Glide 8 - Adidas

Glide 8 - Adidas

Publicado hace 361 día(s)

Introducción

Poco hay que comentar que no sepamos ya de la conocida marca alemana Adidas. Un referente en zapatillas, ropa y accesorios de deporte a nivel mundial. Fundada en Alemania en 1920 por Adolf "Adi" Dassler junto a su hermano Rudolf Dassler y dedicada desde un principio a crear zapatillas, pantuflas y calzado con clavos para deportistas. Hoy en día sigue siendo uno de los principales fabricantes de calzado deportivo. Esta pareja de hermanos lograron introducir su marca en un equipo de atletismo y el éxito vino cuando ficharon a Jesse Owens, un atleta que deslumbró en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936. Desde entonces, Adidas ha ido creciendo hasta convertirse en la multinacional que es ahora.
En esta ocasión, desde ROADRUNNINGReview vamos a analizar las que son probablemente uno de los buques insignia de la casa alemana: las Adidas Glide 8 Boost. Ya son muchos años de la familia Supernova Glide, y si algo funciona desde el principio, solo podemos intentar mejorarlo, no creéis? Pues si os gustaron las Adidas Supernova Glide 7, la versión 8 trae algunos cambios que seguro que ayudan a mejorar a su predecesora.

Primeras impresiones

Las Adidas Glide 8 Boost siguen la línea de saga Glide, con una construcción y diseño amplio igual que sus predecesoras. Cuando las cogemos por primera vez, notamos que su peso no es exagerado ya que no llegan a pesar mucho más de 300 g pero no estamos ante unas voladoras, eso está claro.
La tela del upper es muy suave algo elástica y perforada, con unos acabados realmente buenos. Cuando las flexamos con las manos, vemos que cuesta poco y observamos que el retorno es muy rápido.
Cuando nos disponemos a dar los primeros pasos una vez ajustadas, las Adidas Glide 8 Boost nos transmiten una comodidad excelente, como si caminásemos sobre un colchón, realmente son muy cómodas y no cuesta nada flexarlas, sin embargo las notamos algo inestables, solo esperamos que en carrera no transmitan esta inestabilidad. No cuesta nada entrar el pie, el collar es amplio y los cordones corren y ajustan realmente bien.

Mediasuela y amortiguación

Si hay una cosa que se ha de destacar de las Adidas Glide 8 Boost es que utiliza el conocido sistema Boost de la marca alemana y que están implementando en prácticamente todos sus modelos. Para que os hagáis una idea, el sistema de amortiguación Boost, es como una especie de poliespan (poliestireno expandido) que cuando lo apretamos con el dedo notamos lo blando que es y lo encontramos en toda la media suela de estas zapatillas. En este caso, la media suela está compuesta de un 55% de Boost y un 45% de EVA, que es el material que encontrábamos en la gama Glide antes de la aparición del Boost.
Las Adidas Glide 8 Boost tienen un perfil de altura medio, con una altura en la puntera de 22 mm y en la zona del talón de 32 mm, lo que hacen que tengan un drop de 10 mm, aunque la sensación que siempre he percibido es que tienen una altura mayor.
Toda esta teoría está muy bien, pero lo que nos interesa es saber qué tal funcionan en carrera, ¿no? Lo que tenéis que tener claro es saber lo que estáis buscando desde un primer momento. En este caso estamos ante una zapatilla que ofrece mucha amortiguación gracias al Boost. A medida que las utilizamos y les hacemos kilómetros, notamos que el pavimento no es tan duro, ya que el Boost absorbe muy bien los impactos impidiendo que tobillos, rodillas, cadera y columna sufran más de lo normal, pensado para aquellos corredores que no tenemos una técnica demasiado depurada. Además, el Boost de la zona del retropié, sobresale un poco de la estructura del talón lo que ayuda bastante a aquellos corredores que impactamos con los talones.
En la zona del mediopié encontramos el Torsion System, que es una pieza de plástico que aumenta la estabilidad en cada zancada y que realmente es muy acertado ponerla en este modelo, ya que el Boost es un material demasiado blando lo que haría muy instable a estas zapatillas y podría provocar torceduras de tobillos sobre todo en cambios bruscos de dirección. De todas formas, creemos que no es suficiente ya que en ocasiones notamos cierta inestabilidad.
La flexibilidad que nos ofrece la media suela Boost en la zona del antepié es realmente alta y lo mejor es que apenas cuesta flexar ya que es un material muy blando. Una de las cosas buenas del Boost es que a parte de amortiguar mucho el impacto, es muy reactivo y enseguida vuelve a su sitio, lo que en carrera nos ayuda tener una amortiguación muy progresiva y nos da un plus de ayuda adicional impulsándonos hacia adelante.

Suela

Una de las partes más importante de cualquier zapatilla a parte de la media suela, es la suela. Pues bien, las Adidas Glide 8 Boost creemos que tienen una de las mejores suelas que existen en el mercado. Concretamente es una suela de la marca alemana Continental, sí sí, la de los neumáticos de coches y motos. En este caso la suela, de unos 3 mm de grosor, recuerda mucho al caucho y lo encontramos en 2 zonas diferenciadas: la zona del antepié y la zona del retropié. En la zona del mediopié encontramos la pieza del Torsion System que es la encargada de unir ambas partes de la suela además de controlar la estabilidad. La suela de la zona del antepié presenta unas líneas transversales que favorecen la flexibilidad. También tiene unas líneas verticales que ayudan a tener una mejor adaptabilidad al terreno haciendo que no perdamos adherencia en terrenos irregulares, por ejemplo si las usamos para correr por parques o pistas forestales. La suela de la zona del retropié también encontramos unas líneas transversales que ayudan al aterrizaje y ayudan a tener una transición menos brusca y más suave.
Continental nos asegura que gracias a esta suela vamos a tener una excelente tracción en seco y mojado. La tracción es excelente en asfalto, aceras, losetas, carriles bici y tierra siempre que las condiciones sean en seco. En mojado, también tenemos una buena tracción en asfalto, pero en aceras y losetas notamos perdida de adherencia notando como resbala en alguna ocasión al traccionar y nos sentimos más inseguros en cambios de dirección, así que tendremos que ir con un poco más de cuidado cuando llueva y vayamos por este tipo de pavimentos. Lo ideal sería siempre correr por asfalto, ya que no tendremos problemas de tracción tanto si llueve como si no, pero a veces es difícil sobre todo para los que corremos por ciudades con bastante tráfico.
La suela Continental de las Adidas Glide 8 Boost está fabricada con un compuesto muy resistente a la abrasión, por lo que no van a ser unas zapatillas que se van a gastar en 2 días. Nos pueden durar entre 800-1000km según nuestro peso, y forma de correr.

Upper

Los cordones de las Adidas Glide 8 Boost son totalmente planos, no son elásticos y deslizan muy bien por toda la ojetera simétrica que tiene el upper. Enseguida podemos tensar o destensar los cordones a nuestro gusto. Las 3 bandas de la marca alemana proporcionan un ajuste excelente impidiendo que se mueva el pie. La lengüeta de un grosor medio está unida a un botín interno y proporciona más comodidad, confort y asegura que no se mueva nada durante nuestra marcha. Todo el interior está muy bien acabado, y las únicas 2 costuras que hay que forman parte del botín son planas y no se notan en absoluto.
La tela del mesh es doble y por la parte externa es suave y muy perforada, lo que favorece un transpiración muy buena. En cuanto empezamos a correr, notamos desde el primer momento la entrada de aire y es muy de agradecer sobretodo en días calurosos, ya que evita que se recalienten los pies y nos suden en exceso. La tela interna es gruesa, muy suave, muy transpirable y recubre internamente toda la zapatilla formando una especie de botín que se une a la lengüeta y que recoge todo el pie. Los termosellados de la puntera están perfectamente pegados y protegen los dedos de los pies de posibles impactos que pudiéramos tener. Toda la estructura de sujeción que va desde la zona de flexión hasta el talón da consistencia a la zona el mediopié y retropié, y es la encargada de proporcionar esa sujeción.
El collar de las Adidas Glide 8 Boost es bastante amplio pudiendo calzarlas rápidamente. Los acolchados son generosos y cuando las ajustamos notamos muy buen confort. En la zona del acolchado del tendón de Aquiles, Adidas ha utilizado el sistema S-curve, que no es más que un sistema de talón más alto que abraza al tendón evitando que se desplace ayudando a que pisemos mejor.
Aunque Adidas no lo especifica en su web, creemos las telas que utilizan en la construcción de estas zapatillas han de tener algún tratamiento antibacteriano, ya que no ha cogido malos olores después de todo el uso que le hemos dado.
Otra de las cosas a destacar, es que las 3 bandas blancas, el nombre y una zona de la estructura del talón, son reflectantes, ayudando a ser vistos de noche y es que es muy importante ser vistos.

Horma

Las Adidas Glide 8 Boost tiene un diseño cuya horma tiene más amplitud de lo normal. La amplitud del antepié es media y nos deja bastante libertad de movimiento de los dedos. La pisada en esta zona se hace bastante agradable ya que es más natural. La zona del mediopié es algo más estrecha, al igual que la zona del talón, lo que nos asegura tener en estas 2 zonas más seguridad a la hora de correr ya que nos proporciona una mejor sujeción.
Su longitud estándar junto con su horma plana y su arco medio, aseguran un gran confort, aunque personalmente prefiero las zapatillas con el arco algo más elevado. En el caso de que utilicemos plantillas especiales no vamos a tener ningún problema en ponerlas ya que no son unas zapatillas estrechas, además tienen un tallaje standard y de pisada neutra.

Dinámica

Desde el primer momento en que nos calzamos las Adidas Glide 8 Boost, notamos esa comodidad que la caracteriza. A medida que pasan los kilómetros y los días de prueba, vemos que desde el primer momento y hasta que acabamos, las sensaciones son las mismas: comodidad máxima. Creemos que el peso está en el límite de ser una zapatilla pasada, ya que es de unos 300 g aproximadamente. Durante nuestras carreras y entrenos no se notan demasiado pesadas, lo que se agradece cuando hacemos tiradas largas. El peso está bien distribuido por toda la zapatilla y su centro de gravedad es normal, aunque elevado para mi gusto personal, ya que yo prefiero estar más pegado al suelo.
Una de las cosas que más nos gustan de estas zapatillas es que su flexión es muy dócil y apenas hemos de hacer fuerza, además, su retorno es muy rápido porque el Boost es muy reactivo y nos ayudan impulsándonos hacia delante. El Boost amortigua mucho y nos ofrece mucho confort, pero tiene el inconveniente que nos aísla bastante del suelo y perdemos sensibilidad, aunque es un mal menor ya que básicamente correremos con ellas por asfalto y superficies muy duras y llanas. Alguna vez que lo hemos hecho por pistas de tierra con alguna piedra saliente, la sensación es parecida, aunque tiene la ventaja de adaptarse con bastante facilidad en zonas irregulares.
Una de las cosas que se agradecen del Boost del talón es que al no tener una técnica de carrera muy depurada y entrar con el talón, éste absorbe muy bien ese fuerte impacto minimizándolo mucho y favoreciendo una transición muy homogénea para tener un despegue con más impulso.
Las Adidas Glide 8 Boost son de pisada neutra y no llevan ningún tipo de control de pronación lo que hace que tengamos una pisada algo más natural, pero a veces es un inconveniente no tener este tipo de ayuda, ya que en tiradas muy largas o días que salimos a correr que no estamos al 100% nuestros pies pronan de forma automática.
Los ritmos para los que aconsejamos estas zapatillas es a partir de 4:00 min/km en adelante, a que si nuestros ritmos son más rápidos deberemos ir a otro tipo de zapatilla. Pero hemos de tener en cuenta que se tratan de unas zapatillas más para entrenos que para carreras, aunque podemos hacer competiciones sin ningún tipo de problema. Cuando hacemos cambios de ritmos, responden a la perfección gracias su gran flexibilidad y los días que hacemos series van a ser unas muy buenas candidatas ya que nos son unas zapatillas que estrechen demasiado la zona de los pies y cuando acabemos no vamos a notar dolorida esta zona.

Conclusión

Una vez más, estamos ante unas zapatillas que estamos seguros que será una superventas por todas las ventajas que ofrecen. Gracias a su sistema de amortiguación Boost que absorbe muy bien los impactos y proporcionan un gran confort, las Adidas Glide 8 van a ser las candidatas perfectas para aquellos corredores que busquen las máximas prestaciones en todos sus entrenos. Creemos que son ideales para corredores de hasta 90kilos y cuyos ritmos no sean más rápidos de 4min/km.
Por su peso, son ideales para entrenos, tiradas largas, series y carreras no más largas que la distancia de maratón.

PROs y CONtras

Pros:
+Amortiguación y absorción de impactos excelente.
+Muy reactiva, favoreciendo el desplazamiento hacia delante.
+Alta transpiración
+Numerosos reflectantes para ser vistos de noche.
+Muy buena sujeción.
+Suela Continental con gran tracción incluso en mojado.

Contras:
-Altura de puente baja.
-Un poco inestables.

Adidas - Sequence 9

Sequence 9 - Adidas

Publicado hace 92 día(s)

Introducción

Habíamos oído que la nueva edición de las Adidas Sequence 9 presentaba bastantes cambios y no podíamos quedarnos sin probarlas. Por eso tan pronto como pudimos, nos hicimos con un par para hacerles unos cuantos kilómetros. No es para menos, ya que estamos hablando de las zapatillas de entrenamiento con soporte para pronadores más famosas de la marca Alemana, al ser el primer modelo que combina soporte de pronación y la tecnología boost. Por ello, cuando llegaron a nuestras manos estábamos ansiosos de calzárnoslas y notar sus sensaciones bajo nuestros pies.

Como no podía ser de otro modo las Adidas Sequence 9, incorporan el exitoso sistema de amortiguación Boost de la casa alemana, que como ya es conocido consiste en un conjunto de pequeñas cápsulas esféricas de tetrapoliurietano expandido (TPU) que, además de amortiguar generan una energía que nos impulsa en cada una de las pisadas, y que mantiene sus propiedades durante cientos de kilómetros y en condiciones extremas de temperatura. Aunque en esta ocasión la marca alemana ha eliminado la denominación Boost del nombre de la zapatilla, afortunadamente mantiene este sistema de amortiguación en las Adidas Sequence 9.  

Además, se han introducido elementos de soporte y ajuste con los que intentar que las Adidas Sequence 9 sean unas zapatillas estables y equilibradas.

Muy interesados en el resultado final de esta combinación, salimos con ellas a correr y a hacer kilómetros. Estábamos seguros que con estas zapatillas en nuestro pies el calor del verano no iba a poder con nosotros. 

Primeras impresiones

Las Adidas Sequence 9 son unas zapatillas que impresionan por sus formas y especialmente por la sensación de solidez que dan a primera vista. Es una zapatilla muy robusta y eso se nota en todos los aspectos. Su peso así lo evidencia (324 gramos en el número 9 USA). Además, las líneas sobrias a las que nos tiene acostumbrada la marca alemana abundan más todavía en esa sensación.

En lo primero que nos fijamos, como no, es el boost de su mediasuela, aparece bajo una capa de EVA combinada de diferentes maneras. Además, también nos llaman la atención algunos elementos de plástico. La buena disposición de tantos elementos en un espacio tan reducido nos hacen pensar que el diseño de las Adidas Sequence 9 ha sido estudiado al milímetros. Y es que como luego diremos, se ha conseguido un grado de estabilidad y refuerzo tan elevado que casi podríamos decir que nos encontramos con unas zapatillas multideporte o al menos muy versátiles. De hecho su apariencia exterior, unida a la gama de colores, no es la habituación de una zapatilla de running.

Una vez en los pies todas estas sensaciones se confirman. Pisada amable como consecuencia del Boost y una buena sensación de soporte. Se ajustan al pie como un guante y el tacto interior es muy agradable. La sensación de comodidad de las Adidas Sequence 9 es total.  Ahora sólo falta confirmar todo lo anterior sobre el terreno.  A correr se ha dicho…!!!

Mediasuela y amortiguación

Antes que nada, debemos decir, que nos encontramos ante unas zapatillas con un diseño y una geometría muy avanzados. Se han tenido en cuenta muchos detalles para conseguir que las Adidas Sequence 9 sean unas zapatillas eficientes contra la pronación y a la vez agradables con los pies. El truco, en realidad, es dar soporte sin que se note y eso es lo que parece que hacen las Adidas Sequence 9.

La media suela de las Adidas Sequence 9 la podríamos dividir en tres partes: Amortiguación, con la tecnología Boost; soporte, con el denominado StableFrame compuesto de EVA; y reactividad, con el Torsion System. La combinación de estos tres elementos, de una forma minuciosamente estudiada proporcionar a la Adidas Sequence 9 más estabilidad, control y energía en la pisada desde el talón a la puntera.

El boost le proporciona amortiguación, pero en este caso al estar estratégicamente combinado bajo la capa del StableFrame compuesta de EVA no tiene tanto recorrido como en otros modelo de la marca, con lo que tenemos más sensación de control y una pisada más agradable. Todo ello se completa con un Torsion System específico y peculiar para esta zapatilla ya que además de cubrir el arco del pie, se prolonga en la cara interna hacia el talón.

A diferencia de lo que sucede en otras zapatillas de soporte, en este caso la tecnologia de soporte (StableFrame), se establece en el mediopié, en lugar de del talón. Por el contrario, el Torsion System no se limita a situarse en la zona del arco, como en otras marcas, sino que se extiende por toda la zona interna de la zapatilla hasta el talón donde se eleva verticalmente para dar consistencia a la parte interna de éste. Extraña combinación, pero con muy buen resultado según hemos podido comprobar.

El sistema de corrección de la pisada es muy efectivo y apenas se percibe. Es decir, un corredor neutro podría llegar a pensar que está llevando una zapatillas neutras. En este sentido el resultado eficiencia-comodidad de la Adidas Sequence 9 es excepcional. 

Suela

La suela de las Adidas Sequence 9 mantiene el concepto Stretch Web que tanto éxito ha tenido en las Adidas Ultra Boost, con un caucho del fabricante alemán de neumáticos Continental. Las propiedades de este material son realmente buenas, ya que dan a las Adidas Sequence 9 agarre, durabilidad y flexibilidad.

Su geometría ayuda tanto a la flexibilidad como a aligerar el peso de las zapatillas. Creemos que Adidas ha conseguido una buena combinación entre el boost y Continental.

En el mediopié las Adidas Supernova Sequence 9 poseen un contacto continuado con el suelo en la zona interna, donde el Torsion System queda protegido por el caucho, mientras que en la zona externa éste queda al descubierto. Parece evidente que la zona interior debe estar más protegida, ak estar pensadas para pronadores. Pero, si hay que destacar algo de la suela de las Adidas Sequence 9 es su durabilidad y resistencia. Como cuando encontramos un producto interesante intentamos llevarlo al extremo, hicimos un par de salidas con las Adidas Sequence 9 por caminos de tierra con algunos tramos muy técnicos, y para nuestra sorpresa no sólo obtuvimos muy buenos resultados en cuanto a agarre y estabilidad, sino que la suela se mantuvo intacta, incluso en las partes en las que el boost queda al descubierto apenas se apreciaron evidencias de un uso tan agresivo. La única pega, es que la pieza de TPU del Torsion System, queda algo mermada a la que empezamos a negociar con piedras.

Por el contrario, la suela pierde demasiada tracción en mojado. De hecho ante las afirmaciones de la marca acerca de su buen agarre en mojado, durante el test hicimos varias pruebas tanto el suelos húmedos, mojados y con diferentes tipos de pavimentos, y a decir verdad, en pavimento o asfalto poco rugoso y mojado (no húmedo) no supimos verle la diferencia frente a cualquier otra zapatilla de running. La pérdida de tracción en esas condiciones es manifiesta e incluso en según qué circunstancias más evidente que en otras zapatillas que no se atribuyen ese tipo de propiedades.    

 

Upper

El upper de las Adidas Sequence está compuesto de malla técnica con refuerzos termosellados y plásticos. La malla resulta bastante consistente con lo que refuerza la sensación de solidez del resto de la zapatilla y pese a que parece muy tupida la ventilación que permite es bastante aceptable.

En la parte delantera, el upper de las Adidas Sequence 9 posee una gran pieza protectora de la puntera, termosellada y bastante alta, la cual se combina con tiras termoselladas más finas que une esta pieza con el sistema de cordones. En la parte media, los paneles laterales del upper también hacen funciones de refuerzo, se ha aprovechado las tres bandas del logo de la marca, de un material más rígido, para reforzar esa zona. Además, se ha ideado un mecanismo de refuerzo en la cara interna en la que el logo de Adidas queda superpuesto mediante una tira añadida y que se ajusta al empeine al apretar los cordones. 

El ajuste del talón también es muy bueno, jugando con dos piezas de plástico a modo de contrafuertes laterales en esa zona que ayudan a encajar perfectamente el pie en esa zona y evitar desviaciones. En las Adidas Sequence 9 llama la atención la asimetría de estos contrafuertes, en los que la parte más protegida, como no podía ser de otro modo, es la cara interna del tobillo. 

El sistema de cordones (semiplanos) de las Adidas Sequence 9 es bastante bueno, con refuerzo plásticos en los ojales, los cuales están algo más alejados de lo que estamos acostumbrados. 

Horma

Pese a que aparentemente la horma de las Adidas Sequence 9 es bastante universal una vez puestas tienen las sensación de que resulta algo estrecha. El refuerzo de la puntera, las dos piezas de ajuste del talón, los paneles laterales del upper y el grosor de la plantilla de EVA (6 mm), hacen que le interior de la zapatilla resulte un poco angosto. Por el contrario, el arco no es demasiado marcado ni agresivo por lo que esa sensación de estrechez es agradable, y permitiría incluso el uso de plantillas correctores, aunque en este caso el soporte que proporciona la propia zapatilla anula casi por completo el efecto de la plantilla. 

Resulta curioso que las Adidas Sequence 9 no poseen footbed de EVA o de otro material como es habitual, sino que únicamente tienen una fina tela de fibras sintéticas que hacen de footbed. Aun así, las sensaciones siguen siendo buenas y de amortiguación amable, quizá no tanto como las