Glide 8 - Adidas

Glide 8 - Adidas

Publicado hace 362 día(s)

Introducción

Poco hay que comentar que no sepamos ya de la conocida marca alemana Adidas. Un referente en zapatillas, ropa y accesorios de deporte a nivel mundial. Fundada en Alemania en 1920 por Adolf "Adi" Dassler junto a su hermano Rudolf Dassler y dedicada desde un principio a crear zapatillas, pantuflas y calzado con clavos para deportistas. Hoy en día sigue siendo uno de los principales fabricantes de calzado deportivo. Esta pareja de hermanos lograron introducir su marca en un equipo de atletismo y el éxito vino cuando ficharon a Jesse Owens, un atleta que deslumbró en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936. Desde entonces, Adidas ha ido creciendo hasta convertirse en la multinacional que es ahora.
En esta ocasión, desde ROADRUNNINGReview vamos a analizar las que son probablemente uno de los buques insignia de la casa alemana: las Adidas Glide 8 Boost. Ya son muchos años de la familia Supernova Glide, y si algo funciona desde el principio, solo podemos intentar mejorarlo, no creéis? Pues si os gustaron las Adidas Supernova Glide 7, la versión 8 trae algunos cambios que seguro que ayudan a mejorar a su predecesora.

Primeras impresiones

Las Adidas Glide 8 Boost siguen la línea de saga Glide, con una construcción y diseño amplio igual que sus predecesoras. Cuando las cogemos por primera vez, notamos que su peso no es exagerado ya que no llegan a pesar mucho más de 300 g pero no estamos ante unas voladoras, eso está claro.
La tela del upper es muy suave algo elástica y perforada, con unos acabados realmente buenos. Cuando las flexamos con las manos, vemos que cuesta poco y observamos que el retorno es muy rápido.
Cuando nos disponemos a dar los primeros pasos una vez ajustadas, las Adidas Glide 8 Boost nos transmiten una comodidad excelente, como si caminásemos sobre un colchón, realmente son muy cómodas y no cuesta nada flexarlas, sin embargo las notamos algo inestables, solo esperamos que en carrera no transmitan esta inestabilidad. No cuesta nada entrar el pie, el collar es amplio y los cordones corren y ajustan realmente bien.

Mediasuela y amortiguación

Si hay una cosa que se ha de destacar de las Adidas Glide 8 Boost es que utiliza el conocido sistema Boost de la marca alemana y que están implementando en prácticamente todos sus modelos. Para que os hagáis una idea, el sistema de amortiguación Boost, es como una especie de poliespan (poliestireno expandido) que cuando lo apretamos con el dedo notamos lo blando que es y lo encontramos en toda la media suela de estas zapatillas. En este caso, la media suela está compuesta de un 55% de Boost y un 45% de EVA, que es el material que encontrábamos en la gama Glide antes de la aparición del Boost.
Las Adidas Glide 8 Boost tienen un perfil de altura medio, con una altura en la puntera de 22 mm y en la zona del talón de 32 mm, lo que hacen que tengan un drop de 10 mm, aunque la sensación que siempre he percibido es que tienen una altura mayor.
Toda esta teoría está muy bien, pero lo que nos interesa es saber qué tal funcionan en carrera, ¿no? Lo que tenéis que tener claro es saber lo que estáis buscando desde un primer momento. En este caso estamos ante una zapatilla que ofrece mucha amortiguación gracias al Boost. A medida que las utilizamos y les hacemos kilómetros, notamos que el pavimento no es tan duro, ya que el Boost absorbe muy bien los impactos impidiendo que tobillos, rodillas, cadera y columna sufran más de lo normal, pensado para aquellos corredores que no tenemos una técnica demasiado depurada. Además, el Boost de la zona del retropié, sobresale un poco de la estructura del talón lo que ayuda bastante a aquellos corredores que impactamos con los talones.
En la zona del mediopié encontramos el Torsion System, que es una pieza de plástico que aumenta la estabilidad en cada zancada y que realmente es muy acertado ponerla en este modelo, ya que el Boost es un material demasiado blando lo que haría muy instable a estas zapatillas y podría provocar torceduras de tobillos sobre todo en cambios bruscos de dirección. De todas formas, creemos que no es suficiente ya que en ocasiones notamos cierta inestabilidad.
La flexibilidad que nos ofrece la media suela Boost en la zona del antepié es realmente alta y lo mejor es que apenas cuesta flexar ya que es un material muy blando. Una de las cosas buenas del Boost es que a parte de amortiguar mucho el impacto, es muy reactivo y enseguida vuelve a su sitio, lo que en carrera nos ayuda tener una amortiguación muy progresiva y nos da un plus de ayuda adicional impulsándonos hacia adelante.

Suela

Una de las partes más importante de cualquier zapatilla a parte de la media suela, es la suela. Pues bien, las Adidas Glide 8 Boost creemos que tienen una de las mejores suelas que existen en el mercado. Concretamente es una suela de la marca alemana Continental, sí sí, la de los neumáticos de coches y motos. En este caso la suela, de unos 3 mm de grosor, recuerda mucho al caucho y lo encontramos en 2 zonas diferenciadas: la zona del antepié y la zona del retropié. En la zona del mediopié encontramos la pieza del Torsion System que es la encargada de unir ambas partes de la suela además de controlar la estabilidad. La suela de la zona del antepié presenta unas líneas transversales que favorecen la flexibilidad. También tiene unas líneas verticales que ayudan a tener una mejor adaptabilidad al terreno haciendo que no perdamos adherencia en terrenos irregulares, por ejemplo si las usamos para correr por parques o pistas forestales. La suela de la zona del retropié también encontramos unas líneas transversales que ayudan al aterrizaje y ayudan a tener una transición menos brusca y más suave.
Continental nos asegura que gracias a esta suela vamos a tener una excelente tracción en seco y mojado. La tracción es excelente en asfalto, aceras, losetas, carriles bici y tierra siempre que las condiciones sean en seco. En mojado, también tenemos una buena tracción en asfalto, pero en aceras y losetas notamos perdida de adherencia notando como resbala en alguna ocasión al traccionar y nos sentimos más inseguros en cambios de dirección, así que tendremos que ir con un poco más de cuidado cuando llueva y vayamos por este tipo de pavimentos. Lo ideal sería siempre correr por asfalto, ya que no tendremos problemas de tracción tanto si llueve como si no, pero a veces es difícil sobre todo para los que corremos por ciudades con bastante tráfico.
La suela Continental de las Adidas Glide 8 Boost está fabricada con un compuesto muy resistente a la abrasión, por lo que no van a ser unas zapatillas que se van a gastar en 2 días. Nos pueden durar entre 800-1000km según nuestro peso, y forma de correr.

Upper

Los cordones de las Adidas Glide 8 Boost son totalmente planos, no son elásticos y deslizan muy bien por toda la ojetera simétrica que tiene el upper. Enseguida podemos tensar o destensar los cordones a nuestro gusto. Las 3 bandas de la marca alemana proporcionan un ajuste excelente impidiendo que se mueva el pie. La lengüeta de un grosor medio está unida a un botín interno y proporciona más comodidad, confort y asegura que no se mueva nada durante nuestra marcha. Todo el interior está muy bien acabado, y las únicas 2 costuras que hay que forman parte del botín son planas y no se notan en absoluto.
La tela del mesh es doble y por la parte externa es suave y muy perforada, lo que favorece un transpiración muy buena. En cuanto empezamos a correr, notamos desde el primer momento la entrada de aire y es muy de agradecer sobretodo en días calurosos, ya que evita que se recalienten los pies y nos suden en exceso. La tela interna es gruesa, muy suave, muy transpirable y recubre internamente toda la zapatilla formando una especie de botín que se une a la lengüeta y que recoge todo el pie. Los termosellados de la puntera están perfectamente pegados y protegen los dedos de los pies de posibles impactos que pudiéramos tener. Toda la estructura de sujeción que va desde la zona de flexión hasta el talón da consistencia a la zona el mediopié y retropié, y es la encargada de proporcionar esa sujeción.
El collar de las Adidas Glide 8 Boost es bastante amplio pudiendo calzarlas rápidamente. Los acolchados son generosos y cuando las ajustamos notamos muy buen confort. En la zona del acolchado del tendón de Aquiles, Adidas ha utilizado el sistema S-curve, que no es más que un sistema de talón más alto que abraza al tendón evitando que se desplace ayudando a que pisemos mejor.
Aunque Adidas no lo especifica en su web, creemos las telas que utilizan en la construcción de estas zapatillas han de tener algún tratamiento antibacteriano, ya que no ha cogido malos olores después de todo el uso que le hemos dado.
Otra de las cosas a destacar, es que las 3 bandas blancas, el nombre y una zona de la estructura del talón, son reflectantes, ayudando a ser vistos de noche y es que es muy importante ser vistos.

Horma

Las Adidas Glide 8 Boost tiene un diseño cuya horma tiene más amplitud de lo normal. La amplitud del antepié es media y nos deja bastante libertad de movimiento de los dedos. La pisada en esta zona se hace bastante agradable ya que es más natural. La zona del mediopié es algo más estrecha, al igual que la zona del talón, lo que nos asegura tener en estas 2 zonas más seguridad a la hora de correr ya que nos proporciona una mejor sujeción.
Su longitud estándar junto con su horma plana y su arco medio, aseguran un gran confort, aunque personalmente prefiero las zapatillas con el arco algo más elevado. En el caso de que utilicemos plantillas especiales no vamos a tener ningún problema en ponerlas ya que no son unas zapatillas estrechas, además tienen un tallaje standard y de pisada neutra.

Dinámica

Desde el primer momento en que nos calzamos las Adidas Glide 8 Boost, notamos esa comodidad que la caracteriza. A medida que pasan los kilómetros y los días de prueba, vemos que desde el primer momento y hasta que acabamos, las sensaciones son las mismas: comodidad máxima. Creemos que el peso está en el límite de ser una zapatilla pasada, ya que es de unos 300 g aproximadamente. Durante nuestras carreras y entrenos no se notan demasiado pesadas, lo que se agradece cuando hacemos tiradas largas. El peso está bien distribuido por toda la zapatilla y su centro de gravedad es normal, aunque elevado para mi gusto personal, ya que yo prefiero estar más pegado al suelo.
Una de las cosas que más nos gustan de estas zapatillas es que su flexión es muy dócil y apenas hemos de hacer fuerza, además, su retorno es muy rápido porque el Boost es muy reactivo y nos ayudan impulsándonos hacia delante. El Boost amortigua mucho y nos ofrece mucho confort, pero tiene el inconveniente que nos aísla bastante del suelo y perdemos sensibilidad, aunque es un mal menor ya que básicamente correremos con ellas por asfalto y superficies muy duras y llanas. Alguna vez que lo hemos hecho por pistas de tierra con alguna piedra saliente, la sensación es parecida, aunque tiene la ventaja de adaptarse con bastante facilidad en zonas irregulares.
Una de las cosas que se agradecen del Boost del talón es que al no tener una técnica de carrera muy depurada y entrar con el talón, éste absorbe muy bien ese fuerte impacto minimizándolo mucho y favoreciendo una transición muy homogénea para tener un despegue con más impulso.
Las Adidas Glide 8 Boost son de pisada neutra y no llevan ningún tipo de control de pronación lo que hace que tengamos una pisada algo más natural, pero a veces es un inconveniente no tener este tipo de ayuda, ya que en tiradas muy largas o días que salimos a correr que no estamos al 100% nuestros pies pronan de forma automática.
Los ritmos para los que aconsejamos estas zapatillas es a partir de 4:00 min/km en adelante, a que si nuestros ritmos son más rápidos deberemos ir a otro tipo de zapatilla. Pero hemos de tener en cuenta que se tratan de unas zapatillas más para entrenos que para carreras, aunque podemos hacer competiciones sin ningún tipo de problema. Cuando hacemos cambios de ritmos, responden a la perfección gracias su gran flexibilidad y los días que hacemos series van a ser unas muy buenas candidatas ya que nos son unas zapatillas que estrechen demasiado la zona de los pies y cuando acabemos no vamos a notar dolorida esta zona.

Conclusión

Una vez más, estamos ante unas zapatillas que estamos seguros que será una superventas por todas las ventajas que ofrecen. Gracias a su sistema de amortiguación Boost que absorbe muy bien los impactos y proporcionan un gran confort, las Adidas Glide 8 van a ser las candidatas perfectas para aquellos corredores que busquen las máximas prestaciones en todos sus entrenos. Creemos que son ideales para corredores de hasta 90kilos y cuyos ritmos no sean más rápidos de 4min/km.
Por su peso, son ideales para entrenos, tiradas largas, series y carreras no más largas que la distancia de maratón.

PROs y CONtras

Pros:
+Amortiguación y absorción de impactos excelente.
+Muy reactiva, favoreciendo el desplazamiento hacia delante.
+Alta transpiración
+Numerosos reflectantes para ser vistos de noche.
+Muy buena sujeción.
+Suela Continental con gran tracción incluso en mojado.

Contras:
-Altura de puente baja.
-Un poco inestables.

Joma - R 4000 Marathon

R 4000 Marathon - Joma

Publicado hace 17 día(s)

Introducción

Expectativas, expectativas y dudas es lo que nos generaban las Joma R 4000 Marathon, modelo que la marca engloba como zapatilla mixta para largas distancias y dirigida a la alta competición.

Expectativas porqué nunca antes habíamos utilizado zapatillas de la marca Joma para correr y nos hacía ilusión probarlas por primera vez y dudas, dudas porqué tampoco conocemos a nadie que las utilice y porqué estamos hablando de una zapatilla valorada en 70 € que, de primeras puede ser un factor que, comparando con otros modelos, puede echar a la gente para atrás.

Sin embargo hay que recordar que Joma es la marca patrocinadora de la Federación Española de Atletismo, además de haber sido patrocinadora de maratones tan importantes, bonitas y rápidas como Sevilla o Castellón o de patrocinar a innumerables equipos y selecciones de fútbol españoles y extranjeros como Sevilla, Espanyol, Valencia, Swansea City AFC e innumerables selecciones y comités olímpicos, además de haber patrocinado al equipo ciclista de la ONCE.

Y es que estamos hablando de una marca que vio la luz allá por el 1965 con tan solo 8 empleados y acaba de celebrar su 50 aniversario recientemente.

Así que una vez recibidas las Joma R 4000 Marathon, nos liberamos de toda duda y sin ningún prejuicio existente nos lanzamos a probarlas para dar nuestro punto de vista más imparcial y justo.

Primeras impresiones

Las Joma R 4000 Marathon vienen en una caja bastante llamativa con una serigrafía del asfalto en ella y un código QR que al leerlo con el móvil te lleva directamente a la página web de Joma.

Al abrir la caja, descubrimos unas zapatillas muy bonitas y llamativas, de un color blanco, rojo y azul y con elementos reflectantes por toda la zapatilla (a destacar las dos grandes “J” del logo de Joma, a lado y lado de la zapatilla, además de elementos en el ante pie y el talón) que nos permitirán salir a correr por carreteras con poca luz y ser vistos por los coches. Sin duda, no vamos a pasar desapercibidos por la calle.

Al cogerlas observamos que las Joma R 4000 Marathon son unas zapatillas bastante ligeras (244 gramos en la talla escogida) gracias al corte diseñado en phylon y microfibra. Al apretarlas y comprimirlas con las manos enseguida notamos que son un poco duras al tacto por la zona del upper pero blandas de amortiguación en la parte de la suela. La torsión no es muy elevada, solo en la parte del ante pie debido a como está construida la suela.

También notamos que el collar del talón es un tanto duro y nos hace pensar que podemos sufrir rozaduras si usamos calcetines bajos.

Una vez revisadas nos calzamos las Joma R 4000 Marathon y podemos decir que ajustan muy bien en la zona del tobillo/talón, siendo un poco más anchas en el ante pie para que los dedos no vayan comprimidos y tengan cierta holgura de movimientos.

Mediasuela y amortiguación

La mediasuela de las Joma R 4000 Marathon (que tienen un drop de 8mm) se notan muy cómodas en los pies y tras usarlas para caminar el primer día parece que lleváramos meses con ellas.

La mediasuela de las Joma R 4000 Marathon está construida con Phylon, material esponjoso de alta calidad que es usado para mejorar la amortiguación de la zapatilla. Además, incorpora una placa de TPU transparente a la que Joma llama “Stabilis” (estabilidad) ubicada en la parte central (y más estrecha) de la zapatilla y que se alarga hasta llegar casi a la punta de la zapatilla. Con ésta placa de TPU Joma intenta aumentar la potencia en el impulso y prevenir giros inadecuados entre la parte delantera y trasera del pie (que podrían causar una lesión) y mejorando así la estabilidad de la pisada y ampliando la zona de flexión o torsión de la zapatilla en la parte anterior de la misma.

Una vez en marcha, las zapatillas arrancan rápido y cogen el ritmo casi sin darnos cuenta, notando en todo momento que la zapatilla amortigua bien, quizás demasiado para nuestro gusto, ya que cuando llevamos mucho rato con ellas ese punto de amortiguación de más se traduce en falta de chispa en la zancada.

Suela

En la suela de las Joma R 4000 Marathon se ve a simple vista el uso de un doble compuesto, que además Joma separa utilizando diferentes colores para cada uno de ellos. Por un lado está la zona posterior de la zapatilla con un compuesto de un caucho más duro etiquetado en la propia zapatilla como “Durability” o durabilidad, que busca evitar un desgaste prematuro debido a la abrasión por esa zona a los corredores que entran de talón al correr y por otro lado tenemos la parte del ante pie e interior del pie con un compuesto más blando que favorece la transición en carrera al absorber mejor el impacto. Además, esta parte anterior e interior de la suela se distingue de la posterior por la forma del taqueado, usando tacos pequeños tanto en la punta como en la parte interior para lograr un mejor agarre en terrenos con arena o tierra.

Otra tecnología usada en la suela de las Joma R 4000 Marathon es la llamada Flexo (flexión) que vemos de manera fácil como 4 líneas bien diferenciadas que van desde la media suela hasta la punta de la zapatilla. Estas líneas persiguen mejorar la transición talón-puntera a cada zancada que demos. En la parte posterior de la suela esta tecnología permite una mejor sujeción del talón.

En el centro del talón observamos una pieza de Gel Pulsor de color blanca que se alarga hasta la punta de la zapatilla. Esta pieza es la encargada de absorber la mayor parte de la fuerza del impacto procurando evitar de esta manera lesiones como la fascitis plantar.

En carrera, esta suela se comporta muy bien en terrenos secos, tanto asfalto como en tierra, notándose en ésta última (parques, senderos, pista forestal) que el taqueado favorece mucho el agarre, sobretodo en giros, cambios de sentido y el agarre propio de un cambio de ritmo.

En terrenos mojados notamos falta de adherencia en asfalto liso habiéndonos causado incluso algún que otro resbalón. En tierra mojada la zapatilla agarra a la perfección gracias de nuevo al taqueado existente.

Después de muchos kilómetros con ellas podemos decir que la durabilidad de la suela es muy buena y aún le quedan muchos más kilómetros por hacer pero la transición en carrera y la reactividad que los compuestos escogidos intentan conseguir no son suficientes a altos ritmos de carrera.

Upper

A simple vista se observa que el Upper de las Joma R 4000 Marathon está cuidado al máximo detalle y busca llamar nuestra atención, utilizando un diseño multicolor e incorporando una gran cantidad de elementos reflectantes a lo largo de la zapatilla, cosa que hará que se nos vea tanto de día como de noche por la carretera.

Para el Upper de las Joma R 4000 Marathon, Joma evita las costuras utilizando el sistema Sportech, consistente en un caucho inyectado que une las partes de la parte superior de la zapatilla. Éste caucho es más ligero que otros componentes y su función es la de crear ligereza, comodidad y mayor capacidad de flexión con un mejor ajuste al pie.

Una vez en movimiento el hecho de tener un upper termosellado y sin costuras (excepto en la puntera) se agradece porqué estamos seguros antes de arrancar que vamos a acabar el entreno sin rozadura alguna.

La puntera de la zapatilla está construida de manera diferente, con costuras visibles y una pieza de piel sintética para proteger el pie contra algún posible impacto.

El lazado de la zapatilla es un lazado común y correcto para lograr un buen ajuste al pie.

En la práctica, notamos que, si apretamos fuerte el lazado de la zapatilla, el Upper se deforma un poco en la parte superior del lazado, en los agujeros iniciales. Esto no es un problema en sí, pero es un detalle que no queda bien estéticamente.

Para la ventilación de la zapatilla Joma utiliza el sistema VTS para mejorar la entrada y salida de aire en la zapatilla, el secado de la misma y mejorar así la transpiración del pie.

En la práctica, notamos que en condiciones de mucho calor el pie no ventila lo suficiente y en condiciones de lluvia tarda bastante en secarse.

Horma

El interior de las Joma R 4000 Marathon está construido en FOAM, pensado para durar mucho y ajustarse al pie de forma perfecta.

La zapatilla viene con una plantilla de EVA que ajusta a la horma del pie que ayuda también en el momento del impacto del pie contra el suelo absorbiendo parte del impacto. También incorpora en EVA una palmilla cosida al propio corte de la zapatilla.

La tecnología usada por Joma en estas Joma R 4000 Marathon para el montaje de la Horma es el denominado GLOVE SYSTEM (o sistema guante), consistente en un cosido uniforme sin costuras entre la propia palmilla y el upper en una sola pieza. Con ello Joma consigue reducir el peso y mejorar la comodidad del pie, que no se encontrará con costuras en el interior de la zapatilla.

En la práctica y ya en los primeros días de pruebas de estas Joma R 4000 Marathon observamos que el cuello interno de la zapatilla de color azul destiñe, por tanto recomendamos que los primeros días que utilicéis estas zapatillas no os pongáis vuestros mejores calcetines si no queréis que cambien de color.

Dinámica

Joma define las Joma R 4000 Marathon como unas zapatillas pensadas para largas distancias (su propio nombre lo indica) y dirigidas a la alta competición ya que están diseñadas para favorecer la amortiguación y aumentar la potencia de impulso.

Las Joma R 4000 Marathon no son unas zapatillas que necesiten de una gran técnica de carrera al correr ni tan siquiera tener un peso bajo puesto que la amortiguación que incorporan es suficiente para que gente de peso medio o medio-alto las pueda utilizar, cosa que vemos más adelante que puede ser bueno o malo según el caso.

Las hemos probado en diferentes entornos, ritmos y con diferente meteorología con diferentes resultados e impresiones.

Tanto en asfalto como en tierra y sin lluvia, en rodajes cortos (10-21 Kms) a ritmos medios (4:15 - 4:30) las Joma R 4000 Marathon se comportan un poco rígidas y sin mucha reactividad en la fase de transición entre apoyo y vuelo. En rodajes rápidos o series (máximo 10 Kms) a ritmos altos (3:30 - 3:45) ya nos damos cuenta que las zapatillas carecen de la reactividad necesaria, es decir, no aportan ese efecto catapulta necesario que te impulsa hacia adelante hacia tu próxima zancada, absorbiendo la suela quizás demasiada potencia y teniendo que realizar más fuerza zancada tras zancada, cosa que al final del entreno se traduce en un mayor cansancio y pesadez de piernas.

Esto se contradice con la definición de Joma, que busca en su definición de zapatilla y en sus compuestos justamente aumentar la potencia de impulso.

Es en un entorno lluvioso o con asfalto mojado cuando estas Joma R 4000 Marathon se comportan peor, el taqueado de la suela no consigue agarrar tanto como debería y en algún caso, en asfalto liso nos hemos llevado algún susto en forma de resbalón.

Conclusión

Las Joma R 4000 Marathon son unas zapatillas pensadas para un corredor de peso medio, de pisada neutra y para distancias largas tipo Maratón - media maratón y ritmos medios (4:15 - 4:30).

En estas zapatillas, Joma incorpora una gran cantidad de tecnologías en un precio de 70€, cosa no habitual hoy en día por parte de los fabricantes. Sus mejores características son la comodidad y ligereza.

Si estás pensando en una zapatilla ligera para hacer medias maratones y maratones entre 3h-3h30 con un precio no elevado, las Joma R 4000 Marathon pueden ser tu zapatilla. Por el contrario, si quieres una zapatilla para bajar de 2h45 en maratón quizás ésta no sea la mejor elección.

PROs y CONtras

PROs:


  • - Peso

  • - Durabilidad

  • - Buen ajuste

  • - Estética (diseño/colorido)

  • - Agarre en seco

  • - Precio

  •  


CONTRAs:

  • - Destiñen

  • - Transpirabilidad/Secado

  • - Agarre en mojado

  • - Respuesta lenta a ritmos altos

  • - Amortiguación un poco dura en carrera

  • - Transición de carrera no muy rápida


VÍDEO



DATOS TÉCNICOS

TESTSGlide 8 - AdidasR 4000 Marathon - Joma
Talla US1112
Peso (gramos)335302

PUNTUACIONES

Glide 8 - Adidas R 4000 Marathon - Joma
Talla11.012.0
Fit antepié8.07.0
Fit mediopie7.07.0
Fit talón7.08.0
Fit arco6.08.0
Ajuste general7.07.5
Amortiguación antepié8.08.0
Amortiguación talón9.07.0
Amortiguación global9.07.5
Dinámica / Transición de la pisada8.07.0
Respuesta8.07.0
Flexibilidad8.07.0
Soporte talón7.07.0
Soporte antepié6.08.0
Soporte global7.07.5
Agarre en seco9.08.0
Agarre en mojado8.06.0
Agarre en asfalto9.08.0
Agarre en tierra7.08.0
Agarre en pista9.08.0
Agarre global8.07.5
Durabilidad suela8.08.0
Durabilidad upper7.08.0
Durabilidad global8.08.0
Grosor lengüeta7.08.0
Sujeción lengüeta7.08.0
Longitud lengüeta7.08.0
Número de ojales12.08.0
Acolchado collar7.08.0
Amplitud collar7.08.0
Altura collar7.08.0
Sujeción collar8.08.0
Transpirabilidad8.07.0
Impermeabilidad0.06.0
Reflectantes7.09.0
Calidad de materiales y acabados9.08.5
Subscribirse al Newsletter