Fresh Foam Boracay v2 - New Balance

Fresh Foam Boracay v2 - New Balance

Publicado hace 236 día(s)

Introducción

Pocas carreras tienen el honor y el prestigio de poder ofrecer a sus participantes, la posibilidad de adquirir unas zapatillas conmemorativas y exclusivas de la misma. La maratón de Sevilla, por segundo año consecutivo y gracias al patrocinio de la casa americana New Balance, entra en el selecto grupo de maratones mundiales que pueden ofrecer unas zapatillas edición limitada a todos sus corredores. El modelo elegido para realizar esta edición conmemorativa ha sido la versión renovada de las New Balance Fresh Foam Boracay v2 Sevilla 2016. Cómo no podía ser de otra manera, New Balance ha aprovechado un evento de repercusión mundial, cómo es la maratón de Sevilla, para darle bombo y platillo a la renovación total de uno de sus modelos estrella de la pasada temporada, las New Balance Fresh Foam Boracay v2. Este modelo no ha recibido una renovación superficial, sinó que se ha realizado un trabajo severo de mejora para corregir aquellos aspectos más débiles y ensalzar todavía más sus puntos fuertes. Si a esta mejora, le añadimos un "tunning" especial maratón de Sevilla 2016, tenemos un resultado excelente a primera vista! A parte de una renovación severa, estas New Balance Fresh Foam Boracay v2 Sevilla 2016, han sido "tuneadas" para esta edición limitada con unos coloridos y emblemas muy currados. New Balance no se ha conformado con poner el nombre de la maratón de Sevilla en la lengüeta o en el lateral de la zapatilla, sinó que ha ido más allá y ha intentado plasmar elementos representativos de la ciudad de Sevilla en la estética exterior e interior de estas New Balance Fresh Foam Boracay v2, dotándolas de carácter y personalidad propias. Casi podríamos decir, que se trata de una edición especial de coleccionista. Pero dejando la estética a un lado, en ROADRUNNINGReview nos gusta exprimir el material para comprobar que las mejoras realizadas en esta segunda versión realmente han sido acertadas y se consigue mejorar el ya de por sí buen resultado que nos dieron en la primera versión. Empieza nuestro test particular... luces, cámara... y Acción!

Primeras impresiones

Lo primero que llama la atención de estas New Balance Fresh Foam Boracay v2, es la customización que se ha realizado aprovechando la maratón de Sevilla 2016. Tal y como hemos dicho, se ha realizado una combinación de colores en el upper y en la suela, que reflejan la vitalidad y luminosidad de la capital andaluza. Un azul eléctrico predomina, sobre una combinación con azul turquesa, rojo y morado. En los laterales de ambos lados se ha serigrafiado el nombre de "Sevilla", así como la fecha conmemorativa de la edición del 2016. Cómo hemos dicho en la introducción de la review, una edición digna de coleccionistas. A parte de la edición especial Sevilla 2016, las New Balance Fresh Foam Boracay v2, las podemos encontrar en tiendas en tres otras combinaciones de colores, todos ellos muy atractivos y que seguro, se adaptaran al gusto de todos los runners.

A parte de la estética, la primera vez que nos calzamos las New Balance Fresh Foam Boracay v2 Sevilla 2016, nos damos cuanta que todo el upper, incluso la lengüeta, se ha realizado en una sola pieza con lo que tenemos la sensación de colocarnos un clacetín, el upper nos envuelve todo el pie, ofreciéndonos una sensación de comodidad muy elevada. Tensamos los cordones con facilidad y nos percatamos que el pie queda perfectamente fijado a la zapatilla, nos agrada! A parte la ligereza de sus 258 g en talla 9 US se transmite directamente a nuestros pies y, ya sabemos, que la ligereza en unas zapatillas de ROADRUNNINGReview va directamente asociada a ritmos alegres y vivos, así que sin dudarlo ni un instante salimos con ellas puestas a deborar kilómetros.

Mediasuela y amortiguación

Como ya va siendo habitual en las últimas temporadas, el máximo protagonista en la mediasuela de estas New Balance Fresh Foam Boracay v2, no es otro que el propio Fresh Foam que New Balance lleva estudiando en los últimos años y que tanto éxito le está dando en su extenso catálogo de zapatillas que utilizan esta tecnología en su mediasuela. Se trata de una estructura realizada en una única pieza, en la que se utilizan hexágonos de forma cóncava o convexa, en función de la zona de la mediasuela donde están colocados. De esta manera, New Balance nos asegura que pueden prescindir totalmente de elementos de estabilización y soporte insertados en la mediasuela. Así pues, tenemos que la parte interna de la mediasuela de estas New Balance Fresh Foam Boracay v2, los hexágonos tienen una convexidad, que les permite mayor sustentación de los pesos durante la zancada. Mientras que en la parte exterior de la zapatilla, donde habitualmente los corredores no apoyan tanto los pesos, estos mismos hexágonos tienen una concavidad, al no tener que soportar grandes cargas durante la pisada.

Todo esto es la teoría que nos explican los chicos de New Balance, pero ya sabéis que en ROADRUNNINGReview somos más de práctica que de teoria, así pues, qué nos hemos encontrado sobre el terreno? Por nuestra redacción ya habían pasado las New Balance Fresh Foam Zante v2, las New Balance Fresh Foam 1080 v6 y la primera versión de las New Balance Fresh Foam Boracay, así que, ya teníamos ciertas pistas de que la teoría, bien aplicada, suele dar grandes soluciones. Esto es lo que nos pasó, pero en nuestro caso en concreto, necesitamos de un pequeño periodo de adaptación al tacto y dinámica de esta mediasuela. Lo nuestro no fué un amor a primera vista, tenemos que reconocerlo... quizás nos habían hablado tan bien del Fresh Foam, que las expectativas el primer día fueron demasiado altas. Pero, después de insistir y de adaptarnos a ellas, el balance final que hacemos lo podemos calificar de muy positivo. Cómo en la mayoría de zapatillas que gozan de la tecnología Fresh Foam, la mediasuela tiene una sorprendente capacidad de adaptarse a ritmos y velocidades de crucero muy diversas. Con ellas puedes hacer rodajes más relajados, por encima de 5'00"/km y al mismo tiempo, llevártelas a la pista de atletismo para hacerte las series de mil que tanto sufrimos a ritmos realmente vivos! La amortiguación, para nuestros 70 kg de peso es más que suficiente, quizás un poco contundente a ritmos lentos, pero muy agradable si la velocidad de crucero es elevada. Los 4 mm de drop junto a los perfiles medios de la zapatilla son una combinación perfecta para aquellos que tengan una buena técnica de carrera. La flexibilidad de la zapatilla se ha visto mejorada, en parte a un pequeño cambio que se ha introducido en la suela y que comentaremos en el siguiente apartado. No se trata de unas zapatillas super-flexibles, sin embargo, gozan de la flexibilidad deseada justo en el punto exacto, en la zona de los metatarsos.

Suela

La suela de este modelo no pasa en absoluto desapercibida, tanto por forma, como por colorido! La suela, cómo en la primera versión de las New Balance Fresh Foam Boracay, está realizada con el compuesto Blown Rubber que nos asegura un buen equilibrio entre agarre y durabilidad. En este caso, en la edición limitada de las New Balance Fresh Foam Boracay v2 Sevilla 2016, la suela se ha inundado de colorido y alegría con unos llamativos colores morados, azul turquesa y anaranjados. Realmente una suela divertida y con personalidad propia. A parte del colorido utilizado en la suela, en New Balance siguen confiando en esta segunda versión de las New Balance Fresh Foam Boracay V2 en los elementos geométricos en forma de hexágonos para mantenernos en contacto con el asfalto. Apenas han modificado la composición y distribución de los mismos con respecto a sus predecesoras. En la review de la primera versión de las New Balance Fresh Foam Boracay, en RRR apuntábamos que se debería mejorar la flexibilidad de la zapatilla y en concreto de su suela a nivel de los metatarsos, e insinuábamos una posible mejora si se introducía unos pequeños cortes transversales en la suela, para poder facilitar la flexión de los metatarsos... y qué tenemos en esta segunda versión de las New Balance Fresh Foam Boracay v2?? Tachán! Parece que los chicos de I+D de New Balance hayan escuchado nuestras peticiones y para esta segunda versión han dotado la suela de estas New Balance Fresh Foam Boracay v2 de unos pequeños surcos, justo debajo de los metatarsos, que consiguen mejorar este aspecto negativo de sus predecesoras, dotando a las actuales de una mejor flexibilidad en el tren delantero. La suela recubre totalmente la base de la zapatilla, con lo que no queda ninguna parte de la mediasuela al descubierto. Esto nos ofrece un contacto permanente de la zapatilla con el suelo, que se traduce en un muy buen agarre en todo tipo de superficies, incluso sobre pistas de dificultad técnica baja hemos tenido un grip muy bueno y una seguridad muy grande en nuestras pisadas.

Upper

Toca hablar del upper y es en este apartado dónde podremos encontrar la mayoría de cambios y de mejoras en estas New Balance Fresh Foam Boracay v2, respecto a sus predecesoras. Y es que la gente de New Balance han optado por renovar completamente el upper de una de sus zapatillas estrella. Y lo han hecho, sumándose a la tendencia de construir el upper en dos piezas claramente diferenciadas. Una primera pieza, que se asemeja a un calcetín y que es la parte que está en contacto directo con el pie, tratando de darle comodidad y transpirabilidad a la zapatilla. Y una segunda parte, que se superpone a la primera y que es la encargada de dotar de cuerpo a la zapatilla y que será la encargada dar sujeción y estabilidad al pie.

Esta manera de construir zapatillas no es nada nuevo, pero parece que últimamente diversas marcas han recuperado esta tendencia de construir zapatillas de asfalto. Cómo nos hemos notado con esta manera de elaborar zapatillas en estas New Balance Fresh Foam Boracay v2?? Pues francamente bien... La primera capa, que es la que está en contacto directo con el pie, se ha realizado en una sola pieza, formando parte de ella la lengüeta, reduciendo de manera considerable el uso de costuras que puedan llegar a producir molestias o rodazuras. El tejido utilizado en esta zona del upper es un tejido rígido y altamente transpirable, que aporta comodidad y adaptabilidad. Nos hubiera gustado que el tejido del upper tuviera un punto de flexibilidad para mejor adaptabilidad al pie del corredor, como un auténtico calcetín. La lengüeta de estas New Balance Fresh Foam Boracay v2 ha sufrido una cura de adelgazamiento y se ha rebajado el grosor del acolchado respecto a sus predecesoras, aun y así, nos hemos sentido cómodos con ellas en los rodajes más largos. El mismo acolchado que tiene la lengüeta se ha utilizado en la zona del talón y todo el collar posterior. Aunque en un primer momento nos pareció demasiado fino, rápidamente te acostumbras a este grosor de acolchado y te sientes cómodo y protegido en todo momento. Pero lo que realmente proporciona estructura a la zapatilla son los dos paneles flotantes que encontramos a banda y banda del pie y que van insertados directamente a la mediasuela y el talón. Se trata de una estructura semi rígida que alberga los 5 ojales de los cordones y que una vez tiramos de ellos se solidarizan envolviendo el pie y ofreciéndonos una estructura suficientemente rígida como para mantener bien fijado el pie conforme pasan los kilómetros. Hemos observado que la altura del talón y del collar es un pelín más bajo de lo habitual, hecho al que deberemos acostumbrarnos con el paso de los kilómetros. Los cordones en estas New Balance Fresh Foam Boracay v2 tienen un punto de flexibilidad, así que deberemos ir con cuidado a la hora de atarnos por primera vez las zapatillas. Veréis que con menor tensión de lo habitual las zapatillas quedan perfectamente fijadas a nuestros pies. Eso sí, a nuestro gusto demasiado largos, ya que una vez atados tenemos bastante sobrante de los cordones que puede llegar a ser molesto.

Horma

El pie queda perfectamente envuelto por el upper de estas New Balance Fresh Foam Boracay v2. En todas las zapatillas que utilizan el sistema de construcción mediante dos capas tenemos la sensación de estar delante de una horma más bien estrecha, esto se debe a que la primera capa se comporta como un auténtico calcetín. No debemos dejarnos engañar por las sensaciones iniciales, Pues estas New Balance Fresh Foam Boracay v2 tienen una horma media, con un ajuste muy bueno gracias a la correcta construcción del upper. Una vez atadas, la fijación del pie es perfecta en la zona media y del talón, mientras que los dedos de los pies gozan de una libertad de movimiento considerable.

El puente del pie no está excesivamente marcado y en gran medida está acentuado por una plantilla fina y envolvente en la parte posterior del talón. Las New Balance Fresh Foam Boracay v2 son aptas para ser utilizadas con plantillas correctoras, siempre que estas no tengan una altura considerable.

Dinámica

Nos acercamos al final de la review y llega el momento de hablar de uno de los puntos clave de cualquier zapatilla de RoadRunning... su comportamiento sobre el asfalto. Debemos decir que este es uno de los apartados que más nos han sorprendido estas New Balance Fresh Foam Boracay v2. Estamos acostumbrados a catalogar las zapatillas como rodadoras, voladoras o mixtas... Pues en este caso las podemos catalogar de polivalentes! Y es que el Fresh Foam tiene un rango de comportamiento muy, muy amplio. Durante el último mes, no nos las hemos quitado ni un solo entrenamiento, hemos hecho con ellas los calentamientos, bloques principales y enfriamientos de cada una de nuestras sesiones. Así pues, nos hemos movido en un abanico de ritmos que va desde los 5 min/km de los calentamientos/recuperaciones activas a los 3 min/km en los cambios de ritmo cortos... y en todos los rangos nos hemos sentido cómodos con ellas en nuestros pies. Aunque si tuviéramos que decantarnos por una opción sería claramente por los ritmos medios/rápidos, gracias a su ligereza permiten aceleraciones dignas de modelos más voladoras. Se trata pues de unas zapatillas mixtas que podrán ser utilizadas por corredores de peso medio (entre 70-75kg) en multitud de ritmos y distancias. Incluso con un dorsal en el pecho, estas pueden ser las elegidas para sacar todo nuestro potencial frente al crono. Por el tipo de estructura están pensadas para corredores con una pisada neutra o con una ligera pronación, ya que el Fresh Foam y la construcción del upper, son capaces de corregir levemente la pronación en carrera. Aunque la mediasuela ha engordado 2mm respecto a su predecesora, mantienen los 4 mm de drop. Este aumento de grosor nos aleja un poco del suelo y nos hace percibir sensaciones de mayor amortiguación. Creemos que aquí está la clave de que nos hayamos sentido bien a ritmos lentos, gracias al incremento de la amortiguación, y que al mismo tiempo tengamos la sensación de zapatilla viva y reactiva pues han sabido mantener un buen comportamiento dinámico en todo el conjunto.

Conclusión

New Balance sigue apostando fuerte por el Fresh Foam! Renovando completamente el upper de estas New Balance Fresh Foam Boracay v2, pero manteniendo la esencia de la mediasuela construida con el “Fresh Foam”. Se trata de un modelo de zapatillas que por comportamiento y características técnicas pueden encajar a dos perfiles de corredores.

El corredor ligero de menos de 75kg, en buena forma física y correcta técnica de carrera, disfrutará de ellas en sus entrenamientos de cambios de ritmo, aceleraciones, cuestas y en competiciones de distancia media e incluso se atreverá con ellas a la maratón. Por otro lado, el corredor un poco más pesado podrá obtener de estas New Balance Fresh Foam Boracay v2 un excelente resultado en sus entrenamientos rápidos y en competiciones de distancias más cortas, hasta la media maratón. En definitiva una zapatilla mixta en toda regla, a la que han renovado, y de que manera! Todo el upper, al mismo tiempo que la han dotado de un puntito más de amortiguación. Se trata de la zapatilla ideal para aquellas personas que en el armario sólo quieren tener un par de zapatillas y mantenerse cómodos en la mayoría de entrenamientos que realicen.

PROs y CONtras

PROs: 

Ligereza y amortiguación.

Adaptabilidad a ritmos muy dispares.

Exclusividad de una edición limitada.

Estética muy lograda y actual



CONtras:

Ausencia total de reflectantes.

eriodo de adaptación al Fresh Foam

Nike - LunarTempo 2

LunarTempo 2 - Nike

Publicado hace 211 día(s)

Introducción

Volvemos a la carga, y lo hacemos con las Nike Lunar Tempo 2. Nike, si, esa marca que nunca sabes cómo pronunciarla: nike, naik, naiki… cada cual a su gusto. La casa americana ya hace unos años que apuesta por diseños sencillos cercanos al natural running. Las Nike Lunar Tempo 2, siguen pues esta línea de para que nos sintamos cada vez más cerca del suelo a pesar de que estemos, en realidad, flotando en una capa de Lunarlon.

La versión predecesora a estas Nike Lunar Tempo 2 no difería en exceso de su nueva versión. Una media suela de Lunarlon y cambios en el diseño y composición del upper. Aunque no parezca que hayan cambiado mucho, no van a escapar de que les hagamos los test por excelencia para ver si siguen cumpliendo lo que prometen, amortiguación y ¡suavidad en la pisada!

Vais a daros cuenta de que vamos a hablar bastante de la Salomon Run que se celebró el pasado mes de abril. No es casualidad. Si no habéis oído hablar de esta carrera, os hago un resumen y entenderéis porqué viene muy bien para este test de las Nike Lunar Tempo 2: escaleras, asfalto, subidas, bajadas y tierra, mucha tierra. Y ahora, vayamos al lío, ¡que nos quedamos sin Tempo!

 

Primeras impresiones

Durante la antesala del gran día fuimos a buscar nuestras nuevas compañeras de rutina, como ya sabéis,  las Nike Lunar Tempo 2. Abrimos la caja y pum! Nos sorprendió el color rosita tirando a naranja (amaranto claro dirá algún entendido) de la mediasuela. El upper se aleja de este tono y se camufla con el negro. Una combinación armoniosa.

Las sacamos de la caja con energía… y casi las estampamos contra el techo. Demasiada fuerza empleamos. Estas Nike Lunar Tempo 2 pesan 210 gr, cantidad también conocida como “nada”. Sorprende que una zapatilla que aparentemente tiene mucho cuerpo sea tan ligera. Lo mismo pasa cuando la doblamos, le hacemos sacacorchos, lo que sea. Con apenas fuerza la zapatilla hace lo que queremos.

Y si en la mano pesan poco, una vez calzadas no parece tengamos nada en los pies. Llevamos unas Nike Lunar Tempo 2 porqué nos las hemos puesto y lo sabemos, porqué de otro modo… La sensación al caminar un poco es de suavidad extrema. Incluso parece que te hundas un poco en la mediasuela. Si nos hundimos o no al correr pronto lo veremos.

 

Mediasuela y amortiguación

Como bien hemos dicho, las Nike Lunar Tempo 2 tienen una capacidad de amortiguación extrema. Que aporta esta sensación, es de traca. Lo hace el Lunarlon, una mezcla de Phylon y espuma. Toda la media suela está hecha de este material. La diferencia está en los pliegues que se forman a lo largo del perfil. Que según se necesite más o menos resistencia están más hundidos o más hacia dentro.

En carrera la mediasuela se hace notar, sobretodo a ritmos tranquilos. Subiendo las escaleras del MNAC  uno nota como el impacto “desaparece” y cuando encaramos las primeras subidas de Montjuic nos da la sensación de flotar en el aire. Pasadas las subidas llegan, como no, las bajadas! Y aquí si que es cuando toca apretar y sacarle el jugo a la zapatilla. ¿Son rápidas Nike Lunar Tempo 2? Sí, ¿mucho? No. Matizando este último punto hay que decir que depende del peso. Para un peso de unos 80 kg la zapatilla chupa demasiado el impacto y se pierde fuerza. Para pesos más ligeros, que no aprieten tanto la mediasuela, seguramente digan que si a la segunda pregunta. Sin duda.

El punto delicado de la mediasuela es quizá la resistencia al estrés producido por el uso. Sobretodo en la parte interna de las Nike Lunar Tempo 2 la goma ha cedido mucho después de todos los km que les hemos sumado. Unos km que quedan lejos de los que debería aguantar una zapatilla. Estas marcas se deben en gran parte a la pisada del corredor. Suponemos que un corredor ligero con una buena técnica y una pisada completamente neutra no debería tener este problema.

Suela

Vayamos a ver qué tal la suela. O más bien, los 12 tacos que la forman. Como leéis. 12 tacos son los que forman la suela de las Nike Lunar Tempo 2. Como en la versión anterior, Nike sigue apostando por esta fórmula para reducir el peso de la zapatilla. Las partes protegidas son sobretodo el metatarso y la zona del talón. Dejando que la mediasuela actúe a su vez de suela en la zona del mediopie. Este diseño aporta cosas buenas, como por ejemplo ligereza.

En la zona del metatarso los tacos son realmente pequeños. Cosa que resta muchísimo peso al total. Las cosas malas son el hecho de dejar desprotegido una buena parte del pie, que sumando lo blanda de la mediasuela, deja el pie un poco desprotegido. Sobre asfalto no tendremos problemas. Por zonas de tierra las que tenemos en la Salomon Run, por detrás del Palau St Jordi, vamos a notar muchas de las piedras del camino. Otro punto negativo de estas Nike Lunar Tempo 2 lo encontramos en el agarre. Regular, aunque aprobado, en tierra y rozando el aprobado en mojado. Si solemos correr por ciudad, nos llevaremos algún que otro resbalón, incluso caminando.

Y la suela, ¿aguanta bien la suela de las Nike Lunar Tempo 2 con tan poca goma? Sí. A pesar de que, obviamente, las zonas en las que no hay Blown Rubber el desgaste es más marcado (los taquitos se chafan y acaban por desparecer). Los tacos de “verdadera suela” tienen una buena durabilidad. Habría que mejorar quizá la manera en que se enganchan a la medisuela, pues haciendo ejercicios de gimnasio nos saltó uno de los tacos. Casualidad seguramente.

Upper

El upper, como hemos comentado es lo que más cambios trae en esta nueva versión de las Nike Lunar Tempo 2. Sigue siendo simple, cosa que tiene sus pros y sus contras. Hecho principalmente de Engineered Mesh favorece la transpirabilidad. La malla aporta un buen ajuste junto con la tecnología Flywire. Si vamos hacia el talón, veremos que es semi-rígido. Aunque más semi, que rígido. Muy maleable. La lengüeta es más bien corta y ligeramente acolchada. Pero… ¿y todo esto que tal va?

Después de los test resulta un tanto sorprendente que un upper con tan poca cosa se ajuste tan bien al pie. Como podéis ver en la foto, el upper ha cogido la forma de un pie que prona hacía dentro. Una cosa un tanto curiosa. Es cierto que al ser tan maleable hace que la estabilidad se vea perjudicada. Si tenemos una mecánica depurada no es problema, pero si no la tenemos, hacer muchos km con las Nike Lunar Tempo 2 no es una buena idea. Una mención especial a los cordones, que quizá se quedan un pelín cortos para según que cordados.

Para la transpirabilidad vamos a tomar de referencia el dia la carrera de la Salomon Run. Un día en el que hizo muchísima calor. Después de los 10 km de carrera bajo unas temperaturas patrocinadas por el cambio climático nos quitamos las zapatillas y… ¡sorpresa! Prácticamente seco. Y ahora que llega el verano, las Nike Lunar Tempo 2 se colocan muy bien en la parrilla de salida como zapatilla para temperaturas elevadas.

 

Horma

Como ya es habitual en Nike, la horma tiene mucha amplitud en la zona del metatarso, aportando libertad a los dedos y un buen apoyo de la planta. En estas Nike Lunar Tempo 2 como comentamos, la horma es bastante amplia. Quizá algún corredor note que las plantillas no se ajustan muy bien en la zona del puente, en la que se estrecha un poco. Pero tranquilos, no tendrá problemas para usarlas.

En el momento que entramos el pie dentro de la zapatilla os resultará fácil hacernos un hueco y sentirnos cómodos. Se podría decir que las Nike Lunar Tempo 2 dan la bienvenida al inquilino y no le hacen ningún feo.  Ya junto con el upper, se crea un buen binomio que no deja espacio para la incomodidad.

 

Dinámica

Ahora que ya sabemos donde ponemos el pie cuando corremos, vayamos a explicar un poco como se comportan todos los elementos a la vez. Porqué aquí hemos venido a correr. Y eso hemos hecho. Tanto por asfalto, tierra, hierba, de todo. La Salomon Run es testigo.

Cuando vamos subiendo las escaleras del MNAC al trote cochinero en los compases iniciales es una gozada. Blandito, blandito. Seguimos hacia arriba y entramos en la primera recta de tierra compacta. Notamos que el agarre disminuye, aunque no en exceso. De momento el Lunarlon nos da lo que necesitamos, amortiguación. La transición es calmada, no te lanza hacia adelante, simplemente espera y absorbe los impactos.

Seguimos corriendo y sin darnos cuenta estamos más allá de media carrera, sobre tierra un tanto suelta, en bajada. Lo sufrimos. Las Nike Lunar Tempo 2 ya no se agarran tan bien como desearíamos, seguimos. Más tierra compacta, escaleras. Hasta que llegamos al final. Con escaleras, giros pronunciados y todo asfaltado ¡La prueba perfecta! Nos picamos con el compañero, vamos a tope ¡Muy a tope! Saltando las escaleras como cabras y cogiendo la curva como si fuéramos Marc Márquez. Si chino-chano amortiguaba, ahora la sensación desaparece. No nos dispara hacia arriba, pero tampoco nos roba la energía de la pisada. Pillamos la curva per encima de la velocidad permitida y el agarre, por suerte, cumple al 100% las expectativas.

 

Conclusión

Y llegamos al final. Después de 10 km de tierra, escaleras, asfalto, subidas y bajadas esto se acaba. Y con la carrera también acaba la sesión de test. ¡Una de tantas! Cruzamos la línea de meta, cogemos una zanahoria de las que hay en el avituallamiento (aunque no entiendo porqué, no hemos saltado tanto) y empezamos a pensar sobre las Nike Lunar Tempo 2.

Sorprende que a pesar de lo simple que es el upper se adapte tan bien al pie. Es cierto que resta a la estabilidad, pero en parte compensa. Tiene sus contras, como el que las imperfecciones en la pisada se marcan mucho más. Tanto en el upper como en la mediasuela. En carrera al cabo de 1xx km el compuesto ya empieza a ceder y se nota más la falta de estabilidad. Zapatillas curiosas las Nike Lunar Tempo 2. Si vas lento, “flotas”, y si quieres ir rápido, estás cercano a volar.

Así que si eres un corredor de peso ligero-medio (menos de 80kg) y una técnica de carrera depurada, ve a por ellas. Para tiradas largas y entrenos ligeramente alegres son una buena opción. Si por el contrario estás en el borde de los 80kg o no tienes una técnica depurada, o ambas no las disfrutaras al 100%. Empezarás encantado, pero verás que el desgaste es más acentuado y la alegría durará menos, nada más! Así que si tenéis Tempo, echadle unas carreras a estas Nike Lunar Tempo 2. No dejan indiferente.

 

PROs y CONtras

Pros:

- Adaptabilidad del upper

- Transpirabilidad

- Amortiguación

- Adaptabilidad de la mediasuela según el ritmo



Contras:

- Cordones cortos

- Poca estabilidad

- Estrés de la mediasuela

- Agarre en tierra y mojado

 

VÍDEO



DATOS TÉCNICOS

TESTSFresh Foam Boracay v2 - New BalanceLunarTempo 2 - Nike
Talla US911
Peso (gramos)279226
Mesh106100
SuelaDelantera115110
SuelaTrasera9285
PerfilTrasero00

PUNTUACIONES

Fresh Foam Boracay v2 - New Balance LunarTempo 2 - Nike
Talla9.09.0
Fit antepié8.010.0
Fit mediopie8.08.0
Fit talón8.07.0
Fit arco8.07.0
Ajuste general8.09.0
Amortiguación antepié9.010.0
Amortiguación talón8.010.0
Amortiguación global8.010.0
Dinámica / Transición de la pisada8.08.0
Respuesta8.07.0
Flexibilidad7.08.0
Soporte talón8.06.0
Soporte antepié8.06.0
Soporte global8.06.0
Agarre en seco10.010.0
Agarre en mojado9.04.0
Agarre en asfalto10.010.0
Agarre en tierra9.06.0
Agarre en pista9.07.0
Agarre global10.07.0
Durabilidad suela9.07.0
Durabilidad upper9.09.0
Durabilidad global9.08.0
Grosor lengüeta7.08.0
Sujeción lengüeta7.08.0
Longitud lengüeta7.09.0
Número de ojales5.010.0
Acolchado collar6.07.0
Amplitud collar6.07.0
Altura collar5.07.0
Sujeción collar7.08.0
Transpirabilidad9.010.0
Impermeabilidad5.05.0
Reflectantes0.07.0
Calidad de materiales y acabados9.08.0
Subscribirse al Newsletter