Gel Noosa TRI 10 - Asics

Gel Noosa TRI 10 - Asics

Publicado hace 303 día(s)

Introducción

Como bien dice su nombre, las Asics Gel Noosa Tri 10 llegan a la decena de versiones, algo que pone de manifiesto el buen resultado que sigue dando y de la fuerte apuesta de la casa japonesa por un modelo enfocado a los practicantes de triatlón. A pesar de esto, es relativamente fácil ver las Asics Gel Noosa Tri 10 en los pies de muchos runners, no específicamente triatletas, atraídos por el llamativo y característico diseño que las Asics Gel Noosa Tri 10 siguen presentando, al igual que sus versiones anteriores.

 

Sin embargo, en las versiones más recientes y en esta última también, las mejoras técnicas y en materiales, hacen de las Asics Gel Noosa Tri 10 unas de las zapatillas mixtas mejor valoradas, con una mediasuela de altísimo nivel y una estructura a la altura de las grandes obras de ingeniería.

 

Si queremos una zapatilla mixta, con un ligero control de la pronación y que se muestre dinámica y con ganas de marcha, sin duda podemos incluirla dentro de nuestro abanico de posibilidades a tener en cuenta. Vayamos a ver qué da de sí la Asics Gel Noosa Tri 10.

 

 

Primeras impresiones

Es evidente que lo primero que nos llama la atención es el diseño llamativo y colorido, carta de presentación de las Asics Gel Noosa Tri 10, de igual forma que en sus versiones anteriores. Es casi imposible encontrar alguien que se quede indiferente ante tal atrevimiento y, aunque pensamos y sabemos que la inmensa mayoría quedará sorprendida muy gratamente, es posible encontrar a quienes no guste.

 

Nos parece a simple vista una zapatilla muy bien trabajada y al cogerla notamos la variación de estructura dependiendo de la zona, donde el upper parece sufrir una radical transformación si nos centramos en su rígida parte trasera y avanzamos hacia la parte delantera, mucho más dinámica y desahogada.

 

Al calzarlas por primera vez vamos a notar cierta rigidez en la parte trasera, incluso podemos llegar a pensar que nos hemos equivocado de número y hemos elegido uno más pequeño. Sin embargo no es así, las Asics Gel Noosa Tri 10 se ajustan al pie contundentemente en la parte del retropié y mediopié, y esa sensación de estrechamiento inicial puede provocar confusión, pero como describiremos más adelante, lo cierto es que hablamos de un ajuste perfecto y eficaz. Vamos a desmenuzar a nuestra protagonista para ver en profundidad qué nos espera cuando nos hacemos con un par de las Noosa Tri 10.

 

Mediasuela y amortiguación

Hablar de la mediasuela es hablar de Solyte. El Solyte es el compuesto que la Asics Gel Noosa Tri 10 utiliza como material principal. Este polímero nos ofrece gran ligereza, así como amortiguación y durabilidad. La sensación inicial al tacto es de no ser ni muy blando ni de dureza excesiva, sin embargo, con la zapatilla puesta y en parado, nos parece algo duro. Una vez echada a rodar, veremos que la cosa cambia.

 

El Dynamic DuoMax es el otro polímero de doble densidad utilizado en la mediasuela de las Asics Gel Noosa Tri 10. Estructuralmente está situado en la parte interna, entre el Solyte y la pieza de plástico en la zona del medio pie (Propulsion Trusstic)  y su misión es ofrecer rigidez y controlar la pronación con una sutilidad realmente sorprendente. Rodando nos ha dado la sensación de estar trabajando en la sombra, puesto que para nada hemos tenido la sensación de tener debajo de nosotros un elemento corrector, que al fin y al cabo es de lo que se trata.

 

Un detalle que nos llama la atención en el diseño de la mediasuela es el de las dos líneas que la rodean. Si bien en la parte interior estas dos líneas sobresalen para dar consistencia, en la parte externa las líneas son como dos surcos, sugiriendo que el peso en el apoyo vaya hacia ese lado.

 

Dos cápsulas de Gel, elemento característico en las mediasuelas de Asics, harán de nuestras Noosa Tri 10 algo más suaves y amables en cuanto a amortiguación y comportamiento. Una placa de Gel la podemos ver por una especie de “ventana” en el Solyte por la parte trasera. La otra placa queda oculta en la mediasuela y está situada en la parte delantera del pie.

 

En la zona del arco tenemos situada la pieza de plástico que hemos mencionado anteriormente, el Propulsion Trusstic. Nos llama enormemente su forma y alcance, puesto que no es una simple pieza situada bajo el arco del pie para ofrecernos estabilidad, sino que su estructura y forma van mucho más allá. En forma de “N” o “N invertida”, dependiendo de si es el pie izquierdo o derecho, el Propulsion Trusstic busca el movimiento propio del pie durante toda la fase de transición, ayuda a estabilizar, y en el fondo guiar, para un correcto y eficaz apoyo. Esta pieza se desliza por los laterales de la mediasuela en una fina incursión hacia la parte delantera de las zapatillas, incluso con una pequeña incrustación en la línea de flexión principal de la suela, a la altura de los metatarsos. Este aspecto se convierte en un arma de doble filo: si somos capaces de movernos a ritmos alegres (por debajo de 4’/km) la rigidez del Propulsion Trusstic será como el viento que sopla a nuestro favor. Si por el contrario, desfallecemos o no somos capaces de rodar a ritmos altos, puede convertirse en un lastre que dote de demasiada rigidez y, por lo tanto, haga incómodo el rodaje.

 

Finalmente nos queda comentar los 10mm de drop que nos da, situándola a caballo entre una zapatilla de entrenamiento para gente rápida y una zapatilla para gente algo más lenta para uso en días de competición o entrenamientos de calidad.

 

En definitiva, la mediasuela de la Asics Gel Noosa Tri 10, hace de ella una zapatilla muy dinámica y versátil, capaz de mostrarse con mucha iniciativa si le damos cera y de buscarnos problemas si nos dormimos. Es por ello que hay que tener claro para qué la vamos a utilizar.

 

 

Suela

Tres compuestos conforman la suela de las Asics Gel Noosa Tri 10, AHAR+,

DuraSponge y Wet Grip.

 

La zona trasera de la suela, está formada por tres tacos de AHAR+, un compuesto de goma de aire insuflado que proporciona durabilidad y amortiguación óptimas, además de proporcionar el agarre necesario para tener una buena tracción y facilitar la zancada. Estos tres tacos están dispuestos de manera que recuerdan la forma de una herradura. El taco trasero, colocado en diagonal para recibir el primer impacto de aquellos que aterrizan de talón, tiene un grosor considerable para asegurar la durabilidad. Los otros dos tacos, prácticamente planos y con unas hendiduras lineales, se pronuncian hacia delante hasta el Propulsion Trusstic, situado debajo del arco, dando estabilidad en la fase inicial de la pisada.

 

Volvemos a insistir en el Propulsion Trusstic, pero lo cierto es que nos parece realmente interesante cómo Asics ha trabajado la estabilidad y la respuesta de esta zapatilla. Esta pieza hace que, aunque la parte delantera de la zapatilla tenga una gran línea de flexión en la zona de los metatarsos, cueste bastante doblarla, debido a su rigidez. Por el contrario, si soltamos la parte del antepié una vez flexada, vuelve a su estado original de una forma casi violenta. En carrera notamos que esto favorece el dinamismo y los que vayan a rodar a ritmos altos lo van a agradecer.

 

Volvamos a los materiales, ahora de la parte delantera. La parte del antepié está formada por placas de dos materiales. En la parte exterior, también con una forma de herradura un poco más alargada, encontramos tacos de DuraSponge, material que aporta durabilidad y muy buen agarre. En la parte interior  encontramos cuatro tacos, seccionados por la Guidance Line y la línea de flexión de los metatarsos. Estos cuatro tacos son de Wet Grip, mezcla de compuestos orgánicos e inorgánicos, destinados a ofrecer gran agarre, sobretodo en superficies mojadas. En la parte delantera de la suela tenemos dos líneas de flexión en la zona de los metatarsos, muy pronunciadas y que dan bastante desahogo frente a la rigidez del Propulsion Trusstic.

 

Como elemento casi definitorio de las suelas de Asics, la Noosa Tri 10, está atravesada de delante a atrás por la Guidance Line, no de forma recta, sino que en la parte delantera hace curva hacia el interior y en la parte trasera hacia el exterior. Esta forma facilita la zancada, ya que funcionalmente, nos guía durante toda la fase de apoyo hasta el despegue.

 

Finalmente, decir que en líneas generales, la suela de las Asics Gel Noosa Tri 10 nos ha convencido en todos sus aspectos. En cuanto a la durabilidad, ninguna objeción, es de lo mejorcito que hemos probado, así como  cuando nos referimos al agarre, incluso en mojado, una top ten en toda regla.

 

Upper

 

Sin duda, el estandarte visual de las Asics Gel Noosa Tri 10, al igual que en sus versiones anteriores, es el upper. Es tan llamativo y particular, que es difícil no dirigir la mirada hacia él cuando alguien que calza estas zapatillas pasa a nuestro lado.

 

Pero no sólo de apariencia viven nuestras protagonistas. Todo un arsenal de detalles y soluciones técnicas convierten al upper de las Asics Gel Noosa Tri 10 en un elemento estructural que marca un estilo propio. Sólo echando un primer vistazo, nos llama la atención la diferencia entre la zona delantera y el resto. La parte trasera y del mediopié desvela una estructura fuerte y robusta, muy contundente en algunas zonas. Sin embargo, la zona del antepié, a excepción de un refuerzo plástico en la puntera, es suave, maleable y tremendamente transpirable.

 

Lo que más nos llamó la atención al calzarnos las Asics Gel Noosa Tri 10 fue la contundencia del ajuste de la zona del talón. La presión que ejerce en esta zona es de las más significativas que hemos probado últimamente. Este severo ajuste nos va a llegar hasta justo a la altura del collar y envuelve nuestro talón hasta la zona que queda por debajo del tobillo, para fijarla con extrema eficacia. Un detalle a tener en cuenta es la pieza triangular de la parte alta central del contrafuerte, que como la pieza de la lengüeta que detallaremos más adelante, es de un material antideslizante que nos facilitará el calzado en aquellas ocasiones en las que tengamos las manos mojadas por el agua o el sudor. Justo debajo de esa pieza antideslizante se ha colocado otra pieza de tela reflectante con la inscripción “NOOSA” en diagonal hacia el interior.

 

La zona del mediopié viene cubierta de un entramado de tiras termopegadas nacidas desde la cobertura sintética del contrafuerte y aprovechando también los laterales para situar el logo de la marca. Como hemos dicho, todo va pegado y sin costuras, excepto en la zona más cercana al antepié y la zona más interior de la ojetera, aunque no las notaremos desde el interior, puesto que quedan cubiertas por la tela colocada estratégicamente para evitar rozaduras. Las tiras termopegadas a las que hacemos referencia están situadas encima de una tela de finas tiras verticales, consiguiendo una perfecta sujeción algo menos severa que la de la parte posterior. Realmente, ya lo hemos dicho, la sujeción tanto de la parte trasera como de la parte central, puede llegar a incomodar si estamos acostumbrados a calzar zapatillas que ofrecen un cierto desahogo. Lo bueno es que en unas pocas sesiones, si lo sabemos apreciar o nuestra forma de correr lo admite, agradeceremos ese carácter casi enfurecido que va a imprimir a nuestras zancadas.

 

Nos parece original y digno de mencionar el cuidado de los detalles decorativos, y en este sentido, en toda la zona de termopegados del mediopié y talón, encontramos referencias a los deportes que engloba el triatlón mediante dibujos de atletas practicando tales disciplinas, así como con las palabras ‘swim’, ‘bike’ y ‘run’.

 

La parte delantera es completamente opuesta a las otras dos. Tres telas conforman el antepié. La que interiormente contacta directamente con nuestro pie es de rejilla relativamente pequeña. Una segunda capa bastante tupida con agujeros separados en forma de panal. La exterior es la más funcional, es una tela tupida, pero agujereada con orificios de mayor o menor tamaño, dependiendo de si es una zona de flexión o de si se necesita mayor o menor ventilación. En este sentido, a pesar de que estructuralmente encontramos tres capas en esta zona delantera, podríamos catalogarla de tremendamente transpirable, muy elástica y enormemente cómoda. Justo en la punta se ha colocado la pieza de plástico a la que hacíamos referencia al inicio de esta sección, en la que se pueden adivinar las palabras que hacen referencia a las tres disciplinas del triatlón.

 

La parte superior de la Asics Gel Noosa Tri 10 está coronada por una llamativa lengüeta y una ojetera simétrica con una disposición de 6+1. Dos pares de cordones acompañan a este modelo. Uno más clásico para el atado convencional y con una llamativa decoración, y otro extra tipo elástico para que las transiciones se conviertan en un abrir y cerrar de ojos.

 

La lengüeta nace ya en las dos capas interiores del antepié que se proyectan hasta casi la parte superior. En la zona interior y desde la mitad de la ojetera, la lengüeta está recubierta por una fina y suave tela, la misma que recubre el interior del talón y parte del mediopié. No es de un grosor excesivo, más bien al contrario, lo justo para disimular la presión de los cordones y favorecer la transpirabilidad. La verdad es que la movilidad de la lengüeta en marcha es prácticamente nula, algún desplazamiento casi imperceptible hacia afuera, pero que no merece casi ni mención. Un elemento importante y muy útil, es la pieza antideslizante que se ha colocado en la zona superior externa. Sólo con tocarla se nos quedan los dedos casi pegados, y junto con la pieza situada en la zona del talón, también antideslizante, hacen que calzarse las Noosa Tri 10 sea mucho más rápido cuando las manos están mojadas por el sudor o el agua, virtud a tener en cuenta a la hora de afrontar una transición.

 

Nos queda comentar un par de elementos que nos parecen también importantes. Son la plantilla y el collar. La plantilla, dado que es un modelo ideado para poder ir sin calcetines, tiene un tacto tremendamente suave, parecido al de una toalla de microfibra, destinada a evitar sobrecalentamiento en la planta del pie y rozaduras. El tratamiento antibacteriano al que están sometidas es importante en beneficio de la salud de nuestros pies.

El collar es bastante cerrado, pero suave y no demasiado grueso. Tiene una forma que permite salvar nuestros tobillos con holgura, pero que sube para envolver los maléolos y el aquiles con firmeza, dotando así a la zapatilla de un agarre y ajuste de primer orden.

 

 

Horma

La horma de las Asics Gel Noosa Tri 10 es, en términos generales bastante estándar. Como hemos explicado en la sección anterior, ajusta muy bien en la zona del talón y en el mediopié, liberando considerablemente la zona delantera para un desahogo que proporciona una sensación de liberación contrapuesta a la de la zona trasera. El ajuste de la zona del retropié puede dar lugar a que en un primer momento pensemos que nos hemos equivocado de talla. Sin embargo, la talla es el mismo que la de otro modelo de la marca. 

 

Dinámica

Nos ha satisfecho enormemente esta última evolución de las Noosa, puesto que su puesta en escena es realmente buena. Su respuesta a ritmos medio altos es muy reconfortante, puesto que si conseguimos mantener la exigencia en nuestro ritmo, vamos a notar como esa rigidez que desprende en parado se convierte en una lanzadera que nos hará disfrutar kilómetro a kilómetro. Por el contrario, si no somos capaces de someterla a cierta exigencia, es posible que notemos una cierta falta de flexión. Recordemos que la pieza de plástico del mediopié intensifica la rigidez, que salvamos si entramos con decisión sobre los metatarsos.

 

Sus 272 gramos en la talla 9 americana las acercan al peso sobre el que se mueven la mayor parte de zapatillas mixtas. Las Asics Gel Noosa Tri 10 están concebidas para corregir la pronación de forma leve. Sin embargo, en base a nuestra experiencia, también podríamos decir que los corredores neutros no van a tener ningún problema en hacer uso de ellas, puesto que la corrección que nos ofrecen no es para nada ostentosa, más bien al contrario, pasa bastante desapercibida.

 

Por otro lado, la amortiguación de las Asics Gel Noosa Tri 10 ha resultado más agradable de lo esperado. A pesar de la rigidez del Propulsion Trusstic y de la solidez del Dinamic DuoMax, que junto con la contundencia del contrafuerte dan la sensación de armadura inamobible, sobre todo en parado, el Solyte y el archiconocido Gel, dan a esta zapatillas la amortiguación necesaria para disfrutar de ellas cuando las exprimimos.

 

Las pruebas a las que sometimos a las Noosa (competiciones de medio maratón y de 10 kilómetros, series de 1000 metros, series de 400 metros y rodajes a ritmos entre 3’40’’ y 4’20’’ en asfalto y puntualmente por caminos de tierra compacta) nos han dejado encantados, principalmente en las competiciones de media distancia.

 

Conclusión

Si buscamos unas zapatillas mixtas, de asfalto, para ir a ritmos de entre 3’30’’/km  y 4’10’’/km aproximadamente y somos pronadores leves o incluso neutros, no nos cabe duda, las Asics Gel Noosa Tri 10 son lo que estamos buscando. Por sus características deberíamos decir también que no las aconsejamos a gente cuyo peso sea mayor de 70-75 kgs., sobre todo si su ritmo medio no se mueve en las franjas referidas anteriormente y teniendo en cuenta que sus propiedades en facetas como la amortiguación no son las de unas tope de gama.

 

Dadas las conclusiones a las que hemos llegado después de más de 350 kms. entre entrenamientos y competiciones, podríamos recomendarlas para competiciones de media distancia hasta maratón y para los entrenamientos de calidad como las series o rodajes progresivos a ritmos medios. Y cómo no, dadas sus particularidades, nuestra recomendación para las competiciones de triatlón sobrepasa lo evidente.

 

PROs y CONtras

PROs

-Gran transpirabilidad

-Suavidad interior para llevar sin calcetines

-Durabilidad general

-Buen ajuste

-Diseño atrevido

-Lengüeta y talón antideslizantes

 

CONtras

-Quizás algo más rígidas de lo necesario

 

 

Kalenji - Kiprun LD 2016

Kiprun LD 2016 - Kalenji

Publicado hace 214 día(s)

Introducción

Muy posiblemente, entre todos los amantes del deporte en general, al oir hablar de Decathlon nos viene a la cabeza ese gran monstruo multideporte donde podemos pasar una tarde entera de pasillo en pasillo y encontrar desde el más variopinto invento, a unas de las mejores zapas de la temporada. Como bien sabemos, Kalenji es la marca asociada a la sección de running, y es  desde aquí donde nos presentan las nuevas Kalenji Kiprun LD 2016. Estas zapas son concebidas como las de máxima amortiguación, para corredores pesados, que buscan estabilidad y una importante suma de km fáciles.

En su creación, se han visto involucrados en el co-desarrollo y validación, los atletas Benjamin Malaty (29'07 en 10 km) , Sophie Duarte (campeona de Europa de cross, 32'21 en 10 km) y Julien Bartoli (1h07 en media maratón), y Stéphane Diagana. Siendo este último, representante de la marca y desarrollador de calzado para corredores regulares e intensivos. Stéphane es responsable de la concepción y el desarrollo de la gama Kiprun, en este caso siendo las Kalenji Kiprun LD.

Veremos cómo funcionan estas amigas de los kilómetros y el asfalto, aprovechando que el buen tiempo nos acompaña para darle largos paseos a nuestros nuevos neumáticos.

 

Primeras impresiones

En este caso, Decathlon te imposibilita ese fabuloso hecho de poder abrir tu caja de zapas nuevas al llegar a casa, pues las presentan tal cual, sin envoltorio ni paquete. Una buena apuesta ecológica por ese lado, ¡si señor!

Estas Kalenji Kiprun LD ya a primera vista, se notan cuidadas, son sus acabados, sus detalles, materiales, incluso colores, los que se suman a esa imagen de zapatilla a la altura de sus competidoras. Llamativas como ellas solas, el flúor amarillo se encarga de hacerlas vistosas y muy llamativas. Siendo subjetivos, y para gustos colores, creemos muy acertada esa combinación de amarillo y negro en las Kalenji Kiprun LD. Vemos un trabajo meticuloso en un upper rediseñado y buscando una posible mejora que ya comprobaremos.

Notamos que sus 344 gramos de masa para un 44, junto a su volumen espacial, hacen de ella una zapatilla exuberante y posiblemente muy poco sensorial.

Al calzarlas por vez primera las Kalenji Kiprun LD, rápidamente notamos un alza importante. Talón y antepié en general muy aislados del suelo. La elevación que ofrece su perfil es muy notoria. Una lengüeta muy acolchada y de grandes dimensiones, acolchado interno generoso, y un tacto general amable en nuestro pie.

Mediasuela y amortiguación

Como bien hemos remarcado anteriormente, las Kalenji Kiprun LD han sido diseñadas y orientadas en busca de largas distancias, recorridos prolongados en los que nuestras necesidades de amortiguación, confort y transpirabilidad son más que nunca remarcables.

¿Cómo han querido lograrlo? A lo largo del antepie y mediopie, nos presentan una media suela compuesta por nuestra ya conocida amiga espuma EVA, en dos capas. Un primer perfil más grueso diferenciado y más cercano a la suela, y un segundo perfil de espesor menor y color negro. Esta vez rediseñada, queriendo lograr hasta un 34% más de amortiguación y un 25% más de restitución de energía, nos confirma la marca. A su vez, en el talón nos incluyen la ya conocida tecnología K-Ring, concepto con exclusividad en Kalenji, portando una amortiguación de la misma composición ya explicada pero en forma de anillo, queriendo disipar el impacto. Una oquedad en su centro nos protegerá el talón.

Sus 10 mm de Drop, posiblemente ya esperados en nuestras Kalenji Kiprun LD, hacen de ella una zapatilla estrella para aquellos corredores voluminosos o bien taloneadores.

Su flexión es costosa, se mantienen bastante rígidas en un primer contacto con ellas, no obstante gracias a los cortes transversales ofrecidos a lo largo de la mediasuela, estas deforman y flexionan más generosamente a partir de los 3-4 entrenos. Cierto es, que hemos notado ese periodo de adaptación claramente diferenciado, las Kalenji Kiprun LD necesitan hacerse al pie, necesitan unos kilómetros de holgura para despertar y entrar en juego. En un primer momento nos desencanta lo excesivamente dura que llega a ser la mediasuela, a la vez que poco sensorial. A los 4 entrenos, la sensación es de calzar una zapatilla algo distinta, y ya rodados los primeros 80-100 km, nuestras gomas solo hacen sabernos que esto acaba de empezar. La progresión de adaptabilidad se asemeja a la de comodidad y buenas sensaciones, todo va ligado, nos atrevemos a decir que tenemos delante un motor turbodiésel. Sin un previo rodaje y calentamiento, el motor jamás nos dará todas sus prestaciones.

Como comentamos, una vez ya rodadas unos km, el carácter de la amortiguación cambia al completo, es más adaptativa y flexible, aun manteniendo una pisada bastante natural y nada blanda ni lenta en exceso. Su progresión es muy buena a nuestro gusto, equilibrada y homogénea. Su flexión máxima la percibimos en el mediopié, ayudándonos a un mejor despegue.

Nombramos por último el concepto de estabilidad K-Only, concepto exclusivo Kalenji, queriendo ofrecer zapatillas capaces de responder en cada zancada y cada tipo de pisada. Esto se consigue a través de Arkstab, pieza de TPU (poliuretano termoplástico) en la parte posterior para mejorar la estabilidad de la zapatilla. ¡Será en la dinámica de la zapatilla donde os contamos como ha funcionado!

Suela

Con unos perfiles altos de espesor importante, estas Kalenji Kiprun LD se han querido reforzar en durabilidad y resistencia a la abrasión. La suela se compone de pequeñas placas de un material plástico (50.0% Etileno acetato de vinilo, 30.0% Caucho, y 20.0% Poliuretano termoplástico) de color negro, semiduro al tacto, repartidas a lo largo de toda la suela. En la zona interna del pie, estas son de mayor superficie a diferencia de las exteriores al pie. A la altura del talón diferenciamos dos tipos de suela, compuesta por dos placas perimetrales negras, y dos internas algo más blandas de color amarillas. No es de gran área la zona que asoma de mediasuela. Por otro lado y como último en cuanto a la composición de la suela de las Kalenji Kiprun LD, la pieza de TPU asoma y se puede llegar a ver afectada por el contacto con superficie o elementos del terreno. Y asi ha sido, en una de las zapas se ha iniciado una fisuracion del Poliuretano termoplástico, con poco más de 100 km ya apareció. Esto pone en duda la integridad del sistema Arkstab.

Y os preguntaréis si esta imponente suela ha funcionado como se podía esperar. La respuesta es sí. En cuanto al desgaste en general, como se ve en las imágenes, los km han hecho poca mella en ellas. Las placas plásticas de las que se conforma la suela han soportado muy brillantemente los entrenos, en superficies de asfalto, loseta, tierra, incluso grava.

Si hablamos de agarre y tracción, para nada es una asignatura pendiente, la suela de nuestras Kalenji Kiprun LD han mostrado una respuesta muy buena en todo tipo de pavimentos y terrenos urbanos, incluyendo parques y algo de pista. Cabe recalcar la cierta inseguridad causada en alguna pasarela de madera humeda donde la materia organica en forma de musgo o moho hacen que nuestro transatlántico pierda el norte.

Upper

El upper de las Kalenji Kiprun LD ha sido algo rediseñado respecto a su predecesora. Hay dos partes claramente diferenciables. Empezando por un mesh compuesto por un micromallado compuesto por 2 capas textiles y diferente tramados. La puntera es de forma puntiaguda y reforzada con piel sintética y cosida de forma visible por el exterior. El contorno de la puntera y toda la ojetera se presenta con un refuerzo termosellado del mismo color que el resto del mesh. La ojetera se compone por un total de 12 orificios, iniciándose en la parte inferior donde nos ayudamos de un pasacordones textil unido a la lengüeta.

Los cordones son semi-planos de dos colores. A nuestro gusto el cordaje no es cómodo de realizar ni de ajustar, es difícil encontrar un equilibrio de presión homogéneo en todo el pie.

La lengüeta es un punto débil de la zapatilla, a nuestro parecer muy mejorable. Se ha realizado  de unas dimensiones excesivamente grandes, sobretodo en cuanto a anchura. Esto hace muy basto el ajuste al empeine del pie, incluso dificulta el cordaje. El espesor es mediano, sin excesos, correcto. La lengüeta de las Kalenji Kiprun LD únicamente va unida con una costura interna, poco sutil, al upper de la zapatilla por la parte inferior, tal como se ve en las imágenes. En la lengüeta también se dispone de una guía para el cordón y así facilitar la sujeción de la misma. En su interior se sitúa la etiqueta triple, sobredimensionada y sin cuidar el aspecto visual y de comodidad. No va cosida por todos sus lados lo que aun la hace un tanto más desaliñada.

Ya por la parte posterior del mediopie y retropié pasa a ser un compuesto sintético de espesor ligero. Todo el collar de la zapatilla viene acolchado para así aportarnos una sujeción confortable. En el talón, la Kalenji Kiprun LD disponen de un chasis rígido de plástico y prominente con algunos detalles reflectantes.

En cuanto al comportamiento, todo el mesh cede fácilmente, y aquellos puntos caliente y susceptibles a ruptura vienen protegidos por detalles termosellados. Con el uso, las arrugas del upper se quedan de forma permanente. Como la superficie de material plástico poco poroso a lo largo de todo el upper es grande, notamos cierta impermeabilidad intencionada o no, que hace posible una estanqueidad extra al pie. La transpirabilidad es mejorable. Remarca la imposibilidad de uso sin calcetines por las prominentes costuras en las uniones de tejidos.

Horma

 Nuestras amigas Kalenji Kiprun LD, las concibieron con una horma que denominaremos normal, polivalente y muy ajustable. Empezando por el talón, la rigidez y sujeción que aporta el contrafuerte nos da ese extra de seguridad en los esfuerzos laterales, en las posibles esquivas de peatones o frenazos en semáforos. Ya en el mediopie, con un arco marcado pero no intrusivo en su totalidad, la sujeción es muy óptima siempre y cuando encontremos ese equilibrio antes ya descrito en el cordaje. Destacamos el haber usado plantillas personales y haber notado total libertad a la hora de su colocación y su uso. Muy aptas para plantilleros sin ningún duda. Ya en la zona del antepié, nuestras Kalenji Kiprun LD,  nos dan esa libertad suficiente para no percibir presión entre metatarsos. Recordamos la gran importancia de esta característica, sobretodo en esas tiradas largas donde cualquier pequeña fricción u holgura a nivel de mediopié en adelante, puede causar esas malditas ampollas. En cuanto al puente decir que, en ningún momento hemos notado molestias significativas. En nuestro caso hemos hecho la prueba disponiendo de un corredor con pies cavos, pisada pronadora y plantillas propias, y la zapatilla ha tenido una maleabilidad al pie muy significativa y buena a la vez. Como resumen de la sujeción de nuestras Kalenji Kiprun LD, decir que dispone de una horma a lo largo de toda la zapa que aporta seguridad, buena fijación a la anatomía del pie y desahogo de los dedos. Esto siempre ira en función del previo ajuste dado, que como ya hemos citado, es un punto un tanto débil de estas Kalenji. En algunas ocasiones tuvimos que parar para darle mayor apriete o por la contra soltarlas por falta de riego. Nos ha sido difícil encontrar cierto equilibrio quizá por la disposición de la ojetera, su forma y el tipo de cordón.

La plantilla que por defecto calza, es la ya conocids Essensole de 3mm de espesor. La cuna donde se aloja se presenta de espuma EVA.

Dinámica

Como siempre nos gusta hacer, hemos exprimido todo el jugo a nuestro material de prueba, y las Kalenji Kiprun LD no iban a ser menos. Hemos empezado escuchando a la marca y todo aquello que nos ha prometido hemos querido corroborarlo. A ritmos lentos, mayores a 4’30” el km, las zapatillas en cuanto han tomado esos primeros km de contacto ya explicados, pierden el carácter de dureza y rigidez y es cuando las domas y te sientes agusto. Una amortiguación progresiva y no lenta en exceso, homogénea, que te permite rodar muy cómodo y con las que realmente te apetece hacer distancias prolongadas. Con un 10,5 US las zapatillas presentan un volumen importante, pero ya en marcha el peso y la sensación de ir lastrado de pies no es tal. La apariencia engaña en este sentido. Rodadoras de asfalto sin ninguna duda, flexoras de medio pie, con un retorno mediano y sin relevancias, no hay sensación de los famosos efectos catapultas. En terrenos de áridos finos o gruesos, nos gusta el aislamiento que nos da a esos cantos más pronunciados, pero para aquellos que buscan un tú a tú más cercano con el terreno no os recomendamos la opción de las Kalenji Kiprun LD. Cuando ya vas resentido por los km y te han hecho mella en las piernas, quizá por falta de técnica o cansancio tendemos a talonear, pues notamos ese confort de la tecnología K-Ring en esos momentos con menos entrada de metatarso.

Esta zapatilla presenta un concepto algo particular, y es que con el sistema K-Only pretenden que cualquier tipo de pisada sea apta para su uso. Nosotros, como pronadores claramente definidos, las hemos probado con nuestra plantilla y los resultados han sido positivos, nada que añadir. Al probarlas con la plantilla de serie y suponiendo que la tecnología K-Only haría el trabajo de estabilidad, hemos notado que funcionan pero la entrada de pisada no llega a ser del todo segura y de nuestro gusto. No ha habido molestia ni dolencias. A poder escoger, preferimos nuestra corrección en plantilla. Igual en este aspecto podemos decir que el que mucho abarca poco aprieta, aunque no quitamos protagonismo a la innovadora e interesante idea del concepto.

Después de comprobar que tras tiradas de 19 km las zapatillas nos ha ofrecido un comportamiento excepcional en agarre, comodidad y amortiguación, muy gratamente le damos un sobresaliente en esta asignatura. Anotar que la transpirabilidad la consideramos mejorable.

Las hemos sacado de este tipo de entrenos o competiciones. Porque, ¿a ritmos rápidos que nos contarán? Pues lo que nos cuentan es que no están pensadas para ello como suponíamos, son lentas en los cambios de ritmos, poco reactivas, y nos lastran a la hora de querer bajar tiempos. Las series en pista no son lo suyo, sin embargo en los entrenos de fartlek donde incluimos la recuperación activa, son más agradecidas.

La durabilidad en general es muy, muy, repito, muy buena. Suela, upper, erosion de los perfiles, cordones, interiores, puntera, casi intactos al paso de los km. En este sentido continuamos muy contentos del resultado.

El uso recomendado es el que ya nos confirma la marca y que corroboramos como resultado final. Entrenos de volumen de 10km y superiores, hasta incluso competición.

Conclusión

Y es cuando pruebas algo así que te das cuenta que no es oro todo lo que reluce. Nuestras Kalenji Kiprun LD, sin ser posiblemente una apuesta dorada por los runners de larga distancia, deciros que tras ellas se esconden resultados sorprendentes. Atender pues, tenemos unas zapatillas que disponen de una amortiguación realmente buena y a la altura de las condiciones demandadas. Muy adaptadas al entorno urbano de asfalto, loseta incluso carriles bici. Presentan una actitud de sobresaliente en terrenos más forestales de tierra y grava, siempre con sujeción al pie segura y adaptada. Fuera de su ámbito de trabajo, no son demasiado aptas a ritmos de por debajo de 4’15”, no te encuentras agusto con ellas y sientes ese lastre extra motivado por su masa, geometría, y amortiguación, haciéndose empalagosas en cuanto a esta última y muy poco reactivas.

Las recomendamos sobre todo para usuarios pesados de más de 75kg de masa aproximadamente, para plantilleros inclusive, y que buscan realizar tiradas largas a modo de entreno o competición a ritmos mayores o igual a 4’30” el km.

Cabe destacar que las Kalenji Kiprun LD, ofrecen una durabilidad reina, ya sea en suela como upper y demás partes de la zapa. Muy mejorable la geometría de la lengüeta que junto al cordaje podrían ofrecer esa falta de ajustabilidad que hemos echado en falta. Por otro lado decir que a nivel de suela, los dibujos que presentan las placas de caucho son demasiado anchas, ideales para llevarte contigo todas las piedras de la carretera. Se ha optado por hacer un espesor grande y aligerarlos con muchas oquedades.

Las gratas sensaciones aportada por estas Kalenji Kiprun LD, nos dejan ese gran sabor de boca, teniéndolas en cuenta entre una de las opciones calidad/precio, para darles caña en entrenos o competición de distancia.

 

PROs y CONtras

PROS:

+ Confort de la amortiguación en carrera

+ Durabilidad superior de toda la zapatilla

+ Prominente suela anti-abrasión

+ Buen comportamiento del concepto K-Only

+ Aptas para uso de plantillas

+ Estéticamente diseño agradecido

+ Calidad/Precio inmejorable



CONTRAS:

- Falta de transpirabilidad

- Diseño de lengüeta mejorable

- Ajuste del cordaje poco preciso

- Falta de reactividad a ritmos más alegres

- Durabilidad de la pieza Arkstab

 

VÍDEO



DATOS TÉCNICOS

TESTSGel Noosa TRI 10 - AsicsKiprun LD 2016 - Kalenji
Talla US910.5
Peso (gramos)272344

PUNTUACIONES

Gel Noosa TRI 10 - Asics Kiprun LD 2016 - Kalenji
Talla8.010.0
Fit antepié8.08.0
Fit mediopie9.08.0
Fit talón9.08.0
Fit arco8.08.0
Ajuste general9.08.0
Amortiguación antepié7.08.0
Amortiguación talón8.08.0
Amortiguación global8.08.0
Dinámica / Transición de la pisada7.07.0
Respuesta8.07.0
Flexibilidad6.06.0
Soporte talón9.08.0
Soporte antepié8.08.0
Soporte global8.08.0
Agarre en seco10.09.0
Agarre en mojado8.08.0
Agarre en asfalto10.09.0
Agarre en tierra8.08.0
Agarre en pista6.08.0
Agarre global9.08.0
Durabilidad suela9.09.0
Durabilidad upper9.09.0
Durabilidad global9.09.0
Grosor lengüeta7.05.0
Sujeción lengüeta8.06.0
Longitud lengüeta7.05.0
Número de ojales8.07.0
Acolchado collar7.07.0
Amplitud collar7.07.0
Altura collar8.07.0
Sujeción collar9.08.0
Transpirabilidad9.06.0
Impermeabilidad0.08.0
Reflectantes7.08.0
Subscribirse al Newsletter