Wave Sayonara 3 - Mizuno

Wave Sayonara 3 - Mizuno

Publicado hace 318 día(s)

Introducción

Mizuno necesita pocas presentaciones. Es una empresa de ropa deportiva japonesa centenaria que se erige como una de las grandes en el equipamiento deportivo y que cuenta con unos seguidores realmente leales. La marca persiste e insiste en su gran hallazgo en calzado de running: la tecnología wave, una onda rígida que recorre casi toda la media suela y que aporta unas sensaciones inconfundibles de amortiguación y estabilidad. Pese a que se trata de una marca bastante sobria y poco dada a diseños estridentes, estas Mizuno Wave Sayonara 3  presentan un colorido agresivo y unas prestaciones a priori muy interesantes. Este modelo viene a disputar el lugar de las Wave Elixir o las Wave Precision, unos modelos casi míticos que constituían la principal apuesta de la marca asiática para unas zapatillas rápidas sin renunciar a una amortiguación solvente y a un confort considerable. Para probarlas, han sido utilizadas durante seis semanas con una media de 7 u 8 salidas en cada una de ellas hasta completar unos 550 kms.

Primeras impresiones

La recepción de las zapatillas Mizuno Wave Sayonara 3 no nos dejarán indiferente. Se trata de unas zapatillas que, por lo robustas que resultan, son bastante ligeras y nos desconciertan un poco. El upper (en su parte trasera) y la lengüeta son bastante gruesos y conforman una zapatilla robusta pero que al mismo tiempo presenta una ligereza de materiales que resulta una agradable noticia. La parte posterior resulta ciertamente rígida, por lo que nos hace pensar en una apuesta de Mizuno por la estabilidad, pese a que parece compensarse con una parte anterior muy flexible. El colorido de las Wave Sayonara es muy variado en las diversas versiones del modelo. El que probamos actualmente es una poca discreta combinación de amarillo y negro que nos gusta, pero podemos encontrarlas en tonos blancos y azules. El calzado de las Wave Sayonara por primera vez nos produce una encomiable sensación de comodidad que nos hace entrar ganas de lanzarnos a probarlas sobre el terreno. El upper envuelve muy bien y de manera poderosa al pie.

Mediasuela y amortiguación

La mediasuela de las zapatillas Mizuno Wave Sayonara 3, realizada con la tecnología U4ic (con buenas prestaciones pero mucho más ligero que el EVA), viene protagonizada por la tecnología Wave, que confiere a las zapatillas una excelente estabilidad y una amortiguación mecánica marca de la casa. Consta de una placa ondulada y rígida que recorre toda la parte trasera de la media suela y con un diseño que el propio peso del pie disipa la presión de los puntos de apoyo hacia otros menos presionados. En el talón se ofrece una pieza en forma de herradura (deja un “agujero” en el centro de esta zona) de material AP+, un poco más pesado que el UI4c pero con mejores prestaciones amortiguadoras. Cabe decir que la relativa dureza del material (Pebax) de la onda que define la tecnología wave asociada a Mizuno proporciona siempre una buena percepción del suelo, bastante más marcada que algunas de sus competidoras, y que, en corredores que no las hayan probado, les puede sugerir una sensación de dureza. Pese a ello, correr con ellas resulta una experiencia agradable, ya que la amortiguación crece con el uso y a medida que nos vamos acostumbrando a ella, nos parece bien ajustada. El perfil es relativamente alto, con un drop de 11 mm que busca deliberadamente la estabilidad de la zapatilla al correr. Pero esta estabilidad no se contradice con una media suela verdaderamente flexible: la flexibilidad de los propios materiales de la mediasuela permite una torsión muy fácil en su zona delantera, por lo que será una zapatilla con un comportamiento dinámico bueno. Esta torsión se realiza sobretodo en las dos evidentes líneas de torsión que posee la suela de las Wave Sayonara 3. Cabe afirmar que en las zonas traseras con el Pebax rígido de la onda, la torsión es imposible. Se trata en suma de un modelo con una parte rígida y muy protegida en el retropié y una sorprendente flexibilidad delantera. La puntera de las Wave Sayonara se eleva considerablemente hacia arriba, confiriéndole un rocker delantero considerable (por encima de los 4 cm.), por lo que la transición entre la recepción y el despegue resulta más ágil. Por contra, ello no se acompaña con un rocker trasero elevado, ya que apenas se levanta 1 cm sobre el suelo.

Suela

La suela de las zapatillas Mizuno Wave Sayonara 3 presenta dos materiales muy diferenciados: una goma blanda y flexible en la zona interior delantera (XG Rubber) y un material mucho más rígido y duro (X10) en todo el resto. Con ello se consigue un equilibrio bastante logrado entre adherencia al terreno y durabilidad. Habrá que estar atentos a cómo evoluciona la parte blanda al paso de largo tiempo. La tecnología SmoothRide, que consiste en separar el material rígido de la suela en cuatro paneles diferenciados y de perfiles redondeados, permite que las Wave Sayonara tengan un correr muy reactivo y eficiente, ya que lo que se busca con ella es minimizar los micromovimientos del pie en la transición de cada pisada. La suela se comporta verdaderamente bien en superficies rugosas y lisas, incluso cuando se hallan mojadas. Los únicos problemas constatables han sido en terrenos naturales: la recepción en hierba no es demasiado buena por una cierta dificultad del material X10 para agarrarse e esta superficie y, por su parte, la forma de la media suela y de la suela (con ese hueco que se produce con su forma de herradura) dificulta correr por terrenos pedregosos. La suela, incluso en su parte más blanda se ha comportado muy bien en términos de durabilidad: está prácticamente como nueva.

Upper

El upper de las zapatillas Mizuno Wave Sayonara 3 es verdaderamente complejo por la gran variedad de materiales y texturas que posee. Toda la parte delantera de la zapatilla se articula mediante una combinación de rejillas, una de malla muy fina en el interior y una de agujeros más grandes en el exterior. En medio de estas dos rejillas advertimos unas cinchas de sujeción interna que actúan de acuerdo con la tecnología Dynamotion Fit, que permite que el upper interactúe con el movimiento del pie y que, por tanto, la zapatilla se ajuste perfectamente a este durante las distintas fases de la pisada. La parte trasera presenta una tela interior de naturaleza similar al nylon con un revestimiento de rejilla muy densa y tejida mediante formas geométricas. además de estos dos materiales, hay que referirnos a los refuerzos de plástico rígido cosidos en 3 zonas: la puntera para evitar dañarnos el pie si contactamos con algo duro, la ojetera de los cordones y, por último, toda la zona que ocupa el logo de la marca en ambos laterales. A todo ello, debemos añadir una estructura de talón verdaderamente voluminosa y contundente, que cubre verdaderamente todo el tercio posterior de la zapatilla. Para posibilitar la adaptación de todos los tipos de pie a una estructura tan rígida, Mizuno ha dispuesto un acolchamiento igualmente espectacular y que permite que cualquier pie se halle bien alojado y sujeto en su interior. El interior de las Wave Sayonara está revestido de una tela negra de muy agradable tacto. Es una zapatilla de gran confort, que permite una comodidad al correr poco común. La zapatilla envuelve y sujeta correctamente la parte baja de nuestra pierna. No se tarta de una zapatilla ni demasiado alta ni demasiado baja: deja libre a todo el tobillo y contiene correctamente al aquiles. La lengüeta es un poco sorprendente por presentarse muy voluminosa e hiperacolchada, proporcionando una protección al empeine perfecta pero sobredimensionando un poco el volumen de las zapatillas y dificultando la evacuación del sudor. Los cordones que se aportan son planos y funcionales, de cariz ciertamente tradicional pero efectivo. El fit general del pie en la zapatilla es muy bueno por lo acolchado del interior, que permite que distintas formas de pie queden bien fijadas en su interior, pero ello tiene alguna contrapartida en transpirabilidad, especialmente en su parte posterior. Se trata de unas zapatillas que en días muy calurosos pueden resultar excesivas por la dificultad de evacuar la temperatura y el sudor. No se trata para nada de una zapatilla impermeable, pero de la misma forma que el agua entra, se expulsa mediante la pisada.

Horma

Las Mizuno wave Sayonara 3 poseen una horma curva relativamente ancha en el antepié (de acuerdo con la tradición de Mizuno) que permite alojar perfectamente a pies de medidas normales y anchos y proporciona un espacio interior amplio. Insistimos en la versatilidad de la zona trasera de la zapatilla gracias a su gran acolchado que acoge satisfactoriamente pies de distintas medidas. Mediante el lazado, la zapatilla se ajusta perfectamente. Existe una versión de mujer con una horma un poco más redondeada.

Dinámica

Correr con las zapatillas Mizuno Wave Sayonara 3 es una experiencia interesante: se trata de un modelo que al inicio desconcierta un poco por la rigidez de la zona trasera y por su propia robustez, pero a base de usarlas nos damos cuenta que, pese a su aspecto de zapatilla pesada, ello se compensa con la flexibilidad de la zona delantera y por una ligereza de materiales que nos la hacen aparecer mucho más liviana. Proporcionan un correr muy reactivo, en el que la transición entre la recepción (verdaderamente protegida) y el despegue se realiza de modo ciertamente rápido y ágil, por lo que permite correr a ritmos verdaderamente altos con una respuesta muy positiva. La considerable altura del talón y el consiguiente drop elevado proporcionan un correr muy estable y tradicional (con una entrada de talón muy contundente) y que se ve muy bien acompañado por el alto drop delantero. Este correr reactivo y veloz nos sugiere que las Wave Sayonara puedan ser calificadas de zapatillas rápidas, hecho que en un primer momento no nos parecía posible, y son recomendables tanto para entrenos largos como rápidos e, incluso, para carreras. No se trata de unas voladoras, pero su ligereza y su reactividad hacen que puedan comportarse casi como tales. Se trata de zapatillas para corredores neutros. La durabilidad de la zapatilla es un aspecto muy positivo de estas Wave Sayonara, ya que en los dos meses de prueba se han comportado perfectamente y no observamos ningún rasguño en el upper y una resistencia de la suela encomiable.

Conclusión

Las Mizuno Wave Sayonara 3 son unas zapatillas robustas y protegidas pero a su vez bastante ligeras y que permiten una manera de correr rápida y reactiva. Se trata de un modelo versátil que permite desde carreras explosivas hasta entrenos más lentos con un comportamiento bueno en todo el abanico de salidas que se encuentra entre estos dos. Las recomendamos para corredores de todo tipo y para tiempo normal y frío, siendo un poco excesivas en caso de fuerte calor, habida cuenta de su robustez.

PROs y CONtras

Pros:
- Versatilidad
- Reactividad
- Agarre en distintas superficies
- Robustez y protecciones
- Comodidad

Contras:
- Transpiración justita en días calurosos
- Rigidez trasera
- Amortiguación un poco dura

Saucony - Zealot ISO 2

Zealot ISO 2 - Saucony

Publicado hace 25 día(s)

Introducción

¡Ganas es poco! Ya adaptados a un drop de 4 mm gracias a las Kinvara 7, va y nos toca testar las Saucony Zealot ISO 2. El escenario pinta más que bien…

Saucony quiere decir “río rápido” en indio, es por eso que su logo simboliza un rio con piedras redondas. Las Saucony Zealot ISO 2, se crearon como sucesoras de las Cortana en la primavera de 2015, ahora las renuevan en el 2016. Están pensadas para corredoras de peso medio o incluso alto, que busquen una zapatilla ligera con la que entrenar y poder ponerlas a ritmos rápidos. Todo esto  sin perder amortiguación y respetando las sensaciones naturales al correr definidas por sus hermanas Kinvara y el “natural running”.

Para que nos hagamos una idea, es como si hubieran querido crear unas zapatillas para entrenar, que aguanten muchos km y siguiendo las directrices del "natural running”. Una mezcla explosiva, ya que si lo han conseguido, preparémonos para una zapatilla de altas prestaciones que nos servirá tanto para días de rodaje, como para los días de series o competición. Esperemos que EVERUN distribuido por toda la suela contribuya a lograrlo.

Primeras impresiones

Amor a primera vista con las Saucony Zealot ISO 2, no solo son bonitas sino que además son cómodas y nos da la sensación que nos van a acompañar en muchos rodajes. Eso sí, son justas. Contad media talla más de la que utilizáis normalmente.

Cuando abrimos la caja vemos al instante que las Saucony Zealot ISO 2 son el tope de la gama: materiales cuidados, calidad en la presentación, colores llamativos… Nuestro modelo femenino combina el púrpura y el coral (es un color entre rosa y el naranja melocotón). La gente las mira, no os vamos a engañar.

Comparadas con sus predecesoras, las Saucony Zealot ISO, las encontramos más flexibles y más blandas y cómodas todo y que pesan un poco más.

La calidad de los materiales empleados es alta y se nota. Las doblamos pero no se dejan hacer en exceso. Pero cuando sopesamos el peso, nos hacen abrir los ojos como naranjas: tan solo 238 g en el modelo de chica, talla 40 EU o 8,5 USA. Y este peso, para un modelo de entrenamiento, con esta amortiguación, es muy bajo.

Nos las calzamos y nos apetece llevarlas puestas todo el día. La horma no influye en la comodidad, ya que el sistema ISOFIT consigue adaptar la zapatilla a nuestro pie perfectamente, dejando espacio suficiente para los dedos y, sobretodo, sin que se mueva la lengüeta, detalle que nos molesta enormemente.

Mediasuela y amortiguación

Las Saucony Zealot ISO 2 se sienten acolchadas y las primeras zancadas nos dan una respuesta del todo inesperada, son muy blandas y nos sentimos protegidos desde el primer momento. No son muy reactivas, pero tampoco es que estén diseñadas para serlo, al menos no como definición. Es una zapatilla de entrenamiento ligera y muy lograda.

¿Cómo se lo montan Saucony para conseguir que las Saucony Zealot ISO 2 logren esta respuesta? Pues colocando en la mediasuela tres compuestos que funcionan muy bien: el EVERUN, el PowerGrid y el SRC.

El EVERUN lo vemos a simple vista, cuando quitamos la plantilla de la zapatilla, en el footbed. Es como una capa blanca de bolitas cortadas de un material que se parece al porexpan que ocupan toda la zapatilla y es el primer material con el que tienen contacto nuestro pie, después de la plantilla. El PowerGrid amortigua juntamente con él.

El SRC es una pieza rosa en nuestro modelo, que se ve mirando a la suela y que queda por la parte externa de la zapatilla y nos ayudará a absorber el impacto. Las Saucony Zealot ISO 2 funcionan mejor entrando de metatarso, ya que tienen un drop de 4 mm, pero este SRC nos ayuda si taloneamos un poco a estabilizar la zapatilla y que la transición sea más suave. La verdad es que se nota estable cuando taloneamos, así que algo debe hacer. Cuando hablemos de la suela, veréis como se combina con el resto de materiales.

Esta mediasuela es una pasada, pensad que está intacta, ni se ha deformado, ni tiene arrugas ni hemos notado un descenso en la amortiguación conforme han ido avanzando los km. Y es que, aunque nos hayamos vuelto fans de los drops bajos, nos sigue gustando sentir el pie amortiguado y protegido.

Suela

A parte del EVERUN y el SRC del que hemos hablado en la mediasuela, en la suela de las Saucony Zealot ISO 2 encontramos la tecnología XT-900, el IBR+ y el Tri-Flex. Éste último es un diseño como de flechas, que ayuda a la flexión pero resta reactividad. No nos importa mucho, ya que su finalidad es el entrenamiento. Y en tiradas largas nos ayudará, ya que vamos disminuyendo la eficiencia de la pisada a medida que avanzan los km.

Para no aburriros con tecnicismos intentaremos describiros cómo se comporta según las diferentes superficies por las que la hemos probado. No es una suela extremadamente adherente. No nos ha convencido su respuesta por superficie arenosa o tierra (ya que no se agarra), ni por asfalto mojado (por el que resbala). Es sí, las Saucony Zealot ISO 2 son las reinas del asfalto. Lugar por el que se mueven con total fiabilidad y solvencia.

El caucho de carbono XT-900, que vemos en el talón y en la puntera de color morado, ayuda a aumentar la duración de la suela. El IBR+, que también es un caucho, pero más blando, ayuda a la amortiguación (que corre a cargo del EVERUN como os hemos apuntado anteriormente) y lo encontramos teñido de amarillo en todo el antepie.

Al acabar la prueba, con 150 km, la parte del talón y la punta se empiezan a ver desgastadas, pero es cierto que hemos sometido las zapatillas a todo tipo de entrenos y superficies. Prepararse un medio maratón es lo que tiene…

Upper

Una de las cosas que más nos han gustado de las Saucony Zealot ISO 2 es que tienen 150 km y se ven como el primer día. Y en nuestro caso tiene mucho valor, ya que tenemos unos pies “difíciles” con juanetes y zonas que erosionan la zapatilla dándole un aspecto de viejo pasados los 200 km. Y eso, en parte, es gracias al cuidado diseño del upper en general y del mesh en particular.

Es cierto que los termo sellados (FlexFilm) ayudan mucho a aumentar la durabilidad de la zapatilla pero el conjunto de fibras y el entrelazado utilizado son igual de importantes. Este detalla quizás no es lo más obvio pero tiene su importancia.

Y ahora hablaremos de lo obvio, de lo que hablan todos, o sea, del ISOFIT.

¿Qué es el ISOFIT? Pues mirad, para nosotros: una muy buena solución de las Saucony Zealot ISO 2 para los que tenemos horma estrecha pero no queremos sentir nuestro pie comprimido como pasa en otros sistemas.

El ISOFIT es como el exoesqueleto de los invertebrados, una armadura o caparazón que fija el pie, agarrándolo sin comprimirlo gracias a la lengüeta, que está elaborada con un material denso y hace que no sintamos las láminas del ISOFIT clavarse en nuestro pie. Esta lengüeta es la pera: no solo no se mueve sino que además no se arruga ni molesta por ningún lado; es como llevar un calcetín.

En la zona del upper hemos encontrado una pega, ya que nos han resultado poco transpirables. No sabemos si es el RunDry que es muy denso o las múltiples capas de la zapatilla, pero no nos acaba de encajar la sensación calentita en nuestros pies, sobretodo al final de las tiradas largas.

Las Saucony Zealot ISO 2 tienen una ojetera simétrica con seis agujeros por lado y zonas reflectantes. Ahora bien, el sexto agujero es excesivo para nuestro gusto, ya que el pie queda fijo y no hace falta. Los cordones son del mismo color que la lengüeta y un poco elásticos. Todo correcto.

Horma

Para nosotros, las Saucony Zealot ISO 2, tienen una horma ideal, os explicamos porqué. La mayoría de los corredores tenéis los pies normales, tirando a anchos y de los pocos que tenemos el pie estrecho.

Nos encontramos con una horma espaciosa pero en la que se nos permite reducir hasta ajustar por completo el pie, aunque sin oprimir. Y espacio para los dedos, queda, no sufráis por eso. Así que los plantilleros también podréis disfrutar de las Saucony Zealot ISO 2 sin problemas. Recordad de pedir media talla más, eso sí. Es un modelo muy justo. Ya os lo hemos advertido en otro apartado.

¿Y qué pasa con los pies anchos? Pues ningún problema: id probando con los cordones hasta dar con la sujeción que se adapte a vuestras necesidades.

Nos vamos a por la parte trasera de las Saucony Zealot ISO 2. El talón es bastante rígido y ajusta perfectamente pero sin dañar el tendón de Aquiles.

Dinámica

Zapatilla de entrenamiento de “natural running” amortiguada.

Vamos a por uno de los apartados más interesantes: comportamiento dinámico de las Saucony Zealot ISO 2.

La verdad, cuando salimos a correr con ellas agradeciendo poder por fin tener unas zapatillas de entrenamiento de “natural running” (y es que nos costó la adaptación al drop de 4 mm), no nos pensábamos que unas zapatillas tan ligeras podrían estar tan bien amortiguadas. No nos gusta la sensación “chiclosa” en una zapatilla pero se agradece que sea blanda, sensación protegida y confortable. Y las aucony Zealot ISO2 lo consiguen.

Con tan solo 4 mm de drop, aíslan bastante. Además son unas zapatillas neutras para entrenamientos pero que podéis usar los supinadores o pronadores ligeros, ya que el SRC ayuda.

No nos engañemos, las Saucony Zealot ISO 2 son zapatillas diseñadas para corredores con una técnica mínimamente depurada, ¡Vamos, que os van a ayudar a entrar de mediopie! Pero si taloneais, tienen estructuras que van a hacer más agradable la transición.

En caminos de tierra, por los que frecuentemente aprovechamos y corremos la tirada larga semanal, patinan. ¡Y no en sentido figurado, precisamente! Si son llanos y sin curvas cerradas, no tendréis problemas pero absteneros de llevarlas por montaña pura y dura, podéis tener algún susto. Y es que no podían servir para todo…

 

Conclusión

El uso que os recomendamos  para las Saucony Zealot ISO 2 es para corredoras de peso medio o incluso alto, que necesiten una zapatilla para entrenar rodajes largos pero que también deseen ponerla a ritmos vivos. Llegando a poder competir con ellas en medio maratón o incluso en  la prueba reina: el maratón. La reactividad no es su mejor virtud pero damos fe de que a 4:15 min/km responden muy bien. Eso sí, por asfalto.

El sistema ISOFIT ha sido toda una revolución por lo adaptable a cada tipo  de pie. Y lo que nos ha sorprendido más ha sido su gran amortiguación, con el EVERUN como protagonista, en tan poco peso. Eso sí, nos hubiera gustado que fueran un poco más transpirables, quizás cambiando la malla superior y haciéndola más fina, lo fueran un poco más.

En nuestra opinión, si sois fans del “natural running”, tenemos el combo perfecto: las Saucony Zealot ISO 2 para entrenar series largas y rodajes, pudiendo llegar a competir en medio maratón y maratón y las Saucony Kinvara 7 para los días de series cortas y competiciones de 5 km y 10 km. ¿Qué os parece la idea?

PROs y CONtras

PROs:

- Facilidad de entrada de metatarso.

- Gran amortiguación con bajo peso.

- ISOFIT.

- Confortabilidad en tiradas largas.

- Lengüeta unida a modo de calcetín.



CONtras:

- Transpirabilidad baja.

- Poca versatilidad, no las saquéis del asfalto.

VÍDEO



DATOS TÉCNICOS

TESTSWave Sayonara 3 - MizunoZealot ISO 2 - Saucony
Talla US10.58.5
Peso (gramos)282239

PUNTUACIONES

Wave Sayonara 3 - Mizuno Zealot ISO 2 - Saucony
Talla44.08.5
Fit antepié7.08.0
Fit mediopie8.09.0
Fit talón9.08.0
Fit arco9.08.0
Ajuste general9.09.0
Amortiguación antepié6.09.0
Amortiguación talón8.08.0
Amortiguación global7.09.0
Dinámica / Transición de la pisada10.08.0
Respuesta9.07.0
Flexibilidad6.07.0
Soporte talón9.08.0
Soporte antepié6.08.0
Soporte global8.08.0
Agarre en seco10.09.0
Agarre en mojado8.08.0
Agarre en asfalto10.09.0
Agarre en tierra8.06.0
Agarre en pista8.07.0
Agarre global9.08.0
Durabilidad suela10.08.0
Durabilidad upper8.09.0
Durabilidad global9.09.0
Grosor lengüeta10.08.0
Sujeción lengüeta10.09.0
Longitud lengüeta9.09.0
Número de ojales7.06.0
Acolchado collar9.08.0
Amplitud collar9.08.0
Altura collar8.08.0
Sujeción collar8.08.0
Transpirabilidad5.06.0
Impermeabilidad3.07.0
Reflectantes6.07.0
Calidad de materiales y acabados9.09.0
Subscribirse al Newsletter