1500 v2 - New Balance

1500 v2 - New Balance

Publicado hace 110 día(s)

Introducción

Las New Balance 1500 v2 son la segunda versión de unas zapatillas cuya primera versión fue creada en 2014 (comercializadas en el 2015) producto de la tozudez del doble campeón mundial del Ironman 70.3, Sebastian Kienle. Y es que la génesis de las New Balance 1500 v2 tiene una curiosa historia.

Kienle, atleta patrocinado de New BalanceNew Balance, estaba obsesionado con el legendario modelo RC760 de la casa de Boston, y aunque para distancias cortas aceptaba correr y probar otros modelos, en distancias Ironman no quería ni oír hablar de cambiar.  Así que en 2013, el equipo de New Balance le pidió a Kienle que les indicara que era lo que le gustaba tanto de las RC 760, a lo que éste respondió que su zapatilla ideal era una zapatilla suave, con un interior confortable y que pudiera llevar sin calcetín, con suficiente amortiguación para proteger y darle soporte al pie y que se adaptara al mismo como un guante.

Sobre la base de sus indicaciones, New Balance le construyó un prototipo… pero lo que no esperaban es que, cuando encendieron la tele para ver el Ironman de Hawaii de 2014… Kienle no solo lo llevara puesto sino que ganara la prueba con un crono de 2:54 en el segmento de marathon. Tal éxito, con la correspondiente publicidad y demanda popular, les obligó a fabricar a toda prisa las antecesoras de las New Balance 1500 v2, el modelo v1.

Una vez pasado el bendito shock, New Balance se puso manos a la obra para perfeccionar la nueva versión de la zapatilla, creando las New Balance 1500 v2, siguiendo una vez más las indicaciones del triatleta alemán. Y parece que han dado en el clavo, ya que las New Balance 1500 v2 han sido votadas las mejores zapatillas del año 2015 para los editores de “Runner´s World”, aunque no se comercializaban hasta 2016!  Analicemos porqué.

Primeras impresiones

La primera impresión cuando me presentaron las New Balance 1500 v2, es que me habían entregado dos auténticos misiles. Siendo un corredor con un peso ligeramente superior al máximo recomendado idealmente para las New Balance 1500 v2 (75 kgs) me sentía como el conductor de un autobús al que le dan las llaves de un Ferrari.

Esta sensación se acrecentó cuando, una vez en nuestras manos, pude percibir que las New Balance 1500 v2 son tremendamente ligeras (224 gramos), incluso más de lo que cabría esperar de una zapatilla que se publicita como mixta. Como era previsible, las mismas flexaban muy fácilmente y el tacto era muy suave, pudiendo chafar el upper sin dificultad.

A la sensación de tener dos propulsores ayudaba asimismo la apariencia estética de las New Balance 1500 v2, con unos colores anaranjados hasta el rojo, dándole un aspecto de llamarada. Aunque se pueden conseguir en otros colores (amarillo fosforescente y azules, por una parte y, rosa y negro por otra), según nos cuentan, estos son los colores que llevaran los corredores que calcen estas zapatillas en las próximas Olimpiadas de Rio de Janeiro. En cualquier caso, ninguna de las combinaciones de colores que nos proponen para las New Balance 1500 v2 está pensando en los corredores “tímidos”… con estas zapatillas te verán venir de lejos.

Ahora se trataba de probar si esas primeras sensaciones, se convertirían en realidad cuando las calzáramos para salir a correr.

 

Mediasuela y amortiguación

La mediasuela (6 mm de drop) de estas New Balance 1500 v2, ha sido fabricada a base de Revlite, un innovador componente espumoso que ofrece el mismo rendimiento y durabilidad que la espuma estándar de New Balance un 30% más pesada, lo que permite que las New Balance 1500 v2 nos ofrezcan una sensación de ligereza al correr sin necesidad de minimizar la estructura o sacrificar la amortiguación inferior o la estabilidad de la zapatilla.

Gracias a su construcción, a pesar de que han aligerado el peso de las New Balance 1500 v2, respecto a su versión anterior, se nota perfectamente que la amortiguación funciona y nos da esa sensación de velocidad, reactividad y propulsión que solo se consigue con las zapatillas voladoras (aunque la New Balance 1500 v2 sea mixta), acompañándonos en el desarrollo de la pisada.

Para ello, la casa de Nueva Inglaterra se ha servido del sistema de control “dual density” que no es otra cosa que dar dos densidades diferentes al compuesto de la mediasuela de tal forma que, por una parte, ayude a estabilizar el control del pie en la parte interna de la mediasuela desde la mitad del talón al antepié y, por otra, proporcione amortiguación en el resto.    

En cuanto a la cara exterior de las New Balance 1500 v2, las mismas tienen una geometría con rombos en toda la mediasuela para mejorar la resistencia y el control de la pisada.

Suela

El material usado en la suela de estas New Balance 1500 v2 es el blown rubber (caucho bufado) en cinco piezas diferentes (dos en la parte trasera y tres en la delantera), divididos por un corte longitudinal a lo largo de toda la zapatilla.

Las tres piezas del interior del pie y en la “herradura” del tacón, de goma negra, tienen un dibujo en forma piramidal, con el objetivo de que la zapatilla se agarre mejor en las superficies más deslizantes. Por el contrario, las dos piezas exteriores, de goma naranja, tienen un taqueado, algo menos pronunciado que el de su precedesora. Aun así, los días de lluvia que hemos salido a entrenar con ellas o cuando hemos cruzado superficies resbaladizas, debemos decir que nos ha costado apreciar ese agarre que predican.

En la zona del apoyo del arco han integrado el sistema TBeam, que es una pieza ligera y flexible de soporte diseñada para ofrecer estabilidad de torsión a la zapatilla y el soporte del arco a través de un diseño único con centro de emisión, con lo que se consigue una transición fluida y natural del talón a la parte anterior del pie, al mismo tiempo que ejerce de cierto efecto catapulta al estar inclinada, y protege la fatiga de nuestros tobillos.

 

Upper

New Balance es uno de los fabricantes que más esfuerzos ha dedicado en los últimos años a conseguir el upper ideal que todo corredor busca, es decir, que sea ligero, transpirable y que minimice la fricción. 

En el caso de las New Balance 1500 v2, este sistema, común a otros modelos de la casa de Boston, se denomina FantomFit, y consiste en un revestimiento superior de diseño esquelético que aporta un soporte y ajuste ultra-ligeros, creado con la fusión de dos ligeros materiales en un proceso sin costuras, con lo que se ha pretendido mejorar uno de los defectos que tenía su predecesora, que era el movimiento de la lengüeta.

El FantomFit, recubre el pie, bajo el que se encuentra una malla que hace las veces de lengüeta que se une con el mesh o parte superior, formando un guante que se adapta perfectamente al pie de cada corredor, convirtiéndolas, seguramente, en una de las zapatillas más cómodas que hemos probado. A todo ello ayuda, curiosamente, el famoso logo en forma de “N” que ayuda a soportar el sistema FantomFit y además es reflectante. A todo lo anterior se une la cordonera, plana y semi-elástica que pasa a través del FantomFit, de tal forma que se maximiza el ajuste a nuestra forma del pie. 

El upper de las New Balance 1500 v2 de la parte anterior del pie ha sido fabricado con un mesh poroso y tupido que no da todo el grado de transpirabilidad que desearíamos, aunque es muy aceptable.

Por lo que respecta a la parte posterior, el chasis del talón es poco rígido con lo que cuidado aquellos que sufran del tendón de Aquiles.  Asimismo y, en esta misma parte posterior, como curiosidad para los triatletas, destacamos el tirador elástico que ayuda a colocar las zapatillas con mayor velocidad en las transiciones.

Horma

La horma de las New Balance 1500 v2, aunque cómoda, es ligeramente estrecha y no con demasiado espacio para que los dedos se puedan mover libremente. No obstante, la estrechez que hemos comentado sentir en el primer momento que nos calzamos las New Balance 1500 v2, ha ido difuminándose a los pocos kilómetros y con el uso progresivo, para dar paso a un aumento de la comodidad y con muy buena sujeción gracias al sistema FantomFit.

Las plantillas originales de las New Balance 1500 v2 son cómodas pero bastante finas y del clásico compuesto de etileno vinil acetato (EVA) que llevan la mayoría de zapatillas del mercado. Como pequeña crítica para aquellos más preocupados por la estética, debemos reseñar que no hemos debido usarlas demasiado para que el dibujo del logo de New Balance en la plantilla se desdibuje. 

Si sois de aquellos corredores, como es mi caso, que necesiten sustituir las plantillas que las acompañan por unas especiales, debemos decir que puede que no os encajen perfectamente, ya que el arco de la horma es de por sí, bastante alto.

 

Dinámica

Como comentábamos anteriormente al hablar de nuestras primeras sensaciones, temíamos que el poco peso de las New Balance 1500 v2 fuera resultado de su falta de material de soporte y amortiguación para aligerarlas, lo que para un corredor en el límite del peso recomendado se traduciría indeleblemente en dolor en las articulaciones. No obstante, a pesar de que les hemos dado un uso intensivo, nos ha sorprendido como la amortiguación de las New Balance 1500 v2 ha sido bastante más efectiva de lo que esperábamos.

Sin perjuicio de lo anterior, las New Balance 1500 v2, aunque diseñadas para todo tipo de distancias, incluida la maratón, no son unas zapatillas de entrenamiento con las que esperemos realizar cientos de kilómetros sin que se note el paso del tiempo, y más bien están diseñadas para que las usemos los días que toca dar el do de pecho o cuando tengamos que hacer series.

Las New Balance 1500 v2 son unas zapatillas mixtas para ritmos alegres, por lo que, como suele ser normal en este tipo de zapatillas, la flexibilidad se percibe desde el primer momento. Al ser una zapatilla, como hemos comentado, increíblemente cómoda gracias al sistema Fantomfit, no tardamos nada en acostumbrarnos a la misma, en parte a su muy buena reactividad y lanzamiento, pudiendo decir bien alto que que en todas estas categorías, dentro del tipo de zapatilla en el que se mueven, estarían en un notable alto, pero con el añadido de ser altamente cómodas.

No obstante, no debemos engañarnos, cuando hemos puesto a prueba a las New Balance 1500 v2 en terrenos irregulares, pistas forestales, etc… las ventajas sobre las que se asientan las New Balance 1500 v2 se han desvanecido pero claro, como decíamos antes, un Ferrari no está diseñado para correr el Paris Dakar. 

Conclusión

Las New Balance 1500 v2 son unas zapatillas ideales para todo corredor de peso bajo o medio (65-75 kgs) que tenga una pisada neutra o requiera de cierto soporte para corregir una pronación moderada y busque una zapatilla muy ligera para correr con ritmos alegres desde las distancias más cortas hasta la maratón sin perder al mismo tiempo, un ápice de confort y de feeling con el asfalto.

El terreno en el que mejor se desenvuelven las New Balance 1500 v2, como habréis podido adivinar, es el asfalto puro y duro, ya que todo su desarrollo ha venido impulsado, fundamentalmente, desde el mundo del triatlón.

Si, como corredores populares, lo que buscáis son unas zapatillas para entrenos largos, todo terreno y en las que prime la durabilidad, las New Balance 1500 v2 no son lo que estáis buscando, pero si lo que queréis son unas zapatillas reservadas para los días que toque hacer series de velocidad, o para las grandes ocasiones, ciertamente las New Balance 1500 v2 son el arma perfecta para conseguir nuestros mejores tiempos personales.

PROs y CONtras

PROs:

·   La estabilidad y amortiguación que otorgan en comparación con su ligereza

·   Una comodidad y ajuste diferente mejorable

·   Muy buena reactividad y rápida en las transiciones



CONtras:

·   Pierden gran parte de la estabilidad cuando salimos del asfalto

·   Durabilidad limitada

·   Algo estrechas para aquellos que tienen un pie especialmente ancho

 

Saucony - Ride 9

Ride 9 - Saucony

Publicado hace 60 día(s)

Introducción

Como algunos recordaréis, hace unos meses realizamos la revisión de las Saucony Hurricane ISO 2 y esta vez vamos a analizar otro de los productos lanzados por el fabricante norteamericano en su colección de primavera 2016, su hermana neutra, las Saucony Ride 9.

La saga “Ride” de Saucony, de la que las Saucony Ride 9 son el último exponente, es una de las más prolíficas de la casa de Boston, destinada a corredores neutros que buscan una buena relación entre amortiguación y respuesta para sus entrenamientos de media y larga distancia.

Aun siendo las Saucony Ride 9 una zapatilla de un corte más clásico que las Hurricane ISO 2 (fundamentalmente, no incluyen el sistema ISO del que hablaremos más adelante) teníamos cierta avidez por ver como  el nuevo compuesto Everun de Saucony, que tanto nos había entusiasmado, se iba a adaptar a una zapatilla como la Saucony Ride 9 destinada a gente de algo menos de peso y ritmos un poco más vivos (al respecto, tenemos que decir, que en este tiempo, como si fuera el destino, también nosotros hemos perdido el peso necesario para poder comprobar la diferencia...).

Aprovechando los meses de verano, hemos podido realizar un test más intensivo de lo habitual de las Saucony Ride 9, tanto en kilómetros como en condiciones climáticas, culminando nuestras probaturas con un gran "ensayo general" calzándolas nada más y nada menos que en la marathon de México DF en pleno agosto. 

Veamos pues cuales han sido nuestras impresiones.

Primeras impresiones

Las Saucony Ride 9 vienen empaquetadas en la clásica y sobria caja del fabricante norteamericano, si bien, como curiosidad, si le damos la vuelta, vemos como en la parte posterior nos han incluido una tabla de tiempos y ritmos por kilómetro, desde los 5km hasta la maratón, dándonos una primera indicación de que las Saucony Ride 9, están pensadas para todos aquellos que buscan unas zapatilla de entrenamiento para distancias medio – largas.  

A primera vista, podemos comprobar que dentro de la nueva gama de productos de Saucony, las Saucony Ride 9, son seguramente las que han mantenido una fisonomía más ortodoxa en este 2016. En cuanto a la apariencia estética de las Saucony Ride 9, en nuestro caso nos ha tocado revisar el modelo más atrevido en azules y verdes eléctricos (también se pueden encontrar en unos colores más discretos, azul y gris) que, como prueban las fotografías, son altamente reflectantes, lo cual es beneficioso en caso de que seamos corredores nocturnos.

Una vez en nuestras manos, podemos comprobar que tienen un peso ligeramente inferior al estándar en las zapatillas de entrenamiento (aproximadamente 265 gramos) en las que la amortiguación es la característica crítica. En este sentido, nos damos cuenta en seguida que las Saucony Ride 9 son muy flexibles en su parte anterior, con un upper compuesto por una malla muy ligera, mientras que la parte posterior de la zapatilla es mucho más rígida. Aun así, se doblan muy fácilmente, lo que nos hace pensar que, una vez en los pies serán muy cómodas, lo que no tardamos en comprobar.

Mediasuela y amortiguación

La gran novedad de las Saucony Ride 9 respecto a sus predecesoras en la saga “Ride” se encuentra en la mediasuela. En particular, las Saucony Ride 9 han introducido, al igual que el resto de modelos lanzados por la casa de Boston en 2016, el compuesto Everun, con el fin de reforzar la absorción del impacto y la reactividad.

Este compuesto proporciona más amortiguación en carrera y hasta un 83% de retorno de la energía en el lanzamiento con lo que su reactividad es sobresaliente.

A diferencia de las Saucony Hurricane ISO 2, las Saucony Ride 9 han centrado el uso del Everun no solo debajo de la plantilla de la zapatilla, en forma de segunda plantilla, de unos tres milímetros de grosor, para dar una mejor respuesta, sino también la parte delantera del chasis, en la zona exterior, de manera que la parte delantera del pie quede desahogada y reciba menos presión al final de la transición de la pisada.

Todo ello, unido al uso de un compuesto como el SRC (Super Rebound Compound) en el mediopie exterior y en el talón, muy elástico y con una gran capacidad de absorción, se consigue una capacidad extra de amortiguación que genera que el aterrizaje en la pisada sea mucho más dulce y al mismo tiempo genera mayor reactividad en el lanzamiento.

A diferencia de la cara exterior de las Saucony Ride 9, donde vemos que se superponen diferentes materiales, en la cara interior, el único material usado es el SSL o “Saucony Super Lite”, un compuesto de EVA más elaborado y ligero que el estándar que se usa en el mercado, señalando un pequeño arco con el fin de dar algo más de soporte en la pisada.

Suela

Hemos sometido a las Saucony Ride 9 a una revisión muy exigente (más de 250 km), combinando tanto entrenos cortos e intensos, como tiradas largas por diferentes superficies y terrenos sin que la suela de las Saucony Ride 9 se haya resentido excesivamente, de manera que su durabilidad ha quedado más que probada, manteniendo su dibujo, sin que se aprecien erosiones destacables en la misma.

Al igual que en los últimos modelos de Saucony, las Saucony Ride 9, la suela está fabricada con el mix de compuestos habitual. Por una parte, la suela es del tipo "Tri-Flex”, pensada para trabajar junto con el compuesto Everun de la mediasuela con el objetivo que haya una mayor dispersión de la fuerza realizada sobre la planta del pie en la pisada. Mientras que, por otra parte, en las zonas clave de máximo desgaste (puntera y tacón), se ha usado el compuesto de carbón XT-900, con una gran tracción y durabilidad, conjugado con el IBR+, un compuesto de caucho un 33% más ligero que el convencional, más blando, y que destaca por su agarre. En este sentido, el dibujo de la suela, en forma de zigzag (Tri-Flex), facilita el agarre y, por otra parte, ayuda a la flexión de la zapatilla en la torsión, con un hueco desde el centro de la suela hacia atrás con el fin de favorecer la transición en la pisada.

Incidiendo en el agarre, podemos indicar que habiéndolas usado en una gran diversidad de terrenos, incluso muy mojados, la pisada con las Saucony Ride 9 siempre ha sido firme, incluso cuando la suela ya ha recibido el lógico desgaste de los kilómetros acumulados. 

No obstante, como pequeño detalle, y al igual que comentamos en nuestra review de las Saucony Hurricane ISO 2, para aquellos que seáis un poco obsesivos, es que, las Saucony Ride 9 son unas zapatillas bastante “ruidosas” en la pisada, hasta que las hemos domado a base de kilómetros.

Upper

En el upper de las Saucony Ride 9, los diseñadores de la casa de Boston han aplicado dos criterios muy diferenciados en la parte delantera y trasera de la zapatilla.

En la parte delantera de las Saucony Ride 9 han utilizado el sistema FlexFilm, y no el sistema ISOFIT que tantos buenos resultados está dando en otros modelos de la casa de Nueva Inglaterra. El FlexFilm es una malla ligera y muy porosa que se refuerza con una serie de tiras finas termo selladas en los laterales y reforzadas en la puntera que, aunque pueden parecer débiles, han probado ser muy resistentes, además de proporcionar una gran comodidad y hacerlas más ligeras que otras zapatillas del mercado.

Por el contrario, en la parte posterior de las Saucony Ride 9, el chasis del talón es semi rígido, sin ser abusivo, ayudando a proteger el tendón de Aquiles, con un sistema de cosido mucho más tradicional y sin termo sellados.

Asimismo, el upper de las Saucony Ride 9 ha sido fabricado con un mesh poroso que tiene un gran grado de transpirabilidad, gracias al sistema RunDry. Al respecto, podemos decir que las hemos usado en condiciones de gran bochorno, como en la Maratón de México DF,  y no hemos sufrido ningún tipo de rozadura o ampolla, siendo la transpirabilidad de las Saucony Ride 9 más que destacable. No obstante, como punto débil, podemos indicar que el hacer el mesh tan poroso y ligero lo ha convertido en excesivamente frágil y, tras el desgaste al que las hemos sometido, el mismo ha comenzado a sufrir en exceso con algunas perforaciones.

En cuanto a la cordonera, la misma es plana, semi elástica y la ojetera es la clásica en las zapatillas de asfalto sin que se haya introducido novedad alguna en esta sección de la zapatilla. De igual forma, la lengüeta, bastante bien acolchada y que también incorpora el sistema Run Dry, no se aleja de los diseños clásicos con un pequeño pasador en el centro de la lengüeta, que nos servirá para fijarla y evitar que se desplace.

Por último, señalar que el collar de las Saucony Ride 9 es tremendamente cómodo, con un acolchado generoso y suave, que envuelve y sujeta perfectamente la zona.

Horma

La horma de las Saucony Ride 9 es muy cómoda y con espacio para que los dedos se puedan mover con facilidad. No obstante, el tallaje, al igual que en otros modelos de Saucony me parece un poco corto y, en particular, atribuyo los daños en el mesh a los que hacía referencia en el apartado anterior como consecuencia del uso a esa falta de tallaje.

Las plantillas originales de las Saucony Ride 9 son cómodas y acolchadas, y proporcionan una gran sensación de confort que les da una muy buena transpirabilidad y resistencia. Como hemos comentado al hablar de la mediasuela, las mismas tienen la colaboración estelar del sistema Everun situado debajo de la plantilla que proporciona un acolchamiento adicional que potenciará esa sensación de confort.

Si, como es mi caso, las debéis sustituir por plantillas especiales, no tendréis problemas para encajarlas ya que la horma de las Saucony Ride 9 es amplia pero sin excesos. El pié se sentirá cómodo en las tres zonas (antepié, mediopié y retropié).

Dinámica

Las Saucony Ride 9, como buenas zapatillas de entrenamiento, están diseñadas para devorar kilómetros, con gran sensación de comodidad y con una flexibilidad progresiva – muy mejorada respecto a versiones anteriores de la Saucony Ride 9 - gracias al EVERUN y al sistema Tri-Flex que logra que la transición en la pisada en las Saucony Ride 9 sea fluida, agradable y natural.

En cuanto a sensaciones, se trata de una zapatilla de corte clásico, con un drop algo más bajo del estándar del mercado pero muy habitual en las Saucony (8mm.). Cosa que les proporciona una buena estabilidad, conjuntamente con la nueva composición de la mediasuela las hace más reactivas que sus predecesoras (en esto el compuesto Everun ha tenido mucho que ver) que nos ofrece la posibilidad de hacer tiradas muy largas sin que nuestras articulaciones se resientan. Buena prueba de ello es que hemos podido completar una marathon en un entorno con mucho calor como es México DF con ellas puestas, sin sufrir ningún percance.

Si debemos ser críticos con algún aspecto, no obstante, es que debemos señalar que, precisamente, habiendo realizado todos los test a lo largo de un verano muy caluroso, hemos ido percibiendo que, conforme quemábamos etapas y entrenos, el sistema de amortiguación, ya de por sí compuesto de unos materiales muy blandos, se ha ido reblandeciendo progresivamente, de manera que ha ido perdiendo parte de sus cualidades al enfrentarlas a terrenos irregulares.

Conclusión

Las Saucony Ride 9 son unas buenas zapatillas para todo corredor de hasta 80 kgs, que entrene con regularidad y compita en distancias medias o largas con unos ritmos no demasiado ambiciosos y que han probado desarrollarse muy bien en todo tipo de terrenos más allá del asfalto.

Se trata de una zapatilla muy lograda que, sin ser excelente en ningún aspecto en particular, es más que notable en todas las características que le pedimos a una zapatilla con la que pretendemos hacer muchos kilómetros, con la excepción, tal vez, como hemos comentado, de la fragilidad del mesh que, por otra parte, atribuimos al tallaje un poco corto para nuestro gusto.

Respecto a sus versiones anteriores, las Saucony Ride 9 han introducido el sistema Everun que le han dado un salto cualitativo en cuanto a amortiguación y fluidez en la pisada, lo que nos hace tener ya curiosidad por ver si, en próximas versiones, introducirán el otro gran avance de Saucony, el sistema Isofit, para optimizar un ajuste del pie a la zapatilla ya de por sí muy bueno en esta versión, aunque tal vez les haría ganar algo de peso.

PROs y CONtras

PROs:

- Un rendimiento más que notable.

- Una amortiguación reforzada

- Durabilidad de la suela esta garantizada.

- Peso reducido para unas zapatillas de entrenamiento.

- Gran transpirabilidad.  

 

CONtras:

- No cuenta con el ajuste “ISO".

- Un mesh que no acompaña a la durabilidad del resto de la zapatilla

- La amortiguación se ve afectada a las altas temperaturas.  

 

VÍDEO



DATOS TÉCNICOS

TESTS1500 v2 - New BalanceRide 9 - Saucony
Talla US9.59.5
Talla US10.5