Brooks y su línea Cushion de zapatillas

Brooks y su línea Cushion de zapatillas

Zapatillas para entrenar a diario

Puede que sea una de las marcas actuales con mayor ADN running. Por si todavía no lo sabías, la marca nacida en Seattle (EEUU) Brooks es de las pocas que únicamente cuenta con zapatillas 100% enfocadas al correr entre su amplio abanico de productos. Todo el desarrollo y confección de producto va dirigido al bienestar y necesidad del corredor, tenga más o menos experiencia.

Este hecho tan singular convierte a Brooks en una de las marcas que genera más confianza al corredor popular. Su línea Cushion de zapatillas esta formada por modelos que son referencia dentro del sector y que dejan gran sabor de boca a la mayoría de runners que han tenido la oportunidad de probar alguno de sus modelos como bien podrían ser la Glycerin, la Ghost o la Adreanline

La línea Cushion se define como aquella que orienta todas sus zapatillas al entrenamiento y al rodaje diario. Modelos todos ellos con la amortiguación y protección necesarias para poder combatir el día a día de la carga de entrenamientos y el desgaste que este produce.

Si miramos en lo más alto de esta línea Cushion nos toparemos con la Brooks Glycerin 20. Esta zapatilla es puro confort y comodidad siempre que hablemos de zapatillas rodadoras. Lo más destacable de esta zapatilla es que es la primera de Brooks en contar con el DNA Loft v3. Se trata de un material que utiliza nitrógeno inyectado para mantener la protección del pie a ritmos suaves, pero al mismo tiempo poder mejorar el dinamismo si decidimos subir el ritmo en carrera gracias a sus propiedades.

La Glycerin 20 es la alternativa perfecta de entrenamientos para prácticamente cualquier tipo de corredor. La entrada del nuevo compuesto le abre las puertas al corredor más ligero que busque una zapatilla para sus salidas controladas, pero con la cual, en esta última versión, podrá subir la intensidad con mayor facilidad.

Por su lado, el corredor de peso alto la disfrutará en prácticamente cualquier circunstancia. La versatilidad es uno de sus puntos fuertes y os aseguramos que la zapatilla, siempre que hablemos de distancias o superficies por las cuales entrenar, es de esas que no tiene ni límites ni obstáculos.

Brooks Glycerin GTS 20

Lo mismo que la anterior, pero esta vez con soporte incorporado. Los Guide Rails son esta especie de tiras laterales que se extienden por lo alto de la mediasuela de las Glycerin GTS 20 y que tienen el objetivo de dar estabilidad y protección al corredor que así lo requiera.

Utilizarlos también le suma unos gramos de más a la zapatilla, pero muchas veces es mejor prevenir que curar. Los Guide Rails actúan de manera que el cuerpo se alinea con la pisada y reduce el exceso de desviación ofreciendo así, de una forma muy natural, una pequeña guía para el pie durante la transición de este.

Podríamos decir que la Glycerin GTS 20 es seguramente la alternativa para corredores de peso más alto o aquellos más nulos técnicamente. Una zapatilla orientada también a las distancias largas que mediante protecciones en todo su perímetro (también en el upper) dará lo justo y necesario para que uno se sienta cómodo y muy respaldado.

Deciros que Brooks también ha creado una versión llamada Stealthfit que utiliza un upper mono pieza fabricada con un tejido knit mucho más elástico que se adaptará de un modo totalmente distinto al pie y que hará los deseos de los que quieran una Glycerin 20 con un fit tipo calcetín.

Garantía de éxito, así podríamos resumir la Ghost 14 de Brooks. Una zapatilla tradicional que todo corredor que la compra, sabe perfectamente como le funcionará.

Drop alto de 12mm, espuma tradicional en sus bajos y una pisada suave y efectiva. El DNA Loft es la espuma utilizada por Brooks en esta zapatilla y tenemos que reconocer que es de esas “simples” pero eficientes. Tacto agradable que reducirá la carga de entrenamientos en tus piernas gracias al mix de suavidad y ligereza que tiene.

La Brooks Ghost 14 es el tipo de zapatilla que corredores de un perfil intermedio pueden requerir en su día a día. Un modelo de entrenamiento que bien podríamos comparar con otros clásicos del sector como la Cumulus en ASICS, la Ride en Saucony o la 880 dentro de New Balance.

A diferencia de la Glycerin, la Ghost es una zapatilla sensiblemente más ligera y dotada de menor cantidad de amortiguación, por lo cual el corredor de peso inferior a los 75kg encontrará en ella su compañera de vida.

La hermana con estabilidad de la Ghost 14. La Adrenaline GTS es uno de los modelos más viejos de la colección y uno de esos que año tras año, versión tras versión, se ha ganado su estatus como una de las mejores zapatillas para pronadores del mundo runner.

Con los Guide Rails en lo alto de la mediasuela (igual que Glycerin GTS 20) para ofrecer esa guía en carrera tan necesaria para corredores que tiendan a pronar pero con los mismos niveles de confort y comodidad que su hermana neutra ofrecen durante la carrera.

A nivel de acabados y materiales del upper, ambas zapatillas cuentan con un patrón muy similar únicamente modificado en la zona interior por parte de la Adrenaline GTS 22 para precisamente ofrecer un extra de seguridad el arco del pie.

Brooks Trace 2

¿Te gustaría adentrarte dentro de la filosofía Brooks? Tenemos tu zapatilla.

La Brooks Trace 2 es un modelo “experimental”. Una zapatilla para corredores ocasionales que busquen un modelo fácil para poder entrenar un par o tres de veces por semana.

En cuanto a acabados, la Trace 2 utiliza materiales menos glamurosos que el resto de sus hermanas de línea Cushion. En mediasuela tenemos el BioMoGo DNA, una espuma más pesada que amortiguará lo estrictamente necesario durante las salidas más sencillas.

Si la observas con detalle, te darás cuenta de que la Trace 2 la podríamos comparar con versiones anteriores de las Ghost. Digamos que estamos ante un modelo más económico que Brooks lanza para responder la necesidad del corredor menos intensivo que simplemente busque funcionalidad y unos mínimos de seguridad para sus entrenamientos.

ROADRUNNINGReview