ASICS y su línea "energy saving"

ASICS sigue experimentando dentro de su línea “energy saving”. ¿Has oído o sabes en qué consiste esta atípica línea de zapatillas de running?

Con unas geometrías muy características y unos materiales enfocados a la mejora del rendimiento en el corredor, ASICS diseña 3 zapatillas de running con un mismo objetivo común; reducir la fatiga y maximizar la eficiencia en carrera.

El mayor descubrimiento tecnológico en años de los japoneses, se centra en la biomecánica y la carrera de cada uno de nosotros.  Metaride, Glideride 2 y Evoride 2 son los 3 modelos que forman el trío titular de la familia saving.

 

Lo que más llama la atención de todas ellas, sin ninguna duda es la tecnología Guidesole. Una mediasuela en forma de banana que pronuncia mucho la altura del rocker delantero y trasero. ¿Para qué? Muchos pensaréis.

 

La idea de ASICS, es la de cambiar el mundo de la carrera de larga distancia.  Además de optimizar el ciclo de pisada, la marca asegura que esta nos ayudará a:

 

- Reducir la pérdida de energía en la articulación del tobillo

- Mejorar la eficiencia en carrera

- Mantener la estabilidad del pie

 

 

Cómo podéis diferenciar en la infografía, las 3 zapatillas se orientan a un uso recomendado y concreto.

Primeramente, tenemos la ASICS Evoride 2, que es la más ligera y dinámica de todas ellas y probablemente la que se impondrá entre el runner que quiera experimentar con una zapatilla distinta al resto, que no la podemos clasificar como mixta, pero que se presta a los ritmos dinámicos y alegres durante el entrenamiento.

Justo en medio tenemos la ASICS Glideride 2. Esta es según nosotros, la más polivalente de las tres. A pesar de ser aparatosa a simple vista, en carrera se percibe más ligera de lo que uno se puede imaginar.

Una zapatilla ideal para cualquier runner que necesite acumular kilómetros de forma más o menos controlada y que no quiera olvidarse ni de la estabilidad, ni de la amortiguación, ni de la seguridad zancada tras zancada.

Y finalmente tenemos a la Metaride, la zapatilla que abrió el pastel de la línea energy saving y la que probablemente, tiene menos adeptos actualmente. Algo pesadas y con mucha estructura, esta zapatilla puede ser óptima para corredores con menos técnica o más pesados que busquen confianza para sus salidas fáciles.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Más información   Acepto