Synchro Mx - Mizuno

Synchro Mx - Mizuno

Publicado hace 264 día(s)

Introducción

Hablar de la marca japonesa Mizuno, es hablar de su historia. Marca que en 2006 celebro su centenario y que se inició como se inician muchas grandes empresas, por el principio, remando fuerte y muchas veces solos. Richard Mizuno se dedicaba a importar y exportar ropa específicamente de Golf y baloncesto proveniente de estados unidos. Cansado de la mala calidad que ofrecían los productos, decidió empezar a producir material multideportivo por su cuenta, de allí nació lo que hoy en día conocemos como Mizuno. Entre otros deportistas conocidos, como Rivaldo, Kluivert, Pablo Aimar, etc. Actualmente, hay un triatleta español que sobre sale de los demás, el flamante cinco veces campeón del mundo de triatlón Olímpico, Javier Gomez Noya ¡Un fenómeno!

Si fueran los años ochenta y estuviéramos en las calles de Nueva York, con ese humo de las alcantarillas tan característico de la “Big Appel” seguramente el sonido que oiríamos al introducir este modelo, sería: “NOVEDAD NOVEDAD” y serían los chiquillos de los periódicos chillando y aclamando la gran novedad de la marca japonesa Mizuno, concretamente estamos hablando de las Mizuno Shyncro MX.

Las Mizuno Shyncro MX (280 g) se catalogan dentro de un primer rango de precios (100 euros PVP), con una protección moderada según la marca y un tipo de pisada Guidance (pronador leve). Es curioso por que ellos mismos las enfocan a un tipo de perfil de fitness, es decir, cinta de correr, actividades dirigidas, pesas, correr ocasionalmente, etc. ¡Pero tranquilos! Nosotros estamos aquí para demostrar si estas Mizuno Synchro Mx son aptas para correr ¡No os lo perdáis! 

 

Primeras impresiones

Las primeras impresiones siempre son importantes, aunque nos queramos engañar en que el amor es muy bonito y el interior es lo que cuenta bla…bla…bla… ¡la primera impresión cuenta y cuenta mucho! Por este motivo, cuando abrimos la caja de estas Mizuno Synchro MX pensamos ¡Nos hemos dejado las gafas de sol en casa! El típico rayo de luz que entra a primera hora de la mañana y que te ciega la vista ¡amarillo fluor fluor! Personalmente nos gusta y mucho, no somos de colores saltones en nada pero para correr nos gusta ir bien llamativos, además, siempre es un punto de visibilidad extra, cosa que se agradece para gente que sale a correr de noche, etc.

Una vez en la mano, estas Mizuno Synchro MX se sienten realmente ligeras y es que lo son, 280 g para una talla 9 US. La flexión es muy clara por las líneas de flexión. Lo estamos evitando pero no podemos dejar de mirar la mediasuela ¡hay algo que nos falla y no sabemos el que! ¿El wave? ¿Dónde está el wave? ¡No está el wave! Parece que Mizuno nos había acostumbrado a que Mizuno fuera atado a Wave, pero parece que en este modelo han decidido rescindir de sus servicios, para dejar toda la responsabilidad al U4icX. A partir de allí, con el alma de probadores que nos caracteriza, los dientes se nos alargan y se nos afilan al estilo Drácula… Ahora ya tenemos motivo para probar estas Mizuno Synchro MX hasta sacar respuestas a las siguientes preguntas: ¿Qué funcionara mejor el wave o el U4icX? ¿Mizuno puede estar apostando por reemplazar el sistema wave por el U4icX?

Mediasuela y amortiguación

¿Wave? ¿Dónde esta el Wave? Después de unos segundos buscando a Wally, queríamos decir el Wave, el sistema clásico de Mizuno, ese que le da un look diferencial respecto a casi todo lo que hay en el mercado. Una amortiguación mecánica que le da esas sensaciones de firmeza, rigidez pero a la vez bien amortiguadas. ¡El Wave no ha querido jugar en estas Mizuno Synchro MX! Ha cedido todo su protagonismo al “sexto” hombre que casi nunca se había enfrentado a tal protagonismo como ahora, el compuesto U4icX, pareja de baile del Wave en modelos clásicos como las Mizuno Wave Rider 19, sale a la cancha con el brazalete de capitán y con las miradas puestas en él.

Estas Mizuno Synchro MX, se presentan con una pequeña mejora en la mediasuela, ya que la “X” del U4IC significa una mejora en el ya conocido compuesto. El U4icX da una mayor capacidad de amortiguación y de reactividad que en este caso viene apoyado por el ap+, otra tecnología novedosa de la casa japonesa. Cabe añadir que el drop de estas Mizuno Synchro Mx es de 12 mm, es decir, alto y de fácil adaptación.

La verdad es que en carrera, habiendo probado otros modelos de Mizuno, se notan bastante más “blanditas” sin llegar a ser blandas o “chiclosas” pero si que dan una amortiguación más agradable, sin necesidad de adaptación. Aun así, siguen desbordando ADN Mizuno por todos lados. El U4icX de estas Mizuno Shyncro Mx nos ha dado un buen equilibrio entre amortiguación y estabilidad, aunque debemos decir que la amortiguación podría llegar a ser un tanto dura para gente de peso elevado o para amantes de las largas distancias, sin duda, no es una zapatilla para ellos.

La flexión de estas Mizuno Shyncro Mx, viene muy bien marcada por dos líneas de flexión en la zona del antepié. Esta flexión no es la más fácil que hemos visto, pero suponemos que es por eso que también tienen un puntito de reactividad en esa zona, sin ser unas voladoras que te pidan ir a ritmos por debajo de 4 min/km. A ritmos medios-altos es donde la zapatilla se comporta mejor ya que en la transición es un poco “torpona”, sobretodo por unas sensaciones de rigidez en la parte trasera de la misma, les cuesta tener una transición fluida de retropié a antepié. En cambio, como hemos comentado antes, en la parte del antepié la zapatilla se comporta mucho mejor, dando ese plus de catapulta que tanto gusta en el último segundo del ciclo de la zancada.

 

Suela

La suela de estas Mizuno Synchro Mx no esconde grandes novedades, siguen trabajando con una doble densidad de compuestos, en el talón externo incorporan el X10, archí conocido compuesto que le da a la gama de Mizuno una muy buena durabilidad y sigue siendo así en estas Mizuno Synchro Mx. En cambio, en el resto de la suela, añaden un compuesto un tanto más blando que acorta un poco la durabilidad de la misma, es decir, el X10 no ha sufrido casi desgaste en los 200 km de test, por el contrario, en la zona del antepié hemos detectado unas muescas de desgaste, sin ser extremos, pero si superiores a la zona donde incopora el X10.

Otro punto a destacar de esta suela, es que hace un ruido característico, no sabemos si es por el compuesto, por la rigidez de la mediasuela en el retropié, pero estas Mizuno Synchro Mx depende del terreno crean un ruido “caballeresco”. Es más acentuado al principio, a medida que se va desgastando se va silenciando.

Por último, el agarre de la suela de estas Mizuno Synchro Mx no es brillante, pero tampoco es un desastre. En asfalto se han comportado bien, como la media, en loseta o aceras donde solemos correr por el barrio de Gracia, en días de humedad a eso de las 20:00 de la tarde, cuando se va el sol, hemos tenido algún susto, un mini desliz de unos centímetros, nunca hemos llegado a caer, pero el susto ya te queda en el cuerpo. Esta sensación al igual que la del ruido, se va con el desgaste, así que en general la suela de estas Mizuno Synchro Mx funciona algo mejor con unos kilómetros encima.

 

Upper

El upper de estas Mizuno Synchro Mx tiene muy buena pinta cuando lo ves por primera vez, pero cuando tienes la suerte de saborearlo con el mejor vino procedente de la Rioja ¡Perdón que me voy por las ramas! ¿Por donde íbamos? ¡Ah Sí! El upper, esta muy bien acabado en todos los sentidos. Fabricado en una doble capa, una externa, extremadamente porosa que se va haciendo más tupida a medida que avanza hacia el mediopié e retropié. Incluso añade unos termo sellados muy marcados en la zona medial que se unen a los de los ojales y el talón, esta tecnología se le llama Dynamotion Fit. En cambio, la capa interior ha sido fabricada con un material mucho más agradable y un tanto acolchado que en carrera se vuelve muy muy cómodo.

Haciendo las primeras pruebas en nuestro laboratorio de pruebas ya pudimos ver que los número de transpirabilidad estaban un tanto por encima de la media y es que Mizuno ha sabido jugar con unos materiales e entramados que en carrera se traducen en comodidad pura y dura ¡incluso sin calcetines!

Quisimos probar estas Mizuno Synchro Mx para lo que son, para la sala de Fitness, así que nos pasamos varias tardes en el gimnasio y, a parte de sacar las miradas de más de uno, nos pareció que el upper funcionaba perfectamente en zonas de máxima humedad como las temidas clases de Spinning ¡que charcos se forman en esas clases!

Por último, la durabilidad ha sido muy buena en estos meses de pruebas, no hemos detectado ningún “enganchón” y mira que algún día hemos hecho alguna travesura y las hemos puesto en zonas más arenosas. Aun así, debemos ir con cuidado, son para lo que son, fitness e iniciación al runinng, ni mucho menos aptas para trail running. 

 

Horma

La horma de estas Mizuno Synchro Mx la hemos notado bastante universal, no creemos que sea para un público concreto, más bien al contrario, la gente de Mizuno ha querido una horma estándar para estas Mizuno Synchro Mx, suponemos, que para llegar al mayor número de usuarios.

En carrera, podemos notar que la zona del antepié es lo bastante ancha para dar comodidad a los dedos, cosa que nos facilita el entrar de metatarsos ¡punto a favor! El mediopié se nota sujeto, lo justo y suficiente, si que debéis ir con cuidado, sobretodo los que tengan un empeine un tanto alto, no os abrochéis los cordones muy fuerte porque puede llegar a molestaros el nudo. Por último, la parte del talón no es lo suficiente rígida para ajustar el talón en su hueco y dar estabilidad, sobretodo en la recepción de talón.

Un detalle que nos gustaría destacar, son los acolchados del collar, lo suficiente mullidos y cuidados como para dar una comodidad muy por encima de la media, como se nota que estos de Mizuno saben como cuidar los detalles, que experiencia tienen…

Dinámica

¿A quien no le gusta salir a la calle con zapatillas nuevas? ¡A nadie!

No era para menos, estas Mizuno Synchro Mx son una de las grandes apuestas de la marca japonesa Mizuno, de hecho, fuentes internas de la marca, nos han dicho que ha sido uno de los modelos más comprados por los “retailers” en españa. ¡Esperemos que esto augure un gran éxito a estas Mizuno Synchro Mx!

Han sido diseñadas para hacer las delicias de la gente que le gusta ir al gimnasio con unas deportivas y en esto estamos de acuerdo ¡sin duda! Zapatillas muy versátiles para el mundo del fitness, con un upper muy agradable al tacto, incluso sin calcetines y que a demás añade un componente de transpirabilidad más que correcto. A la hora de correr en cinta, la verdad es que se nota que se encuentra más en su hábitat, ya que la misma cinta tiene un punto de amabilidad en los impactos que le da ese extra que quizá le falta en el asfalto.

Aun así desde ROADRUNNINGReview no entendemos las pruebas como el tramite de coger unas zapatillas y probarlas en su zona de confort y analizarlas solo en esa situación ¡NO! Así que nos calzamos estas Mizuno Synchro Mx y salimos a lo que sabemos hacer ¡Correr!

Después de semanas con ellas, debemos decir, que por ser una zapatilla orientada a gente que se inicia en el mundo del running, da unas sensaciones correctas para corredores que sean algo más que ocasionales. Aun así, no os penséis que son unas zapatillas muy amortiguadas o blandas, nada de eso. Tienen un ADN claro de Mizuno, amortiguación que te separa del suelo, con unos perfiles medios pero una sensación firme.

Lo que si que hemos visto que es necesario mejorar, es la transición de la zancada, ya que es ruidosa y algo “brusca”, no fluye con facilidad y podría llegar a causar molestias. Otro punto que no nos acabo de convencer, es la suela. Con un compuesto un tanto débil si realmente las usamos para correr en exterior, si es en interior, seguramente no tendremos ningún problema. A esta falta de durabilidad, le debemos sumar una falta de adherencia, sobretodo en zonas húmedas de loseta etc. 

Conclusión

¿Qué nos quedaríamos de estas Mizuno Synchro Mx?

Nos quedaríamos con ese diseño “chillón”, con ese upper de gran calidad de la marca japonesa Mizuno, sin duda alguna, lo mejor de la zapatilla. Con unos poros muy marcados en la zona del antepié que en carrera se traduce en una entrada de aire muy bueno el cual refresca los pies y los mantiene secos. El funcionamiento en la sala de Fitness es excelente, da comodidad, relativa ligera y versatilidad. En el asfalto estas Mizuno Synchro Mx tienen un comportamiento correcto, siempre y cuando sepas para lo que han sido creadas: corredores que se inicien en el mundo del running, de peso medio, con una frecuencia de entrenamiento de no más de tres días a la semana y unas distancias de no más de 10-15 km.

¿Qué creemos que se puede mejorar?

Lo que creemos que se puede mejorar es esa sensación de rigidez en la transición, no sabemos si viene por culpa de una mediasuela un tanto rígida en la parte del mediopié y talón, o sencillamente la suela ha sido fabricada con un compuesto demasiado blando. Suponemos que es por eso que también hace un ruido característico en carrera “plac plac”. Deseamos que la gente de Mizuno reúna las opiniones de los usuarios y pueda salir más fuerte con la siguiente versión de estas Mizuno Synchro Mx. Zapatillas que pueden ser todo un éxito en las salas de fitness y para esa gente que haga sus primeros piquitos en el mundo del running. 

 

PROs y CONtras

PROs:

- Upper muy fresco.

- Diseño atractivo.

- Sensación de ligereza.

- Versatilidad en el gimnásio.

 CONtras:

- Rigidez en la transición.

- Durabilidad parte delantera suela.

- Agarre zonas húmedas.

 

Saucony - Breakthru 2

Breakthru 2 - Saucony

Publicado hace 21 día(s)

Introducción

Si 2015 fue un año de revolución entre las zapatillas diseñadas por Saucony, 2016 está siendo algo así como la consolidación de muchos de los productos de una marca a la que se le presupone un buen nivel.  En ese sentido hace unas semanas nos cayeron en las manos las Saucony Breakthru 2, las mixtas de una de las marcas de zapatillas de running con más historia. Sin grandes cambios a nivel de suela y mediasuela, vienen a demostrar que la apuesta que hicieron con la primera edición de las Breakthru fue acertada. 

Para nosotros las expectativas eran altas, no sólo por otras experiencias vividas con Saucony, sino también porque el de las mixtas es uno de los segmentos de zapatillas que más tirada están teniendo últimamente. Así que hemos querido probar si las Saucony Breakthru 2 son una opción competitiva teniendo en cuenta los verdaderos referentes que tienen otras marcas de la competencia en la gama de las mixtas.

Primeras impresiones

A medio camino entre una zapatilla de entrenamiento y una voladora pensada para las que quieran darlo todo en competición, nos encontramos con zapatillas como las Saucony Breakthru 2. A bote pronto nos sorprenden dos cosas de las Breakthru 2. Una queda bastante clara con sólo echar un vistazo de 2 segundos a las imágenes que os enseñamos, y es una estética que las hace deslumbrantes. No deja de ser curioso porque, en realidad, parecen haberlas pensado para que al verlas nos vengan ganas de hacer uno de esos entrenamientos de alta intensidad que hacemos en las noches invierno, ¿no os parece? Esos juegos de colores y texturas no dejan indiferente a nadie.

Pero lo más llamativo es esa mezcla que han conseguido entre la ligereza y amortiguación, un tándem que nos parece perfecto para acompañarnos no sólo en entrenamientos de calidad y competición sino para sumar kilómetros sintiéndonos cómodas, pero sin perder ese punto de dinamismo que nos gustan de las mixtas.

Mediasuela y amortiguación

La misma receta que usaron en la primera edición se ha mantenido en las Saucony Breakthru 2, una mediasuela con dos tecnologías combinadas. Por un lado, el Powergrid, un derivado de la EVA que la marca americana viene usando desde hace ya algún tiempo. No es una novedad, es cierto, ni está en boca de todos como el EVERUN, pero lo cierto es que a pesar de ser una solución clásica, siempre les ha dado buen resultado porque esta estructura de malla les da a las Saucony Breakthru 2 una transición retropié-antepié muy buena, agradable y sin saltos. En nuestro modelo, el Powergrid es la banda de color rosa que hace de puente entre el mesh y la zona blanca de la mediasuela y está pensado básicamente para dar un extra de respuesta en el despegue de la zancada.  

Precisamente la  zona blanca es la segunda tecnología que entra en juego en la mediasuela: el SSL. Este compuesto de EVA se diseñó para las zapatillas voladoras puesto que es muy ligero y hace posible que con un grosor medio, la zapatilla consiga una respuesta más que correcta.

De todas maneras y como ya os habíamos comentado, la sensación con las Saucony Breakthru 2 es la de rodar con una amortiguación más bien firme. Lo bueno, y este es uno de los puntos que nos ha gustado de las Breakthru 2, es que la sensación de la amortiguación no cambia por mucho que hemos ido sumando kilómetros. Lo que sientes en el kilómetro 1 es la misma sensación que tendrás cuando lleves 25.

Suela

La suela de las Saucony Breakthru 2 tampoco ha querido aventurarse en terrenos pantanosos. Conocedores de lo que funciona, los ingenieros de la marca americana han montado la suela de esta segunda versión sobre dos compuestos que tampoco nos son nuevos. El XT-900 es un caucho más grueso y duro que ocupa toda la zona del talón en forma de media herradura y la zona de despegue en la puntera. El perfil de la suela en esta zona es visiblemente más alto y viene muy bien para aquellas corredoras que se inician en esto del atletismo o para las que entran de talón. Lo bueno de este caucho es que tiene una durabilidad que las pone a la altura de muchas zapatillas de gama alta, siendo las Saucony Breakthru 2 como son un modelo de gama media.

Nosotros les hemos dado un uso intensivo sumando con ellas algo más de 300 kilómetros en los que las hemos probado en asfalto, tierra, pista forestal y tartán. Pues bien, están realmente perfectas.

La parte del antepié está montada con el compuesto IBR+ que también habíamos podido probar en modelos de gama superior. Este material es mucho más blando, sólo con tocarlo con los dedos podemos deformarlo y está pensado para reforzar el agarre y acompañar en la transición de la zancada. Fijaros que esta parte delantera tiene surcos de flexión bien marcados y a pesar de no contar con tecnologías más avanzadas como sus hermanas mayores, las Saucony Breakthru 2 tienen muy buena transición. Eso sí, no esperéis unas zapatillas con una gran respuesta en la salida de la pisada porque no es uno de sus puntos fuertes.

 

Upper

El upper de las Saucony Breakthru 2 es donde encontramos las mejoras respecto a su antecesora. A primera vista, la estética es rompedora, y puede que a algunas no os acabe de convencer. En nuestro caso nos costó algo acostumbrarnos pero lo cierto es que ahora nos encantan. Uno de sus puntos fuertes es la buena transpirabilidad que han conseguido en la zona delantera. Lo que contrasta a la vez con el hecho de que, a pesar de no ser unas zapatillas impermeables, el upper es capaz de contener con bastante buen resultado las gotas finas de lluvia, por lo que a no ser que os caiga un buen chaparrón, podréis mantener el pie seco.

La resistencia del mesh no tiene nada que envidiar a sus hermanas mayores. Como os decíamos, con algo más de 300 kilómetros encima, nuestras Saucony Breakthru 2 no han sufrido ni desgarros, ni agujeros ni tampoco deformaciones que afeen la zapatilla. Los termosellados en forma de nervadura en la zona del medio pie abrazan el arco y os aseguramos que la sensación es muy confortable. Apenas es necesario apretar los cordones para sentir una sujeción firme y a la vez homogénea. 

Un punto a mejorar es quizás la ubicación de los ojales, ya que la zona del sexto está demasiado adelantada y si tenéis los pies finos, podría llegar a causar algún roce. A nosotros no nos ha pasado.

No queríamos acabar este apartado sin hablaros del collar y los interiores de las Saucony Breakthru 2. En cuanto al collar, es extremadamente mullido y cómodo, y el sistema RunDry consigue expulsar la humedad para que rodemos cómodas en todo momento. La lengüeta con el mismo material es independiente al upper, y en algún rodaje nos ha dado problemas porque no se ha mantenido quieta. Habrá que ser cuidadosos con ella.

Y en cuanto a los interiores, sólo podemos deciros que son excelentes. Están extremadamente cuidados, y no hemos encontrado rebordes que nos pudieran provocar rozaduras. Junto a la plantilla antideslizante son una buena opción para las que os guste rodar sin calcetines.

Horma

En su primera edición, a algunos les sorprendió que la horma de estas zapatillas estuviera pensada un poco a la inversa de lo que habitualmente un corredor necesita, es decir, más anchas en la zona del talón y algo más ahogadas en el antepié.

Pues bien, las Saucony Breakthru 2 tienen una horma mucho más estándar, con una zona trasera muy recogida, en parte gracias a la pieza rígida del tobillo que protege la zona del calcáneo y le da estructura a la zapatilla. A medida que vamos avanzando la Saucony Breakthru 2 se va ensanchando. La zona del arco no es para nada pronunciada, y vemos que estas zapatillas son perfectamente compatibles con plantillas. A pesar de todo tenemos que reconocer que las que tengáis pies anchos quizás sintáis que el antepié no es demasiado amplio. Aún así, el tallaje es muy estándar y nos hemos encontrado cómodos con el número que solemos usar habitualmente.

Dinámica

La primera vez que salimos a rodar con las Saucony Breakthru 2, las sensaciones no fueron especialmente buenas. Estas mixtas están hechas para ritmos altos, pero también es cierto que llevan escrito en su ADN la necesidad de ir acompañadas de una buena técnica de carrera. Como ya os hemos dicho antes, no es que las Saucony Breakthru 2 no sean aptas para corredoras con poca técnica, pero, en este caso, vais a tener que darles un margen de tiempo para domarlas a ellas y adaptaros vosotras a su dinámica.

Cuando nosotros nos las calzamos, habíamos pasado semanas rodando con unas zapatillas puras de entreno, por lo que el cambio que notamos fue grande. Y eso que el drop de 8 mm las hace cómodas y es fácil entrar en ellas porque la transición de la pisada es progresiva y sin contrastes marcados. Sin embargo, el tacto de la amortiguación es muy firme, casi rígido. De ahí la necesidad de domarlas para que os podáis sentir cómodas en ellas. La buena noticia es que no cuesta demasiado, y en dos o tres rodajes nosotros las notamos bien acopladas.

Una de los puntos que más nos ha gustado de las Saucony Breakthru 2 es, sin duda, la facilidad con la que nos han permitido darles caña. En ritmos que rondan los 4:30 las hemos encontrado como pez en el agua, pero no les da pereza alguna subirles las revoluciones. Por eso nos han ayudado a conseguir grandes marcas en el cinco y el diez mil, pero también hemos confiado en ellas en distancias más largas, pasando del medio maratón. A su favor suma que la transpirabilidad del upper nos ha dado muy buenos resultados en rodajes largos con temperaturas elevadas. El pie no ha sufrido nada. Es curioso porque, al mismo tiempo y a pesar de no ser unas zapatillas impermeables, cuando hemos salido a rodar con ellas con lluvia, el pie no se ha calado por completo siempre que se tratara de lluvia fina. ¡Otra cosa es salir a rodar bajo un aguacero!

También nos gustaría destacar la sorpresa que nos han dado las Breakthru 2 en cuanto a lo sólidas que son. A pesar de ser una zapatilla neutra, lo curioso es que los típicos vicios en la pisada que una técnica poco depurada provoca, no son tan visibles con esta zapatilla. Así pues, no las prescribiríamos única y estrictamente a corredoras neutras precisamente por esa versatilidad que nos han demostrado.

Conclusión

Las Saucony Breakthru 2 demuestran que no hace falta complicarse demasiado para conseguir una buena zapatilla. Una zapatilla, además, que siendo de gama media, tira de tecnologías clásicas que la ponen a la altura de muchas otras zapas más caras. Sus mejores bazas son la ligereza (241 gramos) y la buena amortiguación que se consigue gracias al doble compuesto de Powergrid + SSL de la mediasuela. Este tándem las convierten en una buena opción tanto para hacer entrenamientos de calidad como para sumar kilómetros sin perder protección y comodidad. Por eso os la recomendamos tanto a las que ya lleváis un tiempo en esto del running y os apetece dar un salto más allá de las típicas zapatillas de entrenamiento como para las que os estrenéis en el asfalto.

Donde se encuentran como pez en el agua es en asfalto, a ritmos que rondan los 4:15-4:30, pero son realmente dinámicas y se les puede meter caña sin problemas. Y a pesar de que el tacto en pisada es algo rígido, lo bueno de esta zapatilla es que hacen realidad aquello de “what you get is what you see”. Así que, por más que sumes kilómetros, la amortiguación va a seguir devolviéndote la misma sensación sin perder un ápice de sus propiedades.

 

PROs y CONtras

PROS:

- Buena amortiguación para una mixta bastante ligera.

- Amortiguación muy homogénea.

- Buena durabilidad de la suela para tratarse de unas mixtas.

- Acabados interiores excelentes.

- Pieza reflectante de buen tamaño en el talón.

 

CONTRAS:

- Poca reactividad de la zapatill.a

- La lengüeta no queda sólidamente fijada.

- Sexto ojal muy cercano a la zona de flexión del antepié.

 

VÍDEO



DATOS TÉCNICOS

TESTSSynchro Mx - MizunoBreakthru 2 - Saucony
Talla US9.58.5
Peso (gramos)311236
Mesh107