Wave Sayonara 3 - Mizuno

Wave Sayonara 3 - Mizuno

Publicado hace 315 día(s)

Introducción

Mizuno necesita pocas presentaciones. Es una empresa de ropa deportiva japonesa centenaria que se erige como una de las grandes en el equipamiento deportivo y que cuenta con unos seguidores realmente leales. La marca persiste e insiste en su gran hallazgo en calzado de running: la tecnología wave, una onda rígida que recorre casi toda la media suela y que aporta unas sensaciones inconfundibles de amortiguación y estabilidad. Pese a que se trata de una marca bastante sobria y poco dada a diseños estridentes, estas Mizuno Wave Sayonara 3  presentan un colorido agresivo y unas prestaciones a priori muy interesantes. Este modelo viene a disputar el lugar de las Wave Elixir o las Wave Precision, unos modelos casi míticos que constituían la principal apuesta de la marca asiática para unas zapatillas rápidas sin renunciar a una amortiguación solvente y a un confort considerable. Para probarlas, han sido utilizadas durante seis semanas con una media de 7 u 8 salidas en cada una de ellas hasta completar unos 550 kms.

Primeras impresiones

La recepción de las zapatillas Mizuno Wave Sayonara 3 no nos dejarán indiferente. Se trata de unas zapatillas que, por lo robustas que resultan, son bastante ligeras y nos desconciertan un poco. El upper (en su parte trasera) y la lengüeta son bastante gruesos y conforman una zapatilla robusta pero que al mismo tiempo presenta una ligereza de materiales que resulta una agradable noticia. La parte posterior resulta ciertamente rígida, por lo que nos hace pensar en una apuesta de Mizuno por la estabilidad, pese a que parece compensarse con una parte anterior muy flexible. El colorido de las Wave Sayonara es muy variado en las diversas versiones del modelo. El que probamos actualmente es una poca discreta combinación de amarillo y negro que nos gusta, pero podemos encontrarlas en tonos blancos y azules. El calzado de las Wave Sayonara por primera vez nos produce una encomiable sensación de comodidad que nos hace entrar ganas de lanzarnos a probarlas sobre el terreno. El upper envuelve muy bien y de manera poderosa al pie.

Mediasuela y amortiguación

La mediasuela de las zapatillas Mizuno Wave Sayonara 3, realizada con la tecnología U4ic (con buenas prestaciones pero mucho más ligero que el EVA), viene protagonizada por la tecnología Wave, que confiere a las zapatillas una excelente estabilidad y una amortiguación mecánica marca de la casa. Consta de una placa ondulada y rígida que recorre toda la parte trasera de la media suela y con un diseño que el propio peso del pie disipa la presión de los puntos de apoyo hacia otros menos presionados. En el talón se ofrece una pieza en forma de herradura (deja un “agujero” en el centro de esta zona) de material AP+, un poco más pesado que el UI4c pero con mejores prestaciones amortiguadoras. Cabe decir que la relativa dureza del material (Pebax) de la onda que define la tecnología wave asociada a Mizuno proporciona siempre una buena percepción del suelo, bastante más marcada que algunas de sus competidoras, y que, en corredores que no las hayan probado, les puede sugerir una sensación de dureza. Pese a ello, correr con ellas resulta una experiencia agradable, ya que la amortiguación crece con el uso y a medida que nos vamos acostumbrando a ella, nos parece bien ajustada. El perfil es relativamente alto, con un drop de 11 mm que busca deliberadamente la estabilidad de la zapatilla al correr. Pero esta estabilidad no se contradice con una media suela verdaderamente flexible: la flexibilidad de los propios materiales de la mediasuela permite una torsión muy fácil en su zona delantera, por lo que será una zapatilla con un comportamiento dinámico bueno. Esta torsión se realiza sobretodo en las dos evidentes líneas de torsión que posee la suela de las Wave Sayonara 3. Cabe afirmar que en las zonas traseras con el Pebax rígido de la onda, la torsión es imposible. Se trata en suma de un modelo con una parte rígida y muy protegida en el retropié y una sorprendente flexibilidad delantera. La puntera de las Wave Sayonara se eleva considerablemente hacia arriba, confiriéndole un rocker delantero considerable (por encima de los 4 cm.), por lo que la transición entre la recepción y el despegue resulta más ágil. Por contra, ello no se acompaña con un rocker trasero elevado, ya que apenas se levanta 1 cm sobre el suelo.

Suela

La suela de las zapatillas Mizuno Wave Sayonara 3 presenta dos materiales muy diferenciados: una goma blanda y flexible en la zona interior delantera (XG Rubber) y un material mucho más rígido y duro (X10) en todo el resto. Con ello se consigue un equilibrio bastante logrado entre adherencia al terreno y durabilidad. Habrá que estar atentos a cómo evoluciona la parte blanda al paso de largo tiempo. La tecnología SmoothRide, que consiste en separar el material rígido de la suela en cuatro paneles diferenciados y de perfiles redondeados, permite que las Wave Sayonara tengan un correr muy reactivo y eficiente, ya que lo que se busca con ella es minimizar los micromovimientos del pie en la transición de cada pisada. La suela se comporta verdaderamente bien en superficies rugosas y lisas, incluso cuando se hallan mojadas. Los únicos problemas constatables han sido en terrenos naturales: la recepción en hierba no es demasiado buena por una cierta dificultad del material X10 para agarrarse e esta superficie y, por su parte, la forma de la media suela y de la suela (con ese hueco que se produce con su forma de herradura) dificulta correr por terrenos pedregosos. La suela, incluso en su parte más blanda se ha comportado muy bien en términos de durabilidad: está prácticamente como nueva.

Upper

El upper de las zapatillas Mizuno Wave Sayonara 3 es verdaderamente complejo por la gran variedad de materiales y texturas que posee. Toda la parte delantera de la zapatilla se articula mediante una combinación de rejillas, una de malla muy fina en el interior y una de agujeros más grandes en el exterior. En medio de estas dos rejillas advertimos unas cinchas de sujeción interna que actúan de acuerdo con la tecnología Dynamotion Fit, que permite que el upper interactúe con el movimiento del pie y que, por tanto, la zapatilla se ajuste perfectamente a este durante las distintas fases de la pisada. La parte trasera presenta una tela interior de naturaleza similar al nylon con un revestimiento de rejilla muy densa y tejida mediante formas geométricas. además de estos dos materiales, hay que referirnos a los refuerzos de plástico rígido cosidos en 3 zonas: la puntera para evitar dañarnos el pie si contactamos con algo duro, la ojetera de los cordones y, por último, toda la zona que ocupa el logo de la marca en ambos laterales. A todo ello, debemos añadir una estructura de talón verdaderamente voluminosa y contundente, que cubre verdaderamente todo el tercio posterior de la zapatilla. Para posibilitar la adaptación de todos los tipos de pie a una estructura tan rígida, Mizuno ha dispuesto un acolchamiento igualmente espectacular y que permite que cualquier pie se halle bien alojado y sujeto en su interior. El interior de las Wave Sayonara está revestido de una tela negra de muy agradable tacto. Es una zapatilla de gran confort, que permite una comodidad al correr poco común. La zapatilla envuelve y sujeta correctamente la parte baja de nuestra pierna. No se tarta de una zapatilla ni demasiado alta ni demasiado baja: deja libre a todo el tobillo y contiene correctamente al aquiles. La lengüeta es un poco sorprendente por presentarse muy voluminosa e hiperacolchada, proporcionando una protección al empeine perfecta pero sobredimensionando un poco el volumen de las zapatillas y dificultando la evacuación del sudor. Los cordones que se aportan son planos y funcionales, de cariz ciertamente tradicional pero efectivo. El fit general del pie en la zapatilla es muy bueno por lo acolchado del interior, que permite que distintas formas de pie queden bien fijadas en su interior, pero ello tiene alguna contrapartida en transpirabilidad, especialmente en su parte posterior. Se trata de unas zapatillas que en días muy calurosos pueden resultar excesivas por la dificultad de evacuar la temperatura y el sudor. No se trata para nada de una zapatilla impermeable, pero de la misma forma que el agua entra, se expulsa mediante la pisada.

Horma

Las Mizuno wave Sayonara 3 poseen una horma curva relativamente ancha en el antepié (de acuerdo con la tradición de Mizuno) que permite alojar perfectamente a pies de medidas normales y anchos y proporciona un espacio interior amplio. Insistimos en la versatilidad de la zona trasera de la zapatilla gracias a su gran acolchado que acoge satisfactoriamente pies de distintas medidas. Mediante el lazado, la zapatilla se ajusta perfectamente. Existe una versión de mujer con una horma un poco más redondeada.

Dinámica

Correr con las zapatillas Mizuno Wave Sayonara 3 es una experiencia interesante: se trata de un modelo que al inicio desconcierta un poco por la rigidez de la zona trasera y por su propia robustez, pero a base de usarlas nos damos cuenta que, pese a su aspecto de zapatilla pesada, ello se compensa con la flexibilidad de la zona delantera y por una ligereza de materiales que nos la hacen aparecer mucho más liviana. Proporcionan un correr muy reactivo, en el que la transición entre la recepción (verdaderamente protegida) y el despegue se realiza de modo ciertamente rápido y ágil, por lo que permite correr a ritmos verdaderamente altos con una respuesta muy positiva. La considerable altura del talón y el consiguiente drop elevado proporcionan un correr muy estable y tradicional (con una entrada de talón muy contundente) y que se ve muy bien acompañado por el alto drop delantero. Este correr reactivo y veloz nos sugiere que las Wave Sayonara puedan ser calificadas de zapatillas rápidas, hecho que en un primer momento no nos parecía posible, y son recomendables tanto para entrenos largos como rápidos e, incluso, para carreras. No se trata de unas voladoras, pero su ligereza y su reactividad hacen que puedan comportarse casi como tales. Se trata de zapatillas para corredores neutros. La durabilidad de la zapatilla es un aspecto muy positivo de estas Wave Sayonara, ya que en los dos meses de prueba se han comportado perfectamente y no observamos ningún rasguño en el upper y una resistencia de la suela encomiable.

Conclusión

Las Mizuno Wave Sayonara 3 son unas zapatillas robustas y protegidas pero a su vez bastante ligeras y que permiten una manera de correr rápida y reactiva. Se trata de un modelo versátil que permite desde carreras explosivas hasta entrenos más lentos con un comportamiento bueno en todo el abanico de salidas que se encuentra entre estos dos. Las recomendamos para corredores de todo tipo y para tiempo normal y frío, siendo un poco excesivas en caso de fuerte calor, habida cuenta de su robustez.

PROs y CONtras

Pros:
- Versatilidad
- Reactividad
- Agarre en distintas superficies
- Robustez y protecciones
- Comodidad

Contras:
- Transpiración justita en días calurosos
- Rigidez trasera
- Amortiguación un poco dura

Nike - Air Zoom Elite 8

Air Zoom Elite 8 - Nike

Publicado hace 144 día(s)

Introducción

Las zapatillas Nike Air Zoom Elite 8 son un modelo de gama media-alta con la que la compañía pretender mejorar un producto versátil y relativamente ligero con el que se puede correr rápido (forma parte de su colección "run fast").



La marca Nike necesita poca presentación por ser la gran dominadora de todos los mercados y submercados deportivos, hecho que además la pone constantemente en el ojo del huracán (la repercusión de sus acciones siempre resulta muy exagerada). En medio del ruido o la polémica, la compañía sigue a lo suyo, innovando y creando tendencia con sus modelos, algunos de los cuales son de referencia obligada para cualquier corredor un poco curioso y que la marca va mejorando temporada tras temporada para afinar sus resultados. Las Nike Air Zoom Elite 8 son la última vuelta de tuerca de un modelo que se abre camino en la colección de running de Nike gracias a sus equilibradas prestaciones. Observamos diferencias interesantes sobretodo en el upper, ya que mantiene perfiles y materiales en la suela y la medisuela. Seguid leyendo si queréis saber cómo se han comportado durante un largo período de pruebas intensivas por las carreteras y caminos del mundo, los resultados han sido reveladores y sorprendentes.

Primeras impresiones

De la primera manipulación de las Nike Air Zoom Elite 8 empezamos a comprobar que se trata de un producto muy elaborado y muy bien pensado. Advertimos que incorpora nuevas soluciones tecnológicas como los hilos tensores Flywire en el upper, una inserción de Zoom Air (que precisamente le da nombre) en la zona del antepié de la mediasuela o el crashrail en la suela, para completar un modelo de corte aparentemente tradicional (pese a un perfil un poco más bajo de lo acostumbrado) y que, a tenor de la suavidad del mesh del upper, promete una comodidad ciertamente alta.



Esta comodidad que sospechábamos se constata con creces al enfundarnos las Zoom Elite 8 y al dar los primeros pasos con ellas. Percibimos la suavidad del Phylon de la mediasuela y, sobretodo, el respetuoso y graduable envolvimiento del upper y de la lengüeta. Tanta comdidad en un modelo que resulta bastante ligero nos hace sospechar que lo usaremos a conciencia en todo tipo de salidas.

Mediasuela y amortiguación

Las zapatillas Nike Air Zoom Elite 8 presentan una mediasuela confeccionada con Phylon, un material usado profusamente por Nike y que presenta una amortiguación agradable, en un feliz medio camino entre blanda y reactiva. En este modelo, la compañía americana opta por situar el sistema Air Zoom (con su combinación de fibras internas y aire presurizado) en la zona delantera del pie, a la altura de los metatarsos, por lo que parece destinado a potenciar la impulsión más que a amortiguar la recepción. Empezamos a comprobar que la transición que proponen estas zapatillas será interesante y poco habitual.



Pese a que la suela apunta dos líneas de torsión muy evidentes, la zapatilla flexa fácilmente por la más retrasada de éstas (que se encuentra justo bajo el puente, en el lugar en que precisamente empieza el Air Zoom de los metatarsos) pero se muestra mucho más rígida en la línea delantera (ya en la zona de las falanges de los dedos). Ello nos lleva a concluir que, debido a la relativa dureza del Phylon, nos hallemos ante una zapatilla no excesivamente flexible en términos generales, y lo mismo vale para la torsión lateral. Se trata de un modelo con una mediasuela relativamente rígida, aunque no por ello menos cómoda.



El perfil de la zapatilla es bastante convencional pero con unos registros de altura y de drop correspondientes a la banda baja de los habituales. El talón es quizás la parte más sorprendente por encontrarse más bajo que la zona de inmediatamente debajo el tobillo, por lo que propone un modo de correr no tan convencional como pensábamos y que consiste en una transición más larga entre la recepción y el impulso. Por otra parte, el drop es de 8 mm. y se acerca bastante al Free Running que proponía Nike como respuesta a la eclosión del Barefoot Running o Natural Running a lo largo de estos últimos años.

 

Todo ello configura una mediasuela con una amortiguación cómoda pero a su vez bastante reactiva (sobretodo comparándola con otros modelos de la misma marca), bastante estable por su flexibilidad limitada y que implica una manera de correr interesante por el largo proceso de transición especialmente ayudado en su fase impulsiva por la tecnología Air Zoom.

Suela

La suela de las zapatillas Nike Air Zoom Elite 8 presenta dos zonas completamente distintas y complementarias. Por un lado, toda la parte interior de la misma se halla protagonizada por tacos poligonales (hexagonales en la zona anterior y cuadrados en la posterior) para posibilitar un buen agarre e impulso. Por otro lado, en la zona exterior encontramos dos robustas líneas longitudinales que recorren la zapatilla de la puntera al talón y que únicamente se halla interrumpida por pequeñas líneas de flexión. Estas líneas, que la marca denomina "crash rail" y que están presentes en muchos modelos actuales, están pensadas para ofrecer más estabilidad a las Air Zoom Elite 8.



En suma, tenemos una suela poco contundente (en toda su parte media el Phylon aflora a la superfície y, en los casos en que hallamos goma dura, su grosor es decididamente reducido) pero que nos permite correr por terrenos de lo más variados (hemos aprovechado para combinar el asfalto con tierra e incluso con roca desnuda y el resultado ha sido siempre excelente gracias a la solvencia de los tacos poligonales) de un modo siempre consistente y estable (gracias a la robustez que aporta el "crash rail"). La suela convierte a las Nike Air Zoom Elite 8 en uns zapatillas ciertamente polivalentes.

Upper

En la medida en que la marca americana ya nos tiene (mal) acostumbrados en los últimos tiempos, el upper de las Nike Air Zoom Elite 8 es una pequeña maravilla. Pese a no ser tan liviano y dúctil como en los modelos Flyknit y a incorporar una estructura de talón relativamente rígida y una espuma en torno al tobillo bastante gruesa, el upper mantiene unas apreciables características de ligereza  y de adaptación a todo tipo de pie que lo convierten en supercómodo a la vez que transpirable y eficaz.



El Flymesh con el que se compone el upper de las Nike Air Zoom Elite 8 se encuentra ligeramente reforzado en la puntera de modo casi imperceptible y en el talón de forma mucho más evidente. En una apuesta por la estabilidad, ello significa también que Nike pretende ofrecernos unas zapatillas versátiles e interesantes en la variedad de registros que combina. Estos refuerzos vienen a redundar en la categoría de zapatillas mixtas que ya empezábamos a apuntar cuando analizábamos la suela.



La solvencia del upper proviene también de la tecnología Flywire, una solución que Nike adopta últimamente en gran cantidad de modelos de orden muy distinto: unos hilos extraresistentes que conectan los propios cordones de la zapatilla con la parte más baja del upper, con lo que la zapatilla se adapta al pie como un guante sea como sea el pie del corredor y proponiendo un envolvimiento del pie verdaderamente cómodo.



Hemos corrido por todas partes con las Nike Air Zoom Elite 8 y nos ha encantado la comodidad y la efectividad de un upper tan bien pensado. Incluso nos hemos atrevido a efectuar salidas sin calcetines, y las zapatillas han seguido siendo muy cómodas en todo momento.

Horma

Debemos afirmar que la horma de las Nike Air Zoom Elite 8 es relativamente ancha, especialmente en su parte delantera, pese a que se adapta de un modo sorprendente a todo tipo de pie gracias a la versatilidad ya mencionada de su upper.  No observamos ninguna peculiaridad respecto al tallaje, ya que hemos usado nuestro número habitual y nos ha ido perfectamente.



Por otra parte, las Nike Air Zoom Elite 8 presentan un puente relativamente bajo, hecho que podría presentar algún problema si uno tuviera los pies marcadamente cavos.

Dinámica

Las zapatillas Nike Air Zoom Elite 8 presentan una dinámica menos convencional de lo que en un primer momento uno podría pensar. La combinación de su perfil bajo y plano, unidos a una mediasuela relativamente rígida requiere una transición no inmediata y que requiere por ello de alguna ayuda externa, que se materializa en la inserción del Air Zoom en la zona metatarsiana y que aporta una reactividad ciertamente interesante. Se trata de una transición que requiere un esfuerzo extra en la impulsión pero que una vez efectuada lanzan el pie hacia delante con gran potencia, por lo que se pueden lograr resultados muy satisfactorios cuando rodamos a ritmos altos. Ello nos lleva a subrayar una vez más su versatilidad: pese a no tratarse obviamente de zapatillas voladoras, podemos correr perfectamente con ellas en competiciones asfalteras de todo tipo. Durante el periodo de prueba nos ha sorprendido gratamente el buen resultado en lides tan distintas como rodajes lentos o fartleks explosivos. De haber competido en asfalto durante este tiempo, no hubiéramos dudado en utilizarlas.



Pese a que no resulta demasiado perceptible al correr, las Zoom Elite 8 presentan una ligera disimetría entre los dos lados que actúa como pequeña corrección de la pronación, aunque podemos calificarlas sin ningún género de dudas como zapatillas neutras.

 

Conclusión

En suma, las zapatillas Nike Air Zoom Elite 8 son un modelo increíblemente versátil, cómodo y bien pensado para todo tipo de cabalgada sobre terreno duro. Sus buenos acabados y la evidente tecnicidad que presentan las convierten en zapatillas con un comportamiento fiable tanto en rodajes lentos como en competiciones rápidas y exigentes. Su buena combinación entre conceptos opuestos como rigidez / flexibilidad, ligereza / robustez, amortiguación blanda / reactividad o corte clásico / perfil plano nos habla de su polivalencia y de su gran potencial. Una zapatilla perfecta para correr y correr independientemente de la distancia, de la velocidad y del tipo de terreno.

PROs y CONtras

Pros:

- versatilidad

- comodidad

- fiabilidad



Contras:

- relativa rigidez de la mediasuela

VÍDEO



DATOS TÉCNICOS

TESTSWave Sayonara 3 - MizunoAir Zoom Elite 8 - Nike
Talla US10.510.5
Peso (gramos)282281

PUNTUACIONES

Wave Sayonara 3 - Mizuno Air Zoom Elite 8 - Nike
Talla44.010.5
Fit antepié7.09.0
Fit mediopie8.09.0
Fit talón9.09.0
Fit arco9.08.0
Ajuste general9.09.0
Amortiguación antepié6.09.0
Amortiguación talón8.09.0
Amortiguación global7.09.0
Dinámica / Transición de la pisada10.08.0
Respuesta9.07.0
Flexibilidad6.06.0
Soporte talón9.08.0
Soporte antepié6.07.0
Soporte global8.08.0
Agarre en seco10.09.0
Agarre en mojado8.08.0
Agarre en asfalto10.09.0
Agarre en tierra8.08.0
Agarre en pista8.08.0
Agarre global9.08.0
Durabilidad suela10.07.0
Durabilidad upper8.08.0
Durabilidad global9.08.0
Grosor lengüeta10.07.0
Sujeción lengüeta10.09.0
Longitud lengüeta9.08.0
Número de ojales7.06.0
Acolchado collar9.09.0
Amplitud collar9.08.0
Altura collar8.08.0
Sujeción collar8.09.0
Transpirabilidad5.09.0
Impermeabilidad3.05.0
Reflectantes6.05.0
Calidad de materiales y acabados9.09.0
Subscribirse al Newsletter