¿Cómo hacer más grandes tus zapatillas de running?

Una manera fácil y senzilla

Seguro que alguna vez te ha sucedido. Compras una zapatilla, la utilizas durante varios entrenamientos y por tu mente empieza a sondear el arrepentimiento de haber escogido esa talla y no una superior. ¿Los dedos te tocan la punta cuando corres con ellas? ¿La horma es muy estrecha?

Hoy te ayudaremos a agrandar la talla de tus zapatillas de running con un truco casero que te permitirá solucionar ese problema. Fácil y sencillo, este proceso te llevará poco menos de 48 horas y unos pasos básicos para conseguir ganar unos milímetros de amplitud y tamaño para tus pies.

 

¿Qué necesito?

-Bolsas de ZIP

-Congelador

-Centímetro (si quieres medirlo)

-Agua

Materiales Materiales

1 - Quitar plantilla y abrir cordones

Sacar las plantillas de dentro la zapatilla y abrir la zona de los cordones, incluso si podéis, quitar los cordones de la zapatilla para tener mayor facilidad.

Quitar plantilla y abrir cordones Quitar plantilla y abrir cordones

2 - Introducir las bolsas de plástico

Introducimos las bolsas de zip dentro de cada una de las zapatillas (izquierda y derecha) con la zona de apertura visible en el collar de la zapatilla. En este punto es importante introducir la bolsa hasta la puntera de la zapatilla procurando no agujerear esta.

Colocar bolsas en el interior Colocar bolsas en el interior

3 - Rellenamos las bolsas de agua

Una vez tenemos ambas zapatillas con las bolsas perfectamente situadas en el interior, procedemos a llenar de agua el interior de estas. Procurar no llegar hasta arriba de toda la bolsa, con media o tres cuartos es suficiente. Cerramos la bolsa con el cierre zip.

Rellenamos la bolsa con agua Rellenamos la bolsa con agua

4 - Zapatilla al congelador Durante 24h

Directamente al congelador durante 24h.

Zapatilla al congelador Zapatilla al congelador

5 - Dejar reposar durante 12h en exterior

Una vez pasadas las 24 horas, aseguramos que el agua se ha transformado en hielo compacto y dejamos las zapatillas en el exterior para descongelar el hielo. En ese momento calculamos unas 12 horas para que el hielo se haya convertido en agua (dependerá de la época del año).

Dejar la zapatilla en exterior Dejar la zapatilla en exterior

6 - Quitar bolsas y dejar secar

Sacamos las bolsas, que deberían estar perfectamente estancadas y sin goteo alguno, y procedemos a dejar las zapatillas durante unas 10-12h más en el exterior para que no quede rastro de humedad y el tejido del upper quede perfectamente seco.

Quitar la bolsa de agua del interior Quitar la bolsa de agua del interior
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Más información   Acepto