Mejores zapatillas para entrenar rápido y alegre del 2022

Mejores zapatillas para entrenar rápido y alegre del 2022

¿Las que todos queremos algún día?

Puede que sea una de las categorías más suculentas del momento. Las zapatillas “mixtas” o aquellas pensadas para el entrenamiento rápido han ido ganando adeptos durante los últimos años y se han convertido para muchos, además de ser zapatillas de entrenamiento, en las alternativas escogidas para los días más intensos y rápidos de la semana.

Este tipo de zapatillas cuentan con particularidades que las diferencian tanto de las zapatillas de rodaje semanal con máxima amortiguación y confort como de las puramente voladoras preparadas para exclusivamente para competir.

Las mixtas son zapatillas que combinan amortiguación, ligereza y reactividad por partes iguales. Para los más experimentados pueden ser zapatillas para el día a día mientras que para los menos intensivos, las probablemente, zapatillas escogidas para aquellos días más exigentes o incluso carreras.

¿Te ves con alguna de ellas? ¡Atento que el listado es muy potente!

Saucony Endorphin Speed 3

Con placa de nylon en su interior

Empezamos el artículo con una de las más populares y atractivas de esta categoría. Desde que salieron allá por 2020, la Saucony Endorphin Speed se ha convertido en una de las zapatillas más esperadas del año y como no podía ser de otra forma, esta última versión no ha defraudado a nadie.

Placa de nylon en el interior, compuesto PwrRun PB en su mediasuela y un upper que amolda el pie como si de un calcetín se tratara.

Esta zapatilla es polivalente y versátil a ritmos medio altos y lo cierto es que la placa interior acentúa de forma muy notoria el impulso al correr rápido.

Saucony se ha centrado en darle la estabilidad que sus pasadas versiones no tenían y parece que lo han conseguido en la que podríamos considerar como la hermana “pequeña” de la familia Endorphin.

Topo Athletic Cyclone

Rápida incentivando la técnica en carrera

Cuidado que Topo se ha tomado en serio lo de meterse en esta categoría. La Cyclone es una zapatilla mixta con ADN natural running.

Un modelo que cuenta con un drop bajo de 5mm que nos va a requerir técnicamente y que además, junto a una horma más ancha de lo normal, permitirá flexar y trabajar las articulaciones del pie de una manera muy distinta a la del resto de modelos del artículo.

La Topo Athletic Cyclone es un modelo muy minimalista en cuanto a protecciones se refiere, y que para sacarle su mejor sonrisa, estamos convencidos de que tendremos que ser conscientes del tipo de zapatilla que tenemos en nuestros pies y sobre todo, de mirar por nuestra forma de correr y apoyar el pie.

Under Armour Flow Velociti Wind 2

¿Una zapatilla sin suela?

Under Armour aterriza en este artículo con un modelo algo atípico y singular. La Flow Velociti Wind 2 es una zapatilla sin suela. ¿Sin suela? ¿Cómo va a ser eso?

Esta zapatilla de running de la marca americana no cuenta con ningún tipo de caucho o goma añadida en la suela, lo que genera un tacto y una transición en carrera flexible y muy natural.

Puede que alguno siga pensando que la durabilidad será su punto negativo, pero lo cierto es que no es del todo así, y si no os lo creéis, os animamos a probarla o a leer nuestra review.

La Under Armour Flow Velociti 2 es la única zapatilla de la marca en contar con esta mediasuela Flow. Dinámica, rápida y suficientemente protegida para corredores no demasiado pesados que busquen incentivar los ritmos en carrera y quieran una zapatilla bastante rápida con la cual afrontar entrenamientos muy polivalentes.

Salomon Spectur

Placa para todo el mundo

¡Fichaje de Salomon! Los franceses anuncian un modelo de los que podríamos considerar ”bueno, bonito, barato”.

La Salomon Spectur es una zapatilla con placa (no de carbono) que podrás utilizar para entrenar a diario y que encima no exige de una gran tecnicidad en carrera.

La marca se ha centrado en abrir las “súper” zapatillas a todo el mundo. ¿Misión imposible? Parece ser que con esta nueva zapatilla la cosa no irá por aquí.

Geometrías marcadas, puntera elevada y una tecnología Energy Blade que permite subir la intensidad al momento, de cualquier entrenamiento que estés realizando.

On Cloudmonster

¡On nos ha dejado muy sorprendidos!

La mejor zapatilla, por lo menos que nosotros recordemos hasta el momento, de On Running. La Cloudmonster ha acaparado las miradas de infinidad de corredores, y entre todos ellos, nosotros mismos.

Una zapatilla que mantiene la esencia de la marca suiza pero esta vez llevándola al límite. Con unos clouds importantes y con una sensación de amortiguación difícilmente comparable con otras zapatillas de la propia marca.

La On Cloudmonster es una de esas zapatillas que hacen fácil lo difícil. Cómodas al correr lentos y reactivas al ir rápido. Un combo ganador que los fans de la marca agradecerán y que seguro, abrirá las puertas a miles de corredores que no contaban con ON como opción de armario entre su línea de zapatillas.

Hoka Mach 5

Un clásico de la marca

Esta zapatilla ya lleva mucho tiempo en esta categoría y lo cierto es que como dice Aran, es una de las que no falla.

La Mach 5 de Hoka no cambia mucho respecto su predecesora, pero la verdad, no creemos que lo haya necesitado.

Una zapatilla que resalta por su comodidad de upper y su generosa plataforma. Todo esto mezclado con una geometría rígida y un juego de espumas (ProFly +) que facilitan el poder ir rápido si el entrenamiento así lo requiere.

Aunque Hoka tiene zapatillas para todos los públicos, está claro que la Mach se ha convertido en el híbrido sin placa que cualquier corredor medianamente intensivo puede necesitar para su día a día o incluso para alguna que otra competición exigente.

Skechers GOrun Razor Excess 2

Con placa y con el compuesto Hyperburst

En esta ocasión si que tenemos placa. La Skechers GOrun Razor Excess 2 sube perfiles en su mediasuela y mantiene una placa verdaderamente particular en forma de “H” justo en la zona de los metatarsos para facilitar así la transición durante la fase de despegue.

Una zapatilla que nos sorprendió por un upper muy cómodo, parecido al de cualquier otra zapatilla más rodadora, y por un un dinamismo y una agilidad difícil de encontrar en zapatillas de entrenamiento más tradicionales.

La Razor Excess 2 combina la magia del compuesto ligerísimo Hyperburst con la ya mencionada placa frontal para ofrecer reactividad en carrera y al mismo tiempo, conseguir bajar el peso de la zapatilla hasta unos números ridículos.

Scott Pursuit

¡Atentos a esta zapatilla!

Quizá no sabías ni que Scott tenía una línea de zapatillas de running. La marca de origen suizo lanza 3 modelos para cubrir las necesidades del corredor de asfalto y esta Pursuit es la que creemos, más os va a gustar para este tipo de entrenamientos más alegres.

Cierto es que no será ni la más ligera ni la más reactiva de todas, pero sus cuidados detalles y los feelings que nos transmitieron en su momento, nos han decantado finalmente para meterla en esta lista.

La Pursuit no tiene nada súper especial pero la verdad es que con el juego de espumas, un upper decente y una suela que funciona en todas las situaciones, consigue lo que muchos buscamos en modelos como estos: Comodidad para el día a día y  una punta de chispa para según que entrenamientos.

Asics Novablast 3

¿La más querida por todos?

¿Alguien dudaba de si la meteríamos o no? Estaba claro de que estas zapatillas tenía que estar.

La Novablast brilla por luz propia dentro de ASICS y también dentro del sector. La versión número 3 no ha hecho más que corregir algunos errores del pasado para dar ahora sí, seguridad y el dinamismo óptimo por partes iguales.

El nuevo Flyte Foam + es el gran secreto de esta zapatilla y es que tiene la capacidad de ofrecernos unas sensaciones únicas y sobre todo una polivalencia en cuanto a tipos de entrenamiento infinita.

Altra Vanish Tempo

Una opción un tanto distinta al resto

Para el final nos hemos dejado una zapatilla que debuta en este año y que creemos Altra potenciará en el futuro. La Vanish Tempo es la nueva mixta de la marca con ADN natural running y una zapatilla que apostamos cumplirá en muchas facetas.

A diferencia de la Vanish Carbon, la Tempo no lleva placa de carbono en su interior, cosa que la convertirá en algo más domable y generosa para la mayoría de corredores.

Una zapatilla de drop 0 con una horma sensiblemente más ancha y que incorpora el nuevo EGO Pro entre su mediasuela para que llegar a ritmos altos no sea un problema para nadie…

ROADRUNNINGReview