Las mejores zapatillas con estabilidad para pronadores

Las mejores zapatillas con estabilidad para pronadores

Indispensables para muchos corredores

Siempre algo menos protagonistas que sus hermanas neutras pero todas ellas, zapatillas indispensables para infinidad corredores.

Las zapatillas que incorporan sistemas de soporte o estabilidad son aquellas que, a través de una tecnología concreta, intentan corregir y proteger, de la manera más sutil posible, el movimiento de rotación interna del pie en carrera.

Hay corredores que las necesitan sí o sí, pero también hay otros que las pueden utilizar para sentirse un poco más seguros y estructurados. Los corredores que tienden a pronar o los llamados runners pronadores (argot runner) , son aquellos a los que teóricamente mejor les van a ir todas estas zapatillas, pero no queremos descartar a corredores neutros que hagan muchos kilómetros o tiradas largas y durante los kilómetros finales necesiten de esa pequeña ayuda.

Igual que con su hermana neutra la Wave Sky 6, Mizuno juega con las espumas y las geometrías para darle estabilidad a esta zapatilla.

El Wave Foam y sus formas onduladas crean una pequeña pared lateral (cara interior) para ofrecer el soporte justo y necesario a cada corredor durante su pisada.

Con la entrada del Mizuno Enerzy Core en el corazón de la Horizon 6, la zapatilla mejora mucho el tacto y la amortiguación en carrera, mientras que un esqueleto exterior de Mizuno Enerzy (EVA) envolviendo la mediasuela se encarga de dar estabilidad y una pisada muy segura.

Zapatilla perfecta para gente o corredores de peso medio, pero también peso alto. La Mizuno Wave Horizon 6 es una zapatilla amable y dócil que bien podría servirte para afrontar tu primera carrera de 10 kilómetros como terminar un maratón por encima de las 4 horas.

La tecnología o elemento de Brooks para ofrecer estabilidad se llama Guide Rail. Se trata de una especie de guías laterales en las que el pie queda “encajado”. Para que lo entendáis, os haremos un símil con las paredes laterales que se utilizan para evitar que la bola se salga por los lados mientras jugamos a los bolos.

La Adrenaline GTS 22 es una zapatilla bastante clásica. Un diseño simple pero muy funcional formado por un upper cómodo, una mediasuela amable y una suela plagada de goma para adherirse en cualquier superficie.

Solo a modo curiosidad, la Adrenaline GTS 22 es la hermana de la Ghost 15, una zapatilla de esas que, si no sabes con que empezar o tienes dudas entre varios modelos, es de esas que prácticamente nunca fallan.

Saucony Tempus

252gr / 8mm

La más ligera de todas las que hoy te traemos en este artículo se llama Tempus y es un modelo totalmente nuevo dentro de Saucony.

Un modelo que nos ha dejado positivamente sorprendidos gracias a su agilidad y su comportamiento en entrenamientos muy diferentes.

La Saucony Tempus cuenta con el PwrRun PB (igual que Speed 3 o Pro 3) lo cual es un puntazo. Este material tiene respuesta y encima un tacto agradable, lo que te permitirá correr más o menos largo y al mismo tiempo rápido.

El chasis de PwrRun que conforma el esqueleto de la Tempus no hace más que estabilizar el pie lateralmente evitando que este baile en su interior. La Tempus de Saucony es una zapatilla para corredores de peso más ligero, podríamos considerarla como una de esas con ligero soporte, lo que la posiciona como magnifica opción para aquellos que no quieren renunciar ni a los ritmos ni a la intensidad diaria.

On Cloudflyer 4

300gr / 11mm

Esta es una alternativa para corredores con dotes de pronador, pero muy apta también para todos aquellos más neutros. La Cloudflyer 4 de On es una zapatilla muy curiosa.

A pesar de su estructura en el chasis, la On Cloudflyer es una zapatilla sorprendentemente ágil, o por lo menos eso es lo que a nosotros nos ha parecido.

Un modelo que ha mejorado de manera importante el material del upper y que le ha permitido reducir su aparatosidad y densidad.

La tecnología Cloudtec y las dos espumas distintas que se utilizan a lo largo de su mediasuela, transmiten un tacto tirando a firme durante el impacto y una sensación única de amortiguación solo palpable con los clouds  o nubes de cualquier zapatilla de On Running.

La cosa va de clásicos. Nimbus para los teóricamente neutros y Kayano para los teóricamente pronadores o necesitados de soporte.

La Asics Gel Kayano 29 es una de las zapatillas con más estatus dentro de esta categoría. Estamos ante uno de los grandes nombres entre el corredor de peso alto que requiere de estabilidad durante su carrera.

Esta zapatilla cuenta con una buena dosis de Gel en el talón para absorber bien el primer impacto y un refuerzo de Flyte Foam Blast + en la parte de los metatarsos para que el despegue sea más agradable y dinámico.

Aun así, la Kayano es una zapatilla rodadora. Una zapatilla para coger un ritmo tranquilo y no dejarlo ir en horas. Si buscas intensidad, ya te adelantamos de que esta no es la zapatilla más acertada.

Hoka Arahi 6

269gr / 5mm

Para el final nos hemos dejado una zapatilla que le tenemos especial cariño. La Arahi de Hoka es una alternativa para corredores de peso intermedio (<80kg) con ganas de afrontar kilómetros y kilómetros con una zapatilla cómoda, ágil y sobre todo amortiguada.

El J-Frame da nombre al juego de espumas bajo su mediasuela. Como veras, el color de la espuma interior marca precisamente esa línea que separa dos durezas completamente distintas.

Este concepto no es nada malo y lo cierto es que en carrera disipa mucho la sensación de llevar una zapatilla con soporte, lo cual es de agradecer.

Nosotros somos corredores 100% neutros hasta prácticamente el final de cualquier maratón, y con este sistema (las veces que hemos corrido con Hoka) tuvimos una experiencia muy buena en cuanto a sensaciones de carrera.

Para terminar con el reportaje de las mejores zapatillas para corredores pronadores, te dejamos el link de nuestro recomendador en el que podrás encontrar otras zapatillas de estabilidad que pueden existir hoy en día dentro del mercado.

ROADRUNNINGReview