Fresh Foam Vongo - New Balance

Fresh Foam Vongo - New Balance

Publicado hace 215 día(s)

Introducción

Hablar de New Balance es hablar de historia y de presente. Nació en 1906 en Boston, su creador, William J. Riley, empezó como empiezan la mayoría de empresas, picando piedra desde abajo. Aunque él empezó creando accesorio para zapatillas, concretamente arcos interiores para aliviar los dolores de la sociedad americana. De allí, empezó a crecer y a fabricar zapatillas, tanto para moda como para correr. Hoy en día New Balance, es considerada la tercera marca más potente del mundo, con miles de dólares facturados y con miles de atletas patrocinados, tanto futbolistas, como tenistas, atletas, etc. Es más, a día de hoy, es el sponsor de la Maratón de Nueva York, arrebatada ni más ni menos de las manos de la toda poderosa Asics

En esta review, hablaremos de una nueva incoporación a la línea Fresh Foam, una de sus líneas más reconocidas hoy en día, el "feedback" de los corredores es buenísimo. Las New Balance Fresh Foam Vongo (300 g), presumen de ser las primeras zapatillas de New Balance con estabilidad. De hecho, estas New Balance Fresh Foam Vongo, son una de las primeras zapatillas del mercado en ofrecer estabilidad sin añadir dobles densidades o elementos externos en la zona interior…Entonces, ¿Cómo trabajaran este concepto de estabilidad estas New Balance Fresh Foam Vongo? ¿Evitarán realmente la rotación interna del pie? ¿Aptas para neutros, pronadores o para quién? Obviamente, nos surgen muchas preguntas ante tal reto ¡Que ganas tenemos de sacarlas de su zona de confort, vamos a ello!

Primeras impresiones

Cada uno tiene sus gustos, se fija en algo determinado, sonrisa, ojos, gestualidad…Hay mil cosas en las que un hombre se puede fijar en una mujer y son esos pequeños detalles los que al final se traducen en flechazos…

Nosotros, además de tener novias o mujeres, también tenemos flechazos de bambas, y estas New Balance Fresh Foam Vongo fueron uno de ellos. No sabemos por qué nos captivaron estas New Balance Fresh Foam Vongo, quizá por ese “look” de mujer interesante ¡la primera fresh foam con estabilidad! De incógnita, de novedad… ¿quizá fue el diseño? Esas curvas más afinadas y robustas que sus hermanas pequeñas las New Balance Boracay v2 y Zante v2, pero a la vez menos curveada que las New Balance Fresh Foam 1080v6. ¡NO NO! Seguro que fue por esa mediasuela ¿qué esconde esa mediasuela? ¿Cómo han podido llegar a dar estabilidad sin dobles densidades ni piezas externas? A simple vista, vemos que la geometría es diferente a una mediasuela “estándar”. El exterior, es prácticamente igual, pero al girarla ¡sorpresa! Tiene una curva interior muy pronunciada, el Fresh Foam de estas New Balance Fresh Foam Vongo, está protegido como con unas uniones neuronales… ¿por qué? Y, además, si ponemos estas New Balance Fresh Foam Vongo de espaldas, una al lado de la otra, están caídas hacia fuera…

Quizá nos adentramos en una relación complicada, pero es de esos flechazos que te ciegan la vista y solo sientes que debes seguir luchando por su amor…flores, bombones…lo que sea.

 

Mediasuela y amortiguación

Ese primer contacto con ella, esa primera charla, esas primeras palabras… por fin, hemos conseguido el teléfono móvil… “whats uppear” hasta altas horas de la noche…

Es difícil no extendernos en este aparatado, ya que la gente del laboratorio de New Balance, se merece un premio por esto. El procedimiento suena sencillo, pero creemos que la practica debe ser mucho más difícil. ¿De dónde salió la información para poder crear estas New Balance Fresh Foam Vongo? Pues bien, New Balance hace años que trabaja con un software (Date to Design) que le permite dar las presiones del pie en cada punto de la zancada. Esto, obviamente, le ayuda a la hora de diseñar zapatillas y buscar la mejor manera para trasladarlo a ellas. Para ello, estas New Balance Fresh Foam Vongo, han sido fabricadas, externamente, con las mismas formas que sus hermanas, un Fresh Foam que juega con las geometrías hexagonales y con esos surcos cóncavos tan característicos. Su rendimiento es igual que el que ya habíamos probado en las New Balance Fresh Foam 1080v6. Buena amortiguación, sensación muy amable y un tanto adaptable a los ritmos, pisadas, etc. ¡EN CAMBIO! En la zona interior, empieza un mundo paralelo, al estilo Matrix. La cara interna no tiene nada que ver con la externa, ya que los perfiles son más altos, la caída de talón hacia el antepié, es decir, el drop, aguanta un poco más hasta pasado el mediopié, para caer casi en picado unos 4 mm. Además de esta altura interior, debemos remarcar los dibujos del Fresh Foam, en esta cara interna los hexágonos están dispuestos convexamente y, no solo eso, sino que llevan unos refuerzos en forma de uniones neuronales que le darán más consistencia a esta cara interna. ¡Ufff…! ¿Todo esto para evitar la pronación? ¿No era más sencillo poner una doble densidad y listo? ¡En dinámica os explicaremos el porqué de todo esto!

Ese momento en que tu amor platónico te acepta ir a tomar un café, esos nervios previos, esos cambios de look…

 

Suela

Ese camino que se hace largo hasta llegar donde has quedado con ella, además, has llegado 15 minutos antes y te tocara esperar…

La suela de estas New Balance Fresh Foam Vongo, a simple vista, no se ven grandes cambios respecto a sus hermanas de colección ¡bueno esperar! ¡Nos han cortado la mitad de la suela! ¿Por qué? La gran novedad de la suela en estas New Balance Fresh Foam Vongo, es el nervio que le han añadido en la zona del talón. Su principal objetivo, es proteger las tensiones interiores de las exteriores, intentar que la entrada del corredor sea más estable y agradable. La verdad es que, durante nuestro periodo de prueba, las sensaciones entrando de talón fueron muy buenas, con un primer “feeling” muy agradable y suave, algo más amable que otros modelos de Fresh Foam. Este corte, nos ayuda a que la zapatilla se asienta correctamente en la zona central del pie y, además, en giros cerrados o ejercicios de coordinación notamos como la pieza se divide, dando incluso mayor agarre.

Por otro lado, el resto de la suela de estas New Balance Fresh Foam Vongo, sigue apostando por el Blown Rubber y los dibujos hexagonales distribuidos por toda la suela, pero, jugando con diferentes tamaños según sus necesidades. Quizá la gran mejora que hemos visto en esta suela, es que el taqueado es algo más prominente, más agresivo y esto le da a esta suela mucho mejor agarre en zonas de arena, como parques, pistas, caminos poco técnicos… nosotros las hemos probado por senderos un tanto más técnicos, sorprendentemente, sin complicaciones. Es decir, estas New Balance Fresh Foam Vongo, aportan todo lo bueno del Blown Rubber que ya habíamos visto antes: buen agarre en asfalto, tanto seco como mojado, buen agarre en aceras y losetas, pero, además, mejoran de manera sustancial su agarre en pistas, parques, caminos o senderos poco técnicos. Su durabilidad, como viene siendo habitual, tienen un buen equilibrio entre agarre y durabilidad. Seguramente, no es la suela que nos va a durar más, pero sí que aguantara kilómetros y kilómetros con muy buen agarre.

Upper

Esas primeras citas son las que pueden ir muy bien o ir muy mal…No hay ninguna norma escrita, pero la conexión entre dos personas es fundamental.

El diseño de este upper, nos parece acertado, jugando con negros, azules y amarillos que le dan a estas New Balance Fresh Foam Vongo un “look” casi parecido a las zapatillas de moda. Sus líneas nos recuerdan mucho a las nuevas New Balance Fresh Foam Boracay v2 con dos partes bien diferenciadas. La primera, la zona del antepié, juega con una doble capa de materiales muy entramados y con pequeños poros distribuidos por toda la zona anterior, aun así, vemos que la puntera ha sido reforzada con termo pegados reflectantes. Además, incoporan un nervio que se une al último ojal para dar consistencia. La segunda, la zona del mediopié e retropié ha sido fabricada, para dar buena sujeción e estabilidad al pie. Con materiales sintéticos mucho más consistentes que refuerzan todos y cada uno de los 6+1 ojales. Toda esta combinación, da muy buena sujeción al pie en cada tramo de la zancada. El talón de estas New Balance Fresh Foam Vongo ha sido bien abrazado gracias a un contrafuerte semi rígido interior. También debemos decir, que la lengüeta tiene una construcción de botín, es decir, que va unida al upper directamente, de tal manera que nos garantizara mayor comodidad y evitara las molestias de moverse.

En carrera, este upper la verdad que funciona muy correctamente, siendo un upper cómodo, en ningún caso ajustado, todo lo contrario, tirando a “anchote” y con unos materiales agradables en contacto con el pie. Su transpirabilidad es buena, en ningún momento hemos sentido agobio interiormente, de hecho, dan mucho espacio a los dedos y al pie en general, así que, los que les gusten las zapatillas ajustadas, deberán jugar con tensión en los cordones y el ultimo ojal.

 

Horma

Se ha acabado la cena, después de charlar y charlar sobre nuestras vidas, reír, conectar… ¿Cuál es el siguiente paso?

Tal y como hemos comentado en el punto anterior, la horma de estas New Balance Fresh Foam Vongo, se caracteriza por ser “anchota”, más que las  Boracay v2 o las Zante v2 y algo menos que las 1080v6. Lo que si podemos decir es que, es ancho en todas sus partes, es decir, no juegan con un antepié enorme y luego un retropié estrecho. Si sois de pie estrecho, como el caso del probador en concreto, deberéis abrochar bien los cordones y, si es necesario, usar el ultimo ojal para dar ese extra de sujeción. No es un ancho incomodo, de hecho, todo lo contrario. Ese espacio extra le da un plus de comodidad para entrenamientos largos y cómodos, deja libertad al pie para que se mueva de una manera un tanto más natural y permite la pequeña hinchazón de las tiradas largas bajo días cálidos. Por último, la plantilla de estas New Balance Fresh Foam Vongo, es de un compuesto de EVA de unos 4-5 mm y que ayudan a las buenas sensaciones del Fresh Foam, no crean molestias ni se mueve. Debemos decir, que estas New Balance Fresh Foam Vongo son aptas para gente que necesite plantillas, ya que su soporte de estabilidad no es agresivo y aceptaran bien unas plantillas correctoras.

 

Dinámica

Llegamos a ese momento…el momento que llegamos a casa y esperamos…esperamos a que nos diga algo o que sencillamente nos vuelva hablar, volver a quedar…

Ese momento que decidimos si amamos o no amamos estas New Balance Fresh Foam Vongo. Debemos decir que desde el primer momento hubo muy buena conexión con estas Vongo. El papel no era fácil, el probador, neutro de un pie y pronador del otro representaba un buen reto para estas New Balance Fresh Foam Vongo. Después de semanas de análisis de sacarlas de su zona de confort, de jugar en terrenos montañosos, series cortas, largas, test de 3000 en terrenos arenosos, ejercicios de técnica, agilidad, coordinación… Os podéis imaginar cómo han disfrutado estas Vongo ¿ellas? ¿Y nosotros qué…? Nosotros hemos acabado sorprendidos del buen rendimiento que estas zapatillas neutras – pronadoras nos han ofrecido ¿neutras – pronadoras? Si si, nos reafirmamos con este concepto, son aptas tanto para neutros como pronadores, como gente que prone de un pie como del otro, como el que lleva plantillas…¡APTAS PARA TODOS! Los neutros no sentiréis un control rígido ni abusivo, lo único que notareis es que la pisada es más estable, más guiada gracias a esa altura en la cara anterior y esa consistencia del Fresh Foam en esa parte. Las sensaciones al probar la cara interior, con cambios de dirección, apoyando todo el peso en la cara interna ¡aposta! Es que el Fresh Foam amortigua muy progresivamente hasta un punto, allí se endurece y dice ¡a partir de aquí ya no pasa nadie! al estilo segurata de discoteca.

No nos podemos olvidar de uno de los grandes protagonistas de estas zapatillas y para mi uno de sus principales puntos fuertes, el Flare interior de la zona del antepié. Ese detalle, casi desapercibido por la mayoría, esa entrada de Fresh Foam hacia el interior le da a estas New Balance Fresh Foam Vongo la estabilidad de un Formula-1 en el asfalto y es que el concepto es parecido, al final es dar un extra de material para que este se asienta a las curvas con estabilidad, no dando opción a pronar el pie. Este flare es indispensable para la gente que corra de metas y que siga necesitando una zapatilla estable, sin duda alguna, estas Vongo dan estabilidad tanto entrando de talón como de antepié.

Conclusión

Ese primer beso...creo que no hay momento más bonito en una relación que ese primer beso, todos los sentidos se concentran en esos labios...

Sacar conclusiones de estas New Balance Fresh Foam Vongo, es sencillo una vez te has enamorado de ellas y enamorarse no es difícil. De hecho, en el grupo que tenemos de probadores de ROADRUNNINGReview, después de unas semanas de pruebas, dijimos que si estas Vongo no eran unos de los bombazos de este 2016, había algo que fallaba. Una zapatilla que acepta tanto a gente neutra como gente pronadora, con plantillas, sin plantillas, neutra de un pie y pronadora del otro ¡ESTAMOS LOCOS! Sencillamente, en la actualidad no tiene competencia, no hay otra igual, aunque es algo que ya veníamos intuyendo… las zapatillas con estabilidad cada vez se acercan más a este concepto, Adidas también lo está usando en sus Adidas Ultraboost ST.

El Fresh Foam sigue funcionando en su plena esplendor, dando sensaciones de amortiguación agradable y suave, pero esta vez, con esos juegos geométricos consigue ser más estable que sus hermanas. Con unos perfiles más altos interiormente y un refuerzo en las zonas convexas de la cara interior de la zapatilla. Aptas tanto para gente que talonea como gente que entra de metas, ya que el flare interior del antepié, da la estabilidad de un Ferrari en una carretera curvada, te imposibilita “caer” hacia dentro, es decir, pronar.

New Balance Fresh Foam Vongo, la última novedad de New Balance para este 2016. Zapatillas aptas para corredores de peso medio – elevado, tanto para neutros como pronadores. Una muy buena opción para ritmos medios – elevados (aun así, se pueden poner a ritmos decentes de 3:45 – 4:00). Creo que estas New Balance Fresh Foam Vongo son una opción muy interesante para correr maratones a ritmos de 4:30-5:00, de hecho quizá nos las planteamos para nuestros próximos retos.

  • (Mi pareja) Bixi – me dice cariñosamente

  • (yo) ¿Qué cariño?

  • (ella) ¿Por qué estas con los ojos llorosos escribiendo la review?

  • (yo) No sé de que me hablas… debe ser algo que me ha entrado en el ojo.

  • (ella) Ahhh vale vale…

  • (pensamiento interior) ¿Cómo le voy a explicar a mi pareja que me he enamorado de unas zapatillas? Cosas que solo los freaks de esto podrán entender.


  • PROs y CONtras

    PROs:

    - Sistema amable de estabilidad.

    - Aptas para neutros y pronadores.

    - Sensaciones del Fresh Foam.

    - Flare zona antepié.

    - Agarre suela en todos los terrenos.



    CONTRAs:

    - Horma ancha para pies estrechos.

    - Durabilidad suela zona puntera.



     

    Nike - Air Zoom Elite 8

    Air Zoom Elite 8 - Nike

    Publicado hace 147 día(s)

    Introducción

    Las zapatillas Nike Air Zoom Elite 8 son un modelo de gama media-alta con la que la compañía pretender mejorar un producto versátil y relativamente ligero con el que se puede correr rápido (forma parte de su colección "run fast").



    La marca Nike necesita poca presentación por ser la gran dominadora de todos los mercados y submercados deportivos, hecho que además la pone constantemente en el ojo del huracán (la repercusión de sus acciones siempre resulta muy exagerada). En medio del ruido o la polémica, la compañía sigue a lo suyo, innovando y creando tendencia con sus modelos, algunos de los cuales son de referencia obligada para cualquier corredor un poco curioso y que la marca va mejorando temporada tras temporada para afinar sus resultados. Las Nike Air Zoom Elite 8 son la última vuelta de tuerca de un modelo que se abre camino en la colección de running de Nike gracias a sus equilibradas prestaciones. Observamos diferencias interesantes sobretodo en el upper, ya que mantiene perfiles y materiales en la suela y la medisuela. Seguid leyendo si queréis saber cómo se han comportado durante un largo período de pruebas intensivas por las carreteras y caminos del mundo, los resultados han sido reveladores y sorprendentes.

    Primeras impresiones

    De la primera manipulación de las Nike Air Zoom Elite 8 empezamos a comprobar que se trata de un producto muy elaborado y muy bien pensado. Advertimos que incorpora nuevas soluciones tecnológicas como los hilos tensores Flywire en el upper, una inserción de Zoom Air (que precisamente le da nombre) en la zona del antepié de la mediasuela o el crashrail en la suela, para completar un modelo de corte aparentemente tradicional (pese a un perfil un poco más bajo de lo acostumbrado) y que, a tenor de la suavidad del mesh del upper, promete una comodidad ciertamente alta.



    Esta comodidad que sospechábamos se constata con creces al enfundarnos las Zoom Elite 8 y al dar los primeros pasos con ellas. Percibimos la suavidad del Phylon de la mediasuela y, sobretodo, el respetuoso y graduable envolvimiento del upper y de la lengüeta. Tanta comdidad en un modelo que resulta bastante ligero nos hace sospechar que lo usaremos a conciencia en todo tipo de salidas.

    Mediasuela y amortiguación

    Las zapatillas Nike Air Zoom Elite 8 presentan una mediasuela confeccionada con Phylon, un material usado profusamente por Nike y que presenta una amortiguación agradable, en un feliz medio camino entre blanda y reactiva. En este modelo, la compañía americana opta por situar el sistema Air Zoom (con su combinación de fibras internas y aire presurizado) en la zona delantera del pie, a la altura de los metatarsos, por lo que parece destinado a potenciar la impulsión más que a amortiguar la recepción. Empezamos a comprobar que la transición que proponen estas zapatillas será interesante y poco habitual.



    Pese a que la suela apunta dos líneas de torsión muy evidentes, la zapatilla flexa fácilmente por la más retrasada de éstas (que se encuentra justo bajo el puente, en el lugar en que precisamente empieza el Air Zoom de los metatarsos) pero se muestra mucho más rígida en la línea delantera (ya en la zona de las falanges de los dedos). Ello nos lleva a concluir que, debido a la relativa dureza del Phylon, nos hallemos ante una zapatilla no excesivamente flexible en términos generales, y lo mismo vale para la torsión lateral. Se trata de un modelo con una mediasuela relativamente rígida, aunque no por ello menos cómoda.



    El perfil de la zapatilla es bastante convencional pero con unos registros de altura y de drop correspondientes a la banda baja de los habituales. El talón es quizás la parte más sorprendente por encontrarse más bajo que la zona de inmediatamente debajo el tobillo, por lo que propone un modo de correr no tan convencional como pensábamos y que consiste en una transición más larga entre la recepción y el impulso. Por otra parte, el drop es de 8 mm. y se acerca bastante al Free Running que proponía Nike como respuesta a la eclosión del Barefoot Running o Natural Running a lo largo de estos últimos años.

     

    Todo ello configura una mediasuela con una amortiguación cómoda pero a su vez bastante reactiva (sobretodo comparándola con otros modelos de la misma marca), bastante estable por su flexibilidad limitada y que implica una manera de correr interesante por el largo proceso de transición especialmente ayudado en su fase impulsiva por la tecnología Air Zoom.

    Suela

    La suela de las zapatillas Nike Air Zoom Elite 8 presenta dos zonas completamente distintas y complementarias. Por un lado, toda la parte interior de la misma se halla protagonizada por tacos poligonales (hexagonales en la zona anterior y cuadrados en la posterior) para posibilitar un buen agarre e impulso. Por otro lado, en la zona exterior encontramos dos robustas líneas longitudinales que recorren la zapatilla de la puntera al talón y que únicamente se halla interrumpida por pequeñas líneas de flexión. Estas líneas, que la marca denomina "crash rail" y que están presentes en muchos modelos actuales, están pensadas para ofrecer más estabilidad a las Air Zoom Elite 8.



    En suma, tenemos una suela poco contundente (en toda su parte media el Phylon aflora a la superfície y, en los casos en que hallamos goma dura, su grosor es decididamente reducido) pero que nos permite correr por terrenos de lo más variados (hemos aprovechado para combinar el asfalto con tierra e incluso con roca desnuda y el resultado ha sido siempre excelente gracias a la solvencia de los tacos poligonales) de un modo siempre consistente y estable (gracias a la robustez que aporta el "crash rail"). La suela convierte a las Nike Air Zoom Elite 8 en uns zapatillas ciertamente polivalentes.

    Upper

    En la medida en que la marca americana ya nos tiene (mal) acostumbrados en los últimos tiempos, el upper de las Nike Air Zoom Elite 8 es una pequeña maravilla. Pese a no ser tan liviano y dúctil como en los modelos Flyknit y a incorporar una estructura de talón relativamente rígida y una espuma en torno al tobillo bastante gruesa, el upper mantiene unas apreciables características de ligereza  y de adaptación a todo tipo de pie que lo convierten en supercómodo a la vez que transpirable y eficaz.



    El Flymesh con el que se compone el upper de las Nike Air Zoom Elite 8 se encuentra ligeramente reforzado en la puntera de modo casi imperceptible y en el talón de forma mucho más evidente. En una apuesta por la estabilidad, ello significa también que Nike pretende ofrecernos unas zapatillas versátiles e interesantes en la variedad de registros que combina. Estos refuerzos vienen a redundar en la categoría de zapatillas mixtas que ya empezábamos a apuntar cuando analizábamos la suela.



    La solvencia del upper proviene también de la tecnología Flywire, una solución que Nike adopta últimamente en gran cantidad de modelos de orden muy distinto: unos hilos extraresistentes que conectan los propios cordones de la zapatilla con la parte más baja del upper, con lo que la zapatilla se adapta al pie como un guante sea como sea el pie del corredor y proponiendo un envolvimiento del pie verdaderamente cómodo.



    Hemos corrido por todas partes con las Nike Air Zoom Elite 8 y nos ha encantado la comodidad y la efectividad de un upper tan bien pensado. Incluso nos hemos atrevido a efectuar salidas sin calcetines, y las zapatillas han seguido siendo muy cómodas en todo momento.

    Horma

    Debemos afirmar que la horma de las Nike Air Zoom Elite 8 es relativamente ancha, especialmente en su parte delantera, pese a que se adapta de un modo sorprendente a todo tipo de pie gracias a la versatilidad ya mencionada de su upper.  No observamos ninguna peculiaridad respecto al tallaje, ya que hemos usado nuestro número habitual y nos ha ido perfectamente.



    Por otra parte, las Nike Air Zoom Elite 8 presentan un puente relativamente bajo, hecho que podría presentar algún problema si uno tuviera los pies marcadamente cavos.

    Dinámica

    Las zapatillas Nike Air Zoom Elite 8 presentan una dinámica menos convencional de lo que en un primer momento uno podría pensar. La combinación de su perfil bajo y plano, unidos a una mediasuela relativamente rígida requiere una transición no inmediata y que requiere por ello de alguna ayuda externa, que se materializa en la inserción del Air Zoom en la zona metatarsiana y que aporta una reactividad ciertamente interesante. Se trata de una transición que requiere un esfuerzo extra en la impulsión pero que una vez efectuada lanzan el pie hacia delante con gran potencia, por lo que se pueden lograr resultados muy satisfactorios cuando rodamos a ritmos altos. Ello nos lleva a subrayar una vez más su versatilidad: pese a no tratarse obviamente de zapatillas voladoras, podemos correr perfectamente con ellas en competiciones asfalteras de todo tipo. Durante el periodo de prueba nos ha sorprendido gratamente el buen resultado en lides tan distintas como rodajes lentos o fartleks explosivos. De haber competido en asfalto durante este tiempo, no hubiéramos dudado en utilizarlas.



    Pese a que no resulta demasiado perceptible al correr, las Zoom Elite 8 presentan una ligera disimetría entre los dos lados que actúa como pequeña corrección de la pronación, aunque podemos calificarlas sin ningún género de dudas como zapatillas neutras.

     

    Conclusión

    En suma, las zapatillas Nike Air Zoom Elite 8 son un modelo increíblemente versátil, cómodo y bien pensado para todo tipo de cabalgada sobre terreno duro. Sus buenos acabados y la evidente tecnicidad que presentan las convierten en zapatillas con un comportamiento fiable tanto en rodajes lentos como en competiciones rápidas y exigentes. Su buena combinación entre conceptos opuestos como rigidez / flexibilidad, ligereza / robustez, amortiguación blanda / reactividad o corte clásico / perfil plano nos habla de su polivalencia y de su gran potencial. Una zapatilla perfecta para correr y correr independientemente de la distancia, de la velocidad y del tipo de terreno.

    PROs y CONtras

    Pros:

    - versatilidad

    - comodidad

    - fiabilidad



    Contras:

    - relativa rigidez de la mediasuela

    VÍDEO



    DATOS TÉCNICOS

    TESTSFresh Foam Vongo - New BalanceAir Zoom Elite 8 - Nike
    Talla US910.5
    Talla US11.5