Scott, cuatro zapatillas de running para cubrir todas las necesidades

Scott, cuatro zapatillas de running para cubrir todas las necesidades

Scott Running

Más allá del mundo del ciclismo, el esquí o el motor, la marca suiza Scott cuenta también con una línea simple pero efectiva, de zapatillas de running. Y es aquí donde ROADRUNNINGReview entra en escena.

Cuatro son los modelos con los que Scott pretende cubrir las necesidades de cualquier corredor, desde aquel más ocasional hasta aquel más intensivo. Como dirían algunos, menos es más, y lo cierto es que con tan solo cuatro zapatillas de running la marca logra cubrir todas los tipologías de zapatilla que existen: La de entrenamiento diario (con y sin estabilidad), la más alegre y finalmente, la de competición…  ¿Será suficiente?

Scott Speed Carbon RC

La zapatilla de competición

La zapatilla para competir con placa de fibra de carbono de Scott.  Una de las grandes particularidades de esta placa es quien la produce, que es el fabricante Carbitex.

Este factor le da no solo un punto de notoriedad respecto a la competencia sino también de adaptabilidad y rendimiento durante la pisada. A lo que nos referimos con esto último es que la placa Carbitex es adaptativa al corredor, lo que, incluso para alguien no tan técnico a la hora de pisar, le permitirá mantener sus propiedades de retorno y eficiencia en carrera.

La Scott Speed Carbon RC es una zapatilla para gente rápida. Aunque no es de las más ligeras de su sector, y de hecho, la zapatilla se siente dinámica y constante en cualquier carrera o entrenamiento que te la pongas.

El compuesto Kinetic Light Foam que ocupa su mediasuela está dividido en dos densidades. Con esta combinación de espumas firmes, la marca se asegura tener una zapatilla estable y al mismo tiempo rápida.

Tenemos que reconocer que nos gustó mucho más su fiabilidad en tiradas de media y larga distancia que no en las cortas o más explosivas. El compuesto se amolda a medida que se suceden los kilómetros y la zapatilla saca su mejor potencial en este tipo de salidas.

El upper no destaca tanto por la comodidad. Tenemos un material flexible y ligero pero la verdad, algo menos cómodo. El propósito de este no es otro que el de reducir peso a la zapatilla y buscar la máxima ligereza en competición, lo cual parecen haberlo conseguido.

Scott Pursuit

Una alternativa para los que quieran ir alegres

La alternativa de Scott para entrenar cómodo y alegre al mismo tiempo. Manteniendo gran parte de la estructura de la Speed Carbon pero esta vez sin ningún tipo de placa, con un upper más acolchado y cómodo y con un bloque de la misma espuma entre su mediasuela.

El Kinetic Light Foam se mantiene en esta Scott Pursuit pero se modifica su densidad. La idea es tener una respuesta parecida a su hermana de competición, pero sensiblemente más agradable para poder darle un uso diario.

La Scott Pursuit es una zapatilla que para la mayoría servirá como compañera de entrenamiento diario. Lo que nos ha gustado de ella es que es también una zapatilla combinable con alguna que otra competición, aunque si tienes la oportunidad de probarla, puede que notes que no tiene la chispa de otras mixtas más agresivas del sector.

La plantilla Ortholite que ocupa su interior es otra de las grandes diferencias respecto la Speed Carbon RC. Más perfil, sensiblemente más mullidita y por lo tanto, más adaptable a nuestro día a día de entrenamientos.

Scott Pursuit Ride

Una Pursuit con más soporte

¿Una Pursuit más estructurada? Aquí tenéis la nueva Pursuit Ride.

Prácticamente idénticas, pero con la única diferencia de que esta ultima cuenta con un sistema reforzado de soporte en el corte superior.

Tal y como observarás, la Pursuit Ride es un símil a la Pursuit, de hecho, cuesta bastante diferenciarlas.

La única diferencia entre ambas la encontraremos en el tipo de corredor al cual van dirigidas. Esta Pursuit Ride irá orientada a corredores que tiendan a pronar con el paso de los kilómetros o bien a todos aquellos que necesiten de ese extra de estabilidad.

El upper utiliza una malla técnica con distintos termoplásticos en la zona del medio pie, precisamente pensados para dar soporte al pie en esa zona más comprometida y “frágil” a medida que vamos sumándole kilómetros a las piernas.

La Pursuit Ride utiliza la misma base y suela que las de la Pursuit. Una suela reforzada estratégicamente con goma que mantiene de forma muy correcta el grip y la tracción incluso en superficies más inestables. Llama la atención el poco perfil de esta goma, pero tenemos que admitir que tras los más de 300km (entre la Pursuit y la Pursuit Ride) no hemos tenido sustos importantes.

Scott Cruise

La opción fácil de rodaje

Podemos hablar perfectamente del modelo de entrada a la marca suiza. La Scott Cruise es una zapatilla más ocasional que bien puede serviros para hacer un rodaje corto a ritmos suaves como para llevar combinada con vuestra vestimenta diaria.

Por lo que pudimos probar en su momento, la Cruise es una zapatilla “fácil”. Una zapatilla para ser utilizada durante algunos de vuestros entrenamientos semanales.

La verdad es que no nos desagradó ni mucho menos, pero viendo lo que tiene ahora la marca entre su catálogo os diríamos que, si sois corredores medianamente intensivos, miréis entre la Pursuit Ride o la Pursuit como futuribles zapatillas de rodaje semanal.

ROADRUNNINGReview