BONDI X

HOKA ONE ONE

DATOS TÉCNICOS

  • Peso 300 g
  • Precio 220,00 €
  • Drop 5 mm
  • Distancias Largas
  • Peso corredor Medio (66 kgs - 79 kgs)
  • Ritmo 3'45"/km - 4'30''/km

GALERÍA


CONCLUSIONES

Pros y contras

"Una zapatilla que nos cuesta todavía etiquetar a un uso concreto"

Pros:

1 - Ni rastro del asfalto. Zapatilla que consume todo lo que tiene por delante.

2 - El upper en la parte delantera es agradable y transmite seguridad

3 - La eficiencia del carbono en una zapatilla de entrenamiento diario

4 - Un primer paso para aquellos que quieren probar con la rigidez del carbono antes de dar el salto a una voladora.

5 - Muy segura a nivel de tracción y grip en diferentes superfícies.

6 - Horma delantera bastante dócil y con buena capacidad para los dedos.

7 - Un crucero para entrenar o competir en largas distancias.


Contras:

1 - Lengüeta demasiado corta. Según el nudo puede llegar a incomodar.

2 - Si entrenas en grava las piedras se quedarán incrustadas en la X de la suela.

3 - Tuvimos serios problemas de adaptación y fit en la zona del contrafuerte.

4 - El material de la espuma protege bien pero a nivel energético no aporta demasiado.

5 - Arrancar con ellas o hacer cambios explosivos no será tarea fácil.

Conclusiones

Lo primero que le puede pasar a uno por la cabeza tras ver a la nueva Bondi X de Hoka ONE ONE es que a la marca se le ha ido la cosa de las manos.

La placa de fibra de carbono ya no solo la vemos en zapatillas de competición, sino que ahora, y seguramente por primera vez, la vemos también en una zapatilla pensada para el entrenamiento.

Por qué corredores y corredoras, la Bondi X no es una zapatilla para competir. Su aparatosidad principalmente, pero también sus materiales, hacen que correr rápido con ellas no sea la tarea más sencilla del mundo.

Por el contrario, coger un ritmo medio y no soltarlo durante un buen tiempo, es lo que mejor se le da a esta zapatilla que simula gran parte del espíritu de la Bondi de siempre, mezclado esta vez con la eficiencia de la Carbon X de Hoka.

Un nuevo estilo de zapatilla que da entrada a todos aquellos corredores que querían saborear la rigidez de la placa de carbono durante sus entrenamientos diarios.

La Hoka ONE ONE Bondi X se presenta tal cual, sobrada de amortiguación y con una dinámica una vez en marcha que incita a no poner el freno.


REVIEW

Tipo de corredor

"El carbono de esta zapatilla está pensado para otras cosas que no son la explosividad o la reacción"

Tipo de corredor

"El carbono de esta zapatilla está pensado para otras cosas que no son la explosividad o la reacción"

La verdad ha sido que probar esta zapatilla ha sido todo un reto para nosotros. La Bondi X se estrena como zapatilla de entreno con carbono y la inexistencia de modelos con esta característica las hace prácticamente únicas.

¿Pero realmente vale la pena gastar el dinero en una zapatilla así? Si miramos unos meses atrás, la Lerato de New Balance fue la primera en incorporar este concepto de carbono para el día a día. La verdad es que este modelo de NB no ha tenido demasiado recorrido ya que su sobre peso no terminó de convencer a prácticamente nadie…

La Bondi X no tiene excusas de peso. Las apariencias engañan y más todavía en esta zapatilla de Hoka…¡300 gramos en 9US! Hay que aplaudir a los diseñadores de la marca porque parece algo imposible detrás de tanta zapatilla… Hay que reconocer que su peso contenido, ayuda bastante en carrera (más ágil) y puede ser un hecho diferencial de cara al futuro.

La espuma que lleva la Bondi X es bastante más densa que la de sus sobrinas Clifton o Rincon, lo cual al menos de primeras, no esperábamos.

El carbono le da mucha rigidez a esta mediasuela y al mismo tiempo, hace que lo sintamos todo un poco más duro. Al mismo tiempo creemos que cuanto más pesado sea el corredor que las utilice, más firme las va a notar.

Si algo tiene de bueno la placa entre el chasis de esta Bondi X es que una vez coges dinámica en entrenamientos largos, parece “ahorrar” cierta energía ya que el pie no requiere de tanta flexión y la placa facilita al mismo tiempo una transición fluida.

Corredores de peso medio alto sois los que encajáis perfectamente en esta zapatilla, aunque probablemente el ligerito (55-65Kg) también la podría utilizar en otros tipos de entrenamientos.

El efecto balancín (Metarocker) tan marcado que tiene gracias a un talón sobre dimensionado y una puntera algo elevada, hacen que la zona media del pie se perciba mucho más protagonista que con el resto de zapatillas. Mira que nos hemos “obligado” a entrar con el talón en varias ocasiones, pero hay que reconocer que la zapatilla pierde todo su encanto.

Como consejo, daros un par o tres de salidas con ella para empezar a percibirlas más agradables ya que de buenas a primeras, es una zapatilla a la que le puede costar adaptarse a ti.

 

Ritmos

"Modelo con el que coger un ritmo constante y no soltarlo en horas"

Ritmos

"Modelo con el que coger un ritmo constante y no soltarlo en horas"

Cuando nos las pusimos por primera vez, nos dimos rápidamente cuenta de que la lengüeta era exactamente la misma que la utilizada en las Rincon 3 de Hoka. Pero chicos, ¿cómo lo supisteis? Pues básicamente por que esta se ve demasiado corta y según el nudo de los cordones, podía llegar a incomodar incluso durante la carrera.

Digamos que la Bondi X ha mezclado elementos de una zapatilla rodadora con otros de una zapatilla más rápida.

En mediasuela es evidente que la placa es el elemento adaptado de una zapatilla rápida y aunque en esta Bondi X no la percibirás con ese efecto tan reactivo, tenemos que reconocer que al coger un ritmo sostenido a partir de 4’25”-4’20”/km, la zapatilla se percibe fluida y con pocas ganas de poner el freno.

En el upper tenemos el confort de una Clifton y la ligereza de una Rincon. En la parte delantera tuvimos la sensación de ir protegidos gracias a un mesh de tacto interior muy amable, aunque menos transpirable. En la lengüeta, un material fino, mientras que finalmente en el contrafuerte, una pieza interior rígida y acolchada para evitar que el tobillo se nos mueva mientras entrenamos. Tenemos que deciros que habiendo probado con varios calcetines (más o menos altos y de distintas densidades), no nos ha terminado de convencer la sujeción del talón…

Está claro que este nuevo concepto de zapatilla de entrenos con placa y para corredores más pesados es una nueva línea que nos genera algunas dudas de cara el futuro próximo.

No pienses que la Hoka Bondi X es una zapatilla ágil y explosiva para esos días más específicos. Nuestra impresión es que todo lo que sea rodar largo y tendido, con incluso menor gasto energético debido a una menor flexión del tobillo, es lo más indicado para esta maximalista carbonizada. Correr rápido (por debajo de 3’45”/km) genera un extra de esfuerzo debido a la aparatosidad de la zapatilla y además, la espuma utilizada no cuenta con excesivo retorno energético.

 

Distancias

"Sin duda una zapatilla pensada para competir en distancias como la del maratón"

Distancias

"Sin duda una zapatilla pensada para competir en distancias como la del maratón"

Aquí si que no tenemos ninguna duda de que la Bondi X ha sido diseñada para llegar cómodo a las largas distancias. Nosotros la hemos utilizado durante más de 200km, incluso nos las hemos llevado una semana a los EUA, y siempre que hemos entrenado con ellas durante rodajes fáciles, es cuando más amables las hemos sentido.

En distancias cortas pueden ser utilizadas, claro está, aunque no esperes grandes velocidades. La Bondi X es de esas zapatillas con las que no hace falta mirar el terreno. Da igual que entrenes en asfalto, en grava, en un parque… Se lo come literalmente todo. Por cierto, no te la recomendamos como zapatilla recuperadora post esfuerzos prolongados...

La gracia también de esta talonera extendida es que en bajadas aporta mucha seguridad. Apoyar con el talón y lanzarse no nos ha dado ningún miedo aunque el suelo estuviera mojado o no fuera sobre asfalto completamente seco.

La suela, que cuenta con una X en la que se puede ver la placa de carbono, utiliza diferentes zonas de caucho para proteger la zapatilla del paso de los kilómetros.

Sorprendidos inicialmente por su buen rendimiento, podemos concluir que esta suela es mucho mejor que la de muchos otros modelos de Hoka, como por ejemplo la Rincon.

El único contra que le vemos, y que coincide con el de la suela de la Carbon X 2, es que las piedras se clavan en las ventanas por las que se entrevé la placa y eso interrumpe nuestra carrera.

Por lo tanto, como consejo si entrenáis por zonas de piedra o montaña fácil, os recomendamos chequear la suela de vez en cuando para asegurar de que no tenéis ningún elemento clavado en ella.

 

COMPARADOR

Vs.

Autor: Carles Nebot

ROADRUNNINGReview