Fresh Foam Vongo - New Balance

Fresh Foam Vongo - New Balance

Publicado hace 215 día(s)

Introducción

Hablar de New Balance es hablar de historia y de presente. Nació en 1906 en Boston, su creador, William J. Riley, empezó como empiezan la mayoría de empresas, picando piedra desde abajo. Aunque él empezó creando accesorio para zapatillas, concretamente arcos interiores para aliviar los dolores de la sociedad americana. De allí, empezó a crecer y a fabricar zapatillas, tanto para moda como para correr. Hoy en día New Balance, es considerada la tercera marca más potente del mundo, con miles de dólares facturados y con miles de atletas patrocinados, tanto futbolistas, como tenistas, atletas, etc. Es más, a día de hoy, es el sponsor de la Maratón de Nueva York, arrebatada ni más ni menos de las manos de la toda poderosa Asics

En esta review, hablaremos de una nueva incoporación a la línea Fresh Foam, una de sus líneas más reconocidas hoy en día, el "feedback" de los corredores es buenísimo. Las New Balance Fresh Foam Vongo (300 g), presumen de ser las primeras zapatillas de New Balance con estabilidad. De hecho, estas New Balance Fresh Foam Vongo, son una de las primeras zapatillas del mercado en ofrecer estabilidad sin añadir dobles densidades o elementos externos en la zona interior…Entonces, ¿Cómo trabajaran este concepto de estabilidad estas New Balance Fresh Foam Vongo? ¿Evitarán realmente la rotación interna del pie? ¿Aptas para neutros, pronadores o para quién? Obviamente, nos surgen muchas preguntas ante tal reto ¡Que ganas tenemos de sacarlas de su zona de confort, vamos a ello!

Primeras impresiones

Cada uno tiene sus gustos, se fija en algo determinado, sonrisa, ojos, gestualidad…Hay mil cosas en las que un hombre se puede fijar en una mujer y son esos pequeños detalles los que al final se traducen en flechazos…

Nosotros, además de tener novias o mujeres, también tenemos flechazos de bambas, y estas New Balance Fresh Foam Vongo fueron uno de ellos. No sabemos por qué nos captivaron estas New Balance Fresh Foam Vongo, quizá por ese “look” de mujer interesante ¡la primera fresh foam con estabilidad! De incógnita, de novedad… ¿quizá fue el diseño? Esas curvas más afinadas y robustas que sus hermanas pequeñas las New Balance Boracay v2 y Zante v2, pero a la vez menos curveada que las New Balance Fresh Foam 1080v6. ¡NO NO! Seguro que fue por esa mediasuela ¿qué esconde esa mediasuela? ¿Cómo han podido llegar a dar estabilidad sin dobles densidades ni piezas externas? A simple vista, vemos que la geometría es diferente a una mediasuela “estándar”. El exterior, es prácticamente igual, pero al girarla ¡sorpresa! Tiene una curva interior muy pronunciada, el Fresh Foam de estas New Balance Fresh Foam Vongo, está protegido como con unas uniones neuronales… ¿por qué? Y, además, si ponemos estas New Balance Fresh Foam Vongo de espaldas, una al lado de la otra, están caídas hacia fuera…

Quizá nos adentramos en una relación complicada, pero es de esos flechazos que te ciegan la vista y solo sientes que debes seguir luchando por su amor…flores, bombones…lo que sea.

 

Mediasuela y amortiguación

Ese primer contacto con ella, esa primera charla, esas primeras palabras… por fin, hemos conseguido el teléfono móvil… “whats uppear” hasta altas horas de la noche…

Es difícil no extendernos en este aparatado, ya que la gente del laboratorio de New Balance, se merece un premio por esto. El procedimiento suena sencillo, pero creemos que la practica debe ser mucho más difícil. ¿De dónde salió la información para poder crear estas New Balance Fresh Foam Vongo? Pues bien, New Balance hace años que trabaja con un software (Date to Design) que le permite dar las presiones del pie en cada punto de la zancada. Esto, obviamente, le ayuda a la hora de diseñar zapatillas y buscar la mejor manera para trasladarlo a ellas. Para ello, estas New Balance Fresh Foam Vongo, han sido fabricadas, externamente, con las mismas formas que sus hermanas, un Fresh Foam que juega con las geometrías hexagonales y con esos surcos cóncavos tan característicos. Su rendimiento es igual que el que ya habíamos probado en las New Balance Fresh Foam 1080v6. Buena amortiguación, sensación muy amable y un tanto adaptable a los ritmos, pisadas, etc. ¡EN CAMBIO! En la zona interior, empieza un mundo paralelo, al estilo Matrix. La cara interna no tiene nada que ver con la externa, ya que los perfiles son más altos, la caída de talón hacia el antepié, es decir, el drop, aguanta un poco más hasta pasado el mediopié, para caer casi en picado unos 4 mm. Además de esta altura interior, debemos remarcar los dibujos del Fresh Foam, en esta cara interna los hexágonos están dispuestos convexamente y, no solo eso, sino que llevan unos refuerzos en forma de uniones neuronales que le darán más consistencia a esta cara interna. ¡Ufff…! ¿Todo esto para evitar la pronación? ¿No era más sencillo poner una doble densidad y listo? ¡En dinámica os explicaremos el porqué de todo esto!

Ese momento en que tu amor platónico te acepta ir a tomar un café, esos nervios previos, esos cambios de look…

 

Suela

Ese camino que se hace largo hasta llegar donde has quedado con ella, además, has llegado 15 minutos antes y te tocara esperar…

La suela de estas New Balance Fresh Foam Vongo, a simple vista, no se ven grandes cambios respecto a sus hermanas de colección ¡bueno esperar! ¡Nos han cortado la mitad de la suela! ¿Por qué? La gran novedad de la suela en estas New Balance Fresh Foam Vongo, es el nervio que le han añadido en la zona del talón. Su principal objetivo, es proteger las tensiones interiores de las exteriores, intentar que la entrada del corredor sea más estable y agradable. La verdad es que, durante nuestro periodo de prueba, las sensaciones entrando de talón fueron muy buenas, con un primer “feeling” muy agradable y suave, algo más amable que otros modelos de Fresh Foam. Este corte, nos ayuda a que la zapatilla se asienta correctamente en la zona central del pie y, además, en giros cerrados o ejercicios de coordinación notamos como la pieza se divide, dando incluso mayor agarre.

Por otro lado, el resto de la suela de estas New Balance Fresh Foam Vongo, sigue apostando por el Blown Rubber y los dibujos hexagonales distribuidos por toda la suela, pero, jugando con diferentes tamaños según sus necesidades. Quizá la gran mejora que hemos visto en esta suela, es que el taqueado es algo más prominente, más agresivo y esto le da a esta suela mucho mejor agarre en zonas de arena, como parques, pistas, caminos poco técnicos… nosotros las hemos probado por senderos un tanto más técnicos, sorprendentemente, sin complicaciones. Es decir, estas New Balance Fresh Foam Vongo, aportan todo lo bueno del Blown Rubber que ya habíamos visto antes: buen agarre en asfalto, tanto seco como mojado, buen agarre en aceras y losetas, pero, además, mejoran de manera sustancial su agarre en pistas, parques, caminos o senderos poco técnicos. Su durabilidad, como viene siendo habitual, tienen un buen equilibrio entre agarre y durabilidad. Seguramente, no es la suela que nos va a durar más, pero sí que aguantara kilómetros y kilómetros con muy buen agarre.

Upper

Esas primeras citas son las que pueden ir muy bien o ir muy mal…No hay ninguna norma escrita, pero la conexión entre dos personas es fundamental.

El diseño de este upper, nos parece acertado, jugando con negros, azules y amarillos que le dan a estas New Balance Fresh Foam Vongo un “look” casi parecido a las zapatillas de moda. Sus líneas nos recuerdan mucho a las nuevas New Balance Fresh Foam Boracay v2 con dos partes bien diferenciadas. La primera, la zona del antepié, juega con una doble capa de materiales muy entramados y con pequeños poros distribuidos por toda la zona anterior, aun así, vemos que la puntera ha sido reforzada con termo pegados reflectantes. Además, incoporan un nervio que se une al último ojal para dar consistencia. La segunda, la zona del mediopié e retropié ha sido fabricada, para dar buena sujeción e estabilidad al pie. Con materiales sintéticos mucho más consistentes que refuerzan todos y cada uno de los 6+1 ojales. Toda esta combinación, da muy buena sujeción al pie en cada tramo de la zancada. El talón de estas New Balance Fresh Foam Vongo ha sido bien abrazado gracias a un contrafuerte semi rígido interior. También debemos decir, que la lengüeta tiene una construcción de botín, es decir, que va unida al upper directamente, de tal manera que nos garantizara mayor comodidad y evitara las molestias de moverse.

En carrera, este upper la verdad que funciona muy correctamente, siendo un upper cómodo, en ningún caso ajustado, todo lo contrario, tirando a “anchote” y con unos materiales agradables en contacto con el pie. Su transpirabilidad es buena, en ningún momento hemos sentido agobio interiormente, de hecho, dan mucho espacio a los dedos y al pie en general, así que, los que les gusten las zapatillas ajustadas, deberán jugar con tensión en los cordones y el ultimo ojal.

 

Horma

Se ha acabado la cena, después de charlar y charlar sobre nuestras vidas, reír, conectar… ¿Cuál es el siguiente paso?

Tal y como hemos comentado en el punto anterior, la horma de estas New Balance Fresh Foam Vongo, se caracteriza por ser “anchota”, más que las  Boracay v2 o las Zante v2 y algo menos que las 1080v6. Lo que si podemos decir es que, es ancho en todas sus partes, es decir, no juegan con un antepié enorme y luego un retropié estrecho. Si sois de pie estrecho, como el caso del probador en concreto, deberéis abrochar bien los cordones y, si es necesario, usar el ultimo ojal para dar ese extra de sujeción. No es un ancho incomodo, de hecho, todo lo contrario. Ese espacio extra le da un plus de comodidad para entrenamientos largos y cómodos, deja libertad al pie para que se mueva de una manera un tanto más natural y permite la pequeña hinchazón de las tiradas largas bajo días cálidos. Por último, la plantilla de estas New Balance Fresh Foam Vongo, es de un compuesto de EVA de unos 4-5 mm y que ayudan a las buenas sensaciones del Fresh Foam, no crean molestias ni se mueve. Debemos decir, que estas New Balance Fresh Foam Vongo son aptas para gente que necesite plantillas, ya que su soporte de estabilidad no es agresivo y aceptaran bien unas plantillas correctoras.

 

Dinámica

Llegamos a ese momento…el momento que llegamos a casa y esperamos…esperamos a que nos diga algo o que sencillamente nos vuelva hablar, volver a quedar…

Ese momento que decidimos si amamos o no amamos estas New Balance Fresh Foam Vongo. Debemos decir que desde el primer momento hubo muy buena conexión con estas Vongo. El papel no era fácil, el probador, neutro de un pie y pronador del otro representaba un buen reto para estas New Balance Fresh Foam Vongo. Después de semanas de análisis de sacarlas de su zona de confort, de jugar en terrenos montañosos, series cortas, largas, test de 3000 en terrenos arenosos, ejercicios de técnica, agilidad, coordinación… Os podéis imaginar cómo han disfrutado estas Vongo ¿ellas? ¿Y nosotros qué…? Nosotros hemos acabado sorprendidos del buen rendimiento que estas zapatillas neutras – pronadoras nos han ofrecido ¿neutras – pronadoras? Si si, nos reafirmamos con este concepto, son aptas tanto para neutros como pronadores, como gente que prone de un pie como del otro, como el que lleva plantillas…¡APTAS PARA TODOS! Los neutros no sentiréis un control rígido ni abusivo, lo único que notareis es que la pisada es más estable, más guiada gracias a esa altura en la cara anterior y esa consistencia del Fresh Foam en esa parte. Las sensaciones al probar la cara interior, con cambios de dirección, apoyando todo el peso en la cara interna ¡aposta! Es que el Fresh Foam amortigua muy progresivamente hasta un punto, allí se endurece y dice ¡a partir de aquí ya no pasa nadie! al estilo segurata de discoteca.

No nos podemos olvidar de uno de los grandes protagonistas de estas zapatillas y para mi uno de sus principales puntos fuertes, el Flare interior de la zona del antepié. Ese detalle, casi desapercibido por la mayoría, esa entrada de Fresh Foam hacia el interior le da a estas New Balance Fresh Foam Vongo la estabilidad de un Formula-1 en el asfalto y es que el concepto es parecido, al final es dar un extra de material para que este se asienta a las curvas con estabilidad, no dando opción a pronar el pie. Este flare es indispensable para la gente que corra de metas y que siga necesitando una zapatilla estable, sin duda alguna, estas Vongo dan estabilidad tanto entrando de talón como de antepié.

Conclusión

Ese primer beso...creo que no hay momento más bonito en una relación que ese primer beso, todos los sentidos se concentran en esos labios...

Sacar conclusiones de estas New Balance Fresh Foam Vongo, es sencillo una vez te has enamorado de ellas y enamorarse no es difícil. De hecho, en el grupo que tenemos de probadores de ROADRUNNINGReview, después de unas semanas de pruebas, dijimos que si estas Vongo no eran unos de los bombazos de este 2016, había algo que fallaba. Una zapatilla que acepta tanto a gente neutra como gente pronadora, con plantillas, sin plantillas, neutra de un pie y pronadora del otro ¡ESTAMOS LOCOS! Sencillamente, en la actualidad no tiene competencia, no hay otra igual, aunque es algo que ya veníamos intuyendo… las zapatillas con estabilidad cada vez se acercan más a este concepto, Adidas también lo está usando en sus Adidas Ultraboost ST.

El Fresh Foam sigue funcionando en su plena esplendor, dando sensaciones de amortiguación agradable y suave, pero esta vez, con esos juegos geométricos consigue ser más estable que sus hermanas. Con unos perfiles más altos interiormente y un refuerzo en las zonas convexas de la cara interior de la zapatilla. Aptas tanto para gente que talonea como gente que entra de metas, ya que el flare interior del antepié, da la estabilidad de un Ferrari en una carretera curvada, te imposibilita “caer” hacia dentro, es decir, pronar.

New Balance Fresh Foam Vongo, la última novedad de New Balance para este 2016. Zapatillas aptas para corredores de peso medio – elevado, tanto para neutros como pronadores. Una muy buena opción para ritmos medios – elevados (aun así, se pueden poner a ritmos decentes de 3:45 – 4:00). Creo que estas New Balance Fresh Foam Vongo son una opción muy interesante para correr maratones a ritmos de 4:30-5:00, de hecho quizá nos las planteamos para nuestros próximos retos.

  • (Mi pareja) Bixi – me dice cariñosamente

  • (yo) ¿Qué cariño?

  • (ella) ¿Por qué estas con los ojos llorosos escribiendo la review?

  • (yo) No sé de que me hablas… debe ser algo que me ha entrado en el ojo.

  • (ella) Ahhh vale vale…

  • (pensamiento interior) ¿Cómo le voy a explicar a mi pareja que me he enamorado de unas zapatillas? Cosas que solo los freaks de esto podrán entender.


  • PROs y CONtras

    PROs:

    - Sistema amable de estabilidad.

    - Aptas para neutros y pronadores.

    - Sensaciones del Fresh Foam.

    - Flare zona antepié.

    - Agarre suela en todos los terrenos.



    CONTRAs:

    - Horma ancha para pies estrechos.

    - Durabilidad suela zona puntera.



     

    Asics - Gel DS Trainer 21

    Gel DS Trainer 21 - Asics

    Publicado hace 48 día(s)

    Introducción

    La marca japonesa nos vuelve a deleitar con uno de sus buques insígnia. Las Asics Gel DS Trainer 21 acrecentan la tradicional saga de un modelo halagado en innumerables ocasiones y con una reputación más que contrastada. El buen resultado del modelo anterior ha desembocado en una nueva versión de línea continuista. Como indica su nombre, las Asics Gel DS Trainer 21 son un ejemplo de veteranía en el mundo runner. Sus veintiuna versiones dan para pensar que la marca nipona ha sabido encauzar sus esfuerzos, resultando de ellos una zapatilla con fama de versátil, con magníficos resultados en distintos ámbitos de uso. Veremos a ver qué tal se comportan en este sentido las Asics Gel DS Trainer 21, catalogadas dentro del segmento de zapatillas mixtas correctoras de la pronación.

    Las pondremos a prueba en distintas situaciones, terrenos y ritmos e intentaremos sacar las conclusiones necesarias para acotar su ámbito de uso. Dicho esto, vayamos a ver qué dan de sí estas nuevas Asics Gel DS Trainer 21.

     

     

    Primeras impresiones

    No nos cabe duda, la primera impresión al sacarlas de la caja es que se trata de un modelo bonito y con clase. Dentro del clasicismo de la marca, las Asics Gel DS Trainer 21 inspiran elegancia, a la par que un diseño sobrio y aparentemente bien trabajado. Su ligereza también nos llama la atención, en torno a 249 gramos en la báscula, sin duda apuntan maneras y nos sugieren pensamientos de velocidad de crucero alta.

    Resultan relativamente rígidas, a la torsión ofrecen cierta resistencia y a la flexión con la mano, en la zona de los metatarsos se opone con bastante ímpetu, debido en gran parte a una pieza de plástico insertada en esa zona (luego hablaremos de ella) y si la soltamos de golpe retorna a su forma inicial con fuerza. Esto nos demuestra ya lo reactivas que son, veremos a ver cómo se traduce esto con ellas en los pies y en el asfalto.

    Al introducir los pies por vez primera, la sensación es de buen acogimiento, ajuste sobresaliente y también notamos la rigidez que mencionamos anteriormente. Como nos incitan a seguir descubriendo sus cualidades, nos vamos sin perder más tiempo a ver qué esconden estas Asics Gel DS Trainer 21.

     

    Mediasuela y amortiguación

    La marca japonesa no se caracteriza por cambiar lo que funciona, así de simple. La mediasuela de las Asics Gel DS Trainer 21 podría calcarse a las de su versión anterior y a las de su prima hermana Noosa Tri 11, que tantos halagos ha recibido.

    De este modo y sin andarnos por las ramas, enumeramos sus compuestos. Solyte como polímero principal, ligero y capaz de aportar gran amortiguación. En segundo lugar, el Dynamic Duomax, que ofrece a la mediasuela la rigidez necesaria para corregir situaciones de leve o moderada pronación. Como tercer elemento en pro de la amortiguación, las Asics Gel DS Trainer 21 incorporan el Gel característico y elemento estandarte de la marca, tanto en la zona del talón como en el antepié, ofreciéndonos un extra de amortiguación en las zonas de mayor impacto en la fase de aterrizaje. Con estos tres elementos dispuestos estratégicamente, hemos notado una sobresaliente compensación de todas las zonas y un equilibrio digno de una zapatilla top.

    La parte menos amable, por decirlo de alguna manera, recae en la pieza de plástico llamada Propulsion Trusstic. Esta pieza con forma de “N” está situada en la zona del arco y se prolonga por los laterales hasta la zona de los metatarsos. Lo que notamos con este elemento es que la zapatilla es bastante rígida a ritmos lentos, pero a ritmos alegres o rápidos es tremendamente reactiva y nos impulsa hasta casi pedirnos más y más velocidad.

    En definitiva, las Asics Gel DS Trainer 21 son unas zapatillas con la amortiguación necesaria para percibir comodidad, reactivas e incitadoras a la velocidad, siempre y cuando seamos capaces de moverlas con fuerza y soltura suficientes para esquivar su rigidez, que puede ser nuestra aliada si les damos caña o nuestra enemiga si nos dormimos y caemos en un ritmo trotón.

     

     

    Suela

    Uno de los elementos más contrastados de Asics son sus suelas y sus compuestos. El AHAR+ es el material de alta durabilidad que se utiliza en la suela en la parte del talón, configurado en tres bloques en forma de herradura y con unas ranuras para facilitar y suavizar la transición. En la zona del antepié por el exterior nos encontramos con el DuraSponge, que aporta un agarre fantástico y, aunque mínima, una pequeña porción de amortiguación. En el centro del antepié la composición de DuoSole en forma de “multitacos” nos ha transmitido una gran tracción y un agarre excepcional, incluso en asfalto mojado.

    La Guidance Line, utilizada en muchos de los modelos tope de gama de la marca, aparece también en las Asics Gel DS Trainer 21 para guiar nuestra pisada en todas sus fases y aportarle suavidad y armonía. Los surcos horizontales aportan también suavidad y flexibilidad en una zapatilla que requiere cierto ímpetu a la hora de doblarse. Nos encontramos por tanto con una suela bien trabajada y equilibrada que nos vuelve a aportar todo lo que podríamos demandarle, durabilidad, agarre, tracción y suavidad en la transición.  

     

    Upper

    El Upper de las Asics Gel DS Trainer 21 vuelve a gustarnos, una sola capa de un material tremendamente transpirable y que se basta y se sobra para aportarnos una dosis increíble de ajuste y sujección. Los termosellados son los únicos protagonistas a la hora de dar consistencia estructural y ocupan toda la zona desde la misma puntera hasta la zona del retropié, donde aquí sí, un contrafuerte de plástico (Clutch Counter) proporciona una gran consistencia a la zona. En las tres aperturas del contrafuerte se han colocado unas líneas reflectantes que son de agradecer en días de poca visibilidad.

    La zona de los ojales (6+1) sí viene rematada por una fina costura y los cordones semiplanos, sobre una lengüeta no demasiado ancha, proporcionan un ajuste extraordinario en combinación con la estructura de termosellados. Lo cierto es que no se nos ha presentado queja alguna en este apartado, nuestros pies se han sentido cómodos en todo momento, bien sujetos a la vez que sin agobios, dando así una muy buena sensación de confort y comodidad, que es de agradecer cuando vas a ir a ritmos exigentes.

     

     

     

    Horma

    La horma de las Asics Gel DS Trainer 21 es bastante estándar. No hemos tenido ningún tipo de problema al calzarla en varias semanas de uso. Hemos podido darle uso también con plantillas correctoras de la pisada y ello no nos ha generado ningún problema, eso sí, hay que tener en cuenta que la propia zapatilla ya nos corrige una pronación si no es severa.

    En cuanto al ajuste, diremos que es notablemente bueno en las tres zonas, eficaz, pero sin agobiar. El collar es acolchado, pero en la justa medida de una zapatilla mixta y no molesta en ningún punto.

    En definitiva, una zapatilla de base estándar, con un ajuste preciso, pero sin agobios, que permite una buena movilidad del pié y la agilidad necesaria para convertir cada zancada en un eficaz paso hacia delante.

     

     

    Dinámica

    Para empezar a hablar de la dinámica de las Asics Gel DS Trainer 21 hay que decir que las características principales en este aspecto son la versatilidad y la polivalencia. Las hemos sometido a todo tipo de situaciones y ritmos, desde series cortas de 200m. en 36”/34” a series largas de 4000m. en 13’54”. También rodajes cortos (10-12kms) de recuperación activa a 4’48’’/km y rodajes progresivos más largos (16-20kms) de 4’50’’/km a 3’28’’/km. Hemos corrido con ellas principalmente por asfalto, pero también por pista de tierra compacta, madera e incluso series en la arena. La sensación final es que hemos quedado enormemente satisfechos.

    Sin embargo, queremos puntualizar diversas consideraciones. Como intuímos por su rigidez y reactividad, nos hemos dado cuenta de que para ritmos lentos las descartaríamos, ya que mover una zapatilla que se “endurece” muy mucho por encima de los 4’20’’-4’30’’, supone un gran lastre y no la vamos a ‘’disfrutar’’. Por el contrario, hemos disfrutado mucho de las Asics Gel DS Trainer 21 haciendo los rodajes progresivos acabando fuerte y en las series de velocidad en todas sus distancias. La capacidad de “lanzarnos” que tienen es tan notoria con ellas en los pies, que uno tiene la sensación de ir encima de un proyectil que pide más y más a cada paso. Si vuestra intención es ir “rapidito”, pero sin llegar a volar, nuestras protagonistas son una grandísima opción para llevaros a casa.

     

     

    Conclusión

    Zapatilla de altísimo nivel. Las Asics Gel DS Trainer 21 son un ejemplo del gran trabajo que la marca japonesa lleva desarrollando durante décadas. Veintiuna versiones de este modelo han conseguido rediseñar y mejorar un producto de virtudes contrastadas durante años.

    Una mediasuela de categoría mayor, capaz de ofrecer muy buena amortiguación y gran estabilidad, una suela duradera y con agarre y tracción sobresalientes, ajuste buenísimo, ligereza, reactividad impresionante... y así estaríamos enumerando virtudes y cualidades infinitas. En definitiva, una zapatilla mixta tope de gama que ofrece unos resultados inmejorables.

    Nosotros podemos aconsejarla sin ningún tipo de peros para todos aquellos runners que busquen una zapatilla mixta, que pesen menos de 75 kilos y que sean capaces de moverse a ritmos, dada su versatilidad, entre 3’25’’ y 4’25’’/km. Volvemos a recordar que es un modelo para corregir una leve pronación, que no es demasiado invasivo, pero que existe una versión para corredores neutros.

     

    PROs y CONtras

     

    Pros

    -Versatilidad

    -Amortiguación

    -Reactividad

    -Ligereza

    -Ajuste

    -Agarre

    -Durabilidad

     

    Contras

    -Rigidez

    VÍDEO



    DATOS TÉCNICOS

    TESTSFresh Foam Vongo - New BalanceGel DS Trainer 21 - Asics
    Talla US99
    Talla US11.5