Zapatillas de running con amortiguación blanda

Zapatillas de running con amortiguación blanda

Colchonaco, sofá de casa, correr sobre nubes…Estas y muchas otras expresiones son las que se utilizan para describir lo que siente uno al darse cuenta de la blandeza en el compuesto de la media suela que tienen las zapatillas que está utilizando.

¡Quiero unas zapatillas blandas! Esta es una frase muy repetida por todos aquellos que quieren notar comodidad en sus piernas y sentir el recorrido del compuesto o espuma.

Boost o Everun han sido siempre líderes en este segmento. Partículas blancas expandidas por toda la mediasuela se encargan de dar suavidad al impacto además de un mayor retorno de energía. Pero la cosa no se ha quedado aquí. Las marcas han diseñado modelos con distinta densidad de espuma y materiales como los que ahora te presentamos, todos ellos coincidiendo en la generosidad de sus media suelas.

 

Dinamismo y agilidad

Aunque las sensaciones de amabilidad y blandeza sean similares en todas ellas, hay que decir que sus prestaciones, tipología de uso y distancia para los que están hechas cada zapatilla pueden no ser las mismas.

¿Quieres ir algo más rápido a ritmos más vivos? En ese caso puede que tanto las Hoka One One Clifton 6 como las Skechers Go Run Max Road 4 sean tus principales candidatas. A pesar de ambas contar con unos perfiles más que generosos, ambas comparten también unos pesos muy reducidos. Zapatillas de buena dinámica, fáciles de mover a ciertos ritmos y en las que probablemente eches en falta un pelín de estabilidad si no las exprimes como deberías.

Ambos modelos cuentan con una suela realmente amplia y la zona media es la que gana protagonismo con el paso de los kilómetros. Con un rocker pronunciado en ambos casos, la dinámica y el movimiento ágil de estas dos zapatillas está prácticamente garantizado.

 

Estabilidad y control

Si tu sueño es embarcarte en una zapatilla que no tema por nada, puede que con cualquiera de las 3 restantes consigas tu objetivo. A pesar de que el Everun de Saucony es blando al tacto, podemos observar que a la hora de pisar no tiene tanta deformación como los demás compuestos.  El extra de dureza las hace ser unas zapatillas candidatas para los días de mayor volumen a pesar de ser probablemente el modelo más pesado que hoy te presentamos.

Si buscas algo similar pero con un extra de soporte puede que lo encuentres con las Altra Paradigm 4.  El Altra EGO es realmente cómodo y suave. Además de ello es bastante progresivo con lo que la continuidad de su deformación en la zona donde se produce el impacto es muy parecida en toda su mediasuela. Si a eso le sumas los arcos laterales que envuelven la zona talonar, las Altra te darán más estabilidad y controlarán mejor el rebote que otros compuestos.

Y para el final os dejamos el plato fuerte. Las Adidas Ultraboost 19 son una de las zapatillas de running más queridas entre el sector más popular. Boost en la mediasuela y si os fijáis, perfectamente distribuido para impactar con la zona talonar absorbiendo el impacto.

El peso recae directamente en el talón y eso se nota en la deformación del Boost. Una imagen vale más que mil palabras como la que te mostramos a continuación y que resume lo que busca el consumidor final : suavidad y comodidad en la pisada.