GT 2000 4 - Asics

GT 2000 4 - Asics

Publicado hace 88 día(s)

Introducción

Cuando una marca deportiva  como Asics decide apostar fuerte por un modelo, normalmente su apuesta resulta ganadora. Este es el caso de la saga GT, nacida hace ya treinta años,  y donde la marca Japonesa ha destinado mucho esfuerzo en evolucionar y mejorar los resultados. Si bien es cierto que en algunas versiones anteriores no ha habido quórum a la hora de halagar sus virtudes, las Asics GT 2000 4, a priori tienen el aspecto de zapatillas bien equilibradas y estructuradas, lo comprobaremos durante la prueba.

Veremos más adelante qué características nos ofrecen las Asics GT 2000 4, catalogadas dentro del segmento de zapatillas con amortiguación y destinadas a corredores con pronación leve. Si vuestro peso es medio-alto y no buscáis ritmos muy rápidos, este podria ser un modelo que os encaje a la perfección, ya que, como veréis seguidamente, sus características se adaptan perfectamente a este patrón de corredores. Vayamos por partes y veamos qué nos ofrecen las Asics GT 2000 4.

 

Primeras impresiones

Lo que más nos ha llamado la atención en un primer contacto con las Asics GT 2000 4 es su ligereza. Para ser una zapatilla a priori bien amortiguada y destinada a corredores de cierto peso, sus 304 gramos en el número 9 US, nos han sorprendido gratamente. Su aspecto hace honores a una de sus características principales, parecen muy bien equilibradas. A simple vista nos da la sensación de ser una zapatilla bien trabajada, estructurada de forma homogénea y aportando a cada zona los elementos justos y necesarios para resolver con gran maestría sus necesidades. Las machacaremos para ver si cumplen con las espectativas que a simple vista nos han generado.

En nuestros pies por primera vez resultan cómodas, da la sensación de que la adaptación va a ser immediata. La parte delantera es bastante flexible, y en cuanto a la torsión, ésta queda limitada con bastante contundència. Cuesta en gran medida retorcerlas, algo que van a agradecer aquellos corredores con la necesidad de que sus zapatillas les ayuden a controlar y estabilizar cada una de sus pisadas. En su interior, las Asics GT 2000 4 son correctas, perfectas si llevamos calcetines, pero sin ellos la cosa no parece ser igual. El tacto con la piel no es tan suave como para arriesgar y llevarnos unas rozaduras para casa, así que mejor usarlas con calcetines y seguro que no tendreis ningún problema. 

Mediasuela y amortiguación

Las Asics GT 2000 4 vienen con “full equip” en cuanto a tecnologías destinadas a amortiguar y estabilizar la zapatilla. Con un Drop de 10 mm se sitúan dentro de las medidas estándar del mercado, favoreciendo la comodidad y aportando sensación de confort, sobretodo a aquellos corredores que entran de talón y no demasiado técnicos.

Uno de los elementos que más nos convence y que Asics ya aplicó en la versión anterior de las GT 2000, es el FluidRide, dispuesto en dos densidades. La superior es de Blended Rubber, por encima del Gel, con gran capacidad de recuperación. La parte inferior es el Solyte, de densidad bastante blanda, que proporciona más amortiguación y durabilidad.

El Gel característico de la marca nipona también hace acto de presencia en las Asics GT 2000 4. La amortiguación conseguida entre el Gel y el FluidRide es descaradamente buena, muy convincente y si entramos de talón vamos a notar cómo la zapatilla nos ayuda a aterrizar de forma suave y acompasada, aunque la rigidez trasera sea algo fuerte y no nos deja demasiado margen para la “improvisación” hasta que despegamos con la zona delantera, algo más flexible. A la par, si lo que buscamos es contundencia y control de nuestros pies en la primera toma de contacto con el talón en el asfalto, no cabe duda de que lo encontraremos con creces.

El Dynamic Duomax es el elemento encargado de dirigir el control de pronación (muy sutilmente)  y casi imperceptible) de nuestras Asics GT 2000 4. 

Para acabar con los elementos de la mediasuela, nos queda mencionar el Trusstic System. Es la pieza de plástico (TPU) que vemos por debajo, en medio de la suela proporcionando integridad, gran estabilidad y rigidez en la torsión estructural a la zapatilla.

Con todo este dispendio de tecnología punta, Asics ha conseguido con las GT 2000 4 unas zapatillas muy bien amortiguadas y ligeras a la vez, tremendamente estables y con una leve y agradable corrección de la pronación.

 

Suela

La suela de las Asics GT 2000 4 va en la línea de la mayoría de los modelos de la marca, material AHAR+, un compuesto de goma (de aire insuflado) que proporciona durabilidad y amortiguación óptimas, además de proporcionar el agarre necesario para tener una buena tracción y facilitar la zancada. Realmente el rendimiento es extraordinariamente bueno en todos estos frentes, Asics no suele arriesgar con aquellos elementos que funcionan y descaradamente este es uno de ellos.

La disposición de las placas de la suela es de seis por lado y una en la puntera. Sin embargo, la parte exterior tiene unos surcos de flexión mucho más marcados que los de la parte interna, ya que estos últimos están situados bajo el Dynamic Duomax y de esa manera se favorece el soporte de una zapatilla destinada a corredores pronadores.

Otro elemento que vuelve a aparecer en la suela de Asics es la archiconocida Guidance Line, que guía la pisada en todas sus fases para hacerla más eficiente y estable, y repartiendo la presión que el pié ejerce al apoyar en el suelo de forma equilibrada.

Resuelto el apartado de la durabilidad de la suela, contrastada sobradamente con otros modelos que también emplean el mismo compuesto, tenemos que decir en cuanto al agarre, que la suela de las Asics GT 2000 4 se sitúa también en la misma línea de eficacia y solvencia. Probadas en asfalto seco y mojado y también en pistas de tierra, tenemos que decir que el resultado ha sido sobresaliente en asfalto seco y muy bueno en mojado. Sobre pistas de tierra compacta el resultado ha sido satisfactorio, sin nada que envidiar a las mejores suelas de otros modelos del mercado, sabiendo que no es su terreno natural. 

Upper

El upper de las Asics GT 2000 4 no tiene demasiada complicación aparente. El mesh es bastante poroso en la parte del antepié, aunque confeccionado en doble capa con el tejido interior más tupido, veremos a ver qué ocurre en los días más calurosos. En la parte trasera, el upper es más “sólido” y por lo tanto menos transpirable. Fijándonos en la estructura, podemos distinguir entre tres, o incluso cuatro partes bien diferenciadas, ya que los dos laterales son significativamente distintos como ahora veremos.

La zona del antepié es bastante convencional, un refuerzo en la puntera y dos tiras termo selladas que salen de él hasta el primero de los ojales. La zona del mediopié es, a simple vista, bastante simétrica en los dos lados, pero hay una diferencia muy importante entre ambos. Como en la versión anterior, Asics se ha decantado por mantener una estructura más robusta y cosida en la parte interior y otra menos tosca en el exterior a base de termo sellados. Lo cierto es que es una gran idea en una zapatilla pensada para corregir la pronación. Ya en la versión 3 le dio buen resultado y como Asics es de aquellas marcas que lo que funciona no lo suele modificar de buenas a primeras, ha seguido apostando por ello sin complejo alguno.

En la zona del talón encontramos un robusto contrafuerte a modo de exoesqueleto que da muchísima rigidez y sujeción a la zona del retropié. Tiene forma casi simétrica, pero si nos fijamos, veremos que tiene más material plástico en la cara interna y, por lo tanto, aporta más firmeza y sujeción a este lado. Por el interior de la zapatilla también se nota esta rigidez del contrafuerte y al calzárnoslas notamos la fuerte sujeción que ejercen, pero sin llegar a molestar, simplemente aportan estabilidad a raudales. En cuanto al collar de las Asics GT 2000 4, es bastante acolchado y cómodo, no molesta en absoluto y pasa bastante desapercibido. La lengüeta también es bastante convencional, acolchada en la justa medida y sin molestar. En la zona de los cordones, nada nuevo, son semiplanos y colocados en una ojetera de 6+1 reforzada por unas tiras cosidas en ambos lados.

Horma

Horma bastante estándar en las Asics GT 2000 4. Si bien es cierto que la primera impresión al ponérnoslas fue de cierta duda, con el paso de los kilómetros nos hemos dado cuenta de que las medidas son las habituales. Si bien es cierto que no son tan anchas como las Nimbus, por ejemplo, si tenemos un pie de ancho normal, no vamos a tener ningún tipo de problemas. Es más, como dijimos con anterioridad, las hemos probado con y sin plantillas correctoras y el resultado ha sido muy bueno en ambos casos.

El ajuste es fenomenal en las tres zonas del pie y en el arco no vamos a notar demasiada intromisión, más bien al contrario, una sutil corrección ayudada por la estructura del upper y la rigidez del Trusstic System. Esto hará que nuestra pronación viaje de forma cómoda y casi sin darse cuenta del amable compañero que la traslada. 

Dinámica

Las hemos puesto en carretera y sin duda alguna, las Asics GT 2000 4 nos han dado muchos motivos para hablar bien de ellas. Con su gran amortiguación y la ligereza que transmiten, hemos disfrutado en cada zancada. Son capaces de moverse a ritmos alegres con cierta facilidad, si les damos caña no resultará complicado ponerlas por debajo de 4’/km, aunque su zona ideal o de confort no sea por debajo de los 4’20’’/km.

Hemos notado unas transiciones suaves. El resultado de una zapatilla llena de virtudes y bien equilibrada ha sido magnífico. La gran amortiguación que ofrecen en su parte posterior harán las delicias de cualquier talonador, sin olvidar que la parte delantera también consigue amortiguar en la justa medida, tanto como para equilibrar un perfecta transición. Es còmoda y confortable, y a la vez firme y con una sujeción perfecta.

Las pusimos en marcha también en pistas de tierra compacta y la comodidad estubo presente en todo momento. En rodajes de entre 15 y 22 kilómetros a ritmos cercanos a los 4’30’’/km pudimos disfrutar de sus virtudes, aunque también quisimos darles un poco de cera y nos las llevamos a hacer series largas, de 2000 y 3000 metros. En ellas, y a ritmos de 3’30’’ aproximadamente, encontramos rigidez en exceso y notamos falta de manga ancha a la hora de trabajar con cierta técnica. Es por ello que creemos que en rodajes largos (o cortos) pero a ritmos no demasiado exigentes, es donde se van a desenvolver de forma sobresaliente. 

Conclusión

Una buena forma de concluir la review de las Asics GT 2000 4 pensamos que es reconociendo el buen trabajo de la marca japonesa. Ciertamente nos hemos encontrado con una zapatilla que saca mucho partido a la amortiguación, uno de sus puntos fuertes. La gran sujeción del upper, la fantàstica contención que ofrece el Trusstic System, el soporte agradable y poco invasivo, ajuste magnífico y comodidad a raudales, son sin duda credenciales suficientes como para decir de esta zapatilla que es una de las mejores que hemos probado en su segmento.

Si sois corredores de peso medio-alto, con pronación leve y no vais a buscando ritmos más rápidos de 4’15-4’20’’/km, tal vez estemos hablando de unas candidatas perfectas para vuestros pies. Las distancias que podreis cubrir sobre ellas serán las que vosotros seais capaces de proponeros, puesto que nuestras protagonistes serán vuestras aliadas perfectas, incansables y duraderas. Tras más de 300 kilómetros rodando y rodando, no han dado síntoma alguno de agotamiento ni desgaste importante. Auguramos muchos kilómetros más con ellas en nuestros pies.

 

PROs y CONtras

PROs
-Excelente amortiguación

-Sujeción

-Muy estables y duraderas

-Transiciones suaves

 

CONTras
-Algo de rigidez (hasta que nos acostumbramos)

-Poca flexibilidad en medio y retropié

-Transpirabilidad justita

 

Saucony - Zealot ISO 2

Zealot ISO 2 - Saucony

Publicado hace 17 día(s)

Introducción

¡Ganas es poco! Ya adaptados a un drop de 4 mm gracias a las Kinvara 7, va y nos toca testar las Saucony Zealot ISO 2. El escenario pinta más que bien…

Saucony quiere decir “río rápido” en indio, es por eso que su logo simboliza un rio con piedras redondas. Las Saucony Zealot ISO 2, se crearon como sucesoras de las Cortana en la primavera de 2015, ahora las renuevan en el 2016. Están pensadas para corredoras de peso medio o incluso alto, que busquen una zapatilla ligera con la que entrenar y poder ponerlas a ritmos rápidos. Todo esto  sin perder amortiguación y respetando las sensaciones naturales al correr definidas por sus hermanas Kinvara y el “natural running”.

Para que nos hagamos una idea, es como si hubieran querido crear unas zapatillas para entrenar, que aguanten muchos km y siguiendo las directrices del "natural running”. Una mezcla explosiva, ya que si lo han conseguido, preparémonos para una zapatilla de altas prestaciones que nos servirá tanto para días de rodaje, como para los días de series o competición. Esperemos que EVERUN distribuido por toda la suela contribuya a lograrlo.

Primeras impresiones

Amor a primera vista con las Saucony Zealot ISO 2, no solo son bonitas sino que además son cómodas y nos da la sensación que nos van a acompañar en muchos rodajes. Eso sí, son justas. Contad media talla más de la que utilizáis normalmente.

Cuando abrimos la caja vemos al instante que las Saucony Zealot ISO 2 son el tope de la gama: materiales cuidados, calidad en la presentación, colores llamativos… Nuestro modelo femenino combina el púrpura y el coral (es un color entre rosa y el naranja melocotón). La gente las mira, no os vamos a engañar.

Comparadas con sus predecesoras, las Saucony Zealot ISO, las encontramos más flexibles y más blandas y cómodas todo y que pesan un poco más.

La calidad de los materiales empleados es alta y se nota. Las doblamos pero no se dejan hacer en exceso. Pero cuando sopesamos el peso, nos hacen abrir los ojos como naranjas: tan solo 238 g en el modelo de chica, talla 40 EU o 8,5 USA. Y este peso, para un modelo de entrenamiento, con esta amortiguación, es muy bajo.

Nos las calzamos y nos apetece llevarlas puestas todo el día. La horma no influye en la comodidad, ya que el sistema ISOFIT consigue adaptar la zapatilla a nuestro pie perfectamente, dejando espacio suficiente para los dedos y, sobretodo, sin que se mueva la lengüeta, detalle que nos molesta enormemente.

Mediasuela y amortiguación

Las Saucony Zealot ISO 2 se sienten acolchadas y las primeras zancadas nos dan una respuesta del todo inesperada, son muy blandas y nos sentimos protegidos desde el primer momento. No son muy reactivas, pero tampoco es que estén diseñadas para serlo, al menos no como definición. Es una zapatilla de entrenamiento ligera y muy lograda.

¿Cómo se lo montan Saucony para conseguir que las Saucony Zealot ISO 2 logren esta respuesta? Pues colocando en la mediasuela tres compuestos que funcionan muy bien: el EVERUN, el PowerGrid y el SRC.

El EVERUN lo vemos a simple vista, cuando quitamos la plantilla de la zapatilla, en el footbed. Es como una capa blanca de bolitas cortadas de un material que se parece al porexpan que ocupan toda la zapatilla y es el primer material con el que tienen contacto nuestro pie, después de la plantilla. El PowerGrid amortigua juntamente con él.

El SRC es una pieza rosa en nuestro modelo, que se ve mirando a la suela y que queda por la parte externa de la zapatilla y nos ayudará a absorber el impacto. Las Saucony Zealot ISO 2 funcionan mejor entrando de metatarso, ya que tienen un drop de 4 mm, pero este SRC nos ayuda si taloneamos un poco a estabilizar la zapatilla y que la transición sea más suave. La verdad es que se nota estable cuando taloneamos, así que algo debe hacer. Cuando hablemos de la suela, veréis como se combina con el resto de materiales.

Esta mediasuela es una pasada, pensad que está intacta, ni se ha deformado, ni tiene arrugas ni hemos notado un descenso en la amortiguación conforme han ido avanzando los km. Y es que, aunque nos hayamos vuelto fans de los drops bajos, nos sigue gustando sentir el pie amortiguado y protegido.

Suela

A parte del EVERUN y el SRC del que hemos hablado en la mediasuela, en la suela de las Saucony Zealot ISO 2 encontramos la tecnología XT-900, el IBR+ y el Tri-Flex. Éste último es un diseño como de flechas, que ayuda a la flexión pero resta reactividad. No nos importa mucho, ya que su finalidad es el entrenamiento. Y en tiradas largas nos ayudará, ya que vamos disminuyendo la eficiencia de la pisada a medida que avanzan los km.

Para no aburriros con tecnicismos intentaremos describiros cómo se comporta según las diferentes superficies por las que la hemos probado. No es una suela extremadamente adherente. No nos ha convencido su respuesta por superficie arenosa o tierra (ya que no se agarra), ni por asfalto mojado (por el que resbala). Es sí, las Saucony Zealot ISO 2 son las reinas del asfalto. Lugar por el que se mueven con total fiabilidad y solvencia.

El caucho de carbono XT-900, que vemos en el talón y en la puntera de color morado, ayuda a aumentar la duración de la suela. El IBR+, que también es un caucho, pero más blando, ayuda a la amortiguación (que corre a cargo del EVERUN como os hemos apuntado anteriormente) y lo encontramos teñido de amarillo en todo el antepie.

Al acabar la prueba, con 150 km, la parte del talón y la punta se empiezan a ver desgastadas, pero es cierto que hemos sometido las zapatillas a todo tipo de entrenos y superficies. Prepararse un medio maratón es lo que tiene…

Upper

Una de las cosas que más nos han gustado de las Saucony Zealot ISO 2 es que tienen 150 km y se ven como el primer día. Y en nuestro caso tiene mucho valor, ya que tenemos unos pies “difíciles” con juanetes y zonas que erosionan la zapatilla dándole un aspecto de viejo pasados los 200 km. Y eso, en parte, es gracias al cuidado diseño del upper en general y del mesh en particular.

Es cierto que los termo sellados (FlexFilm) ayudan mucho a aumentar la durabilidad de la zapatilla pero el conjunto de fibras y el entrelazado utilizado son igual de importantes. Este detalla quizás no es lo más obvio pero tiene su importancia.

Y ahora hablaremos de lo obvio, de lo que hablan todos, o sea, del ISOFIT.

¿Qué es el ISOFIT? Pues mirad, para nosotros: una muy buena solución de las Saucony Zealot ISO 2 para los que tenemos horma estrecha pero no queremos sentir nuestro pie comprimido como pasa en otros sistemas.

El ISOFIT es como el exoesqueleto de los invertebrados, una armadura o caparazón que fija el pie, agarrándolo sin comprimirlo gracias a la lengüeta, que está elaborada con un material denso y hace que no sintamos las láminas del ISOFIT clavarse en nuestro pie. Esta lengüeta es la pera: no solo no se mueve sino que además no se arruga ni molesta por ningún lado; es como llevar un calcetín.

En la zona del upper hemos encontrado una pega, ya que nos han resultado poco transpirables. No sabemos si es el RunDry que es muy denso o las múltiples capas de la zapatilla, pero no nos acaba de encajar la sensación calentita en nuestros pies, sobretodo al final de las tiradas largas.

Las Saucony Zealot ISO 2 tienen una ojetera simétrica con seis agujeros por lado y zonas reflectantes. Ahora bien, el sexto agujero es excesivo para nuestro gusto, ya que el pie queda fijo y no hace falta. Los cordones son del mismo color que la lengüeta y un poco elásticos. Todo correcto.

Horma

Para nosotros, las Saucony Zealot ISO 2, tienen una horma ideal, os explicamos porqué. La mayoría de los corredores tenéis los pies normales, tirando a anchos y de los pocos que tenemos el pie estrecho.

Nos encontramos con una horma espaciosa pero en la que se nos permite reducir hasta ajustar por completo el pie, aunque sin oprimir. Y espacio para los dedos, queda, no sufráis por eso. Así que los plantilleros también podréis disfrutar de las Saucony Zealot ISO 2 sin problemas. Recordad de pedir media talla más, eso sí. Es un modelo muy justo. Ya os lo hemos advertido en otro apartado.

¿Y qué pasa con los pies anchos? Pues ningún problema: id probando con los cordones hasta dar con la sujeción que se adapte a vuestras necesidades.

Nos vamos a por la parte trasera de las Saucony Zealot ISO 2. El talón es bastante rígido y ajusta perfectamente pero sin dañar el tendón de Aquiles.

Dinámica

Zapatilla de entrenamiento de “natural running” amortiguada.

Vamos a por uno de los apartados más interesantes: comportamiento dinámico de las Saucony Zealot ISO 2.

La verdad, cuando salimos a correr con ellas agradeciendo poder por fin tener unas zapatillas de entrenamiento de “natural running” (y es que nos costó la adaptación al drop de 4 mm), no nos pensábamos que unas zapatillas tan ligeras podrían estar tan bien amortiguadas. No nos gusta la sensación “chiclosa” en una zapatilla pero se agradece que sea blanda, sensación protegida y confortable. Y las aucony Zealot ISO2 lo consiguen.

Con tan solo 4 mm de drop, aíslan bastante. Además son unas zapatillas neutras para entrenamientos pero que podéis usar los supinadores o pronadores ligeros, ya que el SRC ayuda.

No nos engañemos, las Saucony Zealot ISO 2 son zapatillas diseñadas para corredores con una técnica mínimamente depurada, ¡Vamos, que os van a ayudar a entrar de mediopie! Pero si taloneais, tienen estructuras que van a hacer más agradable la transición.

En caminos de tierra, por los que frecuentemente aprovechamos y corremos la tirada larga semanal, patinan. ¡Y no en sentido figurado, precisamente! Si son llanos y sin curvas cerradas, no tendréis problemas pero absteneros de llevarlas por montaña pura y dura, podéis tener algún susto. Y es que no podían servir para todo…

 

Conclusión

El uso que os recomendamos  para las Saucony Zealot ISO 2 es para corredoras de peso medio o incluso alto, que necesiten una zapatilla para entrenar rodajes largos pero que también deseen ponerla a ritmos vivos. Llegando a poder competir con ellas en medio maratón o incluso en  la prueba reina: el maratón. La reactividad no es su mejor virtud pero damos fe de que a 4:15 min/km responden muy bien. Eso sí, por asfalto.

El sistema ISOFIT ha sido toda una revolución por lo adaptable a cada tipo  de pie. Y lo que nos ha sorprendido más ha sido su gran amortiguación, con el EVERUN como protagonista, en tan poco peso. Eso sí, nos hubiera gustado que fueran un poco más transpirables, quizás cambiando la malla superior y haciéndola más fina, lo fueran un poco más.

En nuestra opinión, si sois fans del “natural running”, tenemos el combo perfecto: las Saucony Zealot ISO 2 para entrenar series largas y rodajes, pudiendo llegar a competir en medio maratón y maratón y las Saucony Kinvara 7 para los días de series cortas y competiciones de 5 km y 10 km. ¿Qué os parece la idea?

PROs y CONtras

PROs:

- Facilidad de entrada de metatarso.

- Gran amortiguación con bajo peso.

- ISOFIT.

- Confortabilidad en tiradas largas.

- Lengüeta unida a modo de calcetín.



CONtras:

- Transpirabilidad baja.

- Poca versatilidad, no las saquéis del asfalto.

VÍDEO



DATOS TÉCNICOS

TESTSGT 2000 4 - AsicsZealot ISO 2 - Saucony
Talla US98.5
Peso (gramos)306239
Mesh9494
SuelaDelantera102103
SuelaTrasera8582
PerfilTrasero3730

PUNTUACIONES

GT 2000 4 - Asics Zealot ISO 2 - Saucony
Talla8.08.5
Fit antepié8.08.0
Fit mediopie8.09.0
Fit talón8.08.0
Fit arco8.08.0
Ajuste general8.09.0
Amortiguación antepié8.09.0
Amortiguación talón9.08.0
Amortiguación global8.09.0
Dinámica / Transición de la pisada8.08.0
Respuesta7.07.0
Flexibilidad6.07.0
Soporte talón8.08.0
Soporte antepié8.08.0
Soporte global8.08.0
Agarre en seco9.09.0
Agarre en mojado8.08.0
Agarre en asfalto9.09.0
Agarre en tierra7.06.0
Agarre en pista7.07.0
Agarre global8.08.0
Durabilidad suela9.08.0
Durabilidad upper8.09.0
Durabilidad global8.09.0
Grosor lengüeta8.08.0
Sujeción lengüeta8.09.0
Longitud lengüeta8.09.0
Número de ojales8.06.0
Acolchado collar8.08.0
Amplitud collar8.08.0
Altura collar8.08.0
Sujeción collar8.08.0
Transpirabilidad7.06.0
Impermeabilidad3.07.0
Reflectantes5.07.0
Calidad de materiales y acabados8.09.0
Subscribirse al Newsletter