Synchro Mx - Mizuno

Synchro Mx - Mizuno

Publicado hace 263 día(s)

Introducción

Hablar de la marca japonesa Mizuno, es hablar de su historia. Marca que en 2006 celebro su centenario y que se inició como se inician muchas grandes empresas, por el principio, remando fuerte y muchas veces solos. Richard Mizuno se dedicaba a importar y exportar ropa específicamente de Golf y baloncesto proveniente de estados unidos. Cansado de la mala calidad que ofrecían los productos, decidió empezar a producir material multideportivo por su cuenta, de allí nació lo que hoy en día conocemos como Mizuno. Entre otros deportistas conocidos, como Rivaldo, Kluivert, Pablo Aimar, etc. Actualmente, hay un triatleta español que sobre sale de los demás, el flamante cinco veces campeón del mundo de triatlón Olímpico, Javier Gomez Noya ¡Un fenómeno!

Si fueran los años ochenta y estuviéramos en las calles de Nueva York, con ese humo de las alcantarillas tan característico de la “Big Appel” seguramente el sonido que oiríamos al introducir este modelo, sería: “NOVEDAD NOVEDAD” y serían los chiquillos de los periódicos chillando y aclamando la gran novedad de la marca japonesa Mizuno, concretamente estamos hablando de las Mizuno Shyncro MX.

Las Mizuno Shyncro MX (280 g) se catalogan dentro de un primer rango de precios (100 euros PVP), con una protección moderada según la marca y un tipo de pisada Guidance (pronador leve). Es curioso por que ellos mismos las enfocan a un tipo de perfil de fitness, es decir, cinta de correr, actividades dirigidas, pesas, correr ocasionalmente, etc. ¡Pero tranquilos! Nosotros estamos aquí para demostrar si estas Mizuno Synchro Mx son aptas para correr ¡No os lo perdáis! 

 

Primeras impresiones

Las primeras impresiones siempre son importantes, aunque nos queramos engañar en que el amor es muy bonito y el interior es lo que cuenta bla…bla…bla… ¡la primera impresión cuenta y cuenta mucho! Por este motivo, cuando abrimos la caja de estas Mizuno Synchro MX pensamos ¡Nos hemos dejado las gafas de sol en casa! El típico rayo de luz que entra a primera hora de la mañana y que te ciega la vista ¡amarillo fluor fluor! Personalmente nos gusta y mucho, no somos de colores saltones en nada pero para correr nos gusta ir bien llamativos, además, siempre es un punto de visibilidad extra, cosa que se agradece para gente que sale a correr de noche, etc.

Una vez en la mano, estas Mizuno Synchro MX se sienten realmente ligeras y es que lo son, 280 g para una talla 9 US. La flexión es muy clara por las líneas de flexión. Lo estamos evitando pero no podemos dejar de mirar la mediasuela ¡hay algo que nos falla y no sabemos el que! ¿El wave? ¿Dónde está el wave? ¡No está el wave! Parece que Mizuno nos había acostumbrado a que Mizuno fuera atado a Wave, pero parece que en este modelo han decidido rescindir de sus servicios, para dejar toda la responsabilidad al U4icX. A partir de allí, con el alma de probadores que nos caracteriza, los dientes se nos alargan y se nos afilan al estilo Drácula… Ahora ya tenemos motivo para probar estas Mizuno Synchro MX hasta sacar respuestas a las siguientes preguntas: ¿Qué funcionara mejor el wave o el U4icX? ¿Mizuno puede estar apostando por reemplazar el sistema wave por el U4icX?

Mediasuela y amortiguación

¿Wave? ¿Dónde esta el Wave? Después de unos segundos buscando a Wally, queríamos decir el Wave, el sistema clásico de Mizuno, ese que le da un look diferencial respecto a casi todo lo que hay en el mercado. Una amortiguación mecánica que le da esas sensaciones de firmeza, rigidez pero a la vez bien amortiguadas. ¡El Wave no ha querido jugar en estas Mizuno Synchro MX! Ha cedido todo su protagonismo al “sexto” hombre que casi nunca se había enfrentado a tal protagonismo como ahora, el compuesto U4icX, pareja de baile del Wave en modelos clásicos como las Mizuno Wave Rider 19, sale a la cancha con el brazalete de capitán y con las miradas puestas en él.

Estas Mizuno Synchro MX, se presentan con una pequeña mejora en la mediasuela, ya que la “X” del U4IC significa una mejora en el ya conocido compuesto. El U4icX da una mayor capacidad de amortiguación y de reactividad que en este caso viene apoyado por el ap+, otra tecnología novedosa de la casa japonesa. Cabe añadir que el drop de estas Mizuno Synchro Mx es de 12 mm, es decir, alto y de fácil adaptación.

La verdad es que en carrera, habiendo probado otros modelos de Mizuno, se notan bastante más “blanditas” sin llegar a ser blandas o “chiclosas” pero si que dan una amortiguación más agradable, sin necesidad de adaptación. Aun así, siguen desbordando ADN Mizuno por todos lados. El U4icX de estas Mizuno Shyncro Mx nos ha dado un buen equilibrio entre amortiguación y estabilidad, aunque debemos decir que la amortiguación podría llegar a ser un tanto dura para gente de peso elevado o para amantes de las largas distancias, sin duda, no es una zapatilla para ellos.

La flexión de estas Mizuno Shyncro Mx, viene muy bien marcada por dos líneas de flexión en la zona del antepié. Esta flexión no es la más fácil que hemos visto, pero suponemos que es por eso que también tienen un puntito de reactividad en esa zona, sin ser unas voladoras que te pidan ir a ritmos por debajo de 4 min/km. A ritmos medios-altos es donde la zapatilla se comporta mejor ya que en la transición es un poco “torpona”, sobretodo por unas sensaciones de rigidez en la parte trasera de la misma, les cuesta tener una transición fluida de retropié a antepié. En cambio, como hemos comentado antes, en la parte del antepié la zapatilla se comporta mucho mejor, dando ese plus de catapulta que tanto gusta en el último segundo del ciclo de la zancada.

 

Suela

La suela de estas Mizuno Synchro Mx no esconde grandes novedades, siguen trabajando con una doble densidad de compuestos, en el talón externo incorporan el X10, archí conocido compuesto que le da a la gama de Mizuno una muy buena durabilidad y sigue siendo así en estas Mizuno Synchro Mx. En cambio, en el resto de la suela, añaden un compuesto un tanto más blando que acorta un poco la durabilidad de la misma, es decir, el X10 no ha sufrido casi desgaste en los 200 km de test, por el contrario, en la zona del antepié hemos detectado unas muescas de desgaste, sin ser extremos, pero si superiores a la zona donde incopora el X10.

Otro punto a destacar de esta suela, es que hace un ruido característico, no sabemos si es por el compuesto, por la rigidez de la mediasuela en el retropié, pero estas Mizuno Synchro Mx depende del terreno crean un ruido “caballeresco”. Es más acentuado al principio, a medida que se va desgastando se va silenciando.

Por último, el agarre de la suela de estas Mizuno Synchro Mx no es brillante, pero tampoco es un desastre. En asfalto se han comportado bien, como la media, en loseta o aceras donde solemos correr por el barrio de Gracia, en días de humedad a eso de las 20:00 de la tarde, cuando se va el sol, hemos tenido algún susto, un mini desliz de unos centímetros, nunca hemos llegado a caer, pero el susto ya te queda en el cuerpo. Esta sensación al igual que la del ruido, se va con el desgaste, así que en general la suela de estas Mizuno Synchro Mx funciona algo mejor con unos kilómetros encima.

 

Upper

El upper de estas Mizuno Synchro Mx tiene muy buena pinta cuando lo ves por primera vez, pero cuando tienes la suerte de saborearlo con el mejor vino procedente de la Rioja ¡Perdón que me voy por las ramas! ¿Por donde íbamos? ¡Ah Sí! El upper, esta muy bien acabado en todos los sentidos. Fabricado en una doble capa, una externa, extremadamente porosa que se va haciendo más tupida a medida que avanza hacia el mediopié e retropié. Incluso añade unos termo sellados muy marcados en la zona medial que se unen a los de los ojales y el talón, esta tecnología se le llama Dynamotion Fit. En cambio, la capa interior ha sido fabricada con un material mucho más agradable y un tanto acolchado que en carrera se vuelve muy muy cómodo.

Haciendo las primeras pruebas en nuestro laboratorio de pruebas ya pudimos ver que los número de transpirabilidad estaban un tanto por encima de la media y es que Mizuno ha sabido jugar con unos materiales e entramados que en carrera se traducen en comodidad pura y dura ¡incluso sin calcetines!

Quisimos probar estas Mizuno Synchro Mx para lo que son, para la sala de Fitness, así que nos pasamos varias tardes en el gimnasio y, a parte de sacar las miradas de más de uno, nos pareció que el upper funcionaba perfectamente en zonas de máxima humedad como las temidas clases de Spinning ¡que charcos se forman en esas clases!

Por último, la durabilidad ha sido muy buena en estos meses de pruebas, no hemos detectado ningún “enganchón” y mira que algún día hemos hecho alguna travesura y las hemos puesto en zonas más arenosas. Aun así, debemos ir con cuidado, son para lo que son, fitness e iniciación al runinng, ni mucho menos aptas para trail running. 

 

Horma

La horma de estas Mizuno Synchro Mx la hemos notado bastante universal, no creemos que sea para un público concreto, más bien al contrario, la gente de Mizuno ha querido una horma estándar para estas Mizuno Synchro Mx, suponemos, que para llegar al mayor número de usuarios.

En carrera, podemos notar que la zona del antepié es lo bastante ancha para dar comodidad a los dedos, cosa que nos facilita el entrar de metatarsos ¡punto a favor! El mediopié se nota sujeto, lo justo y suficiente, si que debéis ir con cuidado, sobretodo los que tengan un empeine un tanto alto, no os abrochéis los cordones muy fuerte porque puede llegar a molestaros el nudo. Por último, la parte del talón no es lo suficiente rígida para ajustar el talón en su hueco y dar estabilidad, sobretodo en la recepción de talón.

Un detalle que nos gustaría destacar, son los acolchados del collar, lo suficiente mullidos y cuidados como para dar una comodidad muy por encima de la media, como se nota que estos de Mizuno saben como cuidar los detalles, que experiencia tienen…

Dinámica

¿A quien no le gusta salir a la calle con zapatillas nuevas? ¡A nadie!

No era para menos, estas Mizuno Synchro Mx son una de las grandes apuestas de la marca japonesa Mizuno, de hecho, fuentes internas de la marca, nos han dicho que ha sido uno de los modelos más comprados por los “retailers” en españa. ¡Esperemos que esto augure un gran éxito a estas Mizuno Synchro Mx!

Han sido diseñadas para hacer las delicias de la gente que le gusta ir al gimnasio con unas deportivas y en esto estamos de acuerdo ¡sin duda! Zapatillas muy versátiles para el mundo del fitness, con un upper muy agradable al tacto, incluso sin calcetines y que a demás añade un componente de transpirabilidad más que correcto. A la hora de correr en cinta, la verdad es que se nota que se encuentra más en su hábitat, ya que la misma cinta tiene un punto de amabilidad en los impactos que le da ese extra que quizá le falta en el asfalto.

Aun así desde ROADRUNNINGReview no entendemos las pruebas como el tramite de coger unas zapatillas y probarlas en su zona de confort y analizarlas solo en esa situación ¡NO! Así que nos calzamos estas Mizuno Synchro Mx y salimos a lo que sabemos hacer ¡Correr!

Después de semanas con ellas, debemos decir, que por ser una zapatilla orientada a gente que se inicia en el mundo del running, da unas sensaciones correctas para corredores que sean algo más que ocasionales. Aun así, no os penséis que son unas zapatillas muy amortiguadas o blandas, nada de eso. Tienen un ADN claro de Mizuno, amortiguación que te separa del suelo, con unos perfiles medios pero una sensación firme.

Lo que si que hemos visto que es necesario mejorar, es la transición de la zancada, ya que es ruidosa y algo “brusca”, no fluye con facilidad y podría llegar a causar molestias. Otro punto que no nos acabo de convencer, es la suela. Con un compuesto un tanto débil si realmente las usamos para correr en exterior, si es en interior, seguramente no tendremos ningún problema. A esta falta de durabilidad, le debemos sumar una falta de adherencia, sobretodo en zonas húmedas de loseta etc. 

Conclusión

¿Qué nos quedaríamos de estas Mizuno Synchro Mx?

Nos quedaríamos con ese diseño “chillón”, con ese upper de gran calidad de la marca japonesa Mizuno, sin duda alguna, lo mejor de la zapatilla. Con unos poros muy marcados en la zona del antepié que en carrera se traduce en una entrada de aire muy bueno el cual refresca los pies y los mantiene secos. El funcionamiento en la sala de Fitness es excelente, da comodidad, relativa ligera y versatilidad. En el asfalto estas Mizuno Synchro Mx tienen un comportamiento correcto, siempre y cuando sepas para lo que han sido creadas: corredores que se inicien en el mundo del running, de peso medio, con una frecuencia de entrenamiento de no más de tres días a la semana y unas distancias de no más de 10-15 km.

¿Qué creemos que se puede mejorar?

Lo que creemos que se puede mejorar es esa sensación de rigidez en la transición, no sabemos si viene por culpa de una mediasuela un tanto rígida en la parte del mediopié y talón, o sencillamente la suela ha sido fabricada con un compuesto demasiado blando. Suponemos que es por eso que también hace un ruido característico en carrera “plac plac”. Deseamos que la gente de Mizuno reúna las opiniones de los usuarios y pueda salir más fuerte con la siguiente versión de estas Mizuno Synchro Mx. Zapatillas que pueden ser todo un éxito en las salas de fitness y para esa gente que haga sus primeros piquitos en el mundo del running. 

 

PROs y CONtras

PROs:

- Upper muy fresco.

- Diseño atractivo.

- Sensación de ligereza.

- Versatilidad en el gimnásio.

 CONtras:

- Rigidez en la transición.

- Durabilidad parte delantera suela.

- Agarre zonas húmedas.

 

On Running - Cloudflyer

Cloudflyer - On Running

Publicado hace 238 día(s)

Introducción

Cuando eres un afamado triatleta, sufres de las articulaciones, no estás contento con las zapatillas que te ofrece el mercado y tienes un amigo que es ingeniero, fabricarte tus propias zapatillas para que resuelvan esos problemas no parece tanta locura, no? Pues eso precisamente es lo que se le ocurrió al fundador de On Running y creador de las On Running Cloudflyer, Oliver Bernhardt, allá por  2010. 

Si bien la casa suiza creadora de las On Running Cloudflyer es una recién llegada al mercado del running, vista su evolución y como han crecido sus números en su mercado de origen, el triatlón (para que os hagáis una idea, en el último Ironman de Hawaii, había tantos triatletas calzando On Running como zapatillas del gigante americano Nike)  parece destinada a quedarse una vez ha expandido sus miras al mercado del running. 

El modelo On Running Cloudflyer es la última evolución de los primeros modelos de la marca del país helvético y han sido un éxito desde su puesta de largo. Basta decir que las On Running Cloudflyer han sido votadas como las mejores zapatillas en la categoría “stability” del año 2015 (aunque salieron a finales de ese año)  en la edición británica de Runners Magazine. Las On Running Cloudflyer se publicitan como aptas para todo tipo de corredores que busquen una buena amortiguación con estabilidad sin perder la sensación de ligereza y agilidad, girando todo su concepto entorno a un sistema de amortiguación revolucionario, el Cloudtec que, después de haber probado, podemos decir que nos ha convencido de tal forma que, como culminación de nuestro test, nos las hemos llevado a la Maratón de Saint Louis (Missouri).

Primeras impresiones

La primera impresión cuando me entregaron las On Running Cloudflyer, simplemente viendo la caja en la que venían, es que estaba ante un producto diferente. Un envoltorio sobrio pero que rezumaba diseño por los cuatro costados. Al abrirla, y tenerlas en las manos por primera vez, me dí cuenta que, efectivamente, On Running, tiene la intención de transmitirnos una experiencia única, la de formar parte de la comunidad que usa sus zapatillas y, entre ellas, las On Running Cloudflyer. En este sentido, las On Running Cloudflyer vienen acompañadas de una “tarjeta de propietario” que nos da acceso a una página web de contenido exclusivo para los propietarios de estas zapatillas, previo registro en la misma. Si inspeccionáis dicha web, vereis que tiene algunos puntos interesantes, como un apartado con “guías” para correr por diferentes ciudades del mundo, pero aún les falta, en mi opinión, llenarla de más contenidos. 

La apariencia estética de las On Running Cloudflyer, azules y negras, es impecable y al verlas de cerca empezamos a entender que las mismas hayan ganado diversos premios a la innovación y que incluso estén expuestas en el Museo del Diseño de Zurich! Vamos, para lucirlas en la Pasarela Cibeles… Nunca nos había ocurrido, que más de un corredor con el que nos hemos cruzado en nuestros entrenamientos, nos parara para preguntarnos qué zapatillas son esas o, simplemente, se las quedaran mirando. 

Una vez en nuestras manos, la primera sensación es que las On Running Cloudflyer son muy ligeras (280 gramos) para unas zapatillas cuyo principal atractivo se basa en su amortiguación, flexan muy bien y están cuidadas hasta el último detalle: la pequeña banderita suiza que enarbolan con orgullo al ser la única casa del país helvético en la elite (para los que hayáis pensado en K-Swiss… son de California!), las letras “O” y “N” en la parte trasera de cada una de las dos zapatillas, que juntándolas forman el nombre de la compañía... No podíamos esperar menos de la compañía de un país que se guía con la precisión de un relojero.

Mediasuela y amortiguación

La mediasuela (7 mm de drop) de estas On Running Cloudflyer, ha sido fabricada a base de espuma convencional EVA, con unos perfiles más bien altos para los que On Running nos tiene acostumbrados.

No obstante, no podemos hablar de la mediasuela sin hacer referencia a lo que ha hecho famosa a On Running en el mercado. Si hablamos de las On Running Cloudflyer y, en general de cualquier modelo de la casa suiza, lo primero que nos viene a la mente, es aquello que han publicitado a los cuatro vientos, su sistema de amortiguación “Cloudtec”. El sistema Cloudtec de las On Running Cloudflyer está sustentado en doce “nubes”, integrado con la mediasuela que crean una amortiguación inteligente, es decir, cada una de las nubes se contrae en función de nuestra pisada, ajustándose a la misma y haciendo que sea una transición natural y, al mismo tiempo, al realizar el despegue, recuperan la rigidez, para dar un mayor lanzamiento al pie.

Como comentaremos más adelante,  el sistema Cloudtec se vanagloria de que no solo elimina los impactos verticales al realizar la pisada, como el resto de zapatillas del mercado, sino también los impactos  horizontales, lo que ayuda a que las articulaciones sufran menos y el tiempo de recuperación sea más rápido. Podemos dar fe de ello, ya que habiéndolas probado en toda una maratón, efectivamente, hemos sentido menos dolores de los habituales en las rodillas.  

Suela

A pesar de que el diseño cuasifuturista de las On Running Cloudflyer nos puede engañar en cuanto a la fragilidad de las mismas, el manido “ya se sabe, son bonitas, pero a la mínima se rompen”, lo cierto, es que el comportamiento en cuanto a durabilidad ha sido destacable. La suela está hecha de caucho antiabrasión, y a pesar de probarlas durante muchos kilómetros en distintos terrenos y superficies la suela ha aguantado muy bien y su aspecto es inmejorable. 

Aunque la principal ventaja que nos promocionan sobre las On Running Cloudflyer es una reforzada estabilidad sin ganar peso, lo cierto es que donde mejor se comportan es en un escenario de asfalto puro y duro. Cuando las hemos probado en otras superficies (baldosas de la acera, adoquines, caminos de tierra) la estabilidad se ha resentido ligeramente y no nos hemos sentido tan seguros en la pisada. Esto es algo que, personalmente, atribuyo a que las On Running provienen del mundo del triatlon donde la variedad del terreno es mucho menor que en el atletismo popular.

En el mismo sentido, el dibujo de la suela tampoco está muy marcado y cuando las hemos usado en superficie mojada, hemos sufrido un poco por nuestra integridad.

Para que cada una de las nubes funcione con independencia y se adapten mejor a la pisada del corredor, la suela tiene un surco longitudinal que separa cada una de las nubes. Como pequeña crítica, podemos decir que cuando hemos corrido en caminos de grava o arena, luego hemos debido "repasar" la suela para eliminar las piedrecitas incrustadas en la división longitudinal que separa a las nubes.

 

Upper

El upper de las On Running Cloudflyer ha sido fabricado con un mesh poroso y bien acabado en la zona del antepié que tiene un buen grado de transpirabilidad, mientras que en la zona del mediopié han añadido una doble capa más rígida y tupida para aportar un mejor ajuste. Por su parte el chasis del talón es bastante rigido y protege el tendón de Aquiles perfectamente. 

Todo lo anterior ayuda a que la sensación de sujeción y comodidad de las On Running Cloudflyer se perciba desde el primer momento en que nos las calzamos y a pesar de haberlas usado en muchos entrenamientos largos e incluso en una maratón no hemos encontrado ningún problema en cuanto a “puntos calientes” en los que hayamos sufrido rozaduras. 

Los acabados son de calidad, con termosellado en la puntera para unirlo al mesh del antepié, y a pesar de tener  una forma puntiaguda, deja amplio espacio para los dedos de los pies. Tal y como hemos comentado anteriormente, la atención a los pequeños detalles es encomiable.  

Por su parte, la lengüeta está integrada en su parte inferior al  upper lo que ayuda al ajuste de la misma, junto con el hecho del doble sistema de cordada de los cordones en la parte inferior de la ojetera.  

En cuanto a los cordones de las On Running Cloudflyer son semiplanos no elásticos, con un sistema cruzado en el último ojal para proporcionarnos un mejor ajuste. Personalmente, y aunque reconozco que estéticamente son mejores los que han puesto a nuestra disposición, los prefiero más gruesos y elásticos. Esta elección se ve reforzada puesto que cuando hemos realizado tiradas largas, en algún momento hemos tenido que parar a reajustar la lazada. Por lo que conocemos, en otros modelos de On Running han incluido en la caja un set de cordones más convencionales, pero no en esta ocasión.

Horma

La horma de las On Running Cloudflyer es ampliamente cómoda y con espacio para que los dedos se puedan mover con cierta libertad, además de permitir a aquellos corredores que lo necesiten sustituir las plantillas que las acompañan por sus plantillas especiales. No obstante, si os las han hecho a medida, la forma de puntera del antepié no ayudará a que las mismas encajen perfectamente. 

Como hemos comentado anteriormente, desde el primer momento que nos calzamos las On Running Cloudflyer las encontramos realmente cómodas y con muy buena sujeción (con el pequeño inconveniente de la lazada en la parte superior de la ojetera). Esta sensación se ha ido incrementando conforme hemos ido realizando más pruebas y nos hemos adaptado a las mismas con el paso del tiempo.

Las plantillas originales de las On Running Cloudflyer son cómodas y acolchadas (5-6 mm), y proporcionan una gran sensación de confort parecida a la tecnología Ortholite, que les da una transpirabilidad perfecta y una gran resistencia.

Dinámica

Las On Running Cloudflyer son unas zapatillas a las que, debido a su novedoso sistema de amortiguación, no se les puede hacer justicia sin recorrer un número importante de kilómetros, en particular, si es la primera vez que usamos unas zapatillas de la casa helvética y no estamos acostumbrados a su peculiar sistema de amortiguación. 

Las primeras veces que usamos las On Running Cloudflyer tuvimos un cierto sentimiento de desconexión entre nuestro pie y el asfalto, como si estuviéramos corriendo sobre las “nubes” y éstas, a su vez, fueran las que reaccionaran con el asfalto. No obstante, una vez caen los kilómetros, la transición en la pisada con las On Running Cloudflyer empieza a  sentirse mucho más natural y la respuesta de las mismas incrementa y es cuando las comenzamos a disfrutar de verdad. El sistema “Cloudtec” de las On Running Cloudflyer realmente funciona, en particular, para aquellos corredores que acostumbran a pisar primero de talón más que de puntera, ya que en la parte trasera es donde la  amortiguación se hace más evidente. 

En el último y exigente test que les practicamos, en un circuito rompepiernas con muchos toboganes y puentes, pudimos cercionarnos de su capacidad de absorber impactos en las bajadas y, al mismo tiempo, darnos el lanzamiento necesario en las subidas, confirmado uno de los conceptos en los que más hincapié hace On Running: la capacidad que tienen las On Running Cloudflyer para eliminar los impactos horizontales y lo beneficioso que es para las articulaciones. 

Conclusión

Las On Running Cloudflyer son unas zapatillas ideales para todo corredor de peso medio que busque nuevas experiencias en la amortiguación y cierto control de estabilidad, que centre su calendario en carreras o entrenamientos de media-larga distancia  con ritmos no excesivamente agresivos. 

El terreno en el que mejor se desenvuelven y en el que las ventajas del sistema Cloudtec y sus famosas nubes se aprecian en su máxima expresión es en el asfalto. En este sentido, recomendamos a quién se decida a probarlas que va a necesitar cierto numero de kilómetros para empezar a extraerles el jugo, pero que una vez lo haga, no se arrepentirá. 

Particularmente, nos han convencido tanto que, tal y como hemos explicado al principio, acabamos su periodo de pruebas en una maratón urbana como la de Saint Louis, donde su comportamiento, especial en las subidas y bajadas del circuito, ha sido remarcable y, en particular,  han cumplido sobradamente con las expectativas en cuanto a su capacidad de amortiguación y a la mejora en el tiempo de recuperación. Estamos seguros que el sistema Cloudtec ha tenido algo que ver. 

Así que ya sabéis, si quereis probar una nueva experiencia en el mundo del running… calzaros unas On Running Cloudflyer y uniros a la comunidad de la nube.

PROs y CONtras

PROs:

·   El relativo poco peso para la estabilidad que otorgan

·   Un diseño para enmarcar

·   Un sistema de amortiguación novedoso y que no te dejará indiferente



CONtras:

·   Pierden gran parte de la estabilidad cuando salimos del asfalto

·   Nula reflectividad

·   Los cordones no ayudan demasiado al ajuste

 

VÍDEO



DATOS TÉCNICOS

TESTSSynchro Mx - MizunoCloudflyer - On Running
Talla US9.59.5
Peso (gramos)311287
Mesh107101
SuelaDelantera120111
SuelaTrasera9884
PerfilTrasero00

PUNTUACIONES

Synchro Mx - Mizuno Cloudflyer - On Running
Fit antepié8.08.5
Fit mediopie7.08.0
Fit talón6.08.0
Fit arco7.07.0
Ajuste general7.58.0
Amortiguación antepié8.08.0
Amortiguación talón7.09.0
Amortiguación global7.59.0
Dinámica / Transición de la pisada6.09.5
Respuesta6.59.0
Flexibilidad6.59.0
Soporte talón7.08.5
Soporte antepié7.58.0
Soporte global7.08.0
Agarre en seco8.58.0
Agarre en mojado4.07.0
Agarre en asfalto8.09.0
Agarre en tierra6.07.0
Agarre en pista6.09.0
Agarre global6.08.0
Durabilidad suela8.08.0
Durabilidad upper8.08.0
Durabilidad global8.08.0
Grosor lengüeta6.08.0
Sujeción lengüeta8.08.0
Longitud lengüeta8.07.0
Número de ojales14.08.0
Acolchado collar9.08.0
Amplitud collar9.08.0
Altura collar6.07.0
Sujeción collar7.07.5
Transpirabilidad7.58.0
Impermeabilidad2.08.0
Reflectantes4.05.0
Calidad de materiales y acabados8.59.0
Subscribirse al Newsletter