NOOSA TRI 14

ASICS

DATOS TÉCNICOS

  • Peso (Mujer / Hombre) 201 / 218 g
  • Precio 140,00 €
  • Drop 5 mm
  • Distancias Medias
  • Peso corredor Medio (66 kgs - 79 kgs)
  • Ritmo 3'45"/km - 4'30''/km

GALERÍA


CONCLUSIONES

Pros y contras

"Los ajustes se centran en el corte superior del upper "

Pros:

1 - Versatilidad y polivalencia si hablamos de ritmos y distancias, sobretodo si eres un corredor que esté por debajo de los 75kg (aproximados).

2 - Ha reducido la densidad de la espuma flytefoam, lo que mejora las sensaciones del impacto en distancias largas.

3 - Comodidad del upper y transpirabilidad de la malla en días calurosos.

4 - Aunque no lo recomendamos, es una zapatilla que acepta perfectamente el correr sin calcetines.

5 - La rigidez de la mediasuela (guidesole) permiten correr largo y tendido (ritmo moderado) con muy buenas sensaciones.


Contras:

1 - Excesivo tirador delantero en la lengüeta para facilitar el quita y pon.

2 - Cordones largos.

3 - La suela no es de las mejores a nivel de durabilidad, pero tampoco de tracción si el pavimento está húmedo.

4 - Un pelín limitada a ritmos altos. En algún punto de los entrenamientos exigentes nos ha faltado chispa y reactividad. ¿Quizá veremos el Flyte Foam Blast en futuras versiones?.

5 - Al inicio puede parecer firme de sensaciones, pero necesita de unos kilómetros para "romperse" y amoldarse.

Conclusiones

"Noosa Tri, un icono para los triatletas útil para cualquier corredor de asfalto"

Si te dieran a elegir…¿Cuál seria la zapatilla que te llevarías para entrenar durante las vacaciones? Nuestra elección fue la ASICS Noosa Tri 14. ¿Por qué? Pues la respuesta precisamente te la vamos a dar en la review de hoy.

La Noosa Tri 14 de ASICS ha sido como os decíamos, la escogida para soportar los entrenamientos rápidos, lentos, suaves, alegres de todos estos días de vacaciones y calor.

Su versatilidad y polivalencia han sido los detonantes para llevarnos esta zapatilla dentro de la maleta de verano. Otro aspecto que nos decantó por ellas fue su peso, que, aunque parezca una tontería, lo cierto es que le resta unos gramos a la maleta y oye, eso siempre va bien.

Sin placa ni grandes súper espumas, pero con unos acabados y unas geometrías que te permiten hacer prácticamente de todo con ellas, más todavía en una época en la que hay menos carreras y simplemente lo que buscábamos, era mantener nuestro estado físico a través de entrenamientos muy variados. 

Además no queremos olvidarnos de su bonito color y diseño…¡Perfecto para el verano! Palmeras y coloridos vivos que hacen referencia directa a Noosa, la isla australiana en la que se celebra uno de los triatlones más emblemáticos del planeta.

¿Y el resultado cual ha sido? ¿Cómo se ha comportado este icono de ASICS? Pues bien, de manera muy resumida, la Noosa es la típica zapatilla que puedes necesitar si eres un corredor de peso no excesivamente alto, que busque un modelo que rinda como pocos a otros durante entrenamientos más o menos largos, en los que puedas exigir más o menos ritmos, sin llegar a la rapidez ni reactividad de una zapatilla carbonizada (con placa), ni tampoco a la lentitud de una zapatilla más estructurada y “rodadora”. Digamos que tenemos un híbrido muy fiable y solvente para corredores habituales que quieran ligereza y dinamismo para entrenar más o menos alegres con una mediasuela menos flexible de lo normal pero que la verdad, permite tirar cómodo, incluso en distancias largas.

 


REVIEW

Tipo de corredor

"Modelo alegre para entrenar a diario con frescura y dinamismo"

Tipo de corredor

"Modelo alegre para entrenar a diario con frescura y dinamismo"

Lo primero y seguramente lo más destacable de esta Noosa Tri, igual que con todas sus antecesoras, es el color y el diseño que tiene. ¡Todo el mundo te las mirará!

Un aspecto clave que puede gustarte de su fit, es la posibilidad de utilizarla sin calcetines. Nosotros no somos demasiado fans de hacerlo, pero lo hicimos una vez simplemente para probarlo y funciona. Cero rozaduras y cero molestias y además, fácil transpiración, precisamente para evacuar el agua durante las transiciones del triatlón.

La Noosa Tri 14 ajusta algunas cositas de su predecesora, pero en líneas generales, mantiene gran parte de las tecnologías y elementos que configuraron la Noosa Tri 13.

Es cierto que la espuma Flyte Foam es sensiblemente más suave, pero seguramente ni lo notes. Nosotros lo hemos notado ya que con la anterior versión hicimos muchos kilómetros y recordamos perfectamente ese extra de dureza en la espuma que a partir de los 15-20 kilómetros nos hacía sentir, por decirlo de alguna manera, menos cómodos. Ahora os aseguramos que hemos pasado los 25-28 kilómetros con esta nueva versión, y nos hemos sentido muchísimo más confortables a medida que pasaban los km.

El tacto denso del flyte foam suma en amortiguación y también, o eso al menos parece, un puntito de flexibilidad. A pesar de tener una geometría bastante marcada, ese hecho lo podrás comprobar flexando la zona de los metatarsos y en carrera, lo podrás incluso percibir si eres atento durante el despegue.

La Noosa Tri 14 es teóricamente una zapatilla neutra, pero la sensación que tenemos es que la tecnología Guidesole de ASICS (geometría de la mediasuela), le genera cierta estructura en las partes laterales de su mediasuela y en cierta medida, permite guiar la pisada durante toda la transición. Además, según la propia marca, con la tecnología Guidesole se reduce el grado de flexión del tobillo y se produce un mayor grado de eficiencia durante toda la carrera.

Así como conclusión de este punto, la impresión que nos llevamos es que, para alguien como nosotros, que está por debajo de los 75 kg, la Noosa Tri 14 es una zapatilla de uso prácticamente ilimitado (sobre todo si hablamos de entrenamientos). La amortiguación es generosa pero no excesivamente ostentosa con lo que, para alguien más corpulento, o simplemente alguien que espere de ellas una rodadora pura y dura, puede llevarse un pequeño “chasco” si tiene pensado utilizarla a diario y espera un tacto más blando o suave como podría ser el del Zoom X de las Invincible o el Fresh Foam X de las 1080v12 de New Balance. Pero de lo contrario, si eres alguien que se encuentre por debajo de nuestro peso, esta es una zapatilla para utilizar en prácticamente cualquier distancia, tanto a ritmos más controlados o bien a ritmos más altos, como precisamente ahora os contaremos en el siguiente apartado.

Ritmos

"La geometria Guidesole se apodera de los bajos de la Noosa Tri 14"

Ritmos

"La geometria Guidesole se apodera de los bajos de la Noosa Tri 14"

Nos encanta ejemplificar las reviews con entrenamientos que hacemos con cada una de las zapatillas que probamos.

Concretamente con esta Noosa Tri 14, hicimos una variedad tremenda de entrenamientos. Desde días de rodaje por el paseo marítimo de Chipiona (Cádiz) hasta auténticos días de calidad por la vía verde que cruza desde la misma Chipiona hasta la localidad de Rota.

En estos últimos entrenos es cuando realmente hemos observado el potencial, de esta nueva versión de la Noosa.

Ligeras y alegres, nos dio la impresión de que, al coger línea recta, parecía fácil mantener nuestra cadencia y el ritmo en carrera. Seguramente la geometría encorvada de la puntera y la estructura de la mediasuela favorecen ese efecto y al mismo tiempo, evitan que el tobillo flexione mucho y como consecuencia positiva, tengamos una carrera más guiada y prolongada.

Aunque tenemos que reconocer que el terreno por el que corrimos fue llano y muy pistero, la tracción de la suela fue suprema. Siempre en seco eso sí y con un mínimo de sensación de terreno en la zona de los metatarsos.

Cuando la serie o el cambio de intensidad requería de ritmos por debajo de 3’50”/km, la Noosa parecía quedarse un pelín atrás de lo que otra zapatilla con carbono o mucho más reactiva lo haría. La verdad es que hemos notado en falta un extra de reactividad de la espuma en esas fases de entrenamiento donde se necesitaba de un plus de dinamismo. Pero contrariamente, cuando los ritmos oscilaban entre los 3’50-3’55”/km y los 4’30”/km, la ASICS Noosa Tri 14 se comportaba estupendamente. Creemos que es en ese intervalo de ritmos donde mejor podemos encajonar mejor a esta zapatilla.

Para días más fáciles o simplemente de rodaje, la comodidad del nuevo upper es un factor que puede hacer decantar a cualquier corredor. ¡Una maravilla!

Suave, cuidado y con detalles específicos para facilitar el quita y pon de la zapatilla durante las transiciones de cualquier competición de triatlón.

La verdad es que la lengüeta y su enorme tirador ayudan, pero a nuestro gusto, este último es incluso excesivamente aparatoso. El resto, cuenta con una malla mesh flexible y muy ventilada.

El contrafuerte es cómodo, limita cualquier movimiento del Aquiles y siempre ha estado bien recogido dentro de la zapatilla. La parte delantera parece tener suficiente espacio para no colapsar el pie y facilitar la transpirabilidad de este incluso en días de mucho calor. Nosotros, por ejemplo, la utilizamos incluso en días con más de 33ºC-35ªC de temperatura.

Distancias

"Polivalencia en cuanto a distancias y ritmos a los que someter este modelo de ASICS"

Distancias

"Polivalencia en cuanto a distancias y ritmos a los que someter este modelo de ASICS"

No es una zapatilla con placa ni mucho menos, pero lo cierto es que la rigidez de su mediasuela y su estructura permiten correr largo y “fácil” pero al mismo tiempo rápido si el entreno así lo requiere.

La zapatilla no tiene quizá ese último efecto de palanca de la placa, pero si una geometría que permite mantener ritmos moderados durante un buen tramo de cualquier sesión bien sea entrenando o compitiendo incluso.

El drop de 5mm hizo que al inicio percibimos esa bajada e incluso nos sintiéramos un tanto extraños en ella, pero fue empezar a rodar y sucederse los kilómetros, y nos adaptamos fácilmente a la zapatilla. Hay que decir que veníamos de probar una zapatilla completamente distinta a esta…

En definitiva, la ASICS Noosa Tri 14 es una zapatilla que sinceramente, nos ha dejado muy sorprendidos (también lo hizo su predecesora). Han sido más de 130 kilómetros en poco menos de 9 días y todo, o prácticamente todo lo que podemos decir de ella es bueno.

El upper es una mejora significativa en cuanto al fit de la zapatilla y hay que reconocer, que nos ha gustado y mucho, su comportamiento.

La Noosa es el claro ejemplo de zapatilla sin placa perfectamente adaptada al entrenamiento que incluso para muchos, puede servir también para los días de carrera. Además, no tiene la intrusividad de las placas ni ese efecto “contraproducente” que a veces nos pueden generar en la planta del pie si le damos un uso muy continuado al carbono.

Si bien tenemos que reconocer que a nivel de tracción la zapatilla no es la mejor en zonas húmedas (lleva la misma suela que la 13 y no tuvimos la mejor de las experiencias), en ambientes secos bien sea asfalto o grava como la que nosotros hemos corrido durante la prueba, la Noosa Tri 14 ofrece un más que correcto agarre.

La suela, que como verás cuenta con un caucho muy liso y blando al tacto, no es de esas suelas con un mínimo de prominencia o distintos surcos de flexión que busquen mejorar la durabilidad y el agarre en diferentes superficies.

ASICS ha priorizado el tacto con la superficie antes que la propia durabilidad de su goma AHAR +, que curiosamente viste la suela de prácticamente todas sus zapatillas.

La zona media prácticamente descubierta y en contacto con la superficie, harán que el corredor con técnica de medio y antepié noté un tacto sensiblemente más agradable durante el impacto.

COMPARADOR

Vs.

Autor: Carles Nebot

ROADRUNNINGReview