¿Cómo quitar un chicle de unas zapatillas de running?

¿CÓMO QUITAR UN CHICLE DE UNAS ZAPATILLAS DE RUNNING?

 

No hay nada que odiemos más que salir a entrenar, estar esperando a coger la señal de GPS del pulsómetro y ¡PAM! Pisar un chicle… No os estreséis, quitar el chicle de unas zapatillas de running, es un problema con “rápida” solución. Obviamente, hay diferentes métodos, diferentes opciones, nosotros os las vamos a nombrar todas pero queremos entrar al detalle de lo que vendrían a denominarse “Métodos del frío”. Procedimientos poco agresivos para las zapatillas y, bastante sencillos la verdad.

 

 

MÉTODOS DEL FRÍO:

 

BOLSA DE PLÁSTICO:

 

- Pisar el chicle (dicen que da buena suerte…)

- Colocar las zapatillas en una bolsa de congelados.

- Asegurarnos que el chicle queda adherido a la bolsa.

- Dejar la zapatilla dentro de la bolsa durante 1 - 2 horas.

- Sacar las zapatillas

- Cuidadosamente remover la bolsa. (el chicle debería salir con ella)

- Limpiar los restos con  un cuchillo redondeado o parecido.

- Limpiar la zona afectada con agua y jabón.

 

CUBO DE HIELO:

 

- Aplicar directamente el frío del hielo sobre el chicle.

- Realizar esta acción durante varios minutos.

- Progresivamente intenta ir sacando el chicle con un cuchillo redondeado.

- Repetir esta misma acción en caso que sea necesario.

- Limpiar la zona afectada con agua y jabón.

 

PRODUCTOS LUBRICANTES: Espray que podemos encontrar en cualquier supermercado que nos pueden ayudar a deshacernos del chicle, aunque de manera bastante más agresiva para el compuesto de la mediasuela y de la suela.

 

ARENA: Quizá el método más neandertal de todos, pero como “apaño”, puede servir. Tan sencillo como usar arena y un palo para intentar removerlo de la suela.

 

ACEITES, MANTEQUILLA, CREMA DE CACAUETE... muchos otros "remedios de la abuela", pero nosotros creemos que los menos agresivos y más acertados son los comentados. 

 

Subscribirse al Newsletter