WAVE RIDER 26

MIZUNO

DATOS TÉCNICOS

  • Peso (Mujer / Hombre) 235 / 285 g
  • Precio 160,00 €
  • Drop 12 mm
  • Distancias Largas
  • Peso corredor Medio (66 kgs - 79 kgs)
  • Ritmo 4'30"/km - 5'15"/km

GALERÍA


CONCLUSIONES

Pros y contras

"Subida interesante de 2mm en sus perfiles para ir más protegidos"

Pros:

1 - La seguridad que transmite la zapatilla durante toda la fase de pisada.

2 - Mejoras importantes en el upper y sus materiales. Sin renunciar a la transpirabilidad y con un material más limpio y cuidado.

3 - La subida de los perfiles le suma protección durante entrenamientos de mayor duración.

4 - La estabilidad que promueve la zapatilla le puede venir bien también a corredores que tiendan a pronar levemente. La placa tiene gran culpa de ello.

5 - Suela y su comportamiento a nivel de tracción y durabilidad.


Contras:

1 - Molestias iniciales con la protección situada en la zona frontal del upper.

2 - Sigue contando con una espuma densa de sensaciones, lo que para muchos, sobre todo los que sois de tactos blandos y suaves, les puede echar para atrás.

3 - ¿Tallaje sensiblemente pequeño? Os recomendamos, si podéis, probarlas antes de adquirirlas.

4 - Drop de 12m. No es un contra, pero está claro que la tendencia actual entre las zapatillas actuales es muy distinta.

Conclusiones

"Una de las zapatillas que resumen mejor la palabra fiabilidad"

Cansados estamos de repetirlo. ¿Buscas fiabilidad en una zapatilla de running? Mizuno Wave Rider.

La zapatilla que hoy os traemos no es una cualquiera. La Rider es seguramente una de las históricas en el sector y estamos convencidos de que más de uno de vosotros, las ha utilizado alguna vez en sus vidas.

La nueva Mizuno Wave Rider 26, contrariamente a lo que esperábamos, mantiene el ADN de siempre. Wave en la zona trasera, drop de 12mm, acabados clásicos en la zona del upper y una mediasuela que, a diferencia de las anteriores versiones, ¡ha subido sus perfiles!.

Este es probablemente uno de los grandes alicientes de esta última versión del clásico modelo de entrenamiento japonés. ¿Cómo le afectará esa subida? ¿tendremos un tacto sensiblemente más blando en el impacto?

Vamos a comprobarlo.


REVIEW

Tipo de corredor

"Una Rider 26 que no se escapa del ADN de siempre de Mizuno y su modelo de entrenamiento"

Tipo de corredor

"Una Rider 26 que no se escapa del ADN de siempre de Mizuno y su modelo de entrenamiento"

Cuando al principio os decíamos lo de fiabilidad en una sola zapatilla no era por casualidad. Esta comprobado de que esta zapatilla, por lo menos en sus anteriores versiones, es de esas que pocas veces, por no decir nunca, fallan.

No le pidas más de lo que pueden hacer, y os prometemos que tendréis zapatilla para aburrir. La Mizuno Wave Rider 26 es una zapatilla principalmente neutra de entrenamiento que, gracias al sistema o tecnología Wave de la casa, consigue una generosísima estabilidad en la zona del talón.

Con este primer hecho característico, la Rider se asegura tener cabida entre prácticamente cualquier tipo de corredor, independientemente incluso de la manera como pisen.

La placa Wave de nylon que Mizuno le añade desde siempre a esta zapatilla, no tiene otro objetivo que el de darnos seguridad durante la pisada y al mismo tiempo, facilitar una transición algo más mecánica.

La impresión que nos da cuando corremos con ella es que la zona trasera, junto a un drop de 12mm, son protagonistas y se hacen realmente de notar al impactar contra el suelo.

Por un lado, si eres un corredor que tiende a talonear, la zapatilla te dará lo que necesitas, pero por el otro, si eres amante de las espumas blandas y las amortiguaciones dulces, puede que en esta zapatilla percibas todo lo contrario y más todavía durante sus inicios. El insertar la placa entre varias espumas como si de un sándwich se tratara, hace que la rigidez del material sea palpable al impactar. A pesar de ello, tenemos que reconocer que, pasadas las semanas, la zapatilla se ha ido amoldando, así que nuestra recomendación es que dejéis que el material se vaya dando con el tiempo.

La aplicación del Mizuno Enerzy a lo largo de la mediasuela es otro de los cambios de la Rider 26. Más material bajo la planta del pie para darnos protección ya no solo durante el día a día de rodajes, sino también en alguna que otra competición de mayor distancia.

La Rider 26 será una candidata idónea para corredores de peso intermedio y peso ligero que sean de sensaciones más tradicionales. Nada fuera de lo convencional y simplemente una zapatilla de esas polivalentes a nivel de distancias que correr o superficies por las que pisar.

Ritmos

"La placa Wave y la espuma Enerzy se combinan para proteger y estabilizar al pie"

Ritmos

"La placa Wave y la espuma Enerzy se combinan para proteger y estabilizar al pie"

Estamos ante una zapatilla que puede generar controversia entre algunos corredores. ¿Por qué? Alguien pensará.

Pues bien, la Rider de Mizuno es una zapatilla que los más fieles a la marca comprarán y repetirán ya que saben perfectamente cómo funciona. Pero de lo contrario, esta será una zapatilla a la que quizá, para los más jóvenes y recién aterrizados en esto del running les pueda costar dar el salto ya que en un mercado como el actual, donde reinan las espumas blandas, las geometrías extrañas y las placas innovadoras, van ganando terreno a pasos agigantados…

Cuando más satisfechos hemos salido de entrenar con ellas ha sido durante rodajes de ritmos intermedios. Cuando hablamos de intermedios hacemos referencia, según nuestra manera de correr, a ritmos superiores a 4’30”/km.

La verdad es que raramente hemos apretado el acelerador con la Rider 26 y si os tenemos que ser sinceros, cuando lo hemos hecho nos ha costado más de la cuenta. Así que como antes os comentábamos, si no la sacáis de su zona de confort, la Rider será una zapatilla excepcional. Únicamente para los que habéis podido probar o tenéis la versión 25, tenemos la impresión de que la nueva versión es sensiblemente menos rápida e incluso, algo más rígida en la zona de los metatarsos. La impresión que nos ha dado es que la fluidez durante la transición sigue siendo más costosa que la de otras zapatillas de la competencia, así que para Mizuno, una tarea pendiente de corregir en futuras Rider.

Si nos centramos en los materiales del upper, la nueva Rider 26 vemos claramente como ha dado un salto cualitativo. El nuevo mesh Jacquard que lo conforma no solo le da un toque de diseño más agradecido sino también le suma espacio en la caja de los dedos. Tenemos un ancho generoso, pero no un largo.

Precisamente el único pero o contra que le vemos a este upper, es la protección interior de una tira frontal que busca proteger y dar forma a la puntera de la zapatilla. La talla parece, o al menos da la impresión de ser algo justita y además, sumado a esto, tenemos esta protección (típica en muchas zapatillas) que sobre todo durante las dos primeras salidas nos dio bastante la murga ya que en algún punto la notábamos incluso demasiado. Una vez nos hicimos a ella y la adaptamos al pie, 0 problemas.

La construcción del mesh, consiste en una doble capa que, mediante varias impresiones 3D de TPU en las partes laterales consigue no solo buena sujeción en el medio pie, sino una más que correcta transpirabilidad en la zona delantera.

La lengüeta queda unida en el interior, y a pesar de que al principio creíamos que sería algo larga, nada de eso. Ajuste prácticamente milimétrico y, junto los acolchados medios y la zona estructurada en el talón, el movimiento del pie en su interior es completamente inexistente.

Distancias

"Rodar a diario con una de las zapatillas más solventes del mercado"

Distancias

"Rodar a diario con una de las zapatillas más solventes del mercado"

Si eres fan de la marca, estamos convencidos de que no dudarás en comprar esta nueva versión de la Mizuno Wave Rider.

La suma de perfiles se agradece en aquellas salidas más larguitas. Es cierto que no hemos competido con ellas, pero durante los entrenamientos más largos que hemos hecho (dos de 21km), la amortiguación y sobre todo, la sensación de ir controlados en todo momento, ha sido uno de los puntos positivos de este modelo.

No le pidas grandes apretadas, la Rider tiene un propósito puramente rodador. Estables, cómodas en la zona del upper (dejando de lado el problema inicial de la talla) y amortiguadas gracias a la generosa combinación de espumas. ¿Podemos necesitar más de un modelo para nuestro día a día?

Si a esto le sumamos el gran comportamiento de la suela, tenemos una zapatilla muy a tener en cuenta si queremos entrenar por todas partes.

Con esto nos atrevemos a decir, porque además lo hemos podido comprobar, que con la Rider 26 te puedes meter por pista o grava sin problema alguno.

Si hacemos referencia a la durabilidad, no queremos decir, porque es difícil de valorar, que esta podría ser una de las zapatillas más duraderas del segmento. El caucho X10 además, si hacemos referencia a versiones anteriores, es sin ninguna duda uno de los más resistentes.

COMPARADOR

Vs.

Autor: Carles Nebot

ROADRUNNINGReview