este enlace.



ROADRUNNINGReview