Air Zoom Elite 8 - Nike

Air Zoom Elite 8 - Nike

Publicado hace 144 día(s)

Introducción

Las zapatillas Nike Air Zoom Elite 8 son un modelo de gama media-alta con la que la compañía pretender mejorar un producto versátil y relativamente ligero con el que se puede correr rápido (forma parte de su colección "run fast").



La marca Nike necesita poca presentación por ser la gran dominadora de todos los mercados y submercados deportivos, hecho que además la pone constantemente en el ojo del huracán (la repercusión de sus acciones siempre resulta muy exagerada). En medio del ruido o la polémica, la compañía sigue a lo suyo, innovando y creando tendencia con sus modelos, algunos de los cuales son de referencia obligada para cualquier corredor un poco curioso y que la marca va mejorando temporada tras temporada para afinar sus resultados. Las Nike Air Zoom Elite 8 son la última vuelta de tuerca de un modelo que se abre camino en la colección de running de Nike gracias a sus equilibradas prestaciones. Observamos diferencias interesantes sobretodo en el upper, ya que mantiene perfiles y materiales en la suela y la medisuela. Seguid leyendo si queréis saber cómo se han comportado durante un largo período de pruebas intensivas por las carreteras y caminos del mundo, los resultados han sido reveladores y sorprendentes.

Primeras impresiones

De la primera manipulación de las Nike Air Zoom Elite 8 empezamos a comprobar que se trata de un producto muy elaborado y muy bien pensado. Advertimos que incorpora nuevas soluciones tecnológicas como los hilos tensores Flywire en el upper, una inserción de Zoom Air (que precisamente le da nombre) en la zona del antepié de la mediasuela o el crashrail en la suela, para completar un modelo de corte aparentemente tradicional (pese a un perfil un poco más bajo de lo acostumbrado) y que, a tenor de la suavidad del mesh del upper, promete una comodidad ciertamente alta.



Esta comodidad que sospechábamos se constata con creces al enfundarnos las Zoom Elite 8 y al dar los primeros pasos con ellas. Percibimos la suavidad del Phylon de la mediasuela y, sobretodo, el respetuoso y graduable envolvimiento del upper y de la lengüeta. Tanta comdidad en un modelo que resulta bastante ligero nos hace sospechar que lo usaremos a conciencia en todo tipo de salidas.

Mediasuela y amortiguación

Las zapatillas Nike Air Zoom Elite 8 presentan una mediasuela confeccionada con Phylon, un material usado profusamente por Nike y que presenta una amortiguación agradable, en un feliz medio camino entre blanda y reactiva. En este modelo, la compañía americana opta por situar el sistema Air Zoom (con su combinación de fibras internas y aire presurizado) en la zona delantera del pie, a la altura de los metatarsos, por lo que parece destinado a potenciar la impulsión más que a amortiguar la recepción. Empezamos a comprobar que la transición que proponen estas zapatillas será interesante y poco habitual.



Pese a que la suela apunta dos líneas de torsión muy evidentes, la zapatilla flexa fácilmente por la más retrasada de éstas (que se encuentra justo bajo el puente, en el lugar en que precisamente empieza el Air Zoom de los metatarsos) pero se muestra mucho más rígida en la línea delantera (ya en la zona de las falanges de los dedos). Ello nos lleva a concluir que, debido a la relativa dureza del Phylon, nos hallemos ante una zapatilla no excesivamente flexible en términos generales, y lo mismo vale para la torsión lateral. Se trata de un modelo con una mediasuela relativamente rígida, aunque no por ello menos cómoda.



El perfil de la zapatilla es bastante convencional pero con unos registros de altura y de drop correspondientes a la banda baja de los habituales. El talón es quizás la parte más sorprendente por encontrarse más bajo que la zona de inmediatamente debajo el tobillo, por lo que propone un modo de correr no tan convencional como pensábamos y que consiste en una transición más larga entre la recepción y el impulso. Por otra parte, el drop es de 8 mm. y se acerca bastante al Free Running que proponía Nike como respuesta a la eclosión del Barefoot Running o Natural Running a lo largo de estos últimos años.

 

Todo ello configura una mediasuela con una amortiguación cómoda pero a su vez bastante reactiva (sobretodo comparándola con otros modelos de la misma marca), bastante estable por su flexibilidad limitada y que implica una manera de correr interesante por el largo proceso de transición especialmente ayudado en su fase impulsiva por la tecnología Air Zoom.

Suela

La suela de las zapatillas Nike Air Zoom Elite 8 presenta dos zonas completamente distintas y complementarias. Por un lado, toda la parte interior de la misma se halla protagonizada por tacos poligonales (hexagonales en la zona anterior y cuadrados en la posterior) para posibilitar un buen agarre e impulso. Por otro lado, en la zona exterior encontramos dos robustas líneas longitudinales que recorren la zapatilla de la puntera al talón y que únicamente se halla interrumpida por pequeñas líneas de flexión. Estas líneas, que la marca denomina "crash rail" y que están presentes en muchos modelos actuales, están pensadas para ofrecer más estabilidad a las Air Zoom Elite 8.



En suma, tenemos una suela poco contundente (en toda su parte media el Phylon aflora a la superfície y, en los casos en que hallamos goma dura, su grosor es decididamente reducido) pero que nos permite correr por terrenos de lo más variados (hemos aprovechado para combinar el asfalto con tierra e incluso con roca desnuda y el resultado ha sido siempre excelente gracias a la solvencia de los tacos poligonales) de un modo siempre consistente y estable (gracias a la robustez que aporta el "crash rail"). La suela convierte a las Nike Air Zoom Elite 8 en uns zapatillas ciertamente polivalentes.

Upper

En la medida en que la marca americana ya nos tiene (mal) acostumbrados en los últimos tiempos, el upper de las Nike Air Zoom Elite 8 es una pequeña maravilla. Pese a no ser tan liviano y dúctil como en los modelos Flyknit y a incorporar una estructura de talón relativamente rígida y una espuma en torno al tobillo bastante gruesa, el upper mantiene unas apreciables características de ligereza  y de adaptación a todo tipo de pie que lo convierten en supercómodo a la vez que transpirable y eficaz.



El Flymesh con el que se compone el upper de las Nike Air Zoom Elite 8 se encuentra ligeramente reforzado en la puntera de modo casi imperceptible y en el talón de forma mucho más evidente. En una apuesta por la estabilidad, ello significa también que Nike pretende ofrecernos unas zapatillas versátiles e interesantes en la variedad de registros que combina. Estos refuerzos vienen a redundar en la categoría de zapatillas mixtas que ya empezábamos a apuntar cuando analizábamos la suela.



La solvencia del upper proviene también de la tecnología Flywire, una solución que Nike adopta últimamente en gran cantidad de modelos de orden muy distinto: unos hilos extraresistentes que conectan los propios cordones de la zapatilla con la parte más baja del upper, con lo que la zapatilla se adapta al pie como un guante sea como sea el pie del corredor y proponiendo un envolvimiento del pie verdaderamente cómodo.



Hemos corrido por todas partes con las Nike Air Zoom Elite 8 y nos ha encantado la comodidad y la efectividad de un upper tan bien pensado. Incluso nos hemos atrevido a efectuar salidas sin calcetines, y las zapatillas han seguido siendo muy cómodas en todo momento.

Horma

Debemos afirmar que la horma de las Nike Air Zoom Elite 8 es relativamente ancha, especialmente en su parte delantera, pese a que se adapta de un modo sorprendente a todo tipo de pie gracias a la versatilidad ya mencionada de su upper.  No observamos ninguna peculiaridad respecto al tallaje, ya que hemos usado nuestro número habitual y nos ha ido perfectamente.



Por otra parte, las Nike Air Zoom Elite 8 presentan un puente relativamente bajo, hecho que podría presentar algún problema si uno tuviera los pies marcadamente cavos.

Dinámica

Las zapatillas Nike Air Zoom Elite 8 presentan una dinámica menos convencional de lo que en un primer momento uno podría pensar. La combinación de su perfil bajo y plano, unidos a una mediasuela relativamente rígida requiere una transición no inmediata y que requiere por ello de alguna ayuda externa, que se materializa en la inserción del Air Zoom en la zona metatarsiana y que aporta una reactividad ciertamente interesante. Se trata de una transición que requiere un esfuerzo extra en la impulsión pero que una vez efectuada lanzan el pie hacia delante con gran potencia, por lo que se pueden lograr resultados muy satisfactorios cuando rodamos a ritmos altos. Ello nos lleva a subrayar una vez más su versatilidad: pese a no tratarse obviamente de zapatillas voladoras, podemos correr perfectamente con ellas en competiciones asfalteras de todo tipo. Durante el periodo de prueba nos ha sorprendido gratamente el buen resultado en lides tan distintas como rodajes lentos o fartleks explosivos. De haber competido en asfalto durante este tiempo, no hubiéramos dudado en utilizarlas.



Pese a que no resulta demasiado perceptible al correr, las Zoom Elite 8 presentan una ligera disimetría entre los dos lados que actúa como pequeña corrección de la pronación, aunque podemos calificarlas sin ningún género de dudas como zapatillas neutras.

 

Conclusión

En suma, las zapatillas Nike Air Zoom Elite 8 son un modelo increíblemente versátil, cómodo y bien pensado para todo tipo de cabalgada sobre terreno duro. Sus buenos acabados y la evidente tecnicidad que presentan las convierten en zapatillas con un comportamiento fiable tanto en rodajes lentos como en competiciones rápidas y exigentes. Su buena combinación entre conceptos opuestos como rigidez / flexibilidad, ligereza / robustez, amortiguación blanda / reactividad o corte clásico / perfil plano nos habla de su polivalencia y de su gran potencial. Una zapatilla perfecta para correr y correr independientemente de la distancia, de la velocidad y del tipo de terreno.

PROs y CONtras

Pros:

- versatilidad

- comodidad

- fiabilidad



Contras:

- relativa rigidez de la mediasuela

Saucony - Breakthru 2

Breakthru 2 - Saucony

Publicado hace 18 día(s)

Introducción

Si 2015 fue un año de revolución entre las zapatillas diseñadas por Saucony, 2016 está siendo algo así como la consolidación de muchos de los productos de una marca a la que se le presupone un buen nivel.  En ese sentido hace unas semanas nos cayeron en las manos las Saucony Breakthru 2, las mixtas de una de las marcas de zapatillas de running con más historia. Sin grandes cambios a nivel de suela y mediasuela, vienen a demostrar que la apuesta que hicieron con la primera edición de las Breakthru fue acertada. 

Para nosotros las expectativas eran altas, no sólo por otras experiencias vividas con Saucony, sino también porque el de las mixtas es uno de los segmentos de zapatillas que más tirada están teniendo últimamente. Así que hemos querido probar si las Saucony Breakthru 2 son una opción competitiva teniendo en cuenta los verdaderos referentes que tienen otras marcas de la competencia en la gama de las mixtas.

Primeras impresiones

A medio camino entre una zapatilla de entrenamiento y una voladora pensada para las que quieran darlo todo en competición, nos encontramos con zapatillas como las Saucony Breakthru 2. A bote pronto nos sorprenden dos cosas de las Breakthru 2. Una queda bastante clara con sólo echar un vistazo de 2 segundos a las imágenes que os enseñamos, y es una estética que las hace deslumbrantes. No deja de ser curioso porque, en realidad, parecen haberlas pensado para que al verlas nos vengan ganas de hacer uno de esos entrenamientos de alta intensidad que hacemos en las noches invierno, ¿no os parece? Esos juegos de colores y texturas no dejan indiferente a nadie.

Pero lo más llamativo es esa mezcla que han conseguido entre la ligereza y amortiguación, un tándem que nos parece perfecto para acompañarnos no sólo en entrenamientos de calidad y competición sino para sumar kilómetros sintiéndonos cómodas, pero sin perder ese punto de dinamismo que nos gustan de las mixtas.

Mediasuela y amortiguación

La misma receta que usaron en la primera edición se ha mantenido en las Saucony Breakthru 2, una mediasuela con dos tecnologías combinadas. Por un lado, el Powergrid, un derivado de la EVA que la marca americana viene usando desde hace ya algún tiempo. No es una novedad, es cierto, ni está en boca de todos como el EVERUN, pero lo cierto es que a pesar de ser una solución clásica, siempre les ha dado buen resultado porque esta estructura de malla les da a las Saucony Breakthru 2 una transición retropié-antepié muy buena, agradable y sin saltos. En nuestro modelo, el Powergrid es la banda de color rosa que hace de puente entre el mesh y la zona blanca de la mediasuela y está pensado básicamente para dar un extra de respuesta en el despegue de la zancada.  

Precisamente la  zona blanca es la segunda tecnología que entra en juego en la mediasuela: el SSL. Este compuesto de EVA se diseñó para las zapatillas voladoras puesto que es muy ligero y hace posible que con un grosor medio, la zapatilla consiga una respuesta más que correcta.

De todas maneras y como ya os habíamos comentado, la sensación con las Saucony Breakthru 2 es la de rodar con una amortiguación más bien firme. Lo bueno, y este es uno de los puntos que nos ha gustado de las Breakthru 2, es que la sensación de la amortiguación no cambia por mucho que hemos ido sumando kilómetros. Lo que sientes en el kilómetro 1 es la misma sensación que tendrás cuando lleves 25.

Suela

La suela de las Saucony Breakthru 2 tampoco ha querido aventurarse en terrenos pantanosos. Conocedores de lo que funciona, los ingenieros de la marca americana han montado la suela de esta segunda versión sobre dos compuestos que tampoco nos son nuevos. El XT-900 es un caucho más grueso y duro que ocupa toda la zona del talón en forma de media herradura y la zona de despegue en la puntera. El perfil de la suela en esta zona es visiblemente más alto y viene muy bien para aquellas corredoras que se inician en esto del atletismo o para las que entran de talón. Lo bueno de este caucho es que tiene una durabilidad que las pone a la altura de muchas zapatillas de gama alta, siendo las Saucony Breakthru 2 como son un modelo de gama media.

Nosotros les hemos dado un uso intensivo sumando con ellas algo más de 300 kilómetros en los que las hemos probado en asfalto, tierra, pista forestal y tartán. Pues bien, están realmente perfectas.

La parte del antepié está montada con el compuesto IBR+ que también habíamos podido probar en modelos de gama superior. Este material es mucho más blando, sólo con tocarlo con los dedos podemos deformarlo y está pensado para reforzar el agarre y acompañar en la transición de la zancada. Fijaros que esta parte delantera tiene surcos de flexión bien marcados y a pesar de no contar con tecnologías más avanzadas como sus hermanas mayores, las Saucony Breakthru 2 tienen muy buena transición. Eso sí, no esperéis unas zapatillas con una gran respuesta en la salida de la pisada porque no es uno de sus puntos fuertes.

 

Upper

El upper de las Saucony Breakthru 2 es donde encontramos las mejoras respecto a su antecesora. A primera vista, la estética es rompedora, y puede que a algunas no os acabe de convencer. En nuestro caso nos costó algo acostumbrarnos pero lo cierto es que ahora nos encantan. Uno de sus puntos fuertes es la buena transpirabilidad que han conseguido en la zona delantera. Lo que contrasta a la vez con el hecho de que, a pesar de no ser unas zapatillas impermeables, el upper es capaz de contener con bastante buen resultado las gotas finas de lluvia, por lo que a no ser que os caiga un buen chaparrón, podréis mantener el pie seco.

La resistencia del mesh no tiene nada que envidiar a sus hermanas mayores. Como os decíamos, con algo más de 300 kilómetros encima, nuestras Saucony Breakthru 2 no han sufrido ni desgarros, ni agujeros ni tampoco deformaciones que afeen la zapatilla. Los termosellados en forma de nervadura en la zona del medio pie abrazan el arco y os aseguramos que la sensación es muy confortable. Apenas es necesario apretar los cordones para sentir una sujeción firme y a la vez homogénea. 

Un punto a mejorar es quizás la ubicación de los ojales, ya que la zona del sexto está demasiado adelantada y si tenéis los pies finos, podría llegar a causar algún roce. A nosotros no nos ha pasado.

No queríamos acabar este apartado sin hablaros del collar y los interiores de las Saucony Breakthru 2. En cuanto al collar, es extremadamente mullido y cómodo, y el sistema RunDry consigue expulsar la humedad para que rodemos cómodas en todo momento. La lengüeta con el mismo material es independiente al upper, y en algún rodaje nos ha dado problemas porque no se ha mantenido quieta. Habrá que ser cuidadosos con ella.

Y en cuanto a los interiores, sólo podemos deciros que son excelentes. Están extremadamente cuidados, y no hemos encontrado rebordes que nos pudieran provocar rozaduras. Junto a la plantilla antideslizante son una buena opción para las que os guste rodar sin calcetines.

Horma

En su primera edición, a algunos les sorprendió que la horma de estas zapatillas estuviera pensada un poco a la inversa de lo que habitualmente un corredor necesita, es decir, más anchas en la zona del talón y algo más ahogadas en el antepié.

Pues bien, las Saucony Breakthru 2 tienen una horma mucho más estándar, con una zona trasera muy recogida, en parte gracias a la pieza rígida del tobillo que protege la zona del calcáneo y le da estructura a la zapatilla. A medida que vamos avanzando la Saucony Breakthru 2 se va ensanchando. La zona del arco no es para nada pronunciada, y vemos que estas zapatillas son perfectamente compatibles con plantillas. A pesar de todo tenemos que reconocer que las que tengáis pies anchos quizás sintáis que el antepié no es demasiado amplio. Aún así, el tallaje es muy estándar y nos hemos encontrado cómodos con el número que solemos usar habitualmente.

Dinámica

La primera vez que salimos a rodar con las Saucony Breakthru 2, las sensaciones no fueron especialmente buenas. Estas mixtas están hechas para ritmos altos, pero también es cierto que llevan escrito en su ADN la necesidad de ir acompañadas de una buena técnica de carrera. Como ya os hemos dicho antes, no es que las Saucony Breakthru 2 no sean aptas para corredoras con poca técnica, pero, en este caso, vais a tener que darles un margen de tiempo para domarlas a ellas y adaptaros vosotras a su dinámica.

Cuando nosotros nos las calzamos, habíamos pasado semanas rodando con unas zapatillas puras de entreno, por lo que el cambio que notamos fue grande. Y eso que el drop de 8 mm las hace cómodas y es fácil entrar en ellas porque la transición de la pisada es progresiva y sin contrastes marcados. Sin embargo, el tacto de la amortiguación es muy firme, casi rígido. De ahí la necesidad de domarlas para que os podáis sentir cómodas en ellas. La buena noticia es que no cuesta demasiado, y en dos o tres rodajes nosotros las notamos bien acopladas.

Una de los puntos que más nos ha gustado de las Saucony Breakthru 2 es, sin duda, la facilidad con la que nos han permitido darles caña. En ritmos que rondan los 4:30 las hemos encontrado como pez en el agua, pero no les da pereza alguna subirles las revoluciones. Por eso nos han ayudado a conseguir grandes marcas en el cinco y el diez mil, pero también hemos confiado en ellas en distancias más largas, pasando del medio maratón. A su favor suma que la transpirabilidad del upper nos ha dado muy buenos resultados en rodajes largos con temperaturas elevadas. El pie no ha sufrido nada. Es curioso porque, al mismo tiempo y a pesar de no ser unas zapatillas impermeables, cuando hemos salido a rodar con ellas con lluvia, el pie no se ha calado por completo siempre que se tratara de lluvia fina. ¡Otra cosa es salir a rodar bajo un aguacero!

También nos gustaría destacar la sorpresa que nos han dado las Breakthru 2 en cuanto a lo sólidas que son. A pesar de ser una zapatilla neutra, lo curioso es que los típicos vicios en la pisada que una técnica poco depurada provoca, no son tan visibles con esta zapatilla. Así pues, no las prescribiríamos única y estrictamente a corredoras neutras precisamente por esa versatilidad que nos han demostrado.

Conclusión

Las Saucony Breakthru 2 demuestran que no hace falta complicarse demasiado para conseguir una buena zapatilla. Una zapatilla, además, que siendo de gama media, tira de tecnologías clásicas que la ponen a la altura de muchas otras zapas más caras. Sus mejores bazas son la ligereza (241 gramos) y la buena amortiguación que se consigue gracias al doble compuesto de Powergrid + SSL de la mediasuela. Este tándem las convierten en una buena opción tanto para hacer entrenamientos de calidad como para sumar kilómetros sin perder protección y comodidad. Por eso os la recomendamos tanto a las que ya lleváis un tiempo en esto del running y os apetece dar un salto más allá de las típicas zapatillas de entrenamiento como para las que os estrenéis en el asfalto.

Donde se encuentran como pez en el agua es en asfalto, a ritmos que rondan los 4:15-4:30, pero son realmente dinámicas y se les puede meter caña sin problemas. Y a pesar de que el tacto en pisada es algo rígido, lo bueno de esta zapatilla es que hacen realidad aquello de “what you get is what you see”. Así que, por más que sumes kilómetros, la amortiguación va a seguir devolviéndote la misma sensación sin perder un ápice de sus propiedades.

 

PROs y CONtras

PROS:

- Buena amortiguación para una mixta bastante ligera.

- Amortiguación muy homogénea.

- Buena durabilidad de la suela para tratarse de unas mixtas.

- Acabados interiores excelentes.

- Pieza reflectante de buen tamaño en el talón.

 

CONTRAS:

- Poca reactividad de la zapatill.a

- La lengüeta no queda sólidamente fijada.

- Sexto ojal muy cercano a la zona de flexión del antepié.

 

VÍDEO



DATOS TÉCNICOS

TESTSAir Zoom Elite 8 - NikeBreakthru 2 - Saucony
Talla US10.58.5
Peso (gramos)281236
Mesh103