Advertisement

Adidas Ultra Boost 18 VS Adidas Ultra Boost 19

Adidas Ultra Boost 18 VS Adidas Ultra Boost 19

 

La Ultra Boost es una de las zapatillas predilectas de los especialistas de Adidas y eso se evidencia en los esfuerzos que la casa alemana ha volcado a la hora de perfeccionar un producto ya de por sí excelente. Pero la Adidas Ultra Boost 18 tenía margen de mejora, como hemos podido comprobar al ponerla frente a frente con la versión 19. Y no hablamos solo de la estética, aspecto en el que se aprecian cambios significativos a simple golpe de vista, sino de construcción, materiales y respuesta.

Estamos hablando de una zapatilla que se sitúa en el tope de gama de amortiguación y comodidad dentro de la colección de calzado de Adidas, un modelo de pisada neutra, deseadísimo por corredores y no corredores, que se sustenta en la tecnología Boost, mundialmente conocida e inconfundible. Vamos a analizar los cambios de la Ultra Boost en cada una de las tres partes clásicas de una zapatilla (upper, mediasuela y suela) y sacar conclusiones sobre el tipo de uso que puede tener y el perfil de corredor al que se adaptará.

 

 

Diferencias y Evolución

La gran evolución que ha sufrido la Adidas Ultra Boost de la versión 18 a la 19 es el número de piezas utilizadas para su construcción. Podemos resumir esta metamorfosis con un término: desmembramiento. De los 17 elementos iniciales que tenía la Ultra Boost 18 se ha pasado a solo 4 elementos: upper + counter fit + torsion system + suela unida a mediasuela. Paradójicamente, el peso se mantiene idéntico en 310 gramos, aunque luego veremos por qué.

Como decíamos antes, estéticamente también se aprecian cambios importantes. Si la versión 18 tiene un corte más clásico y menos arriesgado, incluso un aire más casual, la Ultra Boost 19 es de apariencia más runner, con un diseño más moderno y futurista que su predecesora.

Sin más demora, vamos a un análisis más profundo de los cambios que ha sufrido la Adidas Ultra Boost en su paso de la versión 18 a la 19.

 

Upper

El tejido utilizado en la Ultra Boost 19 es el primeknit, lo que significa mayor capacidad de resistencia y aguante al paso de los kilómetros, no se deforma con la facilidad que sí lo hace la malla de la Ultra Boost 18, y además mejora notablemente la transpirabilidad, ya que se trata de una rejilla más abierta y con más facilidad para ventilar la zona, algo que echamos en falta en la versión 18 cuando corríamos medias o largas distancias. El primeknit es, además, más resistente y no pierde propiedades con el uso, como sí ocurre en la Ultra Boost 18, en la que notamos una deformación del knit.

Este primeknit, que es como una versión premium del knit, lo han confeccionado en la versión 19 con distintas densidades que diferenciamos por el color y se le ha insertado en una segunda capa (por debajo) una banda que cruza perpendicularmente a los dedos de los pies para mejorar la sujeción de los mismos. Otra de las diferencias respecto a la versión 18.

Si continuamos por la parte media del pie, en el upper, vemos que se mantiene ese cuerpo termoplástico que envuelve el pie, pero se ha utilizado un material diferente. La Ultra Boost 18 presentaba un compuesto más duro, poco flexible y que a algunos corredores incuso les molestaba por esa rigidez; en cammbio en la Ultra Boost 19 se ha apostado por un material algo más siliconado, más suave y maleable, y también más ligero.

Seguimos por la lengüeta, más acolchada, suave y voluminosa en la Ultra Boost 18. En la 19 no encontramos una lengüeta como tal, con identidad propia, sino una malla que es una prolongación del propio upper, por tanto más elástica, y como decíamos, construido de una sola pieza.  

En la parte trasera, la zona del contrafuerte que abraza el talón no presenta grandes cambios. De hecho, estéticamente puede parecer idéntico en ambos modelos, pero lo cierto es que cuando tocamos ambas zapatillas percibimos que el contrafuerte de la Ultra Boost 19 es más sólido, rígido y menos acolchado. Lo que se busca es una mayor protección y refugio de una zona delicada como es el tendón de Aquiles, que estará más sujeta y protegida en la 19.

Por último, otro de los cambios evidentes en el upper es el “counter-fit”, un elemento con identidad propia que en la versión 18 presentaba un material más rígido y pesado, con un recorrido continuo en todo el perímetro del talón, pero que en la Ultra Boost 19 se ha vaciado en parte, adelgazando la pieza y dotándola de mayor elasticidad y ligereza.

 

Mediasuela

El compuesto Boost, que durante la última década le ha otorgado a Adidas una seña de identidad única en todo el mundo, es el gran protagonista de estos dos modelos. Boost es sinónimo de amortiguación y reactividad, y en la Ultra Boost 19 el compuesto ha crecido en volumen un 20% respecto a la versión 18. Esta ampliación de la tecnología Boost se aprecia fácilmente en la zona del talón, lo que supone una gran ventaja para los corredores que pisen con esta parte del pie. Así, el talón de la Ultra Boost 19, con esa inserción extra, es más ancho, amplio, estable y cómodo que la Ultra Boost 18, un cambio que notaremos durante el impacto.

El otro gran protagonista de la mediasuela es el sistema Torsion System, un clásico de la marca teutona, presente en ambos modelos, incrustado en la mediasuela y que, con forma de tirachinas, tiene la función de evitar vibraciones durante la zancada, asegurando la estabilidad, la pisada y controlando el movimiento durante el despegue. En la Ultra Boost 19 este Torsion System ha alargado su cuerpo hacia la puntera de la zapatilla, alcanzando la zona de los metatarsos, mientras que en la 18 llegaba solo hasta la zona del mediopie. Con este cambio se ha logrado un plus de reactividad y fluidez en la zancada.

 

Suela

Como no podía ser de otra manera, reina el caucho de la casa de neumáticos Continental, con la que Adidas lleva ya muchos años trabajando. La suela es muy similar en ambos modelos, aunque el taco de la Ultra Boost 19 presenta una mayor superficie que la 18, pasando el dibujo de conformarse con tacos circulares a otros de forma hexagonal que abarca más zona de contacto con el suelo. El resultado es un mayor agarre y también una mejora de la tracción en momentos críticos de nuestra carrera, como pueden ser los giros o los cambios de dirección bruscos. Este nuevo taco multidireccional también mejora en superficies mojadas.

Tipo de corredor

Como decíamos al principio, pese al desmembramiento de la zapatilla en el paso de su versión 18 a la 19, el peso no ha variado. Se mantiene en torno a los 310 gramos, lo que la hace valedera para corredores desde hasta los 85 kilos, aunque también puede ser utilizada por corredores algo más livianos que deseen olvidarse de todo mientras hacen sus tiradas largas y solo deseen tener sensaciones de amortiguación y comodidad. Si hablamos de competición, desde medias maratones hasta maratones, ambas zapatillas responderán perfectamente en corredores de peso medio y peso elevado.

De pisada neutra y horma estrecha, esta zapatilla también será una gran aliada para los corredores que busquen sensaciones de suavidad y acolchado bajo sus pies.

 

 

Distancias y ritmos

El espíritu de la Ultra Boost, tanto de la versión 18 como de la versión 19, está en la larga distancia, siempre y cuando el tipo de corredor que la calce se ajuste al perfil que describíamos anterioremente. Por su construcción, la Ultra Boost 19 es perfecta para los corredores talonadores que entrenen para medias maratones o maratones. Su drop es de 10 milímetros, situándose en este aspecto por encima de la media actual del mercado, aunque ajustándose a lo que se espera de un calzado de este segmento de amortiguación.

Respecto a los ritmos, entre los 4:30/km y los 5:30/km creemos que es la franja de velocidad en la que las Ultra Boost se sentirán más cómodas. Aunque, como curiosidad, podemos decir que Javi Guerra, uno de los mejores maratonianos españoles, las utiliza para sus rodajes largos, y podemos intuir que sus ritmos están por debajo de esas cifras que damos.

 

Conclusiones

En resumen, las Adidas Ultra Boost 19 consiguen ese salto de calidad respecto a las 18, transmitiendo mejores sensaciones en carrera, con un plus de amortiguación y comodidad, también de reactividad, y sin traicionar el espíritu y el concepto para el que fueron concebidas.