Una opción ideal para centros especializados

Quizá puedan ser las botas de presoterapia más completas y sofisticadas que hemos probado en ROADRUNNINGReview. Las Air Relax Pro son unas botas de presoterapia que bien podrían vale para cualquier clínica de fisioterapia o de centro especializado.

Al principio su aparatosidad, pero sobre todo su pantalla de 5’5” nos generó muchas dudas sobre su facilidad de uso y el tiempo que nos llevaría dominarlas correctamente…

Pero nada más lejos de la realidad, fue cogerla, conectar las mangueras, encender su centralita y darnos un masaje con uno de sus 4 programas de una forma súper intuitiva. Os lo prometemos.

La marca Air Relax cuenta con 3 modelos de botas de compresión neumática y las Pro, son su modelo más premium. Su alto precio sabemos que puede echar atrás a más de uno y esta es una de las razones por las que creemos que estas pueden ser una opción ideal para centros de recuperación especializados.

Los otros dos modelos, el A.R y el Plus son bastante más económicos y llevables lo que puede atraer más al corredor popular intensivo que quiera unas botas de recuperación muscular.

Hemos aprovechado que corríamos el maratón de Barcelona para probar 2-3 semanas antes y una después de este, el comportamiento y rendimiento de estas Air Relax Pro en un corredor popular.

Aunque ponértelas requiere un poco más de tiempo que el de otras botas, hay que reconocer que una vez dentro y en marcha, con ninguna otra bota de presoterapia nos hemos sentido tan y tan a gusto. ¿Quieres saber cómo sentirte algo más fresco en tu próximo entrenamiento?

Materiales

Las botas Air Relax Pro están separadas (izquierda, derecha) y cada una de ellas va unida a una manguera central directamente conectada al ordenador.

Si eres observador, te habrás percatado que en estos Air Relax tenemos que conectar más mangueras de lo habitual, ya que como decíamos, cada bota lleva una manguera individual conectada.

Puede ser algo engorroso a la hora de colocar y quizá, como a nosotros nos ha pasado, es posible que conectes erróneamente alguno de sus puertos. Nos ha gustado mucho la calidad que desprenden estos puertos que conectan las distintas mangueras y que tan importantes son a la hora de hacer circular el aire por su interior. Por lo tanto, recomendamos perder 5 minutos antes y asegurar que todo esté correctamente instalado.

Los puertos de conexión de cada manguera Los puertos de conexión de cada manguera

Las botas están pensadas al detalle. Como curiosidad, verás que en los Air Relax Pro tenemos dos cremalleras en cada bota para poder ajustar cada bota de forma muy personal al tono muscular y al perímetro de pierna de cada usuario. Estas cremalleras suben hasta bien arriba de la zona alta del muslo y se cierran además con la ayuda de un velcro en la cadera.

Cremalleras laterales en cada bota Cremalleras laterales en cada bota

Lo que seguro más te habrá llamado la atención es el dispositivo o pantalla que activa y pone en marcha el funcionamiento de estas botas.

Este contundente ordenador va unido (obligatoriamente) a una petaca que actúa como batería y que por lo tanto si queremos darle uso, deberemos llevarla encima.

Su autonomía no es algo muy destacable y es que nosotros la hemos consumido por completo en 3-4 sesiones de 30 minutos.

Evidentemente, si te quedaras sin batería y quieres seguir con el masaje, deberás conectar el otro cable que viene en su maleta, a la toma de corriente más cercana.

Pantalla de 5'5 Pantalla de 5'5" táctil
La batería siempre debe ir conectada a la central La batería siempre debe ir conectada a la central

Funcionamiento

Al inicio de la prueba teníamos ciertas dudas sobre su facilidad de uso pero la verdad ha sido, que con esta pantalla podrás toquetear (es táctil) de una manera rápida y fácil cualquiera de sus parámetros (presión, tiempo, programas, etc).

Hasta 6 son las cámaras de aire que forman estas botas Air Relax Pro y 4 son los diferentes programas que puedes utilizar.

En la pantalla, verás de una forma muy ilustrativa cual o cuales son las cámaras que están actuando en cada momento, verás el tiempo restante de masaje, y entre muchas otras cosas, podrás ajustar la presión de aire a tu necesidad (de 40mmHg a 170mmHg)

Dando uso a uno de sus 4 programas Dando uso a uno de sus 4 programas

1 – Secuencial  - Va de menos a más. Empieza desde la zona más distal de los pies y va subiendo progresivamente hasta la parte alta del muslo. Las cámaras se mantienen comprimidas de aire hasta llegar a la más alta de todas ellas. Una vez todas quedan comprimidas, se desinflan.

2 – Progresivo – Una compresión desde los pies hasta la zona alta pero en esta ocasión, y a diferencia del Secuencial, notarás como se van deshinchando cada una de las cámaras a medida que van avanzando.

3 – Ovlay – Compresión simultánea. Las 12 cámaras (6 por bota) se comprimen al mismo tiempo y se mantienen a la presión estipulada durante unos segundos. Luego se descomprimen a la vez.

4 – Drenaje  - Es una mezcla entre el secuencial y el progresivo. Se irán alternando ambos programas para ayudar a mejorar el drenaje linfático.

Si interesa apagar alguna de las cámaras porque tienes molestias en alguna zona de la pierna lo podrás hacer simplemente sujetando sobre la cámara específica que se ilustra en la pantalla.

Conclusiones

Pero chicos…¿Qué tal os ha funcionado? ¿Realmente os ha servido para algo?

Vamos a daros la respuesta, no os preocupéis. Al principio decíamos que durante el período pre y post maratón ha sido cuando hemos dado uso a las botas Air Relax Pro, y evidentemente así ha sido.

En los días cañeros, sobre todo aquellos intensivos en los que el lactato aumenta y te dejan muy fatigado, es cuando más sentido le hemos encontrado a las botas Air Relax.

Los días después estábamos algo más recuperados y eso nos permitía salir a rodar con ciertas garantías. Ninguna bota de presoterapia hace maravillas, eso está claro, pero con un seguimiento pautado y con el uso frecuente, verás que la mejora en tu rendimiento se verá afectada.

Las probamos durante la preparación de un maratón Las probamos durante la preparación de un maratón

Después de los 42 km del maratón no dudamos ni dos minutos en llegar a casa y metérnosla directamente a las piernas. Un sosegante masaje nos dejó literalmente dormidos en el sofá mientras veíamos la tele. Creemos que, aunque es difícilmente medible, nos ha venido bien durante la semana post maratón ya que no hemos sentido tanta sobre carga o agujetas como muy probablemente nos habría sucedido sin usar una máquina de este calibre.

La autonomía quizá es el hecho más negativo de estas Air Relax Pro y quizá su instalación previa, también. El peso de todo el kit es alto, y una vez metidas en su maleta de transporte ocupan un espacio considerable. Por eso, creemos que estas Pro en concreto, son unas botas más adecuadas en un centro especializado.

El funcionamiento es fácil y a diferencia de lo que creíamos antes de probarlas, el ordenador se maneja de forma intuitiva y sencilla. Es interesante observar la radiografía de las botas y poder conectar o desconectar cualquiera de sus cámaras de aire igual que modificar sus presiones o el tiempo del programa.

Tenemos hasta 3 mangueras y aunque no son lo más mínimo y ligero, hay que reconocer que permiten fluir rápidamente el aire y sus acabados son muy buenos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Más información   Acepto