Air Zoom Elite 8 - Nike

Air Zoom Elite 8 - Nike

Publicado hace 139 día(s)

Introducción

Las zapatillas Nike Air Zoom Elite 8 son un modelo de gama media-alta con la que la compañía pretender mejorar un producto versátil y relativamente ligero con el que se puede correr rápido (forma parte de su colección "run fast").



La marca Nike necesita poca presentación por ser la gran dominadora de todos los mercados y submercados deportivos, hecho que además la pone constantemente en el ojo del huracán (la repercusión de sus acciones siempre resulta muy exagerada). En medio del ruido o la polémica, la compañía sigue a lo suyo, innovando y creando tendencia con sus modelos, algunos de los cuales son de referencia obligada para cualquier corredor un poco curioso y que la marca va mejorando temporada tras temporada para afinar sus resultados. Las Nike Air Zoom Elite 8 son la última vuelta de tuerca de un modelo que se abre camino en la colección de running de Nike gracias a sus equilibradas prestaciones. Observamos diferencias interesantes sobretodo en el upper, ya que mantiene perfiles y materiales en la suela y la medisuela. Seguid leyendo si queréis saber cómo se han comportado durante un largo período de pruebas intensivas por las carreteras y caminos del mundo, los resultados han sido reveladores y sorprendentes.

Primeras impresiones

De la primera manipulación de las Nike Air Zoom Elite 8 empezamos a comprobar que se trata de un producto muy elaborado y muy bien pensado. Advertimos que incorpora nuevas soluciones tecnológicas como los hilos tensores Flywire en el upper, una inserción de Zoom Air (que precisamente le da nombre) en la zona del antepié de la mediasuela o el crashrail en la suela, para completar un modelo de corte aparentemente tradicional (pese a un perfil un poco más bajo de lo acostumbrado) y que, a tenor de la suavidad del mesh del upper, promete una comodidad ciertamente alta.



Esta comodidad que sospechábamos se constata con creces al enfundarnos las Zoom Elite 8 y al dar los primeros pasos con ellas. Percibimos la suavidad del Phylon de la mediasuela y, sobretodo, el respetuoso y graduable envolvimiento del upper y de la lengüeta. Tanta comdidad en un modelo que resulta bastante ligero nos hace sospechar que lo usaremos a conciencia en todo tipo de salidas.

Mediasuela y amortiguación

Las zapatillas Nike Air Zoom Elite 8 presentan una mediasuela confeccionada con Phylon, un material usado profusamente por Nike y que presenta una amortiguación agradable, en un feliz medio camino entre blanda y reactiva. En este modelo, la compañía americana opta por situar el sistema Air Zoom (con su combinación de fibras internas y aire presurizado) en la zona delantera del pie, a la altura de los metatarsos, por lo que parece destinado a potenciar la impulsión más que a amortiguar la recepción. Empezamos a comprobar que la transición que proponen estas zapatillas será interesante y poco habitual.



Pese a que la suela apunta dos líneas de torsión muy evidentes, la zapatilla flexa fácilmente por la más retrasada de éstas (que se encuentra justo bajo el puente, en el lugar en que precisamente empieza el Air Zoom de los metatarsos) pero se muestra mucho más rígida en la línea delantera (ya en la zona de las falanges de los dedos). Ello nos lleva a concluir que, debido a la relativa dureza del Phylon, nos hallemos ante una zapatilla no excesivamente flexible en términos generales, y lo mismo vale para la torsión lateral. Se trata de un modelo con una mediasuela relativamente rígida, aunque no por ello menos cómoda.



El perfil de la zapatilla es bastante convencional pero con unos registros de altura y de drop correspondientes a la banda baja de los habituales. El talón es quizás la parte más sorprendente por encontrarse más bajo que la zona de inmediatamente debajo el tobillo, por lo que propone un modo de correr no tan convencional como pensábamos y que consiste en una transición más larga entre la recepción y el impulso. Por otra parte, el drop es de 8 mm. y se acerca bastante al Free Running que proponía Nike como respuesta a la eclosión del Barefoot Running o Natural Running a lo largo de estos últimos años.

 

Todo ello configura una mediasuela con una amortiguación cómoda pero a su vez bastante reactiva (sobretodo comparándola con otros modelos de la misma marca), bastante estable por su flexibilidad limitada y que implica una manera de correr interesante por el largo proceso de transición especialmente ayudado en su fase impulsiva por la tecnología Air Zoom.

Suela

La suela de las zapatillas Nike Air Zoom Elite 8 presenta dos zonas completamente distintas y complementarias. Por un lado, toda la parte interior de la misma se halla protagonizada por tacos poligonales (hexagonales en la zona anterior y cuadrados en la posterior) para posibilitar un buen agarre e impulso. Por otro lado, en la zona exterior encontramos dos robustas líneas longitudinales que recorren la zapatilla de la puntera al talón y que únicamente se halla interrumpida por pequeñas líneas de flexión. Estas líneas, que la marca denomina "crash rail" y que están presentes en muchos modelos actuales, están pensadas para ofrecer más estabilidad a las Air Zoom Elite 8.



En suma, tenemos una suela poco contundente (en toda su parte media el Phylon aflora a la superfície y, en los casos en que hallamos goma dura, su grosor es decididamente reducido) pero que nos permite correr por terrenos de lo más variados (hemos aprovechado para combinar el asfalto con tierra e incluso con roca desnuda y el resultado ha sido siempre excelente gracias a la solvencia de los tacos poligonales) de un modo siempre consistente y estable (gracias a la robustez que aporta el "crash rail"). La suela convierte a las Nike Air Zoom Elite 8 en uns zapatillas ciertamente polivalentes.

Upper

En la medida en que la marca americana ya nos tiene (mal) acostumbrados en los últimos tiempos, el upper de las Nike Air Zoom Elite 8 es una pequeña maravilla. Pese a no ser tan liviano y dúctil como en los modelos Flyknit y a incorporar una estructura de talón relativamente rígida y una espuma en torno al tobillo bastante gruesa, el upper mantiene unas apreciables características de ligereza  y de adaptación a todo tipo de pie que lo convierten en supercómodo a la vez que transpirable y eficaz.



El Flymesh con el que se compone el upper de las Nike Air Zoom Elite 8 se encuentra ligeramente reforzado en la puntera de modo casi imperceptible y en el talón de forma mucho más evidente. En una apuesta por la estabilidad, ello significa también que Nike pretende ofrecernos unas zapatillas versátiles e interesantes en la variedad de registros que combina. Estos refuerzos vienen a redundar en la categoría de zapatillas mixtas que ya empezábamos a apuntar cuando analizábamos la suela.



La solvencia del upper proviene también de la tecnología Flywire, una solución que Nike adopta últimamente en gran cantidad de modelos de orden muy distinto: unos hilos extraresistentes que conectan los propios cordones de la zapatilla con la parte más baja del upper, con lo que la zapatilla se adapta al pie como un guante sea como sea el pie del corredor y proponiendo un envolvimiento del pie verdaderamente cómodo.



Hemos corrido por todas partes con las Nike Air Zoom Elite 8 y nos ha encantado la comodidad y la efectividad de un upper tan bien pensado. Incluso nos hemos atrevido a efectuar salidas sin calcetines, y las zapatillas han seguido siendo muy cómodas en todo momento.

Horma

Debemos afirmar que la horma de las Nike Air Zoom Elite 8 es relativamente ancha, especialmente en su parte delantera, pese a que se adapta de un modo sorprendente a todo tipo de pie gracias a la versatilidad ya mencionada de su upper.  No observamos ninguna peculiaridad respecto al tallaje, ya que hemos usado nuestro número habitual y nos ha ido perfectamente.



Por otra parte, las Nike Air Zoom Elite 8 presentan un puente relativamente bajo, hecho que podría presentar algún problema si uno tuviera los pies marcadamente cavos.

Dinámica

Las zapatillas Nike Air Zoom Elite 8 presentan una dinámica menos convencional de lo que en un primer momento uno podría pensar. La combinación de su perfil bajo y plano, unidos a una mediasuela relativamente rígida requiere una transición no inmediata y que requiere por ello de alguna ayuda externa, que se materializa en la inserción del Air Zoom en la zona metatarsiana y que aporta una reactividad ciertamente interesante. Se trata de una transición que requiere un esfuerzo extra en la impulsión pero que una vez efectuada lanzan el pie hacia delante con gran potencia, por lo que se pueden lograr resultados muy satisfactorios cuando rodamos a ritmos altos. Ello nos lleva a subrayar una vez más su versatilidad: pese a no tratarse obviamente de zapatillas voladoras, podemos correr perfectamente con ellas en competiciones asfalteras de todo tipo. Durante el periodo de prueba nos ha sorprendido gratamente el buen resultado en lides tan distintas como rodajes lentos o fartleks explosivos. De haber competido en asfalto durante este tiempo, no hubiéramos dudado en utilizarlas.



Pese a que no resulta demasiado perceptible al correr, las Zoom Elite 8 presentan una ligera disimetría entre los dos lados que actúa como pequeña corrección de la pronación, aunque podemos calificarlas sin ningún género de dudas como zapatillas neutras.

 

Conclusión

En suma, las zapatillas Nike Air Zoom Elite 8 son un modelo increíblemente versátil, cómodo y bien pensado para todo tipo de cabalgada sobre terreno duro. Sus buenos acabados y la evidente tecnicidad que presentan las convierten en zapatillas con un comportamiento fiable tanto en rodajes lentos como en competiciones rápidas y exigentes. Su buena combinación entre conceptos opuestos como rigidez / flexibilidad, ligereza / robustez, amortiguación blanda / reactividad o corte clásico / perfil plano nos habla de su polivalencia y de su gran potencial. Una zapatilla perfecta para correr y correr independientemente de la distancia, de la velocidad y del tipo de terreno.

PROs y CONtras

Pros:

- versatilidad

- comodidad

- fiabilidad



Contras:

- relativa rigidez de la mediasuela

Saucony - Ride 9

Ride 9 - Saucony

Publicado hace 58 día(s)

Introducción

Como algunos recordaréis, hace unos meses realizamos la revisión de las Saucony Hurricane ISO 2 y esta vez vamos a analizar otro de los productos lanzados por el fabricante norteamericano en su colección de primavera 2016, su hermana neutra, las Saucony Ride 9.

La saga “Ride” de Saucony, de la que las Saucony Ride 9 son el último exponente, es una de las más prolíficas de la casa de Boston, destinada a corredores neutros que buscan una buena relación entre amortiguación y respuesta para sus entrenamientos de media y larga distancia.

Aun siendo las Saucony Ride 9 una zapatilla de un corte más clásico que las Hurricane ISO 2 (fundamentalmente, no incluyen el sistema ISO del que hablaremos más adelante) teníamos cierta avidez por ver como  el nuevo compuesto Everun de Saucony, que tanto nos había entusiasmado, se iba a adaptar a una zapatilla como la Saucony Ride 9 destinada a gente de algo menos de peso y ritmos un poco más vivos (al respecto, tenemos que decir, que en este tiempo, como si fuera el destino, también nosotros hemos perdido el peso necesario para poder comprobar la diferencia...).

Aprovechando los meses de verano, hemos podido realizar un test más intensivo de lo habitual de las Saucony Ride 9, tanto en kilómetros como en condiciones climáticas, culminando nuestras probaturas con un gran "ensayo general" calzándolas nada más y nada menos que en la marathon de México DF en pleno agosto. 

Veamos pues cuales han sido nuestras impresiones.

Primeras impresiones

Las Saucony Ride 9 vienen empaquetadas en la clásica y sobria caja del fabricante norteamericano, si bien, como curiosidad, si le damos la vuelta, vemos como en la parte posterior nos han incluido una tabla de tiempos y ritmos por kilómetro, desde los 5km hasta la maratón, dándonos una primera indicación de que las Saucony Ride 9, están pensadas para todos aquellos que buscan unas zapatilla de entrenamiento para distancias medio – largas.  

A primera vista, podemos comprobar que dentro de la nueva gama de productos de Saucony, las Saucony Ride 9, son seguramente las que han mantenido una fisonomía más ortodoxa en este 2016. En cuanto a la apariencia estética de las Saucony Ride 9, en nuestro caso nos ha tocado revisar el modelo más atrevido en azules y verdes eléctricos (también se pueden encontrar en unos colores más discretos, azul y gris) que, como prueban las fotografías, son altamente reflectantes, lo cual es beneficioso en caso de que seamos corredores nocturnos.

Una vez en nuestras manos, podemos comprobar que tienen un peso ligeramente inferior al estándar en las zapatillas de entrenamiento (aproximadamente 265 gramos) en las que la amortiguación es la característica crítica. En este sentido, nos damos cuenta en seguida que las Saucony Ride 9 son muy flexibles en su parte anterior, con un upper compuesto por una malla muy ligera, mientras que la parte posterior de la zapatilla es mucho más rígida. Aun así, se doblan muy fácilmente, lo que nos hace pensar que, una vez en los pies serán muy cómodas, lo que no tardamos en comprobar.

Mediasuela y amortiguación

La gran novedad de las Saucony Ride 9 respecto a sus predecesoras en la saga “Ride” se encuentra en la mediasuela. En particular, las Saucony Ride 9 han introducido, al igual que el resto de modelos lanzados por la casa de Boston en 2016, el compuesto Everun, con el fin de reforzar la absorción del impacto y la reactividad.

Este compuesto proporciona más amortiguación en carrera y hasta un 83% de retorno de la energía en el lanzamiento con lo que su reactividad es sobresaliente.

A diferencia de las Saucony Hurricane ISO 2, las Saucony Ride 9 han centrado el uso del Everun no solo debajo de la plantilla de la zapatilla, en forma de segunda plantilla, de unos tres milímetros de grosor, para dar una mejor respuesta, sino también la parte delantera del chasis, en la zona exterior, de manera que la parte delantera del pie quede desahogada y reciba menos presión al final de la transición de la pisada.

Todo ello, unido al uso de un compuesto como el SRC (Super Rebound Compound) en el mediopie exterior y en el talón, muy elástico y con una gran capacidad de absorción, se consigue una capacidad extra de amortiguación que genera que el aterrizaje en la pisada sea mucho más dulce y al mismo tiempo genera mayor reactividad en el lanzamiento.

A diferencia de la cara exterior de las Saucony Ride 9, donde vemos que se superponen diferentes materiales, en la cara interior, el único material usado es el SSL o “Saucony Super Lite”, un compuesto de EVA más elaborado y ligero que el estándar que se usa en el mercado, señalando un pequeño arco con el fin de dar algo más de soporte en la pisada.

Suela

Hemos sometido a las Saucony Ride 9 a una revisión muy exigente (más de 250 km), combinando tanto entrenos cortos e intensos, como tiradas largas por diferentes superficies y terrenos sin que la suela de las Saucony Ride 9 se haya resentido excesivamente, de manera que su durabilidad ha quedado más que probada, manteniendo su dibujo, sin que se aprecien erosiones destacables en la misma.

Al igual que en los últimos modelos de Saucony, las Saucony Ride 9, la suela está fabricada con el mix de compuestos habitual. Por una parte, la suela es del tipo "Tri-Flex”, pensada para trabajar junto con el compuesto Everun de la mediasuela con el objetivo que haya una mayor dispersión de la fuerza realizada sobre la planta del pie en la pisada. Mientras que, por otra parte, en las zonas clave de máximo desgaste (puntera y tacón), se ha usado el compuesto de carbón XT-900, con una gran tracción y durabilidad, conjugado con el IBR+, un compuesto de caucho un 33% más ligero que el convencional, más blando, y que destaca por su agarre. En este sentido, el dibujo de la suela, en forma de zigzag (Tri-Flex), facilita el agarre y, por otra parte, ayuda a la flexión de la zapatilla en la torsión, con un hueco desde el centro de la suela hacia atrás con el fin de favorecer la transición en la pisada.

Incidiendo en el agarre, podemos indicar que habiéndolas usado en una gran diversidad de terrenos, incluso muy mojados, la pisada con las Saucony Ride 9 siempre ha sido firme, incluso cuando la suela ya ha recibido el lógico desgaste de los kilómetros acumulados. 

No obstante, como pequeño detalle, y al igual que comentamos en nuestra review de las Saucony Hurricane ISO 2, para aquellos que seáis un poco obsesivos, es que, las Saucony Ride 9 son unas zapatillas bastante “ruidosas” en la pisada, hasta que las hemos domado a base de kilómetros.

Upper

En el upper de las Saucony Ride 9, los diseñadores de la casa de Boston han aplicado dos criterios muy diferenciados en la parte delantera y trasera de la zapatilla.

En la parte delantera de las Saucony Ride 9 han utilizado el sistema FlexFilm, y no el sistema ISOFIT que tantos buenos resultados está dando en otros modelos de la casa de Nueva Inglaterra. El FlexFilm es una malla ligera y muy porosa que se refuerza con una serie de tiras finas termo selladas en los laterales y reforzadas en la puntera que, aunque pueden parecer débiles, han probado ser muy resistentes, además de proporcionar una gran comodidad y hacerlas más ligeras que otras zapatillas del mercado.

Por el contrario, en la parte posterior de las Saucony Ride 9, el chasis del talón es semi rígido, sin ser abusivo, ayudando a proteger el tendón de Aquiles, con un sistema de cosido mucho más tradicional y sin termo sellados.

Asimismo, el upper de las Saucony Ride 9 ha sido fabricado con un mesh poroso que tiene un gran grado de transpirabilidad, gracias al sistema RunDry. Al respecto, podemos decir que las hemos usado en condiciones de gran bochorno, como en la Maratón de México DF,  y no hemos sufrido ningún tipo de rozadura o ampolla, siendo la transpirabilidad de las Saucony Ride 9 más que destacable. No obstante, como punto débil, podemos indicar que el hacer el mesh tan poroso y ligero lo ha convertido en excesivamente frágil y, tras el desgaste al que las hemos sometido, el mismo ha comenzado a sufrir en exceso con algunas perforaciones.

En cuanto a la cordonera, la misma es plana, semi elástica y la ojetera es la clásica en las zapatillas de asfalto sin que se haya introducido novedad alguna en esta sección de la zapatilla. De igual forma, la lengüeta, bastante bien acolchada y que también incorpora el sistema Run Dry, no se aleja de los diseños clásicos con un pequeño pasador en el centro de la lengüeta, que nos servirá para fijarla y evitar que se desplace.

Por último, señalar que el collar de las Saucony Ride 9 es tremendamente cómodo, con un acolchado generoso y suave, que envuelve y sujeta perfectamente la zona.

Horma

La horma de las Saucony Ride 9 es muy cómoda y con espacio para que los dedos se puedan mover con facilidad. No obstante, el tallaje, al igual que en otros modelos de Saucony me parece un poco corto y, en particular, atribuyo los daños en el mesh a los que hacía referencia en el apartado anterior como consecuencia del uso a esa falta de tallaje.

Las plantillas originales de las Saucony Ride 9 son cómodas y acolchadas, y proporcionan una gran sensación de confort que les da una muy buena transpirabilidad y resistencia. Como hemos comentado al hablar de la mediasuela, las mismas tienen la colaboración estelar del sistema Everun situado debajo de la plantilla que proporciona un acolchamiento adicional que potenciará esa sensación de confort.

Si, como es mi caso, las debéis sustituir por plantillas especiales, no tendréis problemas para encajarlas ya que la horma de las Saucony Ride 9 es amplia pero sin excesos. El pié se sentirá cómodo en las tres zonas (antepié, mediopié y retropié).

Dinámica

Las Saucony Ride 9, como buenas zapatillas de entrenamiento, están diseñadas para devorar kilómetros, con gran sensación de comodidad y con una flexibilidad progresiva – muy mejorada respecto a versiones anteriores de la Saucony Ride 9 - gracias al EVERUN y al sistema Tri-Flex que logra que la transición en la pisada en las Saucony Ride 9 sea fluida, agradable y natural.

En cuanto a sensaciones, se trata de una zapatilla de corte clásico, con un drop algo más bajo del estándar del mercado pero muy habitual en las Saucony (8mm.). Cosa que les proporciona una buena estabilidad, conjuntamente con la nueva composición de la mediasuela las hace más reactivas que sus predecesoras (en esto el compuesto Everun ha tenido mucho que ver) que nos ofrece la posibilidad de hacer tiradas muy largas sin que nuestras articulaciones se resientan. Buena prueba de ello es que hemos podido completar una marathon en un entorno con mucho calor como es México DF con ellas puestas, sin sufrir ningún percance.

Si debemos ser críticos con algún aspecto, no obstante, es que debemos señalar que, precisamente, habiendo realizado todos los test a lo largo de un verano muy caluroso, hemos ido percibiendo que, conforme quemábamos etapas y entrenos, el sistema de amortiguación, ya de por sí compuesto de unos materiales muy blandos, se ha ido reblandeciendo progresivamente, de manera que ha ido perdiendo parte de sus cualidades al enfrentarlas a terrenos irregulares.

Conclusión

Las Saucony Ride 9 son unas buenas zapatillas para todo corredor de hasta 80 kgs, que entrene con regularidad y compita en distancias medias o largas con unos ritmos no demasiado ambiciosos y que han probado desarrollarse muy bien en todo tipo de terrenos más allá del asfalto.

Se trata de una zapatilla muy lograda que, sin ser excelente en ningún aspecto en particular, es más que notable en todas las características que le pedimos a una zapatilla con la que pretendemos hacer muchos kilómetros, con la excepción, tal vez, como hemos comentado, de la fragilidad del mesh que, por otra parte, atribuimos al tallaje un poco corto para nuestro gusto.

Respecto a sus versiones anteriores, las Saucony Ride 9 han introducido el sistema Everun que le han dado un salto cualitativo en cuanto a amortiguación y fluidez en la pisada, lo que nos hace tener ya curiosidad por ver si, en próximas versiones, introducirán el otro gran avance de Saucony, el sistema Isofit, para optimizar un ajuste del pie a la zapatilla ya de por sí muy bueno en esta versión, aunque tal vez les haría ganar algo de peso.

PROs y CONtras

PROs:

- Un rendimiento más que notable.

- Una amortiguación reforzada

- Durabilidad de la suela esta garantizada.

- Peso reducido para unas zapatillas de entrenamiento.

- Gran transpirabilidad.  

 

CONtras:

- No cuenta con el ajuste “ISO".

- Un mesh que no acompaña a la durabilidad del resto de la zapatilla

- La amortiguación se ve afectada a las altas temperaturas.  

 

VÍDEO



DATOS TÉCNICOS

TESTSAir Zoom Elite 8 - NikeRide 9 - Saucony
Talla US10.59.5
Peso (gramos)281269
Mesh10398
SuelaDelantera109118
SuelaTrasera8093
PerfilTrasero2734

PUNTUACIONES

Air Zoom Elite 8 - Nike Ride 9 - Saucony
Talla10.56.0
Fit antepié9.06.0
Fit mediopie9.08.0
Fit talón9.08.0
Fit arco8.08.0
Ajuste general9.07.0
Amortiguación antepié9.07.5
Amortiguación talón9.09.0
Amortiguación global9.08.0
Dinámica / Transición de la pisada8.08.0
Respuesta7.07.5
Flexibilidad6.08.0
Soporte talón8.07.5
Soporte antepié7.07.5
Soporte global8.07.5
Agarre en seco9.08.0
Agarre en mojado8.07.5
Agarre en asfalto9.08.0
Agarre en tierra8.08.0
Agarre en pista8.07.5
Agarre global8.07.5
Durabilidad suela7.08.5
Durabilidad upper8.05.0
Durabilidad global8.07.0
Grosor lengüeta7.08.0
Sujeción lengüeta9.08.0
Longitud lengüeta8.07.5
Número de ojales6.07.0
Acolchado collar9.08.0
Amplitud collar8.07.5
Altura collar8.07.5
Sujeción collar9.07.5
Transpirabilidad9.09.0
Impermeabilidad5.07.0
Reflectantes5.09.0
Calidad de materiales y acabados9.07.5
Subscribirse al Newsletter